+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
22 01, 2019

Hijos de Dios: ¿Cómo parecerte al Padre?

2019-07-07T04:56:30-05:0022 enero, 19|

Leer: Romanos 8:14-17; Juan 1;12

Cuando nace un bebé es común que la gente diga algo como. «Mira, tiene los ojos del papá.» O «Es igualito a la mamá».

Mi pregunta para tí es: Cuando una persona mira tu vida ¿A quién te pareces?

¿Pareces un hijo de Dios, o pareces hijo de alguien más?

1.Un hijo de Dios conoce a su Padre

Muchas veces he visto a un padre con su hijo y veo que son iguales. Hablan similar, actuan similar, incluso puede que estén vestidos de manera similar. ¿Pero cómo logra el hijo aprender tanto de su Padre? Pasando tiempo con él.

Lo más importante para parecernos a nuestro Padre celestial es pasar tiempo con Él. El salmista cuenta que desde el vientre de nuestra madre, como padre tierno, Dios nos conoce y nos ama. Él desea pasar tiempo con nosotros. Pero como adolescentes rebeldes, nos alejamos del Padre y ya no pasamos tiempo con Él. Ya no recordamos el sonido de su voz, no conocemos sus hábitos, sus gustos. Confundimos lo que Él quiere que hagamos con otras cosas, porque no hemos pasado tiempo hablando con Él y escuchándolo a Él.

Si tu quieres ser considerado un hijo de Dios (cristiano), debes pasar más tiempo con Él y reconocer su voz cuando te habla. Debes conocer a tu Padre. Habla con Él en oración y escucha su voz leyendo la Biblia constantemente.

2.Un hijo de Dios imita a su Padre

Cuando empiezas a pasar tiempo con una persona, inevitablemente empiezas a parecerte a ellos. Tus gustos de comida, de música, de entretenimiento… entre más tiempo pasan juntos, más se conocen y más se parecen entre los dos.

De igual manera cuanto más tiempo pasas conociendo a Dios, más empiezas a parecerte a Él. Empiezas no solo a reconocer los gustos de Dios, sino que se vuelven tus gustos también. Empiezas a ver lo que no le gusta y tampoco a tí te agrada. El progreso natural de pasar tiempo conociendo a Dios es que Su naturaleza santa empieza a reflejarse en tu vida.

Muchas veces la gente dice «Es muy dificil, ¿cómo puedo hacer lo que Dios me pide?». Es imposible. Tu naturaleza humana no te lo permite. Pero mientras más tiempo pasas conociendo a Dios, más cambia tu naturaleza. Y cuando es Cristo el que vive en ti, ya no tienes la misma naturaleza de antes, y entonces pensarás «Es muy dificil, ¿cómo voy a hacer algo que no le agrada a mi Padre?»

3.Un hijo de Dios hereda de su Padre

Los padres casi siempre acumulan riquezas para poder entregar a sus hijos como herencia. Se esfuerzan toda la vida para que al partir, sus hijos puedan tener suficientes recursos para continuar una buena vida. Y nuestro Padre Celestial es similar.

La diferencia con la herencia de Dios es que no depende de su muerte sino de la nuestra. Cuando morimos a nuestra naturaleza humana y permitimos que Dios tome el control de nuestra vida, entonces empezamos a heredar lo que tiene Dios para nosotros. La vida eterna no es algo que esperamos al morir físicamente, es algo que empezamos a disfrutar desde aquí en ésta vida, porque la vida eterna es una vida junto al Padre (Juan 17:3).

Como al hijo prodigo, Dios nos entrega nuestra herencia antes de la muerte, pero de nosotros depende qué hacemos con ella. ¿Vamos a desperdiciar lo que Dios nos ha dado? o ¿Vamos a utilizarlo como Él quiere?

 


 

Lo importante de ser hijos de Dios no es el título, o las riquezas del cielo, o algún conocimiento especial. Es simplemente el conocer al Padre, estar cerca del Él, pasar tiempo con Él. Pero la pregunta que debemos hacernos es:

¿Estoy actuando como hijo de Dios? ¿Hago honor a la familia de mi Padre? ¿O debo cambiar la manera en que vivo?

10 09, 2018

Tu aroma me mantiene enamorada

2019-07-07T04:53:24-05:0010 septiembre, 18|

Conocer personas nuevas abre puertas para hacer preguntas. Es la excusa perfecta para formularlas y saber si tienen cosas en común, a que se dedica, etc. Poco a poco vas descubriendo si será una relación temporal o si será parte de tu vida.

Es tan natural en los seres humanos este proceso, que no requiere mucho esfuerzo. Quiero que pienses por un momento en aquellas personas con las que podrías hablar horas de horas, aquellas personas que sólo con mirarte saben que estás pensando, personas con las que pasar tiempo trae nuevas baterías a tu vida, son personas muy valiosas para ti, que probablemente no quieres perder, y que podrías describir con facilidad.

Ahora quiero que pienses en Dios, en tu relación con Él, ¿Qué tanto disfrutas de conocerlo? ¿Qué tanto conoces de su carácter? ¿Eres capaz de describir su amor? ¿Sabes reconocer su olor? ¿Su voz? ¿Su mirada? ¿Que tanto disfrutas del tiempo con Él? ¿Te cuesta reconocerlo en tu día a día?

No, no estoy exagerando. Tengo la firme convicción de que la intimidad con nuestro Creador es a través de Jesucristo, su palabra es vida, su palabra habla de Él de principio a fin. Mi desafío es que conozcas a tu Señor y Salvador. Enamórate de Él, lee tú biblia buscando conocer más quién es Él. Todo lo demás tendrá sentido…el centro es Él, todo gira a su alrededor, Él es el principio y el fin. Él es Señor sobre todo.

“Y aunque vosotros antes estabais alejados y erais de ánimo hostil, ocupados en malas obras, sin embargo, ahora Él os ha reconciliado en su cuerpo de carne, mediante su muerte, a fin de presentaros santos, sin mancha e irreprensibles delante de Él, si en verdad permanecéis en la fe bien cimentados y constantes, sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, que fue proclamado a toda la creación debajo del cielo, y del cual yo, Pablo, fui hecho ministro.”

(Colosenses 1:21-23) (LBLA)

31 01, 2017

Dios te conoces mejor de lo que te conoces tú mismo

2019-07-07T04:53:37-05:0031 enero, 17|

Dios nunca está desprevenido, sea cual sea la situación o circunstancia en al que esté s en este momento, Dios o sabía de antemano. Es parte de su plan estés ahí pero pueda que no sea parte de su plan  que permanezcas ahí. ¿Me hago entender? Cuando te salva te lleva a su plan. ¡Dios es fiel! ¿Puedes saber con certeza cuán fiel es realmente?

(1Corintios 1: 9)Dios es fiel… que fuimos llamados a la comunión de su hijo Jesucristo nuestro Señor, su fidelidad está directamete relacionada con su llamado… omos llamados a una comunién. Hay otra razón por la quer haya elegido lo bajo para ponerlos en lo alto, ninguna carne se gloriará rm su presencia. Cuando te criticas en realidad criticas los logros de Dios. ¡Necesitas saber cuando extraordinario realmente eres! Nuestro Gran Creador, cuando Él quiera mostrar el universo entero, lo que Él es capaz de hacer fue la vertedero, a lo más bajo de lo bajo para obtener su material. Eso es lo que somos tu y yo. ¿Habías notado eso? ¿Sabes dónde estabas cuando Dios te encontró? Si aun estás en ese lugar, Dios te dice, suéltal@, dejame hacer lo que estas hecho para hacer.

Fueste diseñado con un futuro…

Tu padre te está llamando.

 

ESCRITO POR: Marxus

 

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí