+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
3 03, 2024

El descanso renueva el corazón y la mente

2024-03-03T06:28:35-05:003 marzo, 24|

Todos necesitamos momentos de descanso. Los necesitamos diariamente, semanalmente y mensualmente para refrescar y renovar nuestros corazones y mentes. Jesús tomó tiempos de descanso. Dios ordenó uno para Elías después de su agotadora confrontación con los profetas de Baal. Incluso el ciclo de la creación tiene un tiempo de descanso incorporado.

El descanso también se logra cambiando nuestro enfoque a algo nuevo, cambiando nuestra rutina o cambiando nuestra ubicación geográfica (ir de vacaciones). La alteración de nuestras rutinas, incluso por poco tiempo, puede tener grandes beneficios.

Estoy fascinado por la declaración en las Escrituras que se encuentra en la narración de la Creación y que expresa que después de toda Su obra, Dios «descansó». ¿Por qué? No me parece probable que el Dios omnipotente del cielo y la tierra se canse. Si fuera el caso, no sería omnipotente.

Cuando pensamos en «descansar», el enfoque tiende a estar en el «cómo», pero entender el «por qué» del descanso es igualmente importante. Ya sea que se trate de unas vacaciones de un mes o de una pausa de 15 minutos para tomar café, descansamos para poder disfrutar de la bondad de Dios. El reposo de Dios se creó con el propósito de deleitarnos en Su obra creativa.

Los detalles cotidianos de la vida con frecuencia abruman y ahogan la verdad de que vivimos en la presencia de Dios. Los tiempos de descanso, breves y prolongados, ayudan a que nuestro corazón y nuestra mente se reenfoquen en esa verdad.

Espero que tenga la oportunidad de tomarse unas vacaciones. Incluso si no puede, espero que encuentre breves momentos en los que pueda practicar el descanso. Que cada uno de nosotros sea más sensible a la realidad de la vida en la presencia de Dios, el deleite que Él siente en nosotros y Su pasión por que conozcamos Su bondad.

Pero ahora mismo puede tener un tiempo para descansar, quizás hacer una siesta y si es a varios kilómetros de distancia, mejor.

 

 

 

 

 

 

20 07, 2017

Guillermo Marconi (Galería de la Fe)

2019-09-09T00:15:52-05:0020 julio, 17|

En nuestros recorridos por los amplios pasillos de la Galería de la Fe nos hemos encontrado con hombres y mujeres de ciencia que pese a sus profundos conocimientos no abandonaron su fe. Este es el caso de este hombre, un ingeniero e inventor italiano que inició con la transmisión de la radio a larga distancia, desarrolló la «Ley de Marconi» y un sistema radio-telegráfico pionero. Su nombre es Guillermo Marconi.

A pesar de que la ciencia jugaba un papel fundamental en su vida, para Marconi la fe en Dios era mucho más importante, y él no estaba apenado de ser cristiano y científico a la vez:

“Cada paso que la ciencia hace nos lleva siempre nuevas sorpresas y logros, y sin embargo, la ciencia es como una luz débil luz de una linterna parpadeante en un bosque profundo y espeso, a través del cual la humanidad se esfuerza por encontrar su camino hacia Dios. Es sólo la fe la que puede llevar a la luz y servir de puente entre el hombre y el Absoluto.

Me siento orgulloso de ser cristiano. Yo creo no sólo como cristiano, sino como un científico también. Un dispositivo inalámbrico puede entregar un mensaje a través del desierto. En la oración, el espíritu humano puede enviar ondas invisibles a la eternidad, las ondas que alcanzan su meta en frente de Dios.”

Marconi habló de fe en el poder de la oración:

“Creo que sería una gran tragedia si los hombres perdieran su fe en la oración. Sin la ayuda de la oración quizás yo hubiera fallado en lo que he tenido éxito. Al permite alcanzar lo que he hecho, Dios ha hecho de mí un mero instrumento de Su voluntad, por la revelación de Su propio poder Divino.”

En una carta a su esposa María Cristina (París, 1 de Abril 1927) Marconi escribió:

«No pienses que estoy desagradecido a Dios por Su bondad y por Su benevolencia, a quien le debo tanto, todo. Dios me ha dado este amor eterno y todopoderoso, y creo que Él lo ha hecho para mi propio bien y, me atrevo a creer, que también por el tuyo.”

Un gran científico, pero aún más grande en la fe, Guillermo Marconi.

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: