23 02, 2022

Pescado fácil con mantequilla y limón

2022-02-23T10:33:29-05:0023 febrero, 22|

Este pescado es super fácil de hacer y solo toma 15 minutos y un puñado de ingredientes. Es un delicioso y nutritivo plato. ¡Combínalo con arroz y vegetales para un almuerzo o cena saludable! 

Ingredientes: 

  • 4 filetes de pescado blanco firmes de buen tamaño 
  • 3 cucharadas de mantequilla derretida (yo uso mantequilla con sal, pero sin sal está bien) 
  • Jugo y ralladura de 1 limón mediano 
  • 1 cucharadita de sal 
  • 1 cucharadita de paprika 
  • 1 cucharadita de ajo en polvo 
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo 
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra recién molida 
  • 3 cucharadas de aceite de oliva 
  • hojas de perejil recién picadas, para decorar y dar sabor 
  • rodajas de limón extra para servir 

Direcciones: 

  1. Usa toallas de papel para secar completamente el exceso de humedad de los filetes de pescado. Este paso es crucial para que el pescado se dore bien en la sartén. Dejar de lado. 
  2. En un tazón, combina la mantequilla derretida, el jugo y la ralladura de limón y 1/2 cucharadita de sal. Revuelve para combinar bien. Prueba y agrega un poco más de sal, si lo deseas. 
  3. En un recipiente aparte, mezcla la 1/2 cucharadita restante de sal, paprika, ajo en polvo, cebolla en polvo y pimienta negra. Presiona uniformemente la mezcla de especias en todos los lados de los filetes de pescado. 
  4. En una sartén grande y pesada a fuego medio alto, caliente el aceite de oliva. Una vez que el aceite esté chisporroteando, fríe 2 filetes de pescado a la vez para evitar que se amontonen (permite que se doren uniformemente). Cocina cada lado hasta que el pescado se vuelva opaco, se sienta algo firme en el centro y esté dorado por fuera. Rocía ligeramente un poco de la mantequilla de limón que ya preparaste, mientras se fríe, reservando el resto para servir. Ten cuidado de no cocinar demasiado, ya que eso dará como resultado una textura más dura.  
  5. Sirve el pescado con la salsa de mantequilla de limón restante, perejil picado y rodajas de limón. 
10 01, 2019

Cómo tratar los síntomas de la gota con remedios de origen natural

2019-01-10T11:30:41-05:0010 enero, 19|

  1. Beber una infusión de jengibre

Preparar té de jengibre permite reducir los efectos sintomáticos de la gota.

 

Un estudio demuestra que el uso del jengibre es favorable para el tratamiento de este tipo de artritis.

Beber el té de jengibre permitirá reducir la inflamación y el dolor. También se puede añadir el jengibre en la preparación de comidas.

Otra opción es mezclar polvo de jengibre con unas gotas de agua y aplicar sobre la zona afectada.

  1. Beber un vaso de jugo de limón

Un estudio reciente muestra cómo el jugo de limón es beneficioso para tratar a pacientes con síntomas de la gota y otro tipo de afecciones.

El limón tiene componentes que permiten contrarrestar el exceso de ácido úrico en el cuerpo y a aliviar todo tipo de hinchazón.

Se recomienda beber dos veces al día el zumo de limón con algo de agua.

  1. Comer cerezas

La ingesta de cereza reduce la presencia repentina de los síntomas de la gota, según han respaldado una serie de estudios.

La cereza tiene componentes antioxidantes que permiten desinflamar las articulaciones.

Comer una dosis de 20 cerezas sirve de antídoto para contrarrestar los síntomas de la gota.

Además, su alto contenido de vitamina C permite normalizar el ácido úrico en la sangre.

9 01, 2019

Preparado casero para quitar el aspecto amarillento de las uñas

2019-01-09T10:46:33-05:009 enero, 19|

3 ingredientes indispensables para un buen preparado casero

  1. Limón

El limón contiene enzimas que le brindan propiedades para blanquear cualquier superficie. Es un elemento muy utilizado en productos de limpieza porque ayuda a eliminar la grasa y los malos olores. Además, se caracteriza por ser un antiséptico y antifungicida muy potente.

Para elaborar el preparado es necesario frotar un trozo de limón sobre las uñas. Si causa ardor o dolor, se puede usar un algodón o hisopo. Hay que dejar que el líquido actúe unos 15 minutos y retirar con agua templada.

Otra opción es remojar las uñas en el jugo de limón durante 10 o 15 minutos. Luego, se frotan con un cepillo de cerdas suaves, se lavan con agua y, para evitar que la piel se reseque, se aplica crema hidratante. Esta opción no solo ayudará a eliminar el color amarillo de las uñas: al mismo tiempo les otorgará luminosidad.

  1. Vinagre blanco o vinagre de manzana

El vinagre es un producto que, además de quitar el color amarillento de las uñas, también permitirá que crezcan sanas y fuertes. Tiene propiedades antifúngicas. Además, si las manchas se deben a los efectos de los esmaltes, el vinagre disminuirá el oscurecimiento de esta área.

El preparado casero es muy sencillo: en un bol se debe colocar agua tibia y vinagre blanco o de manzana en la misma proporción.

Allí se introducen las manos o pies y dejan remojar durante unos 15 o 20 minutos. Luego se masajean las uñas, se limpian con una toalla y listo. Este tratamiento se debe repetir dos veces a la semana, durante al menos un mes.

  1. Bicarbonato de sodio

Se trata de uno de los mejores blanqueadores que nos ha proporcionado la naturaleza. También es un excelente exfoliante, así que ayudará a eliminar todas las impurezas de las manos y pies.

El bicarbonato de sodio siempre se debe juntar con algún líquido para convertirlo en una pasta y poder aplicarlo sobre las uñas.

Para el preparado casero, en un bol se debe mezclar una cucharada de aceite de oliva, el jugo de un limón y bicarbonato de sodio.

Luego se frota sobre las uñas con un cepillo y se deja actuar durante al menos 10 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, se retira con agua. Este procedimiento se repite dos veces a la semana hasta que no queden rastros de las manchas.

Ingredientes

1 cucharada de bicarbonato de sodio (9 g)

½ cucharada de aceite de oliva (7,5 ml)

½ cucharada de vinagre blanco (7,5 ml)

El jugo de dos limones

Preparación y aplicación

Se mezclan en un bol todos los ingredientes hasta obtener una pasta arenosa que permitirá exfoliar y blanquear las uñas.

Luego, con un cepillo de cerdas suaves, se aplica sobre las uñas con movimientos circulares. Se deja reposar la crema a lo sumo durante 15 minutos, y luego se remueve con agua.

Al final, se aplica crema hidratante o algún aceite cosmético para evitar la resequedad de la piel.

Se debe repetir el procedimiento hasta quitar el color amarillo.

Estos preparados no se deben emplear sin ningún tipo de control, ya que podrían generar efectos adversos. Ante cualquier duda, lo ideal es buscar asesoría con un especialista.

Remedios caseros para mejorar el aspecto de las uñas  Remedios caseros para mejorar el aspecto de las uñas

Las uñas son un factor importante en la estética o la vanidad de las personas. También pueden reflejar rasgos de la personalidad.

8 11, 2018

Agua con limón en ayunas: esto es lo que notan las personas que la toman

2018-11-08T16:51:15-05:008 noviembre, 18|

Al tomar un vaso de agua tibia con limón nada más levantarnos favorecemos la eliminación de toxinas acumuladas durante la noche a la vez que alcalinizamos nuestro organismo

Agua con limón para combatir el estreñimiento

En caso de que padezcas problemas reiterados con el correcto funcionamiento del tránsito intestinal, te recomendamos beber agua tibia, casi caliente, combinada con el jugo de medio limón. Los cítricos y el agua caliente nos permiten hacer remitir las retenciones y ablandar las heces.

Si estás pasando por una infección urinaria, debes saber que uno de los remedios naturales más conocidos es tomar esta combinación tan eficaz.

El limón nos ayuda a equilibrar el pH de la sangre para conseguir un ambiente más alcalino en el tracto urinario y, por tanto, combatimos esas bacterias dañinas que nos enferman.

Di adiós al mal aliento

Casi todos nosotros nos levantamos por la mañana con mal sabor de boca y sequedad. Beber agua de limón puede combatir las bacterias presentes en la lengua y aportarnos, además, un agradable frescor que elimina al instante el mal aliento.

Una vez más, hemos de ensalzar el indudable poder de la vitamina C. Si deseas combatir resfriados y curar infecciones de una forma más rápida, no olvides consumir cada día agua con limón.

Ahora bien, si en la actualidad estás pasando por alguno de estos problemas, no olvides añadir al agua con limón una cucharada de miel. De esta forma aumentamos sus propiedades curativas.