7 01, 2024

La fe se evidencia por el cambio

2024-01-07T13:24:40-05:007 enero, 24|

Si buscas tener un cambio significativo y duradero en tu vida, necesitas reenfocarte y conectarte con nuevos patrones mentales y emocionales. Resulta que en lo que sea que te centres es hacia donde te mueves. ¿Cómo se puede lograr este proceso?

1.    Tener una actitud hacia el cambio, fruto del arrepentimiento. Si queremos cambiar una situación, debemos enfrentamos al reto de cambiar nosotros primero. Arrepentirse es «Cambiar la manera de pensar y de vivir. La Biblia nos dice en Efesios 4:22-24 “Con respecto a la vida que antes llevaban, se les enseñó que debían quitarse el ropaje de la vieja naturaleza, la cual está corrompida por los deseos engañosos; ser renovados en la actitud de su mente; y ponerse el ropaje de la nueva naturaleza, creada a imagen de Dios, en verdadera justicia y santidad” (NVI).

2.    Filtrar la influencia del sistema y la cultura. Con mucha frecuencia dejamos que otras personas moldeen nuestras vidas. Dios no quiere que seamos como alguien más; Él quiere que seamos aquella persona que Él hizo. Así que no imites, no te conformes, no intentes ser como alguien más. San Pablo dijo: No vivan según el modelo de este mundo. Romanos. 12:2ª PDT.

3.    Permitir que Dios nos transforme de manera gradual y permanente. Transformar es la misma palabra que usamos para metamorfosis, el proceso que atraviesa una oruga para convertirse en mariposa. De la misma manera, Dios quiere seguir renovando y transformando todas las áreas de nuestra vida, pero todo empieza en nuestro corazón y en nuestra mente.

Nuestro cambio debe ser evidente para quienes nos rodean. Así podremos dar testimonio de lo que Dios está haciendo en nuestras vidas, de modo que por ello lo honremos a Él.

14 11, 2021

¿Alguna vez se ha preguntado por qué la gente hace lo que hace?

2021-11-14T01:30:15-05:0014 noviembre, 21|

¿Por qué Nik Wallenda cruzó las Cataratas del Niágara en la cuerda floja? ¿Por qué sir Edmund Hillary y Tenzing Norgay escalaron el monte Everest?

Es posible que nunca sepamos qué es lo que realmente impulsa a una persona a hacer lo que hace (y, a veces, es posible que nosotros mismos no seamos plenamente conscientes de lo que nos impulsa). Tengo la intuición de que con frecuencia nos conducen pasiones mixtas, algunas de las cuales son sanas y buenas, otras pueden tener una intención menos pura.

Pensando en el Apóstol Pablo es indudable que era un hombre apasionado. Experimentó encarcelamiento, naufragios, golpizas, agotamiento, hambre y falta de vivienda. ¿Pero por qué lo hizo? ¿Por qué Pablo aceptó la vida terrenal como pasajera, siempre en movimiento, siempre dependiente de los demás? Porque tenía pasión.

No muchos de nosotros sufriremos las molestias físicas, y tribulaciones como lo hizo Pablo. Pero aún así, podemos aprender a ser interdependientes unos de otros como Pablo fue con los primeros creyentes. Francamente, no quiero pasar por ese tipo de aventuras que experimento Pablo, pero quiero – y necesito – caminar con el pueblo de Dios en el proceso de una transformación espiritual y de conocer más a Dios. Nuestra fe se muestra y se vive mejor en comunidad cuando aprendemos unos de otros, nos animamos unos a otros y, a veces, nos desafiamos unos a otros.

Por eso la gracia es tan importante. No solo dependemos de la gracia de Dios para reconciliarnos con Él, también necesitamos ofrecer (y recibir) gracia unos a otros. Como lo dijo Pablo, “Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.” (Efesios 4:32). La gracia lo cambia todo. Cambia nuestra relación con Dios. Cambia nuestras relaciones entre nosotros. Transforma nuestro ser interior para que reflejemos la bondad de Dios (también conocido como el «fruto del Espíritu»). Nos une para ser partes del cuerpo de Cristo.

Sin duda la gracia tiene un efecto inconmensurable en todo aquel que es seguidor de Cristo. Enloquecerá a los psicólogos porque la obra de Dios en cada uno de nosotros es única. Pero el resultado es el mismo: madurez en la fe, crecimiento en el carácter y pasión por las cosas invisibles del Reino de Dios.

