+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
11 03, 2019

Dejé de hacer dieta

2019-03-11T09:58:15-05:0011 marzo, 19|

¿Alguna vez has pensado en el final de tu vida, tal vez como una anciana en su acogedor dormitorio, rodeada de seres queridos? ¿Qué remordimientos crees tener? Cuando me imagino este escenario, ciertamente no me veo estar llena de arrepentimiento por todos los postres que comí con amigos y familiares. No concibo lamentar no haber vuelto a mi peso de antes de mis embarazos. No quiero ser tan superficial. Entonces, ¿por qué permitiría que las dietas y el enfoque excesivo en la apariencia sean una prioridad en mi vida en este momento?

En abril de 2018, dejé de hacer dieta por completo. Fue una decisión dramática para alguien que había pasado décadas probando diferentes dietas: baja en grasa, baja en carbohidratos, contando calorías, ayunando con jugos, comiendo Paleo, comiendo limpia, contando macros: lo que sea, probablemente lo intenté. Pero como mujer pensante, sentí una creciente incomodidad con la cultura de la dieta, cuestionando qué efecto estaba teniendo en mi vida y en el propósito como hija de Dios.

Intenté hablarlo con mis amigas. «¿Por qué crees que tantas de nuestras conversaciones se centran en la comida y la dieta?» «¿Qué dice un enfoque tan intenso en lo que parecemos sobre nuestras prioridades como cristianos?» «¿Cómo podríamos usar de manera más constructiva todo el tiempo que pasamos en la microgestión de nuestros alimentos?» ¿Cuál es el impacto de todas estas restricciones de alimentos en nuestra capacidad para practicar la hospitalidad con amigos durante los almuerzos o para construir una relación con nuestros niños sobre la merienda?»
Advertencia: estas preguntas no te hacen popular en las fiestas, porque se confrontan a la sabiduría social. Nuestra cultura suele vender la mentira de que debes parecer de cierta manera específica para ser aceptable, alcanzar la felicidad, encontrar un cónyuge, tener éxito, y ser digno. Pero Dios dice que ya he sido hecha maravillosamente (Salmo 139:14). De hecho, estoy hecha a la imagen de Dios (Génesis 1:27) y, al contemplar a Dios, reflejo cada vez más la gloria de Dios (2 Corintios 3:18). Pero ¿cuánto tiempo estaba pasando contemplando a Dios? ¿Estaba todo ese enfoque en la dieta desplazando mi enfoque en Dios?
Sospeché que contemplar dietas (¡en lugar de Dios!) era un ídolo masivo en la vida de muchas mujeres, incluida yo misma. Y luego leí esta cita de Naomi Wolf, sobre como nos enloquecemos por las dietas: “La dieta es el sedante político más potente en la historia de las mujeres: una población tranquilamente loca es una población dócil.” Mientras leía esas palabras de nuevo, a través de la cosmovisión de una mujer cristiana, me di cuenta de que la dieta también era un sedante espiritual, que distraía a generaciones de mujeres de su llamado dado por Dios para luchar contra la oscuridad, brillando el amor y la luz de Dios en el mundo.
Cuando llegue a la puerta de la muerte, quiero recordar una vida plena, al servicio de Dios y de la humanidad. Quiero recordar que mi cuerpo no era un adorno para admirar, sino un instrumento para ser usado como bendición. Quiero que el peso que perdí sea el peso de cualquier concepto inalcanzable de belleza que intentara robarme la vida abundante que Dios quiere que viva ahora.

Beth Saavedra
www.vinaquito,com

30 01, 2019

La Dieta de Daniel

2019-01-30T10:19:34-05:0030 enero, 19|

Una de las metas para nuevo año es sin duda, estar saludables, pero recordemos que la salud que Dios busca en nuestras vidas, no solo es física sino integral, espíritu, alma y cuerpo.

La Biblia es el mejor vademécum que podemos encontrar. Dios en su plan divino diseño un tipo de alimentación saludable.

En el caso de Daniel, no participó de un ayuno como algunos creen, sino en una dieta, entendiendo dieta como un control y regulación del tipo de alimentos que ingiere una persona. El propósito de Daniel fue el no contaminarse ni física ni espiritualmente con lo que el Imperio consumía y estaba en contra de las leyes que Dios había establecido para los alimentos.

Hoy por hoy la dieta” Kosher “se considera una de las más saludables en el mundo siendo Israel uno de los países más longevos.

 

¿QUE CONSUMIO DANIEL DURANTE 10 DÍAS?

LAS LEGUMINOSAS: Lo identificamos como todo lo que viene envuelto en una capa como la vainita, los frijoles, las habas etc.

FRUTOS SECOS Y SEMILLAS: Semillas de girasol, pepas de sambo, nueces, tocte, pasas, arándanos, maní etc.

FRUTAS: Todas las frutas, papaya, melón, sandía, piña, manzanas, peras, mandarinas etc.

CEREALES: quinua, amaranto, avena, arroz, etc.

VERDURAS y VEGETALES EN ABUNDANCIA: Col, berros, nabos, tomates, espinacas, acelgas, champiñones, pimientos, zuquini, zambo, zapallo.

CARBOHIDRATOS: Yuca, papa, oca, camote.

MUCHA AGUA

MUCHA ORACION

Si observamos esta dieta es básicamente vegetariana, libre de proteínas animales que se empleó durante 10 días, en su primera parte. Esta dieta tiene un efecto 100% depurativo y desintoxicante.

 

ADVERTENCIA

Es importante que la persona que quiera realizar esta dieta, lo haga bajo la supervisión de un dietista-nutricionista.

 

Nutri Chef Rubén Mosquera

Director Nutrichefsitos Escuela de cocina y nutrición

Talleres para adultos, niños, consultas, conferencias, seminarios, capacitaciones.

Facebook/youtube: Nutrichefsitos

Whatsapp: 0999804380.

 

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: