17 12, 2023

Navidad: El cumplimiento de la promesa de esperanza

2023-12-17T11:51:58-05:0017 diciembre, 23|

Con esperanza es posible ser un sobreviviente. Y aún más.

A lo largo de los siglos, cuando las cosas parecían más oscuras, Dios ofreció a su pueblo esperanza. Esta ha sido la historia de la humanidad desde el principio. Todo comenzó con la promesa de Dios a Adán y Eva: Algún día, alguien vendría a restaurar el orden al caos que habían creado.

Hoy celebramos el cumplimiento de esa promesa de esperanza, el nacimiento del Mesías, Jesús. Dios continúa ofreciéndonos esperanza a través del nacimiento, la muerte y la resurrección del bebé que nació en Belén, hace más de 2000 años. Nuestra esperanza no es solo optimismo; es una relación restaurada con nuestro Creador que, gracias a Su amor infinito, ha hecho posible eso, a través de la vida, la muerte y la resurrección del bebé que celebramos en la Navidad.

Sin embargo, muchas personas aún viven vidas sin esperanza. Corazones lastimados, vidas quebrantadas y hogares divididos parecen destruir cualquier esperanza dentro de nosotros. Es por eso que tener a Jesús es tan importante: la esperanza, la luz que El ofrece trae sanidad, significado y propósito para nuestro presente, no solo para la eternidad. De hecho, Jesús dijo que vino para que pudiéramos tener vida y vida en abundancia.

La esperanza de Dios llega a nuestros corazones, vidas y hogares aquí y ahora. En esta temporada de Navidad, hagamos una pausa y reflexionemos sobre nuestro propio nivel de esperanza. El nacimiento de Jesús es más que una historia religiosa; su oferta de paz y alegría puede ser nuestra realidad hoy. Él nos invita a abrazar Su esperanza, Su amor, Su reconciliación con nuestro Padre. En Jesús, la esperanza ha llegado. ¡Invítalo a tu vida!

7 02, 2019

CARTA A MI BEBÉ QUE ESTÁ EN EL CIELO

2019-07-07T23:43:31-05:007 febrero, 19|

Tu paso por nuestras vidas fue una brisa suave. Fui afortunada de llevarte este tiempo en mis entrañas, sufrir contigo y por ti, pedirle a Dios por no tener que despedirme nunca. Amarte sin importarme como serías, acompañarte aún quizás sabiendo lo que me iba doler.

Ahora que ya no te siento cerca mí, ni puedo tomarte en mis brazos, volver a besarte; el dolor y el vacío de mi corazón son inmensos. Pero volvería a pasar de nuevo por todo esto, tan solo por conocerte, amarte y acunarte en mis brazos y en mi corazón como lo hice.

Fuiste una bendición para nosotros, nos diste una lección de amor, de sencillez de humildad, de lucha por la vida y de entrega impresionante. Tu paso por este mundo hizo que todo valiera la pena. El dolor que siento ahora es grande, pero el amor que te tengo es mayor. Me siento la madre más afortunada del mundo por eso.

¡Qué grande y que pequeño fuiste a la vez! Siempre estarás en nuestro corazón. Mi mayor consuelo es saber que algún día volveré a estar contigo y que esta vez será para siempre.

Dios es el único dueño de la vida y mi corazón y confianza, descansan en Él y en su perfecta voluntad.

Te amo hijo de mi alma. ¡Cuánto fruto dio tu corta vida, mi amor!

Doy gracias a Dios por pensar en mí para llevarte en mi seno.

Doy gracias porque ya eres parte de mi historia, y la de todos, los que por siempre te amaremos.

Hasta Siempre, mi pequeño gran amor.

4 02, 2019

Cómo está mamá después del parto

2019-02-04T09:28:13-05:004 febrero, 19|

Felicidades, ahora viene una nueva etapa, dormirán menos, gastarán tiempo, fuerzas y dinero… ¿Cuáles de estas frases has dicho a tus amigas o conocidas o quizá las has escuchado? Puedo asegurarte que ninguno de estos comentarios te ayudaron en los momentos «depre»

Aunque gracias a Dios no pasé por una depresión post parto «clínica» tuve episodios de mucha tristeza y ansiedad en los cuales necesité la ayuda de otras personas para salir adelante y es por eso que te pido que juntas reflexionemos en las cosas que podemos evitar hacer o decir para que otras mamitas caigan en esta situación.

La depresión post parto es una condición real:

La OMS define la depresión como “trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o apetito, sensación de cansancio y falta de concentración. Puede llegar a hacerse crónica o recurrente y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela, y la capacidad para afrontar la vida diaria.

Con esta información, enfoquémonos en lo que no debemos decir cuando hablamos con una mamita:

• No repares en que si una mamá quedó gordita o no. La ropa es la primera delatora ante el peso con el que quedamos. Muchas veces tenemos que usar la ropa maternal al por algún tiempo después del parto. No necesitamos comentar al respecto.

• No consultes sobre la producción de leche materna. Cada mamá tiene un proceso diferente en este aspecto y este es un asunto entre la mamá y el bebé.

• Puedes esperar para saber quién va a cuidar del bebé o el regreso de la licencia de maternidad. No atormentes la mamá con esa pregunta que quizá aún no ha sido resuelta.

• Para ¿cuándo el segundo bebé? ¿para cuándo el tercero? Que pregunta más incómoda… es algo que solo la pareja debe conversa, meditar sobre todo bajo la dirección de Dios. Esta es una decisión difícil de tomar… te lo aseguro.

Que te parece si cambiamos la perspectiva. Ofrezcamos consejos que edifiquen, animen, brinden esperanza. Como por ejemplo: ¿cómo puedo orar por ti? Comenta sin ser presumida sobre lo que has aprendido leyendo sobre tener un varoncito o una nena, qué música para hacer dormir al bebé te ayudó a ti?

No me refiero a que limites tus consejos, hablo de que somos tan diversas y muchas veces lo que nosotras pasamos, podría lastimar el autoestima de otras madres, muchas veces nos comparamos, nos sentimos inseguras, tristes, asustadas, y ponemos un estándar muy alto que no logramos alcanzar. No te preocupes, tómate tu tiempo, lo vas a superar… la maternidad es de toda la vida, no es de un momento. Con la ayuda de Dios, todo es posible.

31 10, 2018

CARTA A MI BEBÉ

2019-07-07T23:43:31-05:0031 octubre, 18|

No te conozco, ni siquiera sé cómo te voy a llamar. Por sueños te he imaginado y te he visto. Planeo toda mi vida junto ti y ni siquiera sé cómo es tu carita, tu mirada, pero desde ya te amo.

A poco tiempo de enterarme de que tendría un bebé, comprobé lo que me dijo mi mamá alguna vez: “El amor de una madre es único”. Por eso quise hacerte esta carta.

Estoy tan feliz de tenerte dentro de mí. Aunque te confieso que he llorado de temor y alegría; es un mix de emociones y sensaciones.

Estoy pendiente de cada sensación de mi cuerpo. Toco mi pancita y te digo “todo va a estar bien”. ¡Es un amor tan grande y diferente!

Cuando llega la hora de dormir, siempre está en mi la frase: “un día menos para conocerte y un día más junto a ti”.

Juré que cuando fuera mamá, no me iba a poner loquita por ti. Llegué a pensar que era un amor desmedido y hasta “exagerado”. Bueno, bien dicen que cuando conoces este amor, todo cambia.

Gracias hij@ por poner mi mundo de cabeza, porque no te conozco, pero te siento. Gracias por darme de nuevo vida para agradecer y sobre todo creer que los milagros existen; cada día doy gracias al cielo por ti, y confío en que Dios mismo nos dará a papi y a mí, la sabiduría, fortaleza, entrega y compromiso para rodearte siempre.

Desde ya, bienvenid@!

 

Tomado y adaptado de:  Soy mujer- Magazine

15 08, 2018

Receta para Bebés: Súper tortilla de avena, plátano y amaranto

2018-08-15T09:56:02-05:0015 agosto, 18|

INGREDIENTES (4 tortillas)

  • ½ taza de harina de avena
  • 1 plátano ceda
  • 4 cucharadas de amaranto
  • 1/3 de taza de agua

 

PROCEDIMIENTO.

Cocinar el amaranto por 25 minutos.

Escurrir y colocar el amaranto en un bowl junto con la harina de avena, y el plátano triturado, añadir, el agua y hacer una masa. Hacer bolitas pequeñas y dar forma de tortillas.

En un sartén colocar un poco de ghee y cocinar por ambos lados.

 

APORTE NUTRICIONAL

Sin duda la alimentación complementaria es la etapa más crucial en la formación nutricional de un niño, como padres es una oportunidad irrepetible de poder trabajar hábitos saludables y no dañar sus papilas gustativas.

HARINA DE AVENA: Es una excelente fuente de proteína no animal y energía de alta calidad nutricional para los bebes, tiene vitamina A, calcio, potasio, magnesio.  A pesar de la controversia científica se puede decir que la avena no contiene gluten, sino trazas de contaminación.

El PLÁTANO: Es una excelente fuente de fibra, ácido fólico, vitamina A, C y del grupo B, dentro de la receta nos ayuda a generar dulzor en la preparación sin la necesidad de añadir azúcar.

EL AMARANTO: Es uno de los cereales (pseudo-cereal) más importante desde el aporte nutricional que puede aportar en la dieta de los bebes, no contiene gluten, y es alto en lisina, un amino ácido esencial desde donde todas las demás proteínas se derivan o construyen, además de tener un alto contenido de hierro, el cual representa un nutriente crítico en edad complementaria.

 

Nutri Chef Rubén Mosquera

Director Nutrichefsitos Escuela de cocina y nutrición

Facebook-youtube: Nutrichefsitos

Whatsapp: 0999804380