+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
22 11, 2017

Puntos para recordar sobre misiones

2019-07-07T04:53:31-05:0022 noviembre, 17|

Las misiones son un tema muy popular en nuestros tiempos y fuera de ser algo de moda debemos tomar ésta comisión como nuestro verdadero objetivo dentro y fuera de la iglesia.

He tenido la oportunidad de vivir en carne propia la bendición que yace detrás de las misiones y aún más de ver los frutos que el señor ha permitido a través de este tipo de actividad.

1) Ir a Expandir el Reino de Cristo

La Palabra de Dios es clara cuando dice:

Ahora los once discípulos fueron a Galilea, a la montaña a la que Jesús los había dirigido. Y cuando lo vieron, lo adoraron, pero algunos dudaron. Y Jesús vino y les dijo: «Toda autoridad en el cielo y en la tierra me ha sido dada. Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a cumplir todo lo que os he mandado. Y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo «(Mateo 28: 16-20).

Si bien este pasaje fue escrito para los discípulos, todavía se aplica a los discípulos modernos. Alguien tiene que ir y compartir el evangelio para que todo el mundo lo escuche. Todavía hay algunas personas que nunca han oído hablar de Jesucristo y su mensaje de salvación y esperanza. ¡Qué gran honor para alguien como tú poder contarles sobre él y su bondad! Para hacer esto, debemos estar dispuestos y poder abandonar nuestra zona de confort, hacer las maletas y salir de casa por un período prolongado para avanzar en el Evangelio y ayudar a construir su iglesia.

2) Ir al Encuentro de El Corazón de Dios para las Naciones

Dios ama y se preocupa por todas las naciones. Todas las personas son importantes para Dios. Esto nunca es más evidente que cuando sales del avión en otro país y ves la gran necesidad del evangelio a los ojos de su gente. El corazón de Dios es compasivo y envía misioneros para que sean sus embajadores de la gracia, la misericordia y el amor del mundo entero.

Por supuesto, su objetivo final es formar una gran familia que represente «a toda tribu y lengua, pueblo y nación» (Apocalipsis 5: 9-10). Cuando viajes al extranjero, verás el amor de Dios por la gente, y lo verás como el Señor de la cosecha. Te encontrarás con él mientras te sumerges en el trabajo del evangelio en una tierra distante. ¿Quién no amaría un asiento de primera fila al corazón de Dios en acción?

3) Ir a bendecir y ser bendecido

La regla número uno de los viajes misioneros es ser flexible. Podría decirse que la segunda regla es ser una bendición.

La Escritura dice en Hechos 20:35 que, «en todo lo que te he mostrado, al trabajar duro de esta manera debemos ayudar al débil y recordar las palabras del Señor Jesús, cómo él mismo dijo: ‘Es más bendito dar que recibir «. Las personas a las que vas a visitar son personas que podrían necesitar el mensaje del Evangelio. Es posible que necesiten alguna ayuda práctica, algún estímulo o algún tipo de capacitación para cuidar eficazmente a su gente. Ellos podrían usar algunas bendiciones tuyas.

La gente que vas a conocer abrirá sus hogares, te alimentarán y darán lo que tengan para hacerte sentir cómodo. Te colmarán de amor y harán todo lo posible para servirte, mostrarte su país y su cultura. Hasta el día de hoy, todavía estamos en contacto con muchos de ellos a través de las redes sociales. Somos parte de sus vidas, ¡y esa es la mejor bendición de todas!

4) Ve a la misión por causa de Jesús

Hacer un viaje misionero significa que sacrificarás tu tiempo, talentos y dinero para servir a otros y hacerlo en el nombre de Jesucristo. Podría decirse que este es uno de los honores más altos que un creyente puede recibir, ser la boca, las manos y los pies del Señor, ser su colaborador en el evangelio.

Luego dijo a sus discípulos: «La mies es abundante, pero los obreros son pocos; por tanto, rueguen fervientemente al Señor de la mies que envíe obreros a su mies «(Mateo 9: 37-38)

Jesús fue un misionero por su evangelio. Él dejó su hogar en el cielo y viajó a la tierra, comprometido a darnos las buenas nuevas a todos nosotros.

Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. (Juan 3:16)

Él sacrificó todo, incluso su propia vida, para buscar y salvar a los perdidos. Él fue en el último viaje misionero. Si queremos reflejar la gloria de Jesús, ¿no deberíamos servir en Él?

 

ESCRITO POR: Jorge Luis Rodríguez

26 04, 2016

ZAQUEO ME ENSEÑO 9 COSAS (Parte1)

2019-09-02T12:43:47-05:0026 abril, 16|

Estas lecciones que aprendí de Zaqueo, se encuentran en orden cronológico en libro de Lucas capítulo 19 versículos del 1 al 10.

  1. Zaque era rico (Lc 19: 2). Él era el jefe de los cobradores de impuestos, muchas veces cobraba de más, a los pobres les hacía más pobres y a los ricos más ricos y, por eso los judíos lo odiaban, él era una persona poco respetada, considerada como el más pecador de todos. Sus riquezas no podían salvarle, él no podía comprar el cielo, la paz, el gozo que solo se lo halla con Cristo y, conocía su necesidad espiritual por eso sintió la necesidad de buscar a Jesús.
  1. Zaqueo sale a buscar su propia experiencia (Lc 19: 3). Él deja su zona de confort, su silloncito, su play station, su carro de lujo, su mansión con piscina incluida y más, y salió a la calle para conocer a Jesús. Esto me da a entender que Zaqueo había escuchado de Jesús, de todas las maravillas que él hacía por los demás, de cómo la vida de otras personas eran transformadas y sale para tener un encuentro o una experiencia con Jesús.

Tus experiencias y mis experiencias son nuestras, la gente no entenderá lo que vivimos cuando ellos no tengan una experiencia personal con Jesús.

  1. Zaqueo no podía verlo (Lc 19: 3). Veo tres condiciones en la vida de zaqueo, que son un reflejo de las nuestras también:

a)La condición física de Zaqueo (pequeño).

b)La condición mental (pequeña).

c)Su condición espiritual (pequeña).

Veo situaciones que vivió en ese instante:

La gente más alta que él – no podía ver, ni cuando saltaba.

Un cúmulo de personas – no podía, ni lo dejaban pasar.

Muchas veces estamos en condiciones y situaciones que no nos dejan ver a Jesús, una enfermedad (condición física), alguna herida del corazón (condición sentimental), algún pecado no confesado (condición espiritual). Situaciones económicas (no tener trabajo), situaciones en cuanto a las relaciones interpersonales (burlas, mal trato, prejuicios, etc.) que no nos permite ver y entender lo que Jesús está haciendo.

Regresando a ver mi pasado, le agradezco a Dios por quitarme personas de mi camino pues ahora entiendo que esas relaciones no me convenían.

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: