+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
9 04, 2017

Una semana antes, todo parecía tan positivo

2019-09-09T00:13:52-05:009 abril, 17|

Una semana antes, todo parecía tan positivo. Años de esperanza finalmente se hacían realidad. Todos celebraban.  La ola de la opinión pública estaba aumentando.  Parecía que las cosas eran imparables.  Pero cuánta diferencia hace una semana.   Solo unos días antes, no había duda de que Jesús era el Rey prometido, el Mesías.  No obstante, esta semana está condenado a morir como un criminal común. ¿Cómo pudieron estar tan equivocados?

No podemos saber exactamente lo que pensaron los primeros seguidores de Jesús, pero debido a que todos ellos lo abandonaron, probablemente fue algo parecido.  Debemos tener cuidado de no juzgarlos porque, dadas las circunstancias, es muy posible que hubiéramos percibido las cosas exactamente de la misma manera. Pero, con el beneficio de la retrospección, podemos aprender de su experiencia.

La muerte de Jesús no fue un accidente, Él no fue una víctima. En Juan 10 Jesús dice claramente: «Nadie me quita la vida, sino que yo la entrego por mi propia voluntad”.  Pablo lo afirmó en Gálatas 4:4: “Este fue siempre el plan de Dios: que en el momento justo, en la forma correcta, su Hijo voluntariamente se sacrificara por nosotros”. Esto podría confundirnos, pero ese era el plan de Dios.

Las cosas rara vez son como parecen.  Nuestras percepciones, a menudo, son confusas y equivocadas. Por lo tanto, nos anima saber que Dios no se presenta solo para las cosas «grandes», como la crucifixión de Jesús, sino para cada detalle de la vida. En el libro de los Salmos, el pueblo de Dios confiesa su angustia y confusión porque sus circunstancias no tenían sentido. Pero llegaron a comprender que Dios siempre cumple Sus propósitos. Sus métodos suelen ser confusos, pero sus fines siempre se llevan a cabo. Sus pensamientos, planes y métodos rara vez son como los nuestros. No se espera que podamos entender a Dios, sino que confiemos completamente en Él.

“Dios está en el cielo, tú estás en la tierra. Deja que tus palabras sean pocas «- Eclesiastés 5: 1-3.

Graham Bulmer

 

 

 

 

MDC/ag

5 01, 2017

Un nuevo año comienza ¿Y ahora qué?

2019-11-11T09:33:26-05:005 enero, 17|

Hace poco días finalizó un año y comenzó otro, algunos siguen con el ambiente festivo, otros no tanto, algunas personas ya piensan en la dieta y otros hacen planes para alcanzar sus objetivos en este nuevo año.

Ciertas personas se angustian porque acaba de terminar un año en el cual no alcanzaron nada de lo que se propusieron, y piensan que el nuevo año será igual. Otros tienen incertidumbre porque no saben si tendrán la misma estabilidad que ahora o si las cosas simplemente empeorarán.

Para esas personas es este artículo, sabemos que no es fácil enfrentar cambios o conservar la paz ante acontecimientos inesperados. En el 2016 la costa de mi país fue golpeada por un terremoto, que causó pérdidas materiales (casas y negocios) así como humanas; en ese entorno tan devastador lo único que algunas personas deseaban es que el año terminara y todo el dolor quedara atrás.

No sé que atravesaste el año pasado, ni en qué circunstancias has recibido el nuevo año, y la verdad me gustaría decirte que todo mejorará pero la cierto es que nunca tendremos la certeza de que las cosas saldrán tal como planeamos, no sabemos si mejorarán o empeorarán e incluso desconocemos si viviremos lo suficiente como para culminar un año más.

Lo que si podemos hacer es esforzarnos cada día, tener una actitud de agradecimiento siempre y lo más importante, confiar en Dios. Esta confianza nos dará la paz que necesitamos para seguir y afrontar lo que se venga.

 

En paz me acuesto y me duermo,
porque sólo tú, Señor, me haces vivir confiado.

(salmos 4:8) (NVI)

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: