2 10, 2018

Silencio

2019-07-07T04:53:23-05:002 octubre, 18|

Manejar el silencio es más difícil que manejar la palabra

Georges Clemenceau

A las personas nos gusta ser escuchados, pero pocas veces nos gusta escuchar, al igual que manejar la palabra, aprender a manejar el silencio es un arte muy complicado.

Las personas que me conocen saben que me gusta hablar y que los silencios me incomodan mucho, solo hace un par de meses atrás empecé a tratar de guardar silencio en las conversaciones y a escuchar, ya que aún cuando no estaba hablando, en mi pequeño momento de mutismo, siempre pensaba que decir, y no escuchaba completamente a las personas, por lo que me resultaba difícil empatizar con ellos. Es un ejercicio en el cual sigo trabajando, y empecé gracias a un pequeño pasaje de la biblia que se encuentra en (Proverbios 17:28) (RVR60)

Hasta el necio pasa por sabio e inteligente
cuando se calla y guarda silencio.

Salomón fue tan claro cuando escribió este proverbio, pues sabía que generalmente a los humanos nos gusta alardear de lo que somos o de nuestros logros, de cosas que desconocemos y peor aún nos gusta armar conjeturas sin antes enterarnos claramente los hechos, al hacer todo esto demostramos nuestra poca inteligencia emocional y nuestra falta de sintonía hacia las demás personas.

Después de leer este versículo, pensé en todas las veces en que debí haberme callado, en las veces en que debí haber escuchado más.

Si a ti, al igual que a mí, te cuesta guardar silencio, te presento algunos concejos que te ayudarán a practicar este ejercicio de la escucha.

  • Hacer preguntas: Es muy importante que dirijamos la conversación haciendo preguntas, de esta manera, las personas podrán expresarse más.
  • Empatizar: No todas las personas somos iguales, por la misma razón es preciso entender a la persona y no juzgarla.
  • Concentrarse: Apagar los celulares y alejarnos de cualquier distractor, es una señal de respeto para el que está hablando.

Estos son concejos muy simples, pero que ayudan a practicar el arte de escuchar.  Para terminar, quiero citar un fragmento de “Silencio”, una canción de Jorge Drexler: “No hay que desperdiciar una buena ocasión de quedarse callado”.

 

ESCRITO POR: David Paredes

22 05, 2015

4 Razones para salir a correr, ¡Ahora!

2019-07-07T04:53:59-05:0022 mayo, 15|

Corre, Corre Corazón

Llevo poco más de un año ejerciendo el correr como mi disciplina deportiva primaria. No soy rápido, no soy lento, suelo caer dentro del 40% más rápido en las carreras, solo un poquito más que promedio. Pero eso no importa, corro no porque quiero ganar un auto 0Km ni por competir en las Olimpiadas, corro porque me hace mejor persona.

1) Salud

Este es el beneficio más obvio por lo cual voy a mencionarlo primero. Hacer ejercicio me ha ayudado a controlar mi peso, mejorar mi resistencia cardiovascular, controlar mis migrañas, mejorar mi metabolismo, tener más energía… entre más beneficios. Solemos tener vidas sedentarias que incluso nos restan años de vida y arruinan nuestra salud. El ejercicio constante puede ayudar a aliviar e incluso revertir los efectos de la vida sedentaria.

2) Mente

Correr es divertido, pero correr varios kilometros no siempre es facil. El clima cambia de soleado a lluvia, de cálido a frío, de calmado a ventoso y cuando cambia no siempre dan ganas de correr. A veces te persigue un perro o hay un obstaculo o tienes que reaccionar rápido frente a un carro. Despertarse a las 5am no es divertido para nadie, NADIE. Continuar después que tus piernas te dicen que no pueden más tampoco es facil. Hacer deporte y correr largas distancias no sólo ayuda a fortalecer tu cuerpo, fortalece tu fuerza de voluntad y tus capacidades mentales.

3) Animo

Probablemente tiene algo que ver con secreción de endorfinas o algo así, pero cuando empiezo el día ejercitando el cuerpo me siento mejor, alegre. La molestia de madrugar y el cansancio físico se acaban pronto y dan lugar a sentirse genial. Yo sé que cuando no puedo darle a mi cuerpo el ejercicio que necesita, ése día voy a estar cansado y un poco decaído y no voy a poder lidiar bien con inconvenientes en la oficina.

4) Espiritu

No puedes esperar tener una vida sana sin preocuparte por cada aspecto de ella, esto incluye el espiritual. Cuando pasas largos minutos u horas en la carretera, pavimento, bosque, montaña corriendo, con nada más que tu y el mundo a tu alrededor empiezas a ver de manera diferente el mundo. En una montaña no tienes más con quién hablar, entonces hablas con Dios y logras, en ese dialogo interno, descubrir mucho sobre El y más sobre ti. Dios está presente en su creación y está esperando que tu salgas y lo conozcas.

 

Despegate de tus pantallas unos minutos. Desafíate. Cuída de ti mismo. Y sal a correr.