Y es por eso que hacemos lo que hacemos: porque la gracia de Dios está obrando una pasión fuerte dentro de nosotros.

 

10 01, 2021

Dios está contigo, ¿por qué temer?

2021-01-10T09:11:16-05:0010 enero, 21|

La oración es una de tus armas más poderosas contra el miedo. Imagínate cómo se debieron sentir los israelitas cada vez que se enfrentaban a una nación tras otra, en su peregrinaje hacia la Tierra Prometida. Es posible que sintieron miedo, desconfianza, cansancio, que se sintieran derrotados, aun antes de iniciar las batallas. Pero siempre Dios les pedía que confiaran y descansaran en Su fuerza, no en el número de soldados de sus ejércitos, tampoco en sus armas, habilidades o cualquier otro poder humano. Parecía que Dios se deleitaba en asegurarse de que eran más débiles que las naciones a las que se enfrentaban para que Su poder pudiera ser revelado en sus victorias. Y cuando los israelitas le creyeron a Dios y siguieron sus instrucciones, el poder de Dios siempre fue manifiesto.

¿Qué batallas estás enfrentando este momento? ¿Qué circunstancias imposibles te hacen retroceder con miedo? Preséntalas al Señor en oración y piensa en todos los momentos en tu vida cuando Dios se ha mostrado fiel contigo, con tu familia. Fortalecerá tu confianza en Dios, quien te ayudará a enfrentar tu próxima batalla.

Cuando los israelitas recordaban sobre cómo Dios los rescató de una forma dramática de los egipcios e hicieron memoria de la fidelidad de Dios hacia ellos, sus fuerzas fueron renovadas para enfrentar lo que tenían por delante. En Deuteronomio 20:1 dice: “Si al salir ustedes a combatir a sus enemigos ven que ellos cuentan con caballería y carros de guerra, y con un ejército más numeroso que el de ustedes, no les tengan miedo, pues ustedes cuentan con el Señor su Dios, que los sacó de Egipto.”

Además, cuando oras la paz llega a tu alma. Como dice Max Lucado: “Talvez estás enfrentando la tormenta perfecta, pero Jesús te ofrece la paz perfecta”. Este tipo de paz es un regalo de Dios que mantiene tus pensamientos claros y tu corazón puro. Esa paz “guardará (nuestros) corazones y (nuestros pensamientos en Cristo Jesús”. (Filipenses 4:7).

Ora para que Dios abra tus ojos y puedas ver todo lo que El ha hecho en tu vida. Pídele que fortalezca tu fe y te dé valor para enfrentar tus pruebas presentes y las que vendrán. No camines con miedo, pues cuentas con el Señor tu Dios quien te ayudó en el pasado y lo seguirá haciendo en el futuro.

Alaba a Dios por las grandes cosas que El hará, confía en el Dios viviente y recuerda que Su presencia te da paz, te acompaña y te da descanso.

¿Te sientes completamente solo con tus problemas? No lo estás. Dios está contigo.

14 11, 2018

El día que dejé de llamarme cristiano

2019-07-07T04:56:31-05:0014 noviembre, 18|

Cuando me hablaron de aquel Carpintero pensé que se trataba de alguna nueva oferta, como cuando te tocan a la puerta y quieren venderte un producto, religión o servicio.  Es fácil confundirse pues reconozco que existe gente que está dispuesta a utilizar la fe para: manipular, matar y destruir. Pero no te confundas, a continuación te detallo las diferencias entre las propuesta política-religiosa versus la propuesta de Jesús.

Mientras la una viaja en primera clase y tiene hambre de poder político, Jesús viaja en un burro y esquiva las propuestas para ser rey. La primera controla, manipula y señala, Jesús restaura corazones, abraza y se sienta en la misma mesa con pecadores. Mientras la primera cuelga cadenas de oro en sus cuellos y trata de no manchar su traje pulcro, Jesús se inclina a lavar pies y es tocado por enfermos “impuros”.

Jesús tiene conflicto con los primeros, aquellos que asisten a un club de santos,  todos se ven limpios y hasta huelen bien, pero por dentro están sucios y llevan una doble vida. Jesús se lleva con los sinceros, aquellos que no les preocupa el status y prefieren declararse pecadores, aquellos que se reconocen como vasijas rotas necesitadas de un alfarero. Los primeros ven como números a las personas, mientras más llenen el club mejor será la cosecha, Jesús conoce la voz de los suyos, construye una comunicación “desde” y no “para” las personas.

Los primeros dicen algo, mientras que Jesús tiene algo para decir. Si tu círculo cristiano se parece más a la primera propuesta: ¡Huye lo más pronto de ahí! Puede que estés formando parte de los fariseos de la época, aquellos que se saben al revés y al derecho la ley, pero no la cumplen. Aquellos que te recitan la biblia completa, pero no abrazan a los pobres. Cada día hay nuevas religiones y doctrinas. A pesar de que religión no es más que: profesar tu fe, esta palabra ha sido sobre utilizada. Antes que religioso o creyente prefiero llamarme seguidor.

Yo prefiero seguir al pastor de pastores, leer su palabra para no ser confundido, estar convencido que soy débil y que su gracia es la que me mantiene en pie. He decidido quitarme la máscara, dejar de pensar que soy poeta y mirarme como un poema del Creador. Quitarme la indumentaria pulcra y seguir al inspirador de naciones. Ensuciarme en busca de enfermos, pecadores y deprimidos para decirles que hay esperanza. Ser reconocido como el comunicador de las buenas noticias. Concluí ir tras los pasos de Jesús. Es que decidí dejar de llamarme cristiano y empezar a serlo.

22 05, 2018

EXPERIMENTA A TU DIOS PROVEEDOR

2018-05-22T08:40:20-05:0022 mayo, 18|

Hace algunos años atrás, tuve la oportunidad de visitar la casa de unos amigos; en su cocina había un letrero muy bonito, con letras muy llamativas que decía: “JEHOVÁ JIREH ES NUESTRO PROVEEDOR.” Este cuadro se quedó en mi mente por algunos días, no precisamente por ser el único que había visto, sino por el concepto que guarda Jehová Jireh.

 

Para quienes creemos en el Gran Yo Soy, resulta importante poder conocer los diferentes nombres de Dios, ya que esto nos ayuda a comprender como Él nos cuida y protege.

En el antiguo Testamento aparece el nombre Jireh, el cual representa una de las tantas maneras de referirse a Dios, siendo siempre el más importante Jehová. Jireh, por otro lado, se deriva del hebreo, refiriéndose a la disposición de Dios para proteger a su pueblo, otorgándole lo necesario.

 

Uno de los relatos más característicos en la Biblia, donde podemos ver claramente a Jehová Jireh, es la historia de Abraham. Dios suplió la necesidad de un carnero para darlo en ofrenda en lugar de su hijo, Isaac. Una de las pruebas de fe más difíciles, con una gran lección y desafío: nuestra confianza debe estar en que “Jehová proveerá”.

Pero este tipo de cosas no solo pasaban en la época de Abraham, hoy en día también pasan y a menudo. Pero debemos destacar que para poder experimentar a Dios como proveedor, es importante creer; ya que la fuerza de la fe nos permitirá palpar en nuestro día a día, en los momentos de dificultad económica, física y emocional, a Jehová Jireh, nuestro Proveedor.

 

Y no podemos olvidar tampoco a Jehová Jireh en su muestra de mayor provisión, por la cual el mundo pecador y perdido fue reconciliado con él. La provisión de vida, de salvación a través de su Hijo Jesucristo.

 

Dios quiere manifestarse en nuestras vidas a plenitud y quiere que lo experimentemos como Jehová Jireh, quien provee de todo lo necesario. Siempre teniendo en cuenta lo escrito en el salmo 37:4 “Deléitate asimismo en Jehová y él te concederá las peticiones de tu corazón”.

Entonces, Jehová Jireh no debería estar en el letrero de la pared de una cocina, sino debería estar marcado en tu corazón.

18 05, 2018

“Vale la pena” el nuevo sencillo del ecuatoriano Cristhian Hidall

2018-05-18T09:06:51-05:0018 mayo, 18|

“Es sabio esperar en Dios para conocer los propósitos que Él tiene para nuestras vidas”. Con esta declaración el ecuatoriano Cristhian Hidall nos presenta su nuevo sencillo: “Vale la Pena”.

Cristhian, atravesaba por una etapa de pruebas más nunca perdió la fe y continuo adelante con sus sueños. Hoy en día él ve plasmadas las promesas de Dios para su vida.

“Vale la Pena” cuenta con sonidos de instrumentos de cuerda y piano clásico interpretado por el maestro Jorge Maridueña.

4 05, 2018

Un pozo oscuro, vacío y sin fin

2019-07-07T04:53:26-05:004 mayo, 18|

¿Alguna vez has sentido que estas dentro de un pozo oscuro, vacío y sin fin?

Supongo que tu respuesta fue afirmativa; y sabes algo a mí también me pasó.

Transcurría el mes de Mayo de algún año pasado, mi vida se encontraba envuelta en un constante conflicto de emociones y rodeado de circunstancias que me mantenían en un grave conflicto de fe.

Pero antes de dar detalles de lo sucedido aquel año, me gustaría mencionar que nací dentro de un hogar cristiano, con una madre devota a Dios y un padre muy servicial, crecí dentro de aquella ideología y aquel estilo de vida que se me fue impuesto; acudía a la iglesia constantemente, pasaba todo el día escuchando música cristiana, leía la biblia a diario y en el colegio hasta me decían «el hermanito».

Pero saben ¿qué?, me aleje de Dios, empecé a adaptarme a las actividades rutinarias de la sociedad, e incluso llegué a compartirlas, con el objetivo de ser aceptado; en realidad no había tenido consecuencias “terribles”, como las que alguna vez escuché en un culto dominical, hasta llegué a pensar que la vida rodeada de excesos y malas noches era lo que en realidad siempre había deseado.

Pasaron exactamente 10 años, hasta que las consecuencias llegaron, pero para serles sincero, no fueron como yo pensaba o como las imaginaba; no afectaron mi salud, tampoco mis finanzas, ni mis relaciones familiares; afectaron algo aún más importante, mi alma.

Llegué a vivir una vida sin vivirla, sin objetivo, sin sentido, hasta el punto de dedicarme a sobrevivir día a día, tenía todo y nada a la vez, los días trascurrían dentro de una monotonía casi enfermiza, a diario ponía una máscara sobre mi rostro, aparentaba ser feliz y que no me faltaba nada; hasta que entendí que era SU AMOR lo que yo necesitaba para completar ese vacío que había en mi corazón, ese mismo vacío que había nacido 10 años atrás, pero que ya resultaba insoportable.

Recuerdo claramente cuando volví a entregarle mi vida a Dios, un viernes del mes de Mayo, aquella noche no podía dormir, y mi corazón no tenía paz, deambulaba dentro de mi cuarto tratando de buscar una solución para el vacío que sentía, hasta que finalmente doble mis rodillas y le dije «heme aquí Señor», fue increíble sentir como su amor descendió sobre mí de inmediato, y como esa sensación de vacío se redujo enormemente.

Ya sea que te desvíes a la derecha o a la izquierda, tus oídos percibirán a tus espaldas una voz que te dirá: «Este es el camino; síguelo»

(Isaías 30:21 ) (NVI)

Dios a través de su palabra nos habla, nos da pautas del camino que debemos seguir para tener gracia ante sus ojos, y no importa si estas sumergido en un mundo lleno de tinieblas y oscuridad, su voz siempre te guiará hacia la luz; no desesperes, confía en Dios y descansa en Él.

 

ESCRITO POR: César Eduardo Chamorro

27 04, 2018

Sueños inalcanzables

2019-07-07T04:53:26-05:0027 abril, 18|

Siempre quise ser actriz de las que veía en Disney, Warner Brothers, Sony y Marvel. Desde pequeña mi sueño era cambiar de profesiones e interpretar múltiples personajes en diferentes aventuras con desafíos y resoluciones impactantes. Protagonizar una película que inspire perseverancia, rudeza, acción y a la vez tenga una enseñanza inundada de valores positivos que motiven al bien.

Pero los comentarios: “muy pocos lo logran”, “uyyyy siga soñando… ojala Diosito la escuche”, “¿Y de qué vas a vivir?”, la situación geográfica y migratoria “El presupuesto de películas no alcanza para una película Hollybudence”… y la lista no para.

Lento pero seguro, el sueño se volvió vergüenza, así que pensé “Mejor ni lo menciono, ¿para qué? Es un anhelo imposible.”

A los 18, viviendo independiente de mi familia, cumpliendo una meta, en una sociedad laica, ajena a mí, en la deslumbrantemente Paris, me encontré sola y lista para buscar a Dios.  En mi primera semana, tome el tren hasta el otro lado de la ciudad a la única iglesia bilingüe que conocía, Hillsong. En ese transcurso hubo dos alertas de bomba, trancones y desesperación colectiva, pero llegué a la canción de despedida en la que se decía “Corriendo a tus brazos”. En ese momento le entregué todos mis sueños a Dios.

Eso me enseñó a dar pasos de fe, a darme cuenta de todas las mentiras que me retuvieron, a formar un plan para alcanzar metas que me llevarían a diseñar ese futuro que deseaba y a sorprenderme con lo que Él me puede dar y que yo sola no puedía lograr.

Aquí tienen la canción en español: https://www.youtube.com/watch?v=TTErwTL3M64&list=PLlgExFqwqnBnIfu8-lnJTufdnqS8brzdy&index=177

Y así empezó la aventura de cambio de escenarios y profesiones. Hoy uno de mis títulos conseguidos en los Estados Unidos es de actriz y también incursioné como Productora, Empresaria y Misionera.  Dios es un Dios de procesos.

Si Él puso un sueño ferviente en tí, te sorprenderá en el camino de cómo llegar allí. Nunca pensé que describiría mi vida así, no era mi plan, pero Dios orquestó mi actuación desde obras en teatros emblemáticos de Paris, Shows de TV en NY, compartiendo cámara con una de mis actrices favoritas de la adolescencia Hillary Duff, Obras estilo Broadway basadas en el “Rey león”, pero acerca de “La creación”, hasta obras misioneras preparadas para miles de niños víctimas de la orfandad en África, Asia y en mi país.

La aventura no termina con Dios, su visión y sueños pueden ser diferentes a lo que imaginaste, pero nunca dejará de sorprenderte si le pides que Él trace el camino y no tú.

 

12 04, 2018

Una lección de amistad

2018-04-12T11:33:49-05:0012 abril, 18|

Hoy en la Galería de la Fe,  estamos al frente de un retrato con cuatro individuos ¿Quiénes eran estos hombres?  Se desconoce su origen y sus nombres. No se sabe si asistían a alguna congregación. No sabemos si eran creyentes o pertenecían a alguna denominación. Pero esto no importa,  la  Biblia no se interesa en darnos esos detalles sino en mostrarnos lo que ellos hicieron. El énfasis radica en la compasión y la amistad que  ellos tenían por un desamparado. Eran hombres con una gran sensibilidad, quienes habían hecho del paralítico el objeto de su  preocupación por semejante miseria humana.

La compasión por aquel hombre les llevó a preparar un encuentro con Jesucristo. Nos llama la atención que en la sanidad y salvación del paralítico se usaron cuatro hombres. Hay paralíticos que no pesan mucho. Algunos casos conocidos revelan a estas personas reducidas a un montón de huesos. De manera que un solo hombre podía haberles llevado a Cristo. Pero aquí fueron cuatro. Dos tomarían la delantera y dos irían detrás. Los unos seguían a los otros. Todo un trabajo en equipo para salvar al enfermo.

Venciendo el obstáculo de si mismo. Llegó el día cuando los cuatro hombres, llenos de un gran optimismo, entusiasmados con una gran esperanza y persuadidos de una gran fe, se dispusieron llevar al hombre a Jesús.

La verdad de esta historia es que este hombre fue sanado por la enorme fe que tuvieron sus amigos. La Biblia no nos dice que ellos se desalentaron ante las dificultades. No se quejaron porque no hubo una respuesta inmediata. No nombraron un comité para que fuera a hablar con el Señor. Estos hombres ejercitaron su fe.  Pusieron un plan en marcha. Como quiera que sea la determinación era poner ese hombre frente a Cristo.

Imaginémonos la escena. De repente la multitud que estaba apostada a la puerta notan que estos hombres se las ingeniaron, y ahora en lugar de buscar la puerta para entrar están en el techo de la casa. Tuvieron que usar algún instrumento para llegar arriba; a lo mejor subieron algunos primeros.

Como eran cuatro, dos podían tomarlo arriba mientras los otros ayudaban desde abajo, aquellos hombres abrieron un boquete tan grande para poder bajar al hombre enfermo. Jesús está en la sala enseñando. Él tuvo que oír los golpes en el techo, sentir el polvo y otros materiales caer, y luego ver cuatro cuerdas descender trayendo un cuerpo muerto con un hombre vivo reducido e impedido. Jesús detuvo su enseñanza. Contempló la valiente fe aquellos hombres que miran desde el techo descubierto y se dirige al enfermo con estas palabras: “Hijo, tus pecados te son perdonados”.

Cuatro amigos dueños de una poderosa fe, engalanan hoy La Galería de la Fe.