+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
7 06, 2017

UNA MANO QUE AYUDA, NO UN PIE QUE HUNDA

2019-07-07T04:53:34-05:007 junio, 17|

Haz escuchado alguna vez algo como «el director de alabanza cayó en pecado», «la chica de los jóvenes está embarazada» o «el pastor pecó de tal manera». Esto es algo muy común dentro de nuestras iglesias, y lamentablemente siempre va a pasar. El problema es que cuando esto ocurre, nuestra actitud no siempre es la indicada, cometemos muchos errores y tendemos a, en vez de ayudar, empeorar las cosas.

Hoy queremos compartirte algunos principios que podemos aplicar cuando una situación así ocurra.

  • No juzgues

Lo primero que tendemos a hacer es a calificar su comportamiento, a tomar partidos y a calificarlos como si por alguna razón tenemos el derecho, pero no. Recuerda que quien acusa es el diablo no Dios. Pídele a Dios que te enseñe cuál es la manera de conversar y cuáles son las palabras adecuadas para redargüir.

  • Evita crear confusión o chisme

Si tienes dudas o comentarios que aclarar, es mejor que puedas acercarte a la persona implicada. No permitas que tu necesidad de información te haga hablar de más y crees un chisme. Esto puede lastimar mucho más de lo que ya está.

  • Ponte en sus zapatos

La Biblia nos dice claramente en 1 Corintios 10:12 «el que cree estar firme, mire que no caiga». Por un momento pensemos que pasaría si somos nosotros lo que fuimos descubiertos, cómo quisiéramos que se nos trate.

  • No definas a la persona por sus errores

Esto suele ser una de las primeras cosas que hacemos; cambiamos a la persona que conocimos, que nos ayudó, que estuvo a nuestro lado por la ahora «pecadora» y lamentablemente le damos esa nueva identidad.

  • Permanece a su lado.

No pienses que porque se equivocó ahora es una mancha en la iglesia pura y blanca. Dios nos ama aunque estemos sucios, quiénes somos nosotros para tacharlo y excluirlo. Que cuando la persona esté en el suelo pueda recibir una mano que le ayude a levantarse, no un pie que le hunda en el lodo.

Dentro de todo esto, debemos recordar que una de las características de Dios es la gracia. Con esto no digo que podemos pecar cada vez que queramos, sino que Dios está dispuesto a convertir nuestros errores en un testimonio de restauración y que su poder es más grande que nuestros errores. Si él nos mira así, por qué pretendemos ser jueces de las personas.

Busquemos sabiduría para evitar y manejar esto. Fomentemos el amor por convicción, no por temor, cuando tú amas a alguien buscas siempre su bien, que nuestra relación con Dios sea así, siempre.

 

ESCRITO POR: Jaela Espinel

17 05, 2017

EVITANDO TARJETAS ROJAS

2019-07-07T04:53:34-05:0017 mayo, 17|

¿Te ha pasado que estás en medio de una discusión y te das cuenta que estás peleando por algo que no dijiste pero que se mal entendió? ¡A mí sí! comienzas peleando por que no te dieron permiso y terminas diciendo que el 1930 él no te cantó la canción que querías.

Mantener una discusión es completamente normal en una relación, son dos puntos de vista tratando de ganar la primera posición. El problema es que mientras más tiempo lo alargues mayor será la brecha que dejas para ser llenada de cosas que pueden dañar o herir.

Con los padres esto se vuelve más complicado porque has vivido mucho tiempo con ellos y puedes sacar cosas que son tarjeta roja para la otra persona.

Hoy queremos compartir contigo 5 puntos para tener una discusión saludable entre padres e hijos.

  • No supongas ni des por sentado algo

Di lo que esperas o piensas. Recuerda que no somos libros abiertos con un índice; la mayor parte del tiempo somos libros cerrados que no se quieren dejar leer.

  • No digas algo de lo que podrías arrepentirte

Esto es algo que siempre lo repito, no trates a la persona como que no quisieras que al día siguiente esté a tu lado.

  • Cuida tu corazón y el de la otra persona

Dentro de todo lo que tengas que defender busca las palabras adecuadas y los límites de integridad tuya y de la otra persona. Si vez que la conversación se está tornando en oraciones repetidas con insultos es mejor parar y esperar a que las aguas se calmen.

  • Manipular no es una buena estrategia

Por el cariño que los padres demuestran, es muy fácil manipular o usar frases que inviertan el sentido de las cosas. Esta es un arma de doble filo pues no siempre va a funcionar y de alguna manera es usar un engaño o mentira para lograr lo que queremos.

  • No busques ponerte al mismo nivel de tus padres

Aunque a veces no nos guste reconocerlo, nuestros padres son nuestra autoridad, conocen más que nosotros y la mayoría de veces, sus acciones buscan el bienestar para nosotros. Ten presente siempre esta primicia para que no te frustres por no salirte con la tuya.

Siempre te vamos a animar que pelees lo menos posible, pero cuando tengas que hacerlo toma en cuenta estos consejos, no dejes que una pelea arruine una buena relación o deje heridas que trasciendan en el tiempo.

 

ESCRITO POR: Jaela Espinel

23 09, 2015

En Repuesta a Los Mantones

2019-07-07T04:53:55-05:0023 septiembre, 15|

Los matones vienen en todas formas y tamaños. Pueden aparecer en nuestra vida cotidiana y en casi imposible mantenerlos lejos. Y ahora, los medios sociales ha causado una nueva forma de intimidación. Hoy en día, la gente tiene acceso a las redes sociales con sólo pulsar un botón. La mayoría de los estudiantes tienen Facebook, Instagram, mensajes de texto y/o Twitter. La cyber intimidación es una forma de intimidación que utiliza las redes sociales. Los matones pueden amenazar, chantajear; e intimidar a la gente en línea. No hay forma de escapar si alguien planea mantener sus sitios de medios sociales.

Aquí hay 5 consejos al responder a los matones:

  1. Evaluar la relación con al matón.

¿Es esto realmente un matón o un amigo que está teniendo un mal día? ¿He hecho algo para enfadarlo? ¿Le debo una disculpa?

  1. Evaluar la severidad de las amenazas.

¿Esta persona te está dañando física, mental y emocionalmente? ¿Temes que esta persona te haga daño? Si es así, debes reportarlo a un adulto de confianza. Guarda siempre sus mensajes para imprimirlos en caso de haber necesidad.

  1. Pasar.

Trata de no obsesionarte con la situación. Rodéate de buenos amigos que te apoyen. Obten la ayuda que necesitas de los amigos, familia, un maestros o consejeros para que puedas seguir adelante.

  1. Entender el cerebro de un matón.

Atención: Si continúas reaccionando ante las ofensas de los matón,  sólo les dará la atención que ellos quieren. Ignorarlos puede ayudar, pero si sientes que estás en peligro, debes informar sobre ello.

Aceptación: La mayoría de los los matones para lo hacen con el fin de encontra aceptación en los demás mediante la degradación de otros.

Alabanza: Los matones buscan alabanza. Piensan que conseguir la atención por ser malos es mejor que ninguna atención.

  1. Busca oportunidades para crecer

Nadie quiere ser intimidado, pero las circunstancias pueden enseñar algunas cosas tales como: la resolución de conflictos, el valor de las palabras, y la superación de obstáculos.

“Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas, pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. Y la constancia debe llevar a feliz término la obra, para que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada” (Santiago 1:2-4).

 

ESCRITO POR: Ashñey Arneson

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí