+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
26 10, 2018

Vaes #nuncaseacaba

2018-10-26T09:09:46-05:0026 octubre, 18|

El grupo musical Vaes estrena su más reciente sencillo, esta vez junto a Gilberto Daza.

“Nunca se acaba” es una canción que nos recuerda siempre que a pesar de nuestros problemas, debilidades y dificultades, el amor y la gracia de Dios siguen ahí, tal como Pablo les dice a los romanos: “Nada nos puede separar del amor de Dios que es en Jesús nuestro Señor”.

 

La canción viene acompañada con un videoclip musical grabado en Bogotá – Colombia y nos trae un mensaje profundo, fresco y lleno de esperanza.

9 10, 2018

Vive la Paz de Dios

2018-10-09T09:05:43-05:009 octubre, 18|

 

Respira paz, sonríe con paz, vive cada día llena de paz, con mucha paz; es posible caminar en este mundo con la paz que anhelamos.

 

Aunque no falte que escuchemos o vivamos algún caso terrible como el suicidio, violencia, violación, robo, aborto, divorcio y tantos otros que generan en todos nosotros intranquilidad y temor…, es posible vivir con paz.

 

Y muchas personas señalarán que es un ideal irreal, difícil e imposible lograrlo humanamente, pero como hijos de Dios sabemos que esto es posible.  Experimentar la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender, es posible. “La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús” Filipenses 4:7 (NTV).

 

En nuestra propia fuerza y con nuestro esfuerzo no podemos alcanzar esta paz, pues como dice su palabra solamente Dios puede darnos ese descanso; y para acceder a ella necesitamos:

 

Orar:  Santiago 5:13 dice: “¿Alguno de ustedes está pasando por dificultades? Que ore. (…) “(NTV). Cuando pasamos momentos con Dios, nuestro corazón se abre y podemos confiarle lo que nos aflige, lo que nos da temor; ahí encontraremos esa paz y su presencia nos dará la seguridad que necesitamos.

 

Confiar: “¡Tú guardarás en perfecta paz a todos los que confían en ti; a todos los que concentran en ti sus pensamientos! Isaías 26:3-4 (NTV). Los problemas que estamos enfrentando pueden ser tristes, difíciles y duros, pero es en esos momentos que debemos mostrar confianza en que Dios nos sostiene.

 

Entregar: Mateo 11:28 dice: “Luego dijo Jesús: «Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso” (NTV). Como seres humanos no estamos capacitados ni preparados para sobrellevar problemas por ello es que muchos se rinden y se derrumban. Pero tenemos en quien depositar nuestras cargas, Jesucristo.

 

Respirar paz, sonreír con paz, vivir cada día llenas de paz… es posible cuando caminamos con el Dios de Paz.

26 03, 2017

Confianza en la gracia y justicia de Dios

2019-09-09T00:13:55-05:0026 marzo, 17|

Voy a dar por sentado que esto es algo con lo cual todos luchamos. Tengo la tendencia a suponer que, por lo general, siempre sé cómo resolver los problemas y qué decisiones deben tomarse.  Nuestra naturaleza humana siempre nos sitúa en el centro de nuestras percepciones.  Aprender a ver la vida desde las perspectivas de los demás es una consecuencia de madurez.  Hasta cierto punto, he aprendido a valorar las perspectivas de otras personas, pero todavía lucho por apreciar cómo Dios ve las cosas.

Al estudiar las Escrituras aprendo una verdad asombrosa: ¡No soy el centro! Tampoco lo somos como grupo.  Ese lugar está reservado solo para Dios. Pero, si eso es cierto, ¿por qué vemos tanta injusticia y desigualdad a nuestro alrededor? ¡Ciertamente Dios traerá Su justicia a estas circunstancias! Sin embargo, puede parecer que esto no sucede y nos preguntamos: ¿Por qué no?

Aquí hay una segunda verdad asombrosa: la justicia y la gracia de Dios están inseparablemente entrelazadas entre sí, ¡afortunadamente! Mientras yo quiero que Dios «arregle» (o me permita «arreglar») los problemas que me rodean, Él quiere extendernos Su gracia a través de esos problemas. Piedad, paciencia, fidelidad, todas estas cualidades divinas son bondadosas y justas. A menudo, son experimentadas de una manera más real y cercana dentro del contexto de lo que percibimos como injusto. ¡Para desarrollar carácter es necesario enfrentar desafíos!

“No se deleita en la fuerza del caballo, ni se complace en las piernas ágiles del hombre. El SEÑOR favorece a los que le temen, a los que esperan en su misericordia” Salmos 147: 10-11(LBA)

Escrito por: Graham Bulmer es pastor internacional que sirve en Reach Beyond y HCJB Ecuador.  Actualmente trabaja desde su país, Canadá.  Graham fue misionero en Ecuador desde 1999 al 2013.   

 

 

MDC/ag

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: