+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
22 02, 2019

2019-02-22T16:19:20-05:0022 febrero, 19|

El arroz integral, el pan de centeno y la avena son los alimentos con fibra más populares. Y, dentro de las frutas, se puede mencionar la manzana, el plátano, la peras, además de los frutos secos.

 

En lo que se refiere a las verduras y hortalizas, las más populares por su gran aporte de fibra son las alcachofas, las alubias, los garbanzos, las lentejas y los guisantes.

A continuación te presentamos 2 recetas ricas en fibra para cuidar tu digestión.

  1. Ensalada de zanahoria

Ingredientes

1 pizca de sal.

2 remolachas.

3 zanahorias.

2 dientes de ajo.

6 nueces picadas.

3 cucharadas de aceite vegetal (30 g).

2 cucharadas de zumo de limón (20 ml).

Acompañante: 2 rebanadas de pan integral de avena tostado.

Preparación

Colocar una olla con agua a hervir.

Pelar y cortar las zanahorias en bastones finos.

Cortar las remolachas en dados pequeños.

Cocer las zanahorias y las remolachas en la olla.

En un tazón mediano, verter el aceite y añadir el limón, la sal y los ajos machacados.

Agregar las zanahorias, las remolachas y las nueces.

Mezclar bien y dejar reposar un rato para los ingredientes se integren.

Servir la ensalada acompañada de dos rebanadas de pan integral de avena tostado.

  1. Tortitas de vegetales

Lo mejor de la mayoría de las recetas ricas en fibra es que pueden servirse en distintas comidas. Por ejemplo, las siguientes tortitas pueden servirse como acompañante o bien, disfrutarse solas en una merienda o desayuno. ¡Todo dependerá de lo que se decida!

Ingredientes

1 plátano verde grande.

3 tazas de lentejas (450 g).

2 huevos medianos (120 g).

Sal, pimienta y ajo (al gusto).

2 ½ tazas de arroz cocido (500 g).

2 cucharadas de harina de trigo (30 g).

Aceite vegetal (la cantidad necesaria).

Preparación

Se cuece el arroz como de costumbre. Aparte, se hace lo mismo con el plátano verde.

Se corta el plátano en rodajas o en cubos pequeños.

En una taza grande se colocan el arroz cocido y el plátano verde cocido.

Se agregan las lentejas, previamente cocinadas y escurridas, la harina y los huevos bien batidos.

Se condimenta y se añade el ajo mientras se mezcla todo hasta obtener una masa homogénea.

Una vez lista la masa, se procede a elaborar tortas pequeñas con las manos. Se llevan a freír.

Cuando estén medianamente tostadas, se colocan en un plato con papel absorbente y luego se sirven.

2 04, 2017

Dios nos cuida y nos da su paz

2019-09-09T00:13:53-05:002 abril, 17|

En las últimas semanas, he escuchado con frecuencia la frase: “Y ahora, ¿qué va a pasar?”  La incertidumbre que se siente sobre el futuro lleva a las personas a sentir ansiedad, angustia y temor.

Sabemos que la preocupación no nos conduce a ningún lado, es como si alguien estuviera sentado en una mecedora: nos da algo que hacer, pero no nos lleva a ninguna parte.

No obstante, insistimos en preocuparnos por algo que sucedió y que ya no podemos rectificar; nos preocupamos por el presente, sobre el que no tenemos control y nos preocupamos por un millón de cosas que nos imaginamos pueden suceder en el futuro.

En Mateo 6:26, Jesús utiliza el ejemplo de los pajaritos que no siembran ni cosechan, ni almacenan en graneros, pero son alimentados por el Padre Celestial. Este sencillo ejemplo comunica un mensaje poderoso que debemos recordar y vivir cuando la angustia del futuro desconocido nos asedie:  Nosotros valemos más que estas avecitas, por tanto, Dios tiene un cuidado infinitamente mayor por ti y por mí.

El esperar en paz y creer que Dios nos cuidará significa aceptar que nuestras vidas están en Sus manos, que Él tiene un plan para nuestro futuro y ese plan es bueno.

En Efesios 3:20, el Apóstol Pablo dice: “Que toda la gloria sea para Dios, quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros”.

Aunque no conozcamos lo detalles de lo que vendrá, Dios sí sabe todo y nuestro futuro está en sus manos.

Que Dios nos ayude a enfrentar la vida con un corazón sereno y tranquilo, experimentando la paz maravillosa que nos ofrece y que está fundamentada en la relación que tenemos con Cristo y en la certidumbre que Él cumple cada una de sus promesas.

Sin importar cuán adverso pueda parecer el futuro, podemos tener serenidad y calma porque Dios tiene cuidado de nosotros y porque Él es nuestra paz.

Que Dios, que da esperanza, los llene de alegría y paz a ustedes que tienen fe en él, y les dé abundante esperanza por el poder del Espíritu Santo. Romanos 15:13.

MDC/ag

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: