+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
30 10, 2017

Una Herencia Eterna

2019-09-09T00:13:12-05:0030 octubre, 17|

Cuando escuchamos la palabra herencia viene a nuestra mente dinero, propiedades, posesiones o riquezas. Muchos seres humanos pasan sus vidas trabajando sacrificialmente para dejar algo de fortuna a sus hijos; y el querer dejar algún bien a la familia después de la muerte es un deseo bueno, y también bíblico, sobre todo si tomamos en cuenta que nuestro día a día se desenvuelve en un mundo difícil y consumista. Pero nos hemos puesto a pensar conscientemente, ¿cuál es el mejor patrimonio que una persona puede recibir? o; ¿cuál es el más valioso galardón que podemos ofrecer a los seres que amamos?

“No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar. Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar”. Mateo 6:19-20 NVI

La Palabra de Dios nos enseña que existe una herencia que no se corrompe o desgasta; que la polilla de la avaricia, el pecado o el odio nunca echarán a perder; una herencia pura y perdurable. Los hijos de Dios somos herederos de Dios, y coherederos con Jesús (Ro. 8:17). Por lo tanto, al ser herederos significa que los hijos de Dios no hemos recibido todavía esa herencia prometida: la salvación plena o vida eterna. ¿Cuándo recibiremos esa vida eterna? Pablo dijo que esta vida eterna es la meta de la vida del cristiano: «…tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna» (Ro.6:22). El Señor Jesús fue bien claro al enseñar que la vida eterna no es algo que ya tengamos ahora los creyentes, sino algo que recibiremos en el futuro, en el siglo venidero (Lc.18:29-30). Por lo tanto, los que creemos en Jesucristo tenemos la vida eterna adjudicada por la fe (1Jn.5:13), esa es la herencia que Dios Padre tiene preparada para sus hijos.

Entonces, nuestra mejor herencia trasciende lo corpóreo, y es eterna. Está en la esfera espiritual para disfrutarla junto a nuestro Señor, Dios y Salvador. Y el poder pasar este privilegio a nuestros seres amados, es parte del mejor legado que podemos ofrecer, es la mejor herencia que podemos pasar, sabiendo que a quienes compartamos del amor de Jesucristo y lo acepten en su vida y corazón también heredarán la vida eterna en el siglo venidero donde ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor (Ap. 21:4).

17 06, 2016

Vida Eterna

2019-07-07T04:53:45-05:0017 junio, 16|

En el transcurso de la historia de la humanidad las personas han tratado de trascender y aún de inmortalizarse, aún hubo tiempos en que la gente buscó fórmulas para no morir nunca, en la actualidad hay una industria gigantesca dedicada a evitar la vejez.

Sabías tú que solo los nacidos de nuevo en Cristo, tenemos la manera de permanecer en el tiempo, no en las condiciones de nuestra vida actual pero por medio de la vida eterna y la salvación, nuestra vida aquí solo es el paso a una vida diferente en la presencia del Creador, las personas  buscan vivir más y mejor, las promesas de la palabra garantizan una vida sin límite en la presencia de nuestro buen Dios disfrutando del regalo más grande posible, su Santa e incomparable presencia!!!

Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación, podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor. (Romanos 8: 38-39) (NVI)

Escucha el  archivo adjunto

 

Todas las cosa que vivimos aún las mejores experiencias, no se comparan con lo que Cristo nos tiene preparado en el cielo, quiero recordarte que lo que haces y vives tiene un trascendencia eterna,  TU ERES UN AMADO Y AMADA DE DIOS, no importa  cuan dura sea la vida deja que Dios te inunde con su Amor!!!

 

ESCRITO POR: Jorge Luis Rodríguez

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: