Acerca de ControlZ

Este autor no presenta ningún detalle.
Hasta ahora ControlZ ha creado 11 entradas de blog.
4 06, 2020

Hablemos de depresión

2020-06-04T10:52:39-05:004 junio, 20|

La depresión sigue siendo un tema tabú que no se trata o simplemente se evade. Las cifras de suicidios por depresión son muy alarmantes. El no hablar abiertamente de este tema, hace que el problema sea más grande y que la solución llegue tarde. Naturalmente nos cuesta reconocer que estamos deprimidos porque nos hace sentir débiles, vulnerables, pero es importante entender que todos en algún punto hemos tocado fondo, cristianos y no cristianos, todos estamos rotos, todos necesitamos ayuda.

No está mal estar triste, no es motivo de vergüenza estar deprimido. En la Biblia podemos ver a muchos hombres que tuvieron momentos de crisis, David (2 Samuel 12:15-18), Job (Job 17:7) , el mismo Jesús cuando subió a orar en el monte Getsemaní (Marcos 14:32-34)

¿Qué hacer si estoy en medio de una crisis de depresión?

Si estás pasando por una crisis de depresión, te dejo algunos consejos que pueden ser bastante útiles.

Acude a un especialista

En algunos casos es el resultado de un desorden químico en el cerebro, por eso es necesario recibir ayuda de un especialista, alguien que conozca muy bien el tema.

Cuida tu cuerpo

Aliméntate bien y realiza actividad física. Al hacer ejercicio se liberan endorfinas que ayudan a combatir la ansiedad y la depresión.

Rodéate de amigos

Cuando las cosas se ponen feas hay que ser intencional en buscar ayuda, siempre es bueno tener a alguien con quien hablar. Rodéate de gente que te quiera, apoye, entienda y que camine junto a ti. (Proverbios 17:17)

Confía en Dios

Aunque camines por el valle de sombra y de muerte Dios siempre estará a tu lado (Salmos 23:4). Cuando todo esté oscuro y parezca que no hay salida, puedes confiar y depositar tus cargas en Dios (1 Pedro 5:7).

Salir de una crisis de depresión puede ser un proceso difícil, pero no estás solo, ánimo.

 

ESCRITO POR: David Paredes

28 05, 2020

El pecado y las babosas

2020-05-28T14:11:56-05:0028 mayo, 20|

Todo comenzó cuando nos regalaron unas semillas de espinaca que sembramos en el jardín y experimentamos la emoción de tener las hojitas a nuestra disposición, orgánicas, saludables. Así empezó la aventura de sembrar cilantro, romero, menta, albahaca y, finalmente, lechuga. Todo iba de maravilla hasta una noche abrí la puerta de la casa y frente a mí se contoneaba una larga babosa. ¡Mis lechugas estaban en peligro!

Así empezó la cacería. Buscamos en Internet cómo deshacernos de la plaga y pedimos consejos. Hemos hecho de todo y debo compartir con alegría que, si antes encontrábamos 40 babosas por noche, ahora son solo cinco o seis. Sin embargo, nos dimos cuenta de algo: si queremos comer del “fruto” (hojas) de nuestras lechuguitas y espinacas, nuestra lucha contra las babosas tiene que ser constante e intencional. Descubrimos que, si nos acomodamos y nos creemos victoriosas una sola noche, al día siguiente encontraremos más y más de estos animalitos.

Me vino a la mente que lo mismo sucede con el pecado en nuestras vidas. ¿Te ha pasado que sientes que ya superaste un pecado, solo para volver a caer y quizá de una forma más dolorosa? En Colosenses 3:5 dice que debemos hacer morir lo terrenal en nosotros. La palabra griega literalmente significa “matar”. Es un imperativo (una orden) que demanda una respuesta activa y deliberada del cristiano. Los resultados de no luchar firmemente contra el pecado son fatales. Así como las babosas destruyen las lechugas, el pecado nos destruye. John Owen parafraseó así Romanos 8:13: “Mata continuamente tu pecado o este te matará a ti”. Pero ¿cómo puedo matar mi pecado?

1. En primer lugar, reconoce tu condición pecaminosa y ora para que el Señor te muestre en Su Palabra las maneras en que has permitido que el pecado te domine (Romanos 7:7-25). Luego confiesa esa transgresión (1 Juan 1:9) y ora para que el Señor te ayude a tener un verdadero arrepentimiento, es decir, a cambiar (2 Timoteo 2:24-26).

2. Celebra la verdad que Jesucristo te hizo libre del pecado (Gálatas 3:22; 5:1). Antes eras esclavo del pecado, pero Dios te redimió por medio de la muerte de Cristo en la cruz y ahora le perteneces a Él (Romanos 6:22). El Señor adquirió para ti la victoria sobre el pecado y ahora eres más que vencedor (Romanos 8:37). Y si Cristo te ha libertado, eres VERDADERAMENTE libre (Juan 8:36). ¿No te da ganas de gritar de emoción?

3. Dejar de hacer algo no es suficiente para cambiar. En Efesios 4:21-31 Dios nos da el proceso del cambio bíblico. Nos despojamos de nuestro “viejo hombre”, renovamos nuestra mente y nos vestimos del “nuevo hombre”. Empezamos dejando el mal hábito o la acción pecaminosa, después llenamos nuestra mente con los pasajes de la Palabra de Dios que hablan específicamente a nuestra lucha y finalmente reemplazamos los actos viejos por nuevas obras. El ejemplo más claro está en el versículo 28: “El que roba, no robe más, sino más bien que trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, a fin de que tenga qué compartir con el que tiene necesidad”.

4. Finalmente, pero no menos importante, pide la ayuda del Espíritu Santo. Él vive en ti para hacer morir el pecado (Romanos 8:9-14). En Gálatas 5:16-25 vemos el contraste carne-Espíritu y el texto bíblico afirma claramente que los pecados son “obras de la carne”, es decir, que las realizamos tú y yo con alevosía, premeditación y ventaja. Al contrario, las virtudes son “frutos del Espíritu”, no son nuestras obras, sino el resultado de la obra santificadora del Espíritu de Dios en nosotros.

Al igual que la cacería de babosas, es vital que realicemos estos pasos a diario. Nuestra lucha contra el pecado debe ser implacable, involucrada, activa, intencional. Y si quieres disfrutar del fruto del Espíritu, así como yo anhelo saborear mis lechugas, ¡no bajes la guardia ni un solo día! Abrázate de lo que Cristo ya hizo por ti en la cruz, depende del Espíritu Santo, llénate de la Palabra de Dios y mata tu pecado antes de que este te mate a ti.

 

ESCRITO POR: María del Carmen Atiaga

28 01, 2020

Porqué Dios quiere que abraces tu creatividad

2020-01-28T12:25:04-05:0028 enero, 20|

Es un poco embarazoso para mí admitirlo, pero siempre me ha fascinado cantar. Tal vez sea porque tengo una voz extraña y limitada, y no canto lo suficientemente bien como para cautivar a todo el que me escuche, por lo que la gracia natural de un cantante me fascina. También podría ser que por crecer en un ambiente en que todo el mundo usaba las artes dentro de la iglesia, crecí con un amor inexplicable por la música y las artes escénicas, Sin embargo, con toda seriedad, creo que lo que realmente me cautiva del canto es la expresión creativa. Hay una cierta maravilla e imaginación que solo puedes encontrar en el arte, y es algo que nosotros, como cristianos, a menudo hemos luchado por duplicar.
Hace algún tiempo, Mike Romero de Relevant Magazine escribió un artículo en el que instaba a los cristianos a abrazar su creatividad. Los humanos, argumentó, fueron diseñados por Dios para crear. Por lo tanto, la iglesia necesitaba hacer de la búsqueda y el cumplimiento de los dones artísticos una prioridad. El escribe,

«Aquí está la verdad: es imposible carecer de creatividad estando en presencia del creador. El Señor nos ha honrado con una habilidad intrínseca para crear. Diseñar belleza de la nada. Escribir, dibujar, construir, cantar y bailar por algo y alguien más grande que nosotros … »

«El Señor siempre tiene el propósito de bendecirnos con regalos, y no sería tan claro acerca de nuestra destreza creativa si no espera que lo usemos sin abandonarlo. Efesios 2:10 dice que fuimos ‘creados en Cristo Jesús para buenas obras’. Atención, gente del mundo libre, esto no significa ignorar sus dones, talentos y creatividad innata porque podrían tener demasiado miedo de lo que el mundo piensa. tú.»

Martin Luther dijo una vez:

«El zapatero cristiano cumple con su deber no poniendo pequeñas cruces en los zapatos, sino haciendo buenos zapatos, porque Dios está interesado en la buena artesanía».

Cualquiera que sea tu pasión, has sido llamado a trabajar con todo tu corazón. Si eres un atleta, entrena de tal manera que traiga gloria a Dios. Si eres un erudito o un científico, comprométete a la disciplina de la creación de Dios. Los artistas deben bailar, pintar, escribir y cantar sin temor a quien esté mirando. Y si su regalo es un servicio silencioso, sepa que Dios lo ve y está orgulloso.

Como Romero mencionó anteriormente cuando citó Efesios 2:10, «fuimos llamados por Dios para hacer buenas obras». Cualquier alegría que Cristo haya puesto en tu corazón, no tengas miedo de compartirla con los demás. En cambio, abraza tu creatividad y celebra a Dios a través de tus propios medios de adoración.

 

ESCRITO POR: Jorge Luis Rodríguez

13 08, 2019

Los jóvenes y la iglesia

2019-08-13T12:05:53-05:0013 agosto, 19|

La generación actual de jóvenes es interesante y para muchos con potencial. Sin embargo, hay quienes dudan de ellos como generación.

Aunque son posmodernos cronológicamente, creo que también sería un error decir que son posmodernos en todo. Ellos están desesperados por una gran historia para dar sentido al mundo que los rodea. Quieren significado. Están desesperados por una verdadera esperanza.

Pero la esperanza es un objetivo difícil de alcanzar en el mundo. Muchos de sus padres han puesto su esperanza en la economía y la política. Sin embargo, sus hijos ven una economía en quiebra y disturbios políticos. El futuro no parece color de rosa. Entonces, ¿qué pueden esperar si no tienen futuro?, para ellos importa el momento y la felicidad que pueden alcanzar hoy.

Los jóvenes buscan la felicidad, en los medios que ofrece el mundo (compras, entretenimiento, sexo, redes sociales). El placer es fugaz. Las relaciones, a menudo solo superficiales, se vuelven desordenadas rápidamente. El entretenimiento no puede proporcionar una satisfacción duradera. Al final, la felicidad en el mundo resulta un escape momentáneo de las realidades que atraviesan.

Búsqueda desesperada

Dadas las circunstancias, no sorprende que muchos jóvenes estén inquietos, inseguros, hastiados y busquen desesperadamente un significado para explicar todo el dolor y el sufrimiento que ven a su alrededor, y lo que implica su propia existencia. En algunas iglesias, «el grupo juvenil» se ha convertido en sinónimo de juegos exagerados, entretenimiento y enseñanza superficial. Se les dice que la vida aquí en la tierra es un desastre, pero que un día morirán e irán al cielo. Allí las cosas estarán bien.

¿Dónde se encuentran el significado y la esperanza? En Jesús

Estoy firmemente convencido de que lo que más necesitan los jóvenes de hoy es el evangelio de Cristo Jesús el Señor. Él es aquel en quien se encuentra la plenitud de Dios, y él es en quien estamos llenos (Col 2: 9-10). Además, él es quien le da sentido a esta vida.

No vino para escapar del mundo sino para redimirlo. Cuando lees los Evangelios, ves la forma en que Jesús y su reino trajeron la redención a este mundo.

Y el asombroso mensaje del evangelio es que somos transferidos al reino de redención de Jesús y al perdón de pecados (Col 1:13-14), un reino del que decimos «en la tierra como en el cielo» (Mateo 6:10). Es un reino de significado para hoy que cura a los quebrantados y fortalece a los tentados mientras viven en el mundo (pero no son del mundo).

Por eso, Pablo ruega a los primeros cristianos en Colosenses que «caminen en [Jesús], arraigados y edificados en él y establecidos en la fe, tal como se les enseñó, abundando en acción de gracias» (Col 2:7) .

Pero la suposición que hace Pablo es que a todos los cristianos, incluidos los jóvenes, se les ha enseñado este Jesús que trae el reino, el Mesías, tal como se presenta en el Antiguo y Nuevo Testamento. Este es el Jesús en quien los jóvenes de hoy pueden realmente arraigar su fe y alimentarse, crecer y establecerse.

Su pueblo, la iglesia

¿Dónde se encuentra Jesús? En la adoración de su pueblo, la iglesia. Como otros han dicho, la forma en que llegamos a conocer a Jesús es a través de los medios que nos dio: las Escrituras, el verdadero compañerismo cristiano, los sacramentos y la oración. Estas son las prácticas que por fe renuevan sus mentes de tal manera que les permite a los jóvenes ver y vivir en el mundo con un propósito y significado como seguidores de Jesús, exponen su dependencia en él y les recuerdan su necesidad de gracia.

Y estas son las prácticas que definen nuestra adoración como la iglesia, jóvenes y viejos que adoran juntos.

Mi oración es que cuando ministramos a una generación que se muere de hambre por el significado, no perdamos de vista la realidad de que estos jóvenes necesitan a Jesús, y que él se ofrece más plenamente dentro de la comunidad de la iglesia, de la cual son parte vital.

ESCRITO POR: Jorge Luis Rodríguez

23 07, 2019

Porque Él siempre está

2019-07-23T14:26:27-05:0023 julio, 19|

Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.

Isaías 41:10 (NVI)

Estoy seguro de que has escuchado la expresión: «¡La miseria ama a la compañía!» Eso generalmente tiene una connotación negativa, pero al mismo tiempo contiene una realidad básica. Cuando las cosas en la vida parecen desmoronarse, parece imperativo que tengamos a alguien cerca para ayudarnos a soportar la carga.

¿Qué sucede cuando sentimos que estamos solos en el momento de la dificultad? La respuesta es que nos cuesta mucho más lidiar con las cosas.

Los problemas pueden ser catastróficos o en varias etapas de dificultad.

Al ver los ejemplos en tu propia vida  puedes ver que todos podemos pasar por momentos en los que nos sentimos completamente solos. Elías era un gran profeta y parecía que sentirse solo no sería un problema con el que tendría que lidiar. Pero ese no fue el caso. En 1 Reyes 19:10 leemos sobre la sensación de soledad de Elías: «Él respondió: ‘He sido muy celoso por el Señor Dios Todopoderoso. Los israelitas han rechazado tu pacto, derribado tus altares y han matado a tus profetas con espada. Soy el único que queda, y ahora ellos también están tratando de matarme «.

Job desde su lado, al perderlo todo y sufrir lo inimaginable permaneció en la verdad de la presencia de Dios en su vida. Fue roto y despojado hasta de la más mínima posesión física y emocional en su vida, sin embargo sus labios siempre le daban la gloria a Dios como único hacedor de su vida.

Cuando leemos las Escrituras de hoy, vemos que cuando somos hijos de Dios, nunca estamos solos. No solo tenemos Su presencia, sino que también tenemos Su fuerza. Cuando sentimos que las cosas son demasiado para nosotros, debemos recordar que Él dice que no debemos temer ni estar deprimidos. ¿Por qué? Porque nunca nos deja ni nos abandona.

Es fácil llegar a ser tan superado con nuestras circunstancias que olvidamos que Dios tiene un plan y un propósito para nuestra vida. En medio de nuestro dolor y soledad, Él extiende sus brazos y nos llama a venir a él. No te dejes atrapar en la trampa de sentir que no hay esperanza.

Dios no trabaja en el mismo horario que nosotros. José atravesó años de soledad antes de que Dios lo elevara a la posición de poder salvar a su familia. Moisés tuvo que pasar 40 largos y solitarios años en el desierto antes de que Dios lo llamara desde la zarza ardiente y lo enviara para sacar al pueblo de Dios de la esclavitud.

Cuando sientas que estás solo y olvidado, lee el pasaje de hoy una vez más y recuerda que fue hecho para ti.  NO ESTÁS SOLO; EL SIEMPRE ESTÁ CON NOSOTROS, INCLUSO EN LA NOCHE MÁS OSCURA!. Camina con Dios hoy. Confía en Él completamente y sé de bendición a otros.

 

ESCRITO POR: Jorge Luis Rodríguez

2 04, 2019

Los verdaderos amigos son difíciles de encontrar

2019-07-07T04:53:21-05:002 abril, 19|

En ocasiones son más cercanos que la familia y, a menudo, te conocen mejor. Ellos oran por cosas más grandes que tú por ti mismo. Ellos creen contigo cuando tu fe es débil. Hacen espacio para ti cuando la vida se derrumba, y se regocijan contigo cuando todo está bien. Lo más importante es que los verdaderos amigos te recuerdan en cada encuentro quién y qué es lo más importante.

La esencia de la amistad cristiana es el compañerismo forjado en el fuego de dos convicciones: 1) Solo Jesús puede satisfacer al alma y 2) solo por su reino vale la pena vivir.

¿Enemigos disfrazados?

La amistad cristiana es un tesoro porque nos ayuda a aferrarnos a nuestro mayor tesoro.

Jesús es nuestro Pan de Vida, nuestra Agua Viva, nuestra Perla de Gran Precio, nuestra Luz, nuestra Resurrección, nuestra propia Vida. El mayor peligro para nuestras almas es que podamos abandonar el permanecer en él, seguirlo y encontrar nuestro gozo en él. Por lo tanto, el mejor regalo que un amigo puede dar es un compromiso de luchar por nuestra alegría y comunión con Cristo.

A la inversa, la peor distorsión de la amistad surge cuando un amigo nos alienta, consciente o inconscientemente, a colocar nuestro afecto en otro lugar. El apóstol Pedro, sin saberlo, realiza este tipo de distorsión en Mateo 16. Jesús les dice a sus discípulos que morirá y resucitará (Mateo 16:21). Pedro reprende a Jesús con lo que seguramente fue un comentario bien intencionado de un amigo leal: “¡Muy lejos de ti, Señor! Esto nunca te sucederá a ti ”(Mateo 16:22).

Parece la forma más profunda, genuina y hermosa de amistad, pero las palabras de Pedro lo ponen entre Jesús y su obediencia al Padre. Su ignorancia convirtió a un amigo en enemigo, al menos por un momento. «¡Apártate de mí Satanás! Tú eres un obstáculo para mí ”(Mateo 16:23). Lo que Pedro pensó que era útil, Jesús llamó un obstáculo. Lo que Pedro asumió fue una amistad piadosa, Jesús llamó oposición satánica.

Cinco marcas de la amistad cristiana

Entonces, ¿cómo podemos evitar el error de Pedro en nuestras amistades? ¿Cómo podemos ser un amigo que preserva y fortalece la fe de los demás? Aquí hay cinco maneras distintas en que las verdaderas amistades cristianas refuerzan nuestro amor por Cristo a través de nuestro amor mutuo.

1. Los verdaderos amigos elevan nuestro gozo en Dios.

El compañerismo siempre profundiza la alegría. Mi película favorita es buena cuando se ve sola, pero es mejor con un amigo. De alguna manera, una buena comida es más satisfactoria cuando se comparte. Naturalmente, arrastramos a nuestros amigos a lo que disfrutamos: «¡Tienes que ver esta película!» «¡Tienes que venir a este restaurante conmigo!»

¡Pero de todas las alegrías de la vida, Dios es el más grande! Fuimos hechos para él, para disfrutarlo y centrar nuestros corazones y vidas en él. Y como cualquier otra alegría, nuestra alegría en Dios será más plena cuando la compartamos con otras personas. Los amigos cristianos nos ayudan a disfrutar a Dios al disfrutarlo con nosotros.

Es tentador voltear y distorsionar esta fórmula usando a Dios como un medio para disfrutar más a las personas. Si solo acudimos a él para pedirle a los esposos, amigos o hijos que disfruten, eso revela que vemos a Dios como el medio para alguien más. Deberíamos estar haciendo lo contrario: buscar más de él en otras personas. Irónicamente, disfrutaremos más a nuestros amigos, cuanto más nuestras amistades se conviertan en un medio para disfrutar a Dios.

2. Los verdaderos amigos exponen el pecado en nosotros que nos mantiene alejados de Dios.

Fieles son las heridas de un amigo, pero engañosos los besos del enemigo. (Proverbios 27:6)

El pecado nos engaña. Oscurece nuestra comprensión y nos hace tontos. Tanto es así que podemos estar caminando en el pecado y convencidos de que estamos obedeciendo a Dios (piense en los fariseos). Es por eso que necesitamos desesperadamente amigos.

Necesitamos amigos que nos muestren amorosamente nuestro pecado. Necesitamos amigos que nos ayuden a ver nuestros puntos ciegos. Necesitamos amigos que hablen con honestidad brutal (Mateo 18:15) y tierna compasión (Gálatas 6:1), que nos digan la verdad acerca de nosotros mismos incluso cuando no queremos escucharla (Efesios 4:15).

Esta es una función vital de la comunidad que pocas personas quieren. Preferiríamos tener amigos que siempre nos dicen lo que queremos escuchar, que nos muestran la falsa gracia de excusar el pecado y nos dan falsas esperanzas de que podamos acercarnos más a Dios sin arrepentimiento. Pero como el pecado es un veneno para nuestras almas y un ladrón de nuestro gozo en Dios, no podemos permitirnos abandonar este tipo de amistad.

3. Los verdaderos amigos nos animan a obedecer a Dios.

Consideremos cómo animarnos unos a otros para amar y hacer buenas obras. (Hebreos 10:24; vea también Hebreos 3:13)

Si bien es cierto necesitamos amigos que nos ayuden a ver cualquier desobediencia, también necesitamos que nos animen a la obediencia. A menudo, la obediencia a Dios requiere más coraje del que podemos reunir solos. Sin el fiel ánimo de los amigos cristianos, fácilmente retrocedemos a la apatía estancada, no deseando desobedecer voluntariamente, sino que también tenemos miedo de dar un paso en la fe.

El aliento que se nos dice que demos no es un halago o una inspiración superficial. El aliento es dar coraje y fortaleza a los demás para la tarea intimidatoria que tienen ante ellos. Presentamos una visión más amplia de por qué su obediencia es importante para el reino de Dios.

Afirmamos que su obediencia glorifica a Dios y cuenta en la eternidad.

Independientemente de la forma que tome, el ánimo motiva a otros a continuar corriendo la carrera específica que Dios ha marcado para ellos.

4. Los verdaderos amigos nos traen a Dios en nuestra debilidad.

Y he aquí, unos hombres trajeron en una camilla a un hombre que estaba paralítico; y trataban de meterlo y ponerlo delante de Jesús. Y no hallando cómo introducirlo debido a la multitud, subieron a la azotea y lo bajaron con la camilla a través del techo, poniéndolo en medio, delante de Jesús. (Lucas 5: 18–19)

Caminar por la vida en un mundo que menosprecia a Dios, con nuestra carne asolada por el pecado, contra un enemigo endiablado, es demasiado difícil de intentar solos. Solos, creemos fácilmente las mentiras de Satanás. Solos, nos abrochamos bajo el peso de nuestro pecado. Solos, nos desanimamos y nos cansamos. Como el paralítico, necesitamos la ayuda de otros creyentes para llevarnos a Dios.

Entonces, ¿cómo podemos llevar a otros a Dios? Escuchamos a una hermana confesar un pecado oculto y lavarla con la verdad de que Cristo la limpió y la sanó. Podemos satisfacer las necesidades prácticas de aquellos que sufren el sufrimiento intenso en el nombre de Jesús. O simplemente podemos llevar a nuestros amigos a Dios en oración, pidiéndole que haga cosas más importantes en sus vidas de lo que podemos hacer por ellos.

5. Los verdaderos amigos nos aman por la gloria de Dios.

Hagas lo que hagas, hazlo todo para la gloria de Dios. (1 Corintios 10:31)

La idea del mundo de la intimidad en la amistad se está ganando el uno al otro: “¡No puedo vivir sin ti!” Los elogios y las promesas de devoción rápidamente dan una adrenalina breve y falsa de importancia y significado. Ciertamente necesitamos alentarnos y afirmarnos mutuamente, pero los amigos cristianos deben estar mucho más enfocados en el peso y el significado de Dios, no en los suyos ni en los de sus amigos.

Como todo lo demás, el objetivo final de nuestras amistades debe ser Dios y su gloria. Ya que nuestros corazones son propensos a vagar y adorar otras cosas, necesitamos estos recordatorios constantes de su gloria y su valor en nuestras amistades.

ESCRITO POR: Jorge Luis Rodríguez

21 02, 2019

¿Cómo estudio la Biblia sin aburrirme?

2019-07-07T04:53:22-05:0021 febrero, 19|

Si te resulta difícil leer la Biblia porque al empezar no logras concentrarte y lo poco que lees no entiendes, y sobra decir que por eso te cuesta tener estudios regulares, aquí unos tips que te pueden ayudar.

1: Ora antes de leer la Biblia. Una oración por sencilla que te parezca en la que le entregas el tiempo de lectura a Dios hace la diferencia.

2: Elige un libro de la Biblia: Cuando empiezas a estudiar la Biblia procura elegir un libro y terminarlo, de esta manera vas a entender mejor y lograrás tener continuidad.

3: Formula preguntas y busca respuestas. Esto te ayudará a ubicarte en la historia. Pregúntate sobre el lugar, la persona que habla, quienes están escuchando, el contexto, la cultura, etc. Investiga y responde estas preguntas en fuentes confiables como comentarios y diccionarios bíblicos que incluso puedes conseguir en google, esto enriquecerá tu lectura y despertarás tu curiosidad.

4: Compara la escritura en varias versiones de la Biblia. Busca el texto que estás leyendo en diferentes versiones, en algunas comprenderás mejor ciertos versículos.

4: Busca las palabras en su versión original. Procura buscar como fueron escritas las palabras en su texto original, en hebreo y/o griego; comprender su significado te dará más claridad de lo que estás leyendo.

5: Marca las partes importantes. Subraya si es posible de diferentes colores lo que más te impacto y lo que no lograste comprender bien para profundizar y aclarar dudas.

6: Toma notas: Escribe lo que Dios te ha dicho en su palabra.

Recuerda que la lectura y el estudio (de la Biblia) es para todos, aunque a algunos les resulte más fácil que a otros no deja de ser un hábito que todos podemos desarrollar.

ESCRITO POR: Michelle Rojas

20 02, 2019

¿Qué te da identidad?

2019-07-07T04:53:22-05:0020 febrero, 19|

La biblia nos dice que los seres humanos fuimos creados por Dios para no estar solos.

Luego Dios el Señor dijo: «No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada (Génesis 2:18)(NVI)

¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor! Alabaré al Señor con todo el corazón en la asamblea, en compañía de los rectos. (Salmos 111:1)(NVI)

Esto implica que pertenecemos a un grupo, a un medio social en el cual nos tenemos que desarrollar como personas. Sin embargo, muchas veces dejamos que la sociedad nos defina en vez de poner nuestro corazón y mente en Jesús, dejando que Él nos moldee a su imagen y semejanza, amándonos como sus hijos e hijas que somos.

Puedo decir por experiencia que el momento que dejas de tratar de encajar en la sociedad, o agradar a personas para que te vean bien o te acepten, es en ese momento que Dios comienza a obrar en esa área de tu vida. Te recuerda que ÉL te llamo y que fuiste creado con un propósito para este mundo, el cual es único y perfecto para ti.

Según nos escogió en Él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad (Efesios 1:4-6)(NVI)

Quién eres y cuánto vales, no es definido por nadie más que Dios. Él mando a su único hijo a morir por nosotros, el precio fue sangre.

Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas (Mateo 6:33)(NVI)

No te preocupes, Dios no te va a dejar solo, se va a encargar de darte las amistades correctas en el tiempo perfecto.

ESCRITO POR: Camila Valdéz

5 02, 2019

3 tips para ser feliz

2019-09-09T00:15:03-05:005 febrero, 19|

En nuestro día a día, las emociones nos dominan. Dejamos que lo que queremos guíe nuestros actos. La felicidad es una decisión y nuestras emociones no deberían tener el poder de controlarnos. He aquí unos tips para no dejarte llevar por las emociones.

1: Tomar el control: Cuando me siento molest@ o triste le hablo a mi cuerpo diciendo estas emociones no me controlan, yo tengo el control y decido poner mi espíritu sobre mi cuerpo y alma. El dominio propio es parte del fruto que Dios nos dio para poder guiar nuestra vida, es con su dirección y no con lo que nuestros sentimientos demandan que debemos caminar. Esto nos salvará de mucho dolor innecesario.

2: Estudiar la Biblia: Muchos comemos tres veces al día si es menos sentimos desfallecer. Así como nuestro estómago, nuestro espíritu necesita que lo alimentemos. Si no nos alimentamos nos sentimos débiles, mal genios, ansiosos y todas las faltas de carácter salen a flote. Con los años he notado que cuando le pedimos a Dios háblame por favor y empezamos a estudiar la Biblia nuestros espíritu se siente lleno como el estómago al comer un filete de carne.

3: Conversar con Dios: Despertar y saludar a Jesús; por lo tanto debería ser el primer encuentro al despertar. Poder conversar con Él todo el día preguntarle cosas por mínimas que sean así como sus gustos, sus ideas, sus motivos traen enfoque y alegría a nuestras vidas.

ESCRITO POR: Michelle Rojas

4 05, 2018

Te reto

2019-07-07T04:53:26-05:004 mayo, 18|

Jesús vino a este mundo para enseñarnos a cómo vivir, a ser luz. Dejó su comodidad por la humanidad. Vivió como ser humano, pasó hambre, dolor, engaño, marginación, rechazo y en medio de esto nos mostró justicia, paz, gozo, amor, paciencia y nos dijo “yo les he dado el ejemplo, para que hagan lo mismo que yo he hecho con ustedes” (Juan 13:15).

En el tiempo actual vemos que lo bueno es visto como malo y lo malo como bueno. Nuestros hermanos, hijos, primos, amigos están creciendo en un mundo influenciado por famosos que, en la mayoría, no inculcan principios. La pregunta es ¿qué hacemos como iglesia?

Si la iglesia hace oídos sordos para los problemas o inquietudes de los jóvenes por seguro ellos buscarán respuesta en otro lugar y es probable que sea el equivocado. Si no escuchamos el dolor de nuestros amigos, ellos buscarán una salida con otros métodos. Si como iglesia no enseñamos el valor de la familia, ésta se desintegrará.

El mundo está como está. No podemos quedarnos en la banca mirando como éste sigue destruyéndose. El papel de la iglesia es seguir el ejemplo de Jesús, anunciar al mundo las buenas nuevas con amor.

Si eres joven busca maneras de ser luz en tu ambiente. Ves que a tu compañero de clase lo pegan unos fortachones ¿qué haces? ¿callas o levantas la voz para defenderlo?

Y como dice Santiago Benavidez en una de sus canciones: “Si no llenamos la tierra con la vida de Jesús, entonces la oscuridad se disfrazará de luz”. Es nuestra responsabilidad mostrar el ejemplo del Señor y te reto a que lo hagas.

 

ESCRITO POR: Linda Espín