29 11, 2018

Una carta de esperanza

2019-07-07T23:43:31-05:0029 noviembre, 18|

Hola, sé que lo que atraviesas ahora es difícil y duele, pero a veces necesitamos una perspectiva diferente, ¿Y si estuviéramos en un rascacielos y pudiésemos ver todo esto con otros ojos?

Mirar las cosas desde arriba, definitivamente nos da una mejor perspectiva.
Será por eso que los miradores de cada ciudad se encuentran en las cimas.
Que desde la punta alta de un monte, se divisan los mejores paisajes.
Y que desde la altura de la cruz, el mismo Jesucristo fue cuando más nos amó…
Desde arriba, así es como Dios puede mirar nuestra vida.. sin las tantas limitaciones que nosotros vemos en nuestras circunstancias cuando las miramos de frente.
Qué bueno saber que existe alguien «desde arriba», que mira más allá de nuestros ojos, que nos ve con más amor del que nosotros pudiésemos imaginar, y que tiene en su mano todo el control que tú y yo, desde hace rato perdimos…

No importa la circunstancia, Dios sigue siendo Dios, sigue amándote y teniendo sueños para tu vida.
Que el Dios de las alturas, te muestre lo que él vio en ti, y que eso te impulse a perseguir, lo que tienes por delante; yo seguiré aquí, tomándote de la mano.

Te quiero.

27 03, 2017

En armonía y con respeto

2019-09-09T00:13:54-05:0027 marzo, 17|

Vivir en armonía es un anhelo de toda persona normal, pero ¿cómo se puede lograr esa convivencia armónica, respetuosa y matizada de paz con quienes nos rodean?  La ley divina dice que uno debe tratar a los demás tal y como queremos ser tratados. Pero ¿te has preguntado cómo quieren ser tratadas las personas? Pues te cuento que toda persona quiere ser alentada y animada, no solo en tiempos difíciles, sino en todo tiempo.

Todo ser humano quiere ser alentado, tanto en sus logros, como en sus momentos de fracaso, porque cada persona tiene un valor y una dignidad infinitas.

Si tú estás perdiendo el ímpetu para escalar y alcanzar los sueños de tu corazón, aún tienes una segunda oportunidad y mientras vivas siempre habrá una segunda oportunidad.  Piensa que aún hay algo o alguien que espera por ti.

“Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes, afirma el Creador, son planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza”. (Jeremías 29:11 – NVI)

Hoy es el momento ideal para soñar, así que sueña con lo que quieres ser y el tipo de relaciones que quieres construir.  Desafíate a creer en ese sueño y esfuérzate para lograrlo, con la confianza puesta en Dios Todopoderoso.

Así que comienza alentando a alguien para que tú también salgas animado y veas que el mejor regalo de la vida resulta al invertir tu propia vida en la vida de otras personas.

MDC/ag