+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
26 03, 2019

¿DEPRESIÓN, ANGUSTIA, ESTRÉS, DIFICULTADES?

2019-03-26T15:30:34-05:0026 marzo, 19|

Puede ser difícil salir de la tristeza cuando caemos en sus garras. Nuestras emociones afectan nuestras relaciones, lo cual nos afecta emocionalmente y nos hunde más profundamente en el espiral de la depresión.

En los momentos que me he sentido triste, deprimido, angustiado, desesperado y más, me ha ayudado recordar algunas verdades que enseña la Biblia sobre nuestros momentos más bajos.

1- Es normal no estar bien

Una de las cosas más importantes que debes entender es que es normal lo que sientes.

Como cristianos hemos causado mucho daño a las personas luchando con sus emociones al decir cosas como “Pero hermano, si estamos en Cristo debemos estar gozosos” (estoy torciendo los ojos sólo al escribir esas palabras). Podría decir mucho sobre esto, pero quiero que entiendas una cosa sobre le gozo: Tener gozo en Dios no significa nunca sentirnos mal.

En cambio vemos ejemplos en la Biblia de gente en angustia. David escribió gran cantidad de Salmos donde dice “no tengo refugio, no hay quién cuide de mi vida” “mis huesos están abatidos” “¿de dónde vendrá mi socorro?” y demostraba su angustia clamando a Dios. De igual manera Jesús cuando murió su amigo Lazaro lloró (Jn 11.35) y cuando estaba enfrentándose a la muerte lloró amargamente y sudó de tal manera que parecía sangre (Lc 22.44).

En ningún momento nos dice la Biblia “nunca debes sentirte triste” “siempre debes estar alegre”. Es normal sentirnos mal de vez en cuando (y es anormal nunca sentirnos mal). Pero lo que no es correcto, es quedarnos en esos puntos bajos de la vida.

2- No necesito estar bien para ser amado

Más allá de ver que es normal no estar bien, la Biblia nos dice que NADIE está bien espiritualmente. Desde Genesis donde vemos el problema del pecado(Gen 3), a Salmos donde nos dice que todos nos hemos corrompido y no hay quién haga el bien (Sal 14), hasta Romanos donde nos dice que nadie merece estar con Dios a causa de nuestro pecado (Rom 3). Lo que queda muy claro es que:

“Ninguno hay bueno, sino sólo uno, Dios”


Mr 10.18

Si partimos de ese punto vemos que nadie merece el amor de Dios. Por eso Pablo en Efesios nos dice que es un regalo inmerecido (gracia). La implicación de esto es hermoso para los que luchamos con nuestra oscuridad interna. Significa que yo no puedo hacer nada para que Dios me ame.

(Un momento Bryan, eso no suena hermoso, suena deprimente).

Sí, suena deprimente si no entiendes que aún así él te ama.

Jeremías 31:3 “Con amor eterno te he amado”; Oseas 11:4 “Con cuerdas humanas los atraje, con cuerdas de amor”; Efesios 1:4 “nos escogió en él antes de la fundación del mundo” y por supuesto 1 Juan 4:7-9, una de las declaraciones más claras en la Biblia sobre el amor. Quiero que entiendas que no hay nada que puedas hacer para ganar el amor de Dios. No necesitas estar feliz. No necesitas dejar de estar triste. Dios te ama en tu depresión. Dios te ama en tus dificultades. Dios te ama y punto. Dios no es como las personas, que dan un amor condicionado a tus acciones. Dios te ama sin importar quién eres o qué haces, y eso te debe dar esperanzas, aunque pueda ser difícil de aceptar.

3- Aún así, Dios quiere que estés bien

Pero por último quiero que entiendas una parte muy importante. Aunque Dios te ama sin importar tu angustia y depresión, él no quiere que continúes así para siempre. Aunque Cristo nos comprende en todo lo que pasamos (Heb 4) no significa que debemos seguir viviendo de la misma manera. Dios tiene una mejor vida para nosotros.

