1 05, 2022

El trabajo como una expresión de adoración al Creador

2022-05-01T08:11:37-05:001 mayo, 22|

He tenido muchos y diferentes trabajos. Mi primer trabajo, cuando tenía trece años, fue cortar hierba para nuestro pastor. Después de eso, y antes de convertirme en pastor, trabajé como consejero de campamentos y luego como asociado de ventas en tiendas minoristas. He manejado carretillas elevadoras, tractores y bombas en una fábrica, he lavado platos en una cocina, entregado periódicos, sacado mala hierba como trabajador de mantenimiento de jardines, y configuré sistemas informáticos como asistente administrativo. Algunos de los trabajos fueron geniales, algunos de ellos los odié. Pero aprendí una cosa.

Tener un trabajo, ser capaz de satisfacer mis necesidades y las de los demás a través del trabajo, es una gran bendición. ¡Fuimos creados para el trabajo! Cuando el pecado entró en el mundo, nuestra responsabilidad de trabajar no cambió, pero ahora el pecado hace que en ocasiones el trabajo se convierta en una carga. El trabajo puede parecer insignificante, nuestros roles pueden ser menospreciados, y nuestros empleadores pueden aprovecharse de nosotros. A pesar de todo eso, el trabajo es un regalo de Dios (Eclesiastés 2: 22-24).

Para el antiguo Israel, el trabajo era una forma de adoración. Aunque tendemos a pensar en la adoración en el contexto de un servicio dominical, en el Antiguo Testamento la idea de «adoración» se expresaba a través del «trabajo».

 Construir el Templo o cosechar, fueron considerados actos de alabanza.

 Dios nos coloca en su creación para trabajar para Él. Administramos los recursos del Creador en Su creación, y representamos al Rey en Su Reino. Dondequiera que Dios nos haya colocado podemos hacer nuestro trabajo como si fuera el trabajo de Dios.

El trabajo es adoración. La mayor exaltación a nuestro Dios y la demostración de su bondad, es a través del trabajo bien hecho, con diligencia, alegremente y respetando a aquellos que Dios ha puesto sobre nosotros. Esto parece una tarea imposible a menos que recordemos que el trabajo es adoración. Encontrar significado en nuestro trabajo, es un regalo de Dios. ¡Los regalos deben ser celebrados! Gracias a Dios, hoy por tu trabajo cualquiera que éste sea. Es el regalo de Dios para ti.

14 02, 2019

AL AMOR DE MI VIDA

2019-09-09T00:15:02-05:0014 febrero, 19|

Hola, pensar en ti es sonreír y agradecer al cielo por cada segundo que comparto a tu lado.

Hoy entiendo que esperarte valió la pena, que cuidar mi corazón, mi vida y mi cuerpo para ti, fue una buena decisión, pero de todas, la más acertada eres tú.

Puedo vivir sin ti, lo sé, pero no quiero, al contrario, quiero los días que me restan a tu lado. Los sueños, las locuras, las risas y los llantos.

Miro atrás y veo todo lo que hemos construido, hemos sido valientes al asumir el reto de amarnos y de hacerlo bien, como el cielo manda.

En este viaje, tú eres mi mejor aliado, mi mayor cómplice y mi maestro. Eres todo eso que un día soñé a los pies del Señor, y mucho más.

Gracias por todo lo que eres, por inspirarme, por hacerme sonreír en los días más difíciles; por no dejarme caer, por lavar mis heridas y levantar mi rostro. Por pelear por mí.

Porque en tu imperfección, me deleito, aprendo de tu gentil corazón y me conmueve tu bondad. Gracias por buscar ser la mejor versión de ti, para mí.

Me siento orgullosa de quien eres y de la maravillosa persona en la que te conviertes, aquí he estado, estoy y estaré para aplaudir tus triunfos, librar batallas contigo y recordarte cada día, que Dios sigue creyendo en ti y en nosotros.

Miro atrás y estás tú, miro junto a mí y aquí estás, quiero que llegue el mañana y seguir viéndote cerca mío.

Gracias, por tanto, por todo, porque a tu lado son mis mejores días, y uno como hoy, agradezco al cielo porque estás tú y porque estamos juntos, hasta el final.

Te amo.

24 12, 2015

El regalo más grande

2019-07-07T04:53:52-05:0024 diciembre, 15|

Navidad casi está aquí !! ¿Qué es lo que más te entusiasma? El no tener la escuela o un día libre de trabajo? Pasar tiempo con la familia y los amigos? Recibir regalos? Comer una gran cantidad de alimentos? O tal vez la época de Navidad para ti es difícil debido a las situaciones familiares en casa o problemas financieros. Sea cual sea la situación, tenemos un mayor don, un regalo que no puede ser quitado debido por circunstancias. Este regalo se inicia desde el principio del Génesis. La caída del hombre, la promesa de la redención de Dios, la profecía de Jesucristo que vendría al mundo. El milagro y el regalo no es sólo el Hijo del hombre naciendo de una virgen. El verdadero milagro y  regalo es que Jesús vino a adoptarnos en su familia. El regalo más grande es que Jesús vino a rescatar nuestros corazones rotos y cansados, para darles descanso, esperanza y estar con nosotros. No tenemos que estar solos … nunca! Tenemos un padre, el Padre que da plena sanación a nuestras almas.

«La virgen concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamarán Emanuel» (que significa «Dios con nosotros») (Mateo 1:23).

Si estás sol@ en esta temporada, recuerda, no estás sol@. Dios está contigo; contigo y no contra ti. No ignores o alejes el regalo más grande de la temporada. En su lugar, profundiza y ve lo que Dios te ha prometido.