30 11, 2017

¡EL PAVO ESTA LISTO!

2019-07-07T04:53:31-05:0030 noviembre, 17|

El pavo está listo. Y a la mesa están los tíos, la abuelita y los niños inquietos, quizás este escenario te parece conocido, pues es el panorama que nos vendieron para una “navidad perfecta”. No hay problema en querer imitar este espíritu navideño que alimenta propuestas capitalistas, pues a la larga podemos adoptarla en nuestros hogares para crear un ambiente de unión en el que estén presentes: el perdón, la paz y la solidaridad. Pero se vuelve un escenario vacío y casi melancólico cuando lo miramos desde otra perspectiva.

Hagamos un viaje a través  del tiempo a las tierras del Medio Oriente, allí en algún lugar de Israel hace dos mil años, mientras las  personas se encontraban afanadas por pasar tiempo con su familia, trabajar, vestir bien, comer bien o simplemnete vivir su vida. El Salvador del mundo estaba naciendo, ellos desconocían esto, pero estaban tan preocupados en otros asuntos que ni si quiera se molestaron en hablar con Dios. Ni sospechaban que a pocos minutos de ahí estaba naciendo Él, aquel creador del universo, en una cama de heno, junto a estiércol de animales y paredes de madera.

¿Te parece familiar este escenario? Si no es así déjame volver a la escena donde el pavo está a punto de salir del horno mientras los niños esperan ansiosos sus regalos, justo en aquella casa donde los invitados se han puesto sus mejores galas, todos expectantes. ¿A qué? A que sean las doce, mientras tanto el anfitrión de aquel lugar luce su mejor traje y muestra la mejor cara de su casa ¿ahora ya puedes ver el parecido? Espero que lo siguiente te desestabilice por un instante. Quizá nosotros estamos tan preocupados por cumplir a carta cabal las instrucciones para una navidad perfecta que ni nos hemos percatado que: a pocos minutos de allí, no precisamente en el centro comercial más próximo si no a lado en las calles, o tal vez en los basureros, casi siempre en los lugares más recónditos, está naciendo el príncipe de paz en el corazón de algún niño, joven o anciano. Pero debido a las compras y los arreglos tal vez, de alguna manera este detalle se nos esté pasando por alto.

A sí que cada vez que escuches la frase: El pavo está listo. De pronto quieras pensarlo dos veces antes de gritar de emoción, quizá en algún lugar cercano a tu casa este naciendo Jesús y tú te estás perdiendo la oportunidad de estar ahí, en primera fila, junto al estiércol y heno.

 

 

3 04, 2017

¡Todo o nada!

2019-07-07T04:53:36-05:003 abril, 17|

El tema de este texto es la historia de pascua. Pero quiero hablar de hechos históricos, quiero hablar de lo que paso y que lo significa para nosotros. Hay dos opciones: ¡Todo o nada!

Es un hecho histórico que Jesús vivió y tuvo que morir a la cruz. Cautivaron a Jesús y llevaron ante la justicia. Pero el no cometió ningún crimen, no robo nada, no cometió un asesinato, ninguna cosa mala. El afirmó que él es el mesías, el hijo de Dios. Por eso le preguntaron si él es era mesías. Pero el no respondió nada, no dijo que no pero tampoco dijo que sí. Él no se defendió. Si él decía que no es el mesías, no pasaba nada, y él sabía eso. Pero él se decidió por la muerte.

Por una muerte muy muy dolorosa. La crucifixión era la muerte más feroz en ese tiempo. Los condenados sufrían diversas horas en agonía antes de morir. Las más frecuentes causas de muerte a causa de la crucifixión era la asfixia, colapso circulatorio y fallo cardiovascular. Antes de crucificar a alguien, los soldados romanos azotaban a los condenados en público. No se conocía una muerte más dolorosa, más fuerte que la crucifixión, y Jesús se decidió por esta muerte.

La crucifixión de Jesús, son hechos históricos. La pregunta ahora es, ¿porque Jesús no dijo nada? ¿Porque acepto la crucifixión y los dolores? ¿Qué razón tubo él paea aceptarla? Con decir: No soy el mesías. ¡Nada más! se hubiese librado de todo ese sufrimiento.

Hay dos opciones: Jesús fue un hombre súper loco o fue el mesías en realidad. Fue solamente un loco que fue a una muerte dolorosa, o fue el mesías quien murió por cada de nosotros, por nuestros pecados. Para la resurrección no hay pruebas históricas, pero tampoco hay refutaciones.

¡Eso es la pregunta más importante! ¿Quién es Jesús para ti? ¿Es un loco, o es el mesías quien murió por nuestros pecados? ¿Crees que él venció la muerte?

La pregunta no es si Jesús vivió, o si el murió en la cruz, ¡no! ¿quién es Jesús para ti de manera  personal? Yo creo que Jesús no fue tan loco y murió por loco y nada más. Creo que él nos dio su amor en la cruz. Él nos mostró el amor de Dios. Gracias a su muerte somos libres de pecado si vivimos con Dios. La muerte de Jesús es el centro de lo que significa ser cristiano.

¿Qué significa la muerte de Jesús para ti? ¡Si tú estás viviendo sin Jesús, invítalo a tu vida! ¡Él es el camino, la verdad y  la vida!

 

ESCRITO POR: Malte Fritz