+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
11 02, 2019

Mirar a los ojos cuando no quieres hacerlo

2019-02-11T10:03:35-05:0011 febrero, 19|

Una de las cosas que más temor me causaba era mirar los ojos a mi mamá y decirle que voy hacer madre soltera.

Para cuando quedé embarazada de mi hijo ya habían pasado 4 años en que yo me había convertido en hija única en la casa; mis hermanos se habían casado y yo terminé siendo la consentida del hogar.

No escuché muchas cosas que mi madre con respecto a cómo llevar una relación de noviazgo, así que creí que yo sabía más que ella en esta área… pero me equivoqué.

Mirar a los ojos de mi madre rompió mi corazón, me llenó de mucha tristeza, no podía cambiar nada, solo pensaba en tener una oportunidad para cambiar las cosas.  Salmos 51:3 “Sé muy bien que soy pecador, y sé muy bien que he pecado.” Era muy real en mi vida en ese momento.

Después de haberme sentado cara a cara con mi mamá, y contarle lo que pasaba, de alguna manera me ayudó a entender que comencé a reparar las cosas. Asumir mi responsabilidad era algo que no me gustaba, hacerme la víctima era más fácil… ¡pero también eso me llevaba a seguir fallando!

Por eso quiero decirte que si estás pasando por esta situación piensa en tu parte de responsabilidad y asúmela, eso te ayudará a sanar la relación con los que confiaban en ti. Encuentra el valor en Dios, porque nada de lo que le confieses hará que te deje de amar.

Así que mira a los ojos y di la verdad.

¡No estás sola!

Vanesa Cevallos

23 08, 2018

Carta a Jesús… Soy yo de nuevo.

2019-09-09T00:12:31-05:0023 agosto, 18|

 

En mi vida existieron días en los que lo tenía todo y sentía el vacío de no tener nada, luego llegaron aquellos en los que no había nada y tan solo con tu presencia lo tenía todo.

Hubo días en los que todo era fiesta y alegría, en los que siempre sonreía; pero sabía que las cosas vanas engañaban a mi tristeza, dibujando falsamente una sonrisa.  Llegaron días en los que el dolor y la tristeza se apoderaban de mi vida, pero tan solo saberte cerca me llenaba de alegría.

Hubo tiempos en los que la gente me admiraba y aplaudía, era la atracción. Aun así, yo sabía que, a ti, a ti, no te agradaba. Pronto llegaron otros en los que nadie confiaba en mí, en los cuales todos me criticaban; pero, aun así, podía sentir, que yo causaba un brillo en tu mirada.

Hubo días de triunfos repetidos de batallas bien libradas, en los cuales a lo que le apostaba, yo ganaba; pero el fondo mi alma de derrota eterna se llenaba. Luego llegaron días en los que todo lo perdí, batallas, negocios, amigos y familia; pero a tu lado mi alma festejaba la victoria eterna de la vida.

Que loco has sido Jesús, que loca ha sido mi vida…

Que loca ha sido la ruta, que loca ha sido la vía…

Que loco he sido yo, creyéndome dueño de mi destino, que loco me creen ahora cuando les confieso que eres tú el Señor de mis caminos.

La verdad Jesús, es que ahora cuando para todos estoy perdido, es cuando más claro estoy del lugar en el cual me encuentro.

Estoy agradecido por la fortuna de reencontrarte y de disfrutar la vida a tu lado.

Vivo asombrado por el poder de tu perdón, tu gracia y tu misericordia.

Gracias Jesús, por todo lo aprendido, por el valor que me has dado…

Yo, que he probado de tu amor infinito puedo decir al fin hoy: Me he saciado.

Contigo todo lo puedo, y al fin….

¡Al fin soy yo… de nuevo!

 

ESCRITO POR: FEBRO ISRAEL S. S

ADAPTADO POR: KAROL DENYSSE

17 01, 2017

El valor de las promesas

2019-07-07T04:53:38-05:0017 enero, 17|

Estamos a mediados del primer mes del año y de seguro muchos hicimos varias promesas que han sido difíciles de cumplir. No hay mucho problema cuando son promesas que nos hicimos a nosotros mismos cómo hacer dieta, bajar de peso, hacer ejercicio o portarnos mejor con nuestros padres. El problema más grande es cuando no cumplimos promesas que hicimos a otras personas.


Cuando no cumples una promesa hay tres cosas que pasan contigo:

  1. Pierden la confianza en ti. La gente busca personas en quien confiar y cuando no cumples una promesa dejas de ser una persona confiable.
  2. Causas desilusión. Que mal nos sentimos cuando alguien no cumple lo que promete, no seas causante de una desilusión más.
  3. Nos quitan nuestra identidad. Hay una frase que utilizamos cuando alguien no cumple sus promesas y es que es “falso”… que feo.


En conclusión piensa bien antes de prometer algo o si no mejor no digas nada y en lugar de promesas que se las lleva el viento, actúa y demuestra lo que quieres hacer.

 

11 03, 2016

DOS MUJERES EN MI VIDA

2019-09-09T00:16:14-05:0011 marzo, 16|

En esta semana me dedique a pensar el tema para compartirles: que escribir con respecto al mes de la mujer.

Y decidí hablarles sobre dos mujeres en mi vida. Mi mamá y mi hermana. Las dos se parecen en mucho, empezando. Las dos son madres.

Mi mama es madre de tres hombres y una mujer. Mi hermana es madre de dos hombrecitos (uno de cinco años y el otro de cinco meses).

El tema es hablar de ellas como mujeres y no como madres.

Como mujeres las dos son luchadoras a su manera. Recuerdo que mi madre cuandovisitaba a una de sus hermanas, tenía que ir con los cuatro (hijos), se hacía ocho, pero a todos nos llevaba en buses públicos. Mi hermana es todo lo contrario, ella prefiera la comodidad de un auto particular y la mayoría del tiempo llama a mi hermano mayor para que la acompañe.

Las dos saben cocinar, tienen diferentes sazones. Por ejemplo, mi hermana sabe poner romero en las carnes (le da otro toque y sabor muy rico). Mi madre por otro lado prepara su sazón, en la batidora, pone ajo, cebolla, pimiento, perejil.

Que he aprendido de ellas:

A cocinar. me gusta cocinar, se me da fácil. Me pueden poner en una cocina y me defiendo en ella. Con receta les preparo lo que me pidan luego de aprender con receta puedo preparar lo mismo sin receta pero esta vez le pongo mi toque. Tengo entendido que a muchas mujeres no se les da esto de cocinar, pero lo hacen por su esposo e hijos. GRACIAS por el esfuerzo.

A no complicarme la vida. La vida es fácil cuando se aprende como llevarla, es decir; Dios permite que la vida nos enseñe cosas, muchas veces no aprendemos la lección y tenemos que repetir hasta dar una buen exámen y así pasar al siguiente nivel de retos. Cuando rindes bien una prueba, aprendes y te preparas para otra prueba (más complicada, como en la escuela) y eso significa crecimiento espiritual y personal.

Estas dos mujeres me han enseñado esto, muchas cosas más.

Feliz mes de la mujer, les comparto un proverbio:

El encanto es engañoso, y la belleza no perdura, pero la mujer que teme al Señor será sumamente alabada. Recompénsenla por todo lo que ha hecho. Que sus obras declaren en público su alabanza.

(Proverbios 31:30-31) (NTV)

 

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: