23 01, 2018

Un corazón con perspectiva es firme

2019-09-09T00:12:54-05:0023 enero, 18|

Un corazón limpio tiene una perspectiva de influencia muy amplia. El rey Salomón dijo: “El que ama la pureza del corazón y habla con gracia tendrá al rey como amigo”. Proverbios 11:22-NTV.  La perspectiva es comprender algo desde un marco más grande de referencia, es la habilidad de percibir la manera en que las cosas están interrelacionadas y después juzgar su importancia comparativa y el significado que de eso derivaría.

En un sentido espiritual, significa ver la vida desde el punto de vista de Dios. En la Biblia las palabras «comprensión», «sabiduría» y «discernimiento» tienen que ver con la perspectiva. Lo contrario de la perspectiva es el «endurecimiento del corazón», «ceguera» y «simpleza».

El pueblo de Israel pudo ver lo que Dios hizo, a su favor, pero Moisés pudo comprender el por qué Dios lo hizo, esta es la diferencia entre el conocimiento y la perspectiva. El conocimiento es aprender lo que Dios ha dicho y hecho, perspectiva es comprender porque Dios lo dijo o lo hizo.

La perspectiva nos ayuda a resistir la tentación. Sin perspectiva nos dejamos llevar por nuestras inclinaciones naturales, por nuestros instintos. “Hay caminos que el hombre considera rectos, pero que al final conducen a la muerte.» (Proverbios 14:12 RVC)

La perspectiva nos ayuda a lidiar con las pruebas. Cuando contamos con la perspectiva de Dios en nuestras vidas «Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de los que lo aman»(Romanos 8:28 NTV). La perspectiva fue una de las razones por las cuales Jesús pudo soportar la cruz «Debido al gozo que le esperaba, Jesús soportó la cruz, sin importarle la vergüenza que ésta representaba.» (Hebreos 12:2 NTV)

La perspectiva nos protege del error. Si alguna vez los cristianos han necesitado estar arraigados en la verdad, es ahora. El pluralismo ha hecho que todas las cosas en nuestra cultura sean confusas, el problema no es que nuestra cultura no crea en nada, sino más bien que cree en todo, la perspectiva es el antídoto.

Si como creyentes, nuevos y maduros cultivamos conocimiento y perspectiva, los resultados nos ayudan a tener una fe más sólida y «Ya no seremos como niños, que ahora piensan una cosa y más tarde piensan otra, y que fácilmente son engañados por las falsas enseñanzas de gente astuta, que recurre a toda clase de trampas.» (Efesios 4:14 TLA).

Tomado ya adaptado de: pastorrick.com

6 04, 2016

Malas noticias

2019-07-22T02:40:44-05:006 abril, 16|

Has escuchado alguna vez la frase ¨sin malas noticias no hay buenas noticias¨, bueno lo cierto es que esta frase está llena de verdad, pues verás sin el antónimo (lo opuesto) no sabríamos el significado real de las cosas, por ejemplo sin la noche no sabríamos qué es el día, sin el frío no sabríamos qué es el calor, sin lo malo no sabríamos qué es bueno, etc.

En este caso específico quiero exponer que los momentos malos en la vida de un no creyente como de un creyente son completamente normales, qué quiere decir esto, que todos en la vidas vamos a tener altos y bajos, cuando pasamos dificultades en nuestras vidas podemos apreciar más los momentos de estabilidad. Ahora la diferencia de los momentos malos y buenos entre un creyente y un no creyente está en que el creyente, cree en que Dios es soberano y está en control de toda circunstancia y el no creyente no.

Soy creyente y en mi caminar me he encontrado con muchas personas que cuando algo les sale mal o no va como esperaban se preocupan y empiezan a examinarse para detectar en qué están pecando porque según ellos, por eso no les va bien, pues bien la autoevaluación debe ser constante, no solo en la prueba, esta disciplina dirigida por el Espíritu Santo nos ayuda a reconocer lo malo que hay en nosotros y cambiar, porque sin su ayuda no lo lograrímos. Alguna personas incluso levanta juicios sobre otros, tal persona está en dificultad, seguro es porque está en pecado. Dios nos ayude a no caer en eso.

La verdad detrás de tales aseveraciones es que a veces olvidamos que Dios es soberano en toda circunstancia, siempre, es decir, no podemos evitar que lo que él ha planeado suceda, lo que sí podemos hacer es confiar en él. Y claro acudir a él siempre en oración, muchas veces a pedir un milagro pero sabiendo que si no se nos concede, él no deja de ser Dios.