Es allí donde volvemos a los salmos de David. Él dice “devuélveme el gozo de mi salvación” “mi socorro viene de Dios” “bendice alma mía a Jehová”.

David aunque expresa su angustia de manera real y explicita, siempre recuerda que la solución está en confiar en Dios. Juan nos dice que en el amor de Dios no hay lugar para el temor; Dios viene a quitarnos temor y angustia. Pablo dice en Romanos 12 que no debemos conformarnos a lo normal de la vida (angustia, tristeza, estrés, depresión) sino debemos cambiar nuestro entendimiento (mente) porque la voluntad de Dios para nosotros es buena, agradable y perfecta.

Confiar en Dios. Juan nos dice que en el amor de Dios no hay lugar para el temor (1Jn 4:18); Dios viene a quitarnos temor y angustia. Pablo dice en Romanos 12 que no debemos conformarnos a lo normal de la vida (angustia, tristeza, estrés, depresión) sino debemos cambiar nuestro entendimiento (mente) porque la voluntad de Dios para nosotros es buena, agradable y perfecta.


No es fácil vivir en oscuridad; y no es fácil ver la luz cuando estamos rodeados de tinieblas. Pero Dios dice “confía en mi”. Es el Dios que creó todo, y que podría destruirlo todo con un chasquido de sus dedos. Pero en vez de eso, decide mostrarnos amor y ofrecernos una transformación en nuestros pensamientos.

Sin importar qué tan difícil u oscura es tu situación, El Padre lo conoce, El hijo lo vivió y el Espíritu está anhelando ayudarte a superarlo.

(Job 42.2; Heb 4:15; Jn 14:26)

Confía en Él.

10 11, 2017

Peso a mi favor

2019-11-11T09:33:24-05:0010 noviembre, 17|

Cuando tenía unos 6 años de edad estuve de paseo en la playa, recuerdo que tomamos una embarcación pequeña y fuimos a alta mar. Estaba muy entusiasmada pero debo reconocer que de niña era muy inquieta y todo el tiempo estaba en movimiento. En un momento determinado pisé mal, me resbalé y terminé en el agua. La persona que manejaba la embarcación se lanzó y me sacó enseguida. Pero estos segundos fueron suficientes para asustarme y que me sintiera renuente a aprender nadar.

Cuando tenía unos 9 años como era costumbre de cada fin de semana visitamos a mis abuelitos que por cierto vivían cerca de un río, así que mis primos y yo decidimos ir a refrescarnos allá. Lo hacíamos siempre pero aquel día sin darme cuenta acabé en una profundidad que sobrepasaba mi estatura. Recuerdo que estuve  a punto de entrar en pánico, mis primos estaban lejos así que tenía que hacer algo. En mi angustia  por salir y tras tragar mucha agua decidí sumergirme apropósito hasta topar el suelo con mis pies e impulsarme hacia arriba en dirección a la orilla, pequeños saltos con fuerza uno a la vez lograron sacarme del problema en el que me había metido y vivir para contarlo.

Hace poco estaba meditando en este incidente y en como a lo largo de nuestras vidas nos encontramos en situaciones difíciles y abrumadoras donde la decisión que tomemos puede cambiar todo. A veces el peso de nuestra decisión es mucho pero debemos recordar que Dios está con nosotros y que con su dirección podemos salir. Decidamos de su mano usar el peso de la prueba para salir y no que ese mismo peso nos arrastre a las profundidades.

1 06, 2016

Examínate!!!

2019-09-09T00:16:07-05:001 junio, 16|

En ocasiones resulta fácil juzgar la pobreza humana y no hablo precisamente de la carencia de dinero, me refiero más bien a la pobreza  moral y espiritual que se evidencia como resultando de vidas descontroladas: promiscuidad,  vicios de cualquier tipo, decisiones incorrectas que acarrean dolor y angustia, crisis económicas, estrés y depresión, etc… Claro una vida sin Cristo no tiene un norte, no presenta un camino y allí se puede explicar o aún justificar los problemas de la gente, pero que pasa con nosotros como cristianos y con nuestras vidas, en ocasiones juzgamos a otros por cómo viven, aun cuando nosotros mismos no tenemos vidas ordenadas, juzgamos problemas y angustias ajenas disfrazando con espiritualidad problemas no resueltos.

Tú ¿cómo estás? Que áreas de tu vida todavía deben ser tratadas? Que áreas de nuestras vidas todavía no se han rendido a Cristo?

27 Por lo tanto, cualquiera que coma el pan o beba de la copa del Señor de manera indigna, será culpable de pecar contra el cuerpo y la sangre del Señor. 28 Así que cada uno debe examinarse a sí mismo antes de comer el pan y beber de la copa. 29 Porque el que come y bebe sin discernir el cuerpo, come y bebe su propia condena. (1 Corintios 11: 27- 29)  (NVI)

Escucha el  archivo adjunto

Adelante con tus luchas, en Cristo un día serás absolutamente VICTORIOSO, habrá caídas pero ten recuerdo: «el justo cae 7 veces; y vuelve a levantarse…» la victoria no se mide por las caídas, si no por tú capacidad de dejarte levantar por Cristo.

«Dios y su infinito Amor jamás te dejaran  solo»

 

ESCRITO POR: Jorge Luis Rodríguez

27 08, 2015

¿Pruebas?

2019-07-07T04:53:56-05:0027 agosto, 15|

¿Por qué nos enfrentamos a pruebas? ¿Por qué tenemos que atravesar ciertas situaciones? La enfermedad, la muerte, la pérdida de un trabajo, no ir bien en la escuela, poner fin a una relación, situaciones con la familia, y muchas más cosas que nos hacen sentir cansados ​​y sin esperanza.

Nos enfrentamos a duras pruebas hoy, específicamente en nuestro gobierno y con el volcán, Cotopaxi. Y nos preguntamos, ¿por qué sucede esto? ¿Por qué Dios permite que esto suceda? Las pruebas pueden hacernos sentir paralizado por el mundo que nos rodea. Puede dejarnos vacíos, heridos, rotos, e incluso enojados. Es como mirar a nuestro alrededor y no encontrar salida. Estamos atrapados en este estado y no podemos hacer nada al respecto. Pero hay esperanza ….


El Señor quiere escuchar nuestros gritos. Incluso cuando estamos enojados con él y en el mundo que nos rodea; él quiere que nos acerquemos a él. David fue uno de los autores en los Salmos, y constantemente se lamentaba a Dios.
«Escucha mi palabra, Señor considera mi lamento. Escucha mi clamor, Rey mío y Dios mío, porque a ti yo oramos. Por la mañana, Señor, escuchas mi clamor; en la mañana me presentaré delante de ti y espero expectante «(Salmo 5: 1-3).


En medio de la angustia de David, él continuó a confiar en Dios y seguir sus caminos justos. Dios nos llama a llevar nuestras peticiones a él; nos llama a llevar nuestras preocupaciones y problemas a Él. Dios quiere que seamos abiertos y vulnerables con él. No debemos esconder nuestros pensamientos y sentimientos de él. Dios te creó; que ya conoce sus pensamientos y quiere dibujar más cerca de él.


«¡Oh Señor, tú me has examinado y me conoces, sabes cuando me siento y cuándo me levanto; Usted entiende desde lejos mis pensamientos … Incluso antes de una palabra está en mi lengua, tú lo sabes todo «(Salmo 139: 2 y 4)
Nos enfrentaremos a los ensayos; Dios no nos impida ellos. Pero en esos ensayos, Dios quiere que acercamos a él, y cuando lo hacemos, él hace un camino a través de ella. Él está con nosotros y para nosotros en cada prueba que estamos enfrentando.

«Cuando tu fe, la esperanza y el amor son fijos en el Señor, se puede hacer frente a cualquier dificultad o problema, y ​​Dios te dará la alegría y la paz interior.» – Warren Wiersbe

 

ESCRITO POR: Ashley Arneson.

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: