+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
12 12, 2018

Deja un legado de generosidad

2019-09-09T00:15:07-05:0012 diciembre, 18|

¡Comparte este video si tu abuelita es la más generosa, siempre que vas a su casa sabes que serás súper bien alimentado(a) y consentido(a)! Por generaciones las abuelitas han dejado un legado de amor y nos han enseñado a compartir. HCJB alimenta con el pan de vida a miles de familias y tú puedes ser parte de este ministerio donando

10 04, 2018

CARTA A MIS PADRES – GRACIAS.

2019-09-09T00:15:23-05:0010 abril, 18|

En medio del ajetreo del día a día, quiero tomarme un momento para decirles:

Los amo. Sé que casi nunca lo digo, tal vez porque me da pena, pero en silencio y en mi mundo, siempre pienso en Uds. y en como están.

Sé que a veces puedo ser egoísta porque me encierro en mis cosas, me concentro en conversaciones o escapo de momento. Eso no quiere decir que no son importantes en mi vida, a lo mejor no sé cómo demostrarlo, peor hoy necesito decirlo.

Ahora que he crecido entiendo que no son inmortales ni superhéroes, aunque para mí siempre serán la muestra viva de un amor sacrificial, fuerte e infinito. Entre más humanos los veo más los quiero y admiro.

Desde pequeña las primeras palabras que aprendí a decir fueron esas: papá y mamá; hoy las digo con orgullo y consciente de lo que representan.

Siempre voy a necesitar de su sabiduría y consejos, de su abrazo y su nido de remanso.

La vida es corta y nos da tantas sorpresas, que si mañana no estoy, o no están, quiero que lo último que sepan de mis labios y mi corazón es que los amo y les agradezco.

Gracias por su tiempo. Su amor. He logrado saber de sus desvelos y los he visto pensado en mi futuro. Ahora sé, que un buen día yo haré lo mismo por mis propios hijos.

El poder y la persona misma desaparecerán, pero la virtud de unos grandes padres como Uds., vivirá para siempre como un legado en mi vida.

Los amo.

 

12 09, 2017

El arte de vivir

2019-09-09T00:15:48-05:0012 septiembre, 17|

¿Vives de manera que los demás estimen y te quieran imitar? ¿Te importa más ser aprobado por Dios que por las personas?  Creo que el secreto más grande para el éxito de la vida radica en la respuesta a estas dos preguntas.

Las personas gastamos centenares de horas pensando en cómo pasar  nuestros días en la tierra  y solo unos pocos minutos en cómo vivir la eternidad. ¿Será porque hacemos tan poco que no tenemos nada que perder? Me atrevo a pensar que el descuido por la vida eterna es porque no tenemos algo trascendente que ofrecer. Aún el gastar un buen tiempo pensando y filosofando en Dios puede ser irrelevante si Dios está fuera de la vida práctica y de la práctica de la vida. Por lo tanto, aunque sea bueno pensar en Dios, es mejor pasar tiempo con ÉL.

En realidad, aun quienes practicamos el cristianismo estamos distraídos de la dimensión perdurable de nuestra fe; deslumbrados por responder más a los deseos de la vida que a su significado.  Por ello Jesús advierte que: No todos los que dicen: “Señor, Señor” entrarán en el reino de los cielos, sino los que hacen la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en el día del juicio: “Señor, Señor, mira que en tu nombre hemos anunciado el mensaje de Dios, y en tu nombre hemos expulsado demonios, y en tu nombre hemos hecho muchos milagros”. Pero yo les contestaré: “Ustedes me son totalmente desconocidos. ¡Apártense de mí, pues se han pasado la vida haciendo el mal!”. Mateo 7:21-23 – BLPH (Biblia La Palabra Hispanoamericana).

Estamos para algo más grande que solo causar una buena impresión de nosotros a la gente. Dios quiere decirle algo relevante, tanto como algo agradable, al mundo por medio de nuestra vida. Eso nos pone ante la responsabilidad de dejar un legado cuyo impacto final solo se verá en la eternidad, cuando estemos cara a cara con Dios.

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: