+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
1 05, 2019

Remedios naturales para la tos (muy eficaces)

2019-05-01T06:00:11-05:001 mayo, 19|

  • Té de pimienta con miel

Las infusiones pueden ser una buena alternativa para la tos, con el aliciente de que están hechas con productos naturales. En caso de tener tos húmeda, es aconsejable ingerir té de pimienta con miel. Al parecer esto ayuda a estimular la circulación, funciona como alivio y potencia el flujo de flemas.

Para elaborar la receta es simple, así que seguro que tienes los ingredientes por casa sin necesidad de ir a comprarlos. Solo hay que añadir a una taza de agua hirviendo una cucharada de pimienta fresca (grano gordo) y dos cucharadas de miel. Seguidamente debe dejarse reposar durante 15 minutos. Por último, la mezcla se debe colar y la infusión ya está lista para beber.

  • Jarabe de jengibre y menta

El jarabe de jengibre es una medicamento casero que se ha empleado durante mucho tiempo para tratar la tos. Es un expectorante natural, que además detiene la irritabilidad y el dolor en la parte superior de la garganta. Es ideal para la tos seca. Para aumentar su efecto es posible añadir menta para aliviar definitivamente ese cosquilleo irritante.

La receta de este jarabe es sencilla de elaborar. Solo es necesario utilizar 3 cucharadas de jengibre picado, 1 cucharada de menta seca, 4 tazas de agua y 1 taza de miel. Primero, hay que picar el jengibre y añadirlo junto con la menta a 4 tazas de agua. Esta mezcla se lleva a ebullición y se deja cocinar a fuego lento durante 15 minutos. El siguiente paso es dejar que se enfríe levemente. Después se añade la miel y se remueve hasta que se haya disuelto la mezcla. Toma una cucharada cada pocas horas. Es posible guardar el jarabe en la nevera y dejarlo hasta 3 semanas.

  • Ajo

El ajo también es un remedio natural que funciona muy bien para calmar la tos con flema, y contiene varias propiedades que hacen que actúe como un antibiótico natural. Para que el ajo sea efectivo es posible consumirlo de dos maneras. Una de ellas, al ingerirlo crudo, preferiblemente en ayunas. No obstante, esta no es una opción viable para todo el mundo , porque puede causar malestar estomacal.

Otra forma de beneficiarse del ajo es partirlo en dos mitades y dejar cada mitad en los carrillos de la boca. Se debe dejar en esa posición durante 15-20 minutos, siempre cuando el dolor esté presente.

10 04, 2019

Remedios naturales para el hipo

2019-04-10T06:00:37-05:0010 abril, 19|

Si bien el hipo desaparece de la misma forma que se produce. a veces puede durar varios minutos. En ese caso podemos utilizar ciertos métodos caseros muy eficaces.

  1. Inhalar en una bolsa de papel

La misma técnica que se emplea para reducir los mareos y náuseas al viajar nos puede servir para eliminar el hipo.

Básicamente debes colocar una bolsa de papel alrededor de la nariz y la boca presionando para que no se escape el aire.

Respira lo más rápido posible 15 veces. Cuenta hasta 10 y suelta la bolsa.

Quizás debas repetirlo otra vez más para conseguir resultados.

  1. Beber agua bien fría

Pon agua en un vaso y échale unos cubos de hielo para que se enfríe. Bebe de un sólo trago y espera unos segundos.

Si el hipo se mantiene, puedes repetir una vez más el procedimiento.

Las bajas temperaturas de la bebida son un “shock” para el diafragma y lo dejan en reposo. Otra opción es chupar un hielo durante algunos segundos.

  1. Contener la respiración

La respiración izquierda es una de las técnicas más conocidas y eficaces para cortar el hipo.

Al dejar de respirar por unos segundos aumenta la cantidad de dióxido de carbono en el torrente sanguíneo y le da la señal al cuerpo de que algo no funciona como corresponde.

Por ello el diafragma “deja” de contraerse.

Respira lo más profundo que puedas para llenar bien los pulmones.

No permitas que el aire salga al menos por 30 segundos y luego, exhala lentamente.

Si es necesario, repite hasta que el hipo desaparezca.

  1. Consumir una cucharada de azúcar

Si no te gusta la idea o te desagrada el azúcar, puedes probar con una cucharada de miel de abejas. El sabor dulce acaparará toda la boca y calmará el nervio que desata el hipo.

Otra alternativa es la mantequilla de maní o algún postre muy dulce con consistencia similar (pegajosa).

9 04, 2019

REMEDIOS NATURALES QUE TE ALIVIAN EL DOLOR DE ESPALDA

2019-04-09T06:00:18-05:009 abril, 19|

Superada la crisis aguda de dolor, puedes recurrir a varios remedios naturales que te ayuden a calmar las molestias. Te detallamos algunas estrategias caseras que dan buen resultado:

Un baño caliente… con azufre

La inmersión en agua caliente es uno de los métodos no farmacológicos más efectivos de alivio del dolor, y se utiliza como relajante y analgésico de forma habitual en muchas patologías (hidroterapia).

Tiempo atrás, el azufre no faltaba en ningún balneario y, hoy en día, este tratamiento calmante se está recuperando en muchos de ellos. Puedes hacerlo en casa: compra en algún herbolario de confianza polvo de azufre y añade 100 g al agua de la bañera. Sumérgete y deja que el agua caliente y el mineral actúen.

Dos auto-masajes que alivian

Siéntate con la espalda recta y los pies apoyados en el suelo. Coloca las manos bien abiertas a ambos lados de la zona lumbar y frótala de arriba abajo entre 10 y 12 veces con intensidad de forma que el músculo que la recorre quede entre tu pulgar y el resto de tus dedos.

Desliza las manos por toda la nuca de arriba abajo, ejerciendo una ligera presión con los dedos. Haz lo mismo desde cada oreja hasta los hombros, lenta y suavemente de 10 a 12 vece

Hazte una «bola»

Túmbate boca arriba, encoge las rodillas sobre el pecho y “abrázalas”. Permanece así unos segundos, con la espalda pegada al suelo. Luego lleva las rodillas ligeramente hacia la derecha, vuelve al centro y sigue a la izquierda. Repite este pequeño movimiento tres veces por cada lado.

Un masaje con aceite de jengibre

La fitoterapia puede ser una excelente ayuda adicional para vencer un episodio de dolor, con la ventaja de que rara vez ocasiona efectos secundarios.

El aceite de jengibre actúa de una forma parecida a un AINE (antiinflamatorio no esteroideo) pero de manera natural. Es relajante, antiinflamatorio y analgésico. Para preparar este remedio, mezcla 5 gotas de aceite esencial con 10 de aceite de almendras dulces y aplícalo en la zona dolorida con un masaje suave.

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: