28 08, 2017

El Rol de los Abuelos

2017-08-28T18:08:20-05:0028 agosto, 17|

“Honra el rostro del anciano”

Todavía recuerdo cuando era niña, la alegría de visitar a mi abuela y la delicia de comer en su casa, tuve el privilegio junto con mis hermanos de ser los primeros nietos, gozamos de su amor, cuidado y corrección, crecimos seguros de su amor y contando con su defensa, para ella los padres se equivocan, nosotros solo éramos inquietos,

¡Que hermosos tiempos!, cuando ser abuelo-abuela era una honra de Dios y una gran bendición.

La vejez es un regalo de Dios, es la prueba de que hemos sido altamente bendecidos para Dios, la vejez es una etapa tan importante y los abuelos son tan valiosos, que la Biblia en varias ocasiones se refiere a Jesús como el anciano de días.

Me duele tanto en la actualidad que los abuelos se olvidan de ser abuelos y los hijos olvidamos honrar a nuestros padres y enseñar a nuestros hijos la honra, cuando en el diseño de Dios para la familia, los abuelos juegan un papel importantísimo.

¡Si al padre honra, a los abuelos doble honra”

La convivencia con los abuelos es vital para el desarrollo de los niños, porque les da:

  1. Identidad familiar, El que los niños y adolescentes conozcan sus raíces les da pertenencia emocional, el saber que tienen una familia que son parte de una historia.
  2. Los abuelitos tienen una sabiduría profunda que la misma vida les enseña y quieren ser escuchados para dejar su legado. Combinar la sabiduría del abuelo con la fuerza de los jóvenes, da madurez y alegría.
  3. Seguridad, la historia de los abuelitos y su amor dan a los niños confianza y autoestima, El saber que somos parte de un linaje que no estamos solos, y que como ellos también trascendemos.
  4. La Bendición de los abuelitos que antiguamente era una tradición, es en realidad un regalo del cielo, escuchar su corazón, a través de su bendición mora la vida de los niños y abre las ventanas de los cielos.

Como padres no privemos a nuestros hijos de la bendición de sus abuelos aún si no vives con tu pareja, no les niegues a tus hijos conocer su propia historia y sus raíces.

Es tiempo de aceptar el ser abuelos y dejar nuestro legado y de volver al principio bíblico: “Honra el rostro del anciano”

Delante de las canas te levantarás, y honrarás el rostro del anciano, y de tu Dios tendrás temor. Yo Jehová.  Levítico 19:32 (RVR1960)

25 08, 2017

HONRAR A PADRE Y MADRE

2019-07-07T04:53:32-05:0025 agosto, 17|

Aclaremos un poco la definición de Honrar a Padre y Madre.

Honra: “Respetar, Enaltecer las virtudes, velar y/o premiar los méritos de alguien aportando honor”.

En la biblia, El Señor nos menciona en Efesios 6:1-3

“Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo.

Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa;

para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra”.

Mi deber y responsabilidad delante de Dios es honrar sin negociar, actitudes (sea que ellos se comporten bien o mal) o tiempos (niñez o adultez), honra es honra y eso le agrada a Dios.

Yo honro a mis padres cuando obedezco, sobre todo mientras viva bajo su techo y su sostén, mi deber es atenerme a sus reglas, a sus condiciones (siempre y cuando estas no atenten contra mi integridad personal). Yo honro con mis bienes, mucho más si soy un adulto responsable que genero ingresos, velo por ellos, colaboro y en muchos casos hasta me encargo de sus gastos (sobre todo en la vejez).

Honro al no olvidarme de sus necesidades tanto físicas como emocionales, honro al no despreciarlos ni a ellos ni a su sabiduría (producto de su experiencia). Los honro al cumplir mis ciclos de vida en orden (estudios – profesión- trabajo- matrimonio y familia) no al revés!

Los honro cuando la gente puede hablarles bien de mí y no quejarse por mi mal testimonio o comportamiento. Los honro al vivir enrumbados a los principios que me han enseñado, los honro callando cuando quiero responder mal, los honro ayudando en casa, los honro cumpliendo con mis obligaciones y haciéndolo con buena actitud, los honro orando por ellos en lugar de criticarlos. Los honro al amarlos incondicionalmente.

Fácil? Para nada! Pero necesario….

Ahora.

El que yo honre a mis padres NADA tiene que ver con que yo cumpla sus caprichos, sus sueños frustrados o su voluntad sin chistar. No confundamos un amor incondicional con sumisión extrema.

Mis padres saben que yo daría mi vida por ellos, (aunque Cristo ya la entregó un día- murió y resucitó); sin embargo yo no vivo a través de sus ojos, porque soy un ser autónomo, digno y libre de tomar mis propias decisiones.

La manipulación NO ES AMOR!

Tengo la capacidad y responsabilidad de cumplir mis metas, mis sueños y de tomar mis propias decisiones de vida; con esto me estoy refiriendo (cuando soy adolescente) a elegir mi forma de vestir, mi estilo de música, mi comida favorita, etc. Cuando adulto puedo elegir qué carrera estudiar, donde trabajar, Yo Y NADIE MÁS QUE YO elijo a mi pareja (con la guía del Señor) y sí señores, yo decido con quien casarme….yo elijo mi casa, mi carro, mis compras, mis viajes, mis amigos.

La guía de nuestros padres es maravillosa, sus consejos son invaluables, y el discernimiento que Dios ha puesto en sus corazones es real! Sin embargo no podemos mutar nuestro propio discernimiento, ni nuestras convicciones, ni hacer caso omiso a lo que Dios nos diga a nosotros o hacia a donde él nos guíe, so pretexto de distorsionar el “honrar”.

Padres, gracias por tanto, los amamos y bendecimos, y que Dios nos de vida para aportar bienestar a las suyas!

Hijos, busquemos al Señor, él jamás se equivoca y en su infinita misericordia nos enseñará el cómo, dónde y cuándo…

 

 

ESCRITO POR: Karol Denysse