+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
14 11, 2017

¿Cuál es la mejor Inversión que puedes Hacer?

2019-09-09T00:13:07-05:0014 noviembre, 17|

¿Sabías que los negocios de funerarias venden trajes para los difuntos? Son para personas que quieren ser enterradas en traje y no tienen uno. ¿Sabes cuál es la diferencia de los trajes para difuntos de los trajes comunes? ¡No tienen bolsillos! ¡Es verdad! No los necesitas porque no puedes llevarte nada contigo.

Pero eso no significa que no puedas hacer inversiones para la vida eterna. ¿Cómo lo haces? Invirtiendo en personas que van para allá. La generosidad es una inversión, comenta en Dr. Rick Warren.

La Biblia dice: “Diles que usen su dinero para hacer el bien. Deberían ser ricos en buenas acciones, generosos con los que pasan necesidad y estar siempre dispuestos a compartir con otros. De esa manera, al hacer esto, acumularán su tesoro como un buen fundamento para el futuro, a fin de poder experimentar lo que es la vida verdadera.” Eso le dijo san Pablo a su pupilo Timoteo.

Cada vez que eres generoso con una persona pobre, un amigo o un vecino, Dios dice que estás amontonando tesoros en el banco del cielo. Tu tiempo en la tierra es solo alrededor de 80, como mucho 100 años, pero vas a vivir trillones de años en la eternidad.

Cuando ayudas a otras personas con tu tiempo, tu dinero, tus recursos – lo que sea que tengas – estás de hecho haciendo una inversión en el cielo. La Biblia dice, en Proverbios: Servir al pobre es hacerle un préstamo al Señor; Dios pagará esas buenas acciones.

25 04, 2017

La inversión más rentable del mundo

2017-04-25T10:51:26-05:0025 abril, 17|

Uno de los objetivos comunes de todos los buenos inversionistas es el deseo de maximizar el retorno de sus inversiones. Ese es tanto un objetivo estratégico como una manifestación de alta responsabilidad, que redunda en beneficio pasa socios y usuarios. Pero ¿cómo podemos lograr que,en términos de «inversión de vida», utilicemos al máximo las habilidades, dones, experiencias y otros recursos que hemos recibido de Dios?

Si queremos hacer una revisión estratégica y responsable, debemos fijarnos primero en la calidad del mayor fundamento de la vida: Dios.  Pregúntate: «¿Estoy poniendo a Jesucristo en primer lugar en mi vida? ¿Puedo honestamente demostrar que Él es el número uno en mi vida? «

La prueba que demuestra si realmente valoro, amo y obedezco a Dios se mira en la forma en que trato a mi esposa e hijos, familiares, amigos, compañeros, clientes, proveedores y demás.

En segundo lugar, la prueba también se revela al revisar mi estado de cuenta y ver en qué estoy invirtiendo y gastando el dinero que se me ha confiado. ¿Estoy constantemente buscando maneras de invertir el capital de Dios para ayudar a las otras personas? Estoy también ahorrando una cantidad adecuada de dinero para ayudar a pagar los gastos futuros de mi vida cuando llegue el momento en que ya no pueda trabajar? ¿Estoy tomando decisiones prudentes de inversión financiera para dejar una herencia a los hijos de mis hijos, como dice en la Biblia?

En tercer lugar, tengo que ver mi agenda. ¿Cuántas horas paso en el trabajo versus el tiempo que paso con mi familia?  ¿Veo mi carrera como una posesión personal que uso para ganar dinero y gastarlo en mis propios deseos, o como una oportunidad para servir a los demás?

Y, por último: ¿Hago ejercicio para mantener mi cuerpo sano y en forma, y disfrutar de algunas actividades recreativas?

Si no has  considerado cómo estás invirtiendo tu vida,  es tiempo de hacerlo, porque las inversiones responsables dan grandes resultados. Considera que llegará, o no, el día en que Dios nos diga: «Bien hecho, buen y fiel inversionista de la vida que te di. Entra en Mi reino celestial y ¡disfruta del descanso eterno y las recompensas en el lugar que he preparado para ti!“, pero qué penoso sería que nunca escuchemos esto del Señor.

MDC/ag

10 03, 2017

Criterios para emprender un negocio (parte 2)

2017-03-10T10:51:05-05:0010 marzo, 17|

Una cuestión fundamental para administrar los riesgos inherentes a todo emprendimiento tiene que ver con el compartir esfuerzos, conocimientos, experiencias, logros y fallos. Sin duda, emprender es mejor acompañado que en soledad; esto es porque las alianzas estratégicas que construyas para el impulso de tu idea de negocio te traerán una serie de beneficios importantes, como lo escribí más extensamente en un post anterior titulado los beneficios de las alianzas estratégicas”, a saber:

  • Potencian tu propuesta de valor, enriqueciendo tus productos y/o servicios con complementos que atraerán y fidelizarán clientes.
  • Amplían los mercados, pues en tus capacidades podrás llegar a una parte del mercado, pero con el aliado correcto lograrás multiplicar esas capacidades y “llegar así a más con menos”.
  • Optimizan costos estructurales, con los aliados correctos podrás hacer que los costos de operación de tu emprendimiento se dividan entre más involucrados, distribuyendo la carga y los compromisos sobre los mismos.
  • Aumentan flujos de ingresos, si con aliados idóneos potencias tu propuesta de valor y amplías así el mercado, sin duda la facturación comenzará a crecer.
  • Incrementan recursos claves, si tu idea de negocio necesita capacidades que no tienes en términos de conocimientos, talentos, infraestructura, relacionamiento, lo puedes obtener captando los aliados que te provean dichas capacidades que necesitas.

Luego, otra cuestión importante para emprender es que dejes de lado cualquier esfuerzo por invertir tiempo en un plan de negocios con detalles extensos objetivos (más parecidos a listas de deseos que a realidades factibles y concretas), flujos de ingresos y egresos previstos a X años (que no puedes saber cuándo, ni siquiera tienes aún la certeza de si el mercado comprará lo que quieres venderle), etcétera, etcétera. El tiempo te llevará a darte cuenta de que “no existe plan de negocios que resista el primer día en el mercado”.

Los emprendimientos no se planifican porque no tienes “certezas” suficientes para hacerlo. Los emprendimientos se modelan estableciendo hipótesis de negocios que luego trabajarás en probarlas controladamente en el mercado, con el fin de determinar si son válidas o no. Para recordar cómo hacer esto te animo a volver a leer un post anterior titulado “Estrategias para implementar tu propio negocio – Parte 2”.

Entonces, el mismo tiempo que dedicas a ilusionarte con tu idea de negocio, dedícalo también a buscar los aliados idóneos para la misma. Asimismo, invierte mejor el tiempo modelando tu negocio una y otra vez hasta dar con el correcto para tu idea.

Gracias por tu lectura y nos seguimos encontrando en las entrevistas de “HCJB en casa”.

 

Nombre: Fernando Sánchez G.
Empresa:
FS & ASOCIADOS INNOVACIÓN ESTRATÉGICA
Teléfono: 
02 3325630
Mail: [email protected]
Web: www.fsasociados.biz
Facebook: FS Asociados Innovación Estratégica

MDC/ag

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí