+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
1 05, 2022

El trabajo como una expresión de adoración al Creador

2022-05-01T08:11:37-05:001 mayo, 22|

He tenido muchos y diferentes trabajos. Mi primer trabajo, cuando tenía trece años, fue cortar hierba para nuestro pastor. Después de eso, y antes de convertirme en pastor, trabajé como consejero de campamentos y luego como asociado de ventas en tiendas minoristas. He manejado carretillas elevadoras, tractores y bombas en una fábrica, he lavado platos en una cocina, entregado periódicos, sacado mala hierba como trabajador de mantenimiento de jardines, y configuré sistemas informáticos como asistente administrativo. Algunos de los trabajos fueron geniales, algunos de ellos los odié. Pero aprendí una cosa.

Tener un trabajo, ser capaz de satisfacer mis necesidades y las de los demás a través del trabajo, es una gran bendición. ¡Fuimos creados para el trabajo! Cuando el pecado entró en el mundo, nuestra responsabilidad de trabajar no cambió, pero ahora el pecado hace que en ocasiones el trabajo se convierta en una carga. El trabajo puede parecer insignificante, nuestros roles pueden ser menospreciados, y nuestros empleadores pueden aprovecharse de nosotros. A pesar de todo eso, el trabajo es un regalo de Dios (Eclesiastés 2: 22-24).

Para el antiguo Israel, el trabajo era una forma de adoración. Aunque tendemos a pensar en la adoración en el contexto de un servicio dominical, en el Antiguo Testamento la idea de «adoración» se expresaba a través del «trabajo».

 Construir el Templo o cosechar, fueron considerados actos de alabanza.

 Dios nos coloca en su creación para trabajar para Él. Administramos los recursos del Creador en Su creación, y representamos al Rey en Su Reino. Dondequiera que Dios nos haya colocado podemos hacer nuestro trabajo como si fuera el trabajo de Dios.

El trabajo es adoración. La mayor exaltación a nuestro Dios y la demostración de su bondad, es a través del trabajo bien hecho, con diligencia, alegremente y respetando a aquellos que Dios ha puesto sobre nosotros. Esto parece una tarea imposible a menos que recordemos que el trabajo es adoración. Encontrar significado en nuestro trabajo, es un regalo de Dios. ¡Los regalos deben ser celebrados! Gracias a Dios, hoy por tu trabajo cualquiera que éste sea. Es el regalo de Dios para ti.

19 02, 2018

Tu amistad me hace bien

2019-09-09T00:15:31-05:0019 febrero, 18|

En el día de San Valentín las parejas aprovechan la ocasión para expresar su amor a la persona amada regalándose flores, chocolates, tarjetas, cenas románticas y un sinnúmero de otros detalles.

Es una de las ocasiones en las que los que no tenemos pareja, podríamos sentirnos excluidos y tentados(as) a pensar que no somos dign(o)s del amor de un hombre o una mujer.

No obstante, más y más las celebraciones del 14 de febrero incluyen la palabra “amistad” por lo que los excluidos podemos agradecer por los amigos que Dios ha puesto en nuestro camino y también expresarles nuestro cariño.

Hay una canción de Alex Campos titulada, Tu amistad me hace bien y en uno de los versos dice:

Es ese brillo que alumbra el camino. En mi camino estarás mi amigo.

Al reflexionar sobre los amigos y amigas que Dios ha puesto en mi camino puedo decir que ellos han alumbrado mi vida con el brillo de su amistad verdadera de diferentes maneras:

  • Me ayudaron a levantarme cuando atravesaba una gran pérdida en mi vida
  • Han orado fielmente por mi
  • Me han abrazado y me han dicho que todo estará bien
  • Me han obligado a descansar y cuidar mi cuerpo
  • Me han dado momentos de mucha risa y alegría
  • Me han escuchado y dado ese consejo que necesitaba
  • Me han acercado a Dios
  • Me han incentivado, inspirado y desafiado a hacer lo mejor para mi vida.

Al hacer un inventario de lo que mis amigos me han dado, solo puedo dar gracias a Dios porque a través de ellos, Él me ha mostrado su gran amor, misericordia y protección.

Estas amistades cercanas y profundas se han fundamentado en el amor genuino, compromiso y respeto del uno al otro.  Han prevalecido a pesar de las distancias, y se han fortalecido al compartir la misma fe.

He sido bendecida y fortalecida con amistades verdaderas y mi anhelo es que Dios me use para ofrecer a otros una amistad que les haga bien, como dice la canción.

“Un amigo es siempre leal, y un hermano nace para ayudar en tiempo de necesidad” Proverbios 17:17

4 08, 2016

DIOS NOS QUIERE BIEN

2019-09-02T12:38:04-05:004 agosto, 16|

Goliat tenía la armadura de iroman menos el casco, estaba protegido todo su cuerpo menos la cabeza. Goliat tenia un escudero que lo podía dejar solo en batalla. Dios nos da una armadura completa tenemos casco y manejamos nuestro propio escudo.

Goliat tenía un discurso armado, mismo que lo repetió a los israelitas durante cuarenta días y, ellos estuvieron escuchando estas palabras por todo ese tiempo pues al día cuarenta David llegó a donde sus hermanos estaban y cambió la historia. Una mentira repetida muchas veces se vuelve una verdad en nosotros pues la hemos aceptado como cierta.

¿Que nos repite el enemigo? ¿Que nos ha venido diciendo desde hace algún tiempo? Que somos inútiles, incapaces, que no podemos, que Dios no nos usará por lo que hemos hecho, que Dios no esta con nosotros y de nuestro lado, que no merecemos nada. Lo que los israelitas escuchaban y veían era muy impactante, la presencia de Goliat los limitaba y lo que él decía los bajoneaba.

Ellos ya estaban vencidos antes de iniciar la batalla, estaban paralizados frente a Goliat.

¿Cómo ataca el gigante?

Desde mi experiencia he notado que el gigante que creemos ver, nos ataca desde nuestras debilidades (es decir: Todas aquellas cosas que sabemos que tenemos que dejar pero no queremos), pecados no confesados (vivimos en un sistema corrupto por la maldad y muchas de las veces no queremos ver al pecado como es y le damos otro nombre), culpas (arrastramos un pasado y no le dejamos ese pasado a Dios). Estas son cosas limitan nuestro crecimiento en Él y alcancemos un nuevo nivel de fe.

Cuando el gigante conoce esto, se burla de nosotros, nos hace sentir mal, con el tiempo nos llegamos a creer sus mentiras y las vemos como verdad.m Pero Dios nos quiere bien por eso nos da su armadura para vencer.

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: