+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
29 10, 2023

¿Qué vas a hacer mañana?

2023-10-29T06:45:16-05:0029 octubre, 23|

En términos generales, es probable que todos tengamos una idea bastante clara de cómo será el día de mañana. La experiencia nos dice que podemos esperar que el día de mañana sea más o menos lo que esperamos que sea. Por supuesto, siempre hay excepciones. Cada día tiene su propio conjunto de variables, pero en el panorama general, éstas también tienden a estar dentro del ámbito de lo esperado. Rara vez lo inesperado es REALMENTE inesperado.

Esta (aparente) predictibilidad nos adormece con una falsa sensación de seguridad hasta que sucede algo que trastorna la rutina. La historia está llena de estos eventos. A pesar de la regularidad de las interrupciones, siempre parecemos sorprendidos. Pandemias, colapsos económicos, guerras, desastres naturales: todas estas cosas ocurren con una regularidad impredecible. No sabemos cuándo, pero sabemos que sucederán.

Entonces, nos encontramos en un dilema. Por un lado, la vida está (afortunadamente) marcada por la rutina. Por el otro, siempre acecha lo desconocido y lo inesperado que pueden presentarse en cualquier momento alterando el tejido y los cimientos de nuestras vidas. ¿Pero entonces cómo enfrentamos esta tensión?

Hay 3 verdades que brindan contexto y perspectiva para vivir sin temor.

Verdad # 1 – Dios es misericordioso. Él estableció nuestra realidad en ciclos predecibles porque Él mismo es fiel. Ya sean los megaciclos de los planetas, las estrellas, el sol y la luna, o la regularidad de las estaciones del año, el orden creado por Dios se basa en patrones y ciclos. Esta es una expresión de Su gracia. Esto no significa que los patrones sean inquebrantables. Significa que podemos tener confianza en esos ciclos naturales de la vida porque tienen su origen en la propia fidelidad de Dios.

Verdad # 2 – Siempre hay un propósito. La vida no es una secuencia de actos aleatorios conectados. Mucho antes de que existiera algo de la creación, Dios determinó la naturaleza y los propósitos de cada evento en la realidad que Él crearía. Es por eso que tenemos las historias de «fracaso» de – Abraham, José, Ester, Daniel, Saulo / Pablo, Pedro – hombres y mujeres cuyas vidas siguieron caminos bastante oscuros hasta que Dios demostró Sus propósitos mayores y vemos el impacto redentor en sus vidas.

Verdad # 3 – Algunas cosas nunca cambian. Si bien la predictibilidad se interrumpe con frecuencia, el fundamento de la fidelidad de Dios y Sus propósitos no cambian. Siempre sucederán eventos inesperados, no deseados y desconocidos, pero solo para nosotros.  ¡¡Nada toma a Dios por sorpresa!!

Llenemos nuestras mentes con la verdad de Dios. Algunos recordatorios:

“… pensaron hacerme mal, pero Dios cambió ese mal en bien…”. (José hablando a sus hermanos después de salvarlos de la hambruna – Génesis 50:20)

“…de acuerdo con el propósito de Dios mismo, que todo lo hace según la determinación de su voluntad. (Efesios 1:11)

Y muchas otras verdades de la Palabra de Dios.

Entonces, ¿cómo sobrevivimos lo desconocido? La transformación de nuestra mente (Rom. 12: 1-2) se lleva a cabo por el Espíritu de Dios usando la Palabra de Dios para cambiar nuestros pensamientos y perspectiva a medida que aprendemos a caminar con Dios y confiar en Él.

Es útil escribir éstas y otras verdades de la Palabra de Dios en tarjetas de 3×5 y consultarlas un millón de veces al día. A medida que estos pensamientos transforman y llenan nuestras mentes, también cambiará nuestra comprensión de lo que está sucediendo a nuestro alrededor, de quién es nuestra fuente de seguridad y el enfoque de nuestra esperanza para el futuro.

Esto es algo que deberíamos hacer hoy. No espere hasta mañana. ¡Quién sabe lo que traerá el mañana!

21 08, 2018

SE REQUIERE DE SEGURIDAD Y EFICACIA

2019-09-09T00:12:31-05:0021 agosto, 18|

Hace unos días vi algo que me dejó asombrado. Se trataba de dos hombres que estaban limpiando las ventanas de un edificio.  Ambos usaban cascos y colgaban de una cuerda. Pero lo que me impactó fue como se balanceaban de un extremo a otro para limpiar toda la ventana. La pregunta que saltó a mi mente fue: ¿Su trabajo reúne todas las condiciones de seguridad?

Desde el punto de vista de la ergonomía seguramente no. Para explicar este raro nombre daré un ejemplo.  Seguramente has escuchado decir: el asiento de conducción tiene buena ergonomía.  Esto quiere decir que dicho asiento está adaptado a las condiciones del usuario. Gracias a la ergonomía, el uso de las máquinas, muebles y utensilios están adaptados para que la persona que lo va a usar tenga mayor comodidad y eficacia.

Ahora, esto me lleva a considerar lo que dice la palabra de Dios. Y me refiero al consejo que da Pablo a los cristianos de Éfeso. En el capítulo 6 Pablo habla sobre la responsabilidad de amos y siervos.  Poniéndolo en nuestro contexto sería el empleado y el empleador.

Pablo pide a los trabajadores que hagan su labor con responsabilidad y con entusiasmo como si lo hicieran para el Señor.  Y lo mismo pide a los empleadores y añade que no amenacen a sus trabajadores porque todos tenemos un solo Amo que está en el cielo y no tiene favoritos.

Por lo tanto, implementemos aquellos cambios que ofrezcan seguridad, eficacia y un buen ambiente para desarrollar nuestras habilidades y las de aquellos que están a nuestro cargo, recordando que todos somos siervos de Dios.

5 07, 2018

Hombre que no  cambia se vuelve vulnerable

2018-07-05T10:01:28-05:005 julio, 18|

Un hombre es más vulnerable cuando pierde su elasticidad y se resiste al cambio; sin embargo,  la realidad del cambio es un hecho que lo vemos a diario. Si nos volvemos ciegos e inconscientes a esta ley vamos a caer en el espejismo de la seguridad que creemos ver en la comodidad del estatus quo.

Cada etapa de la vida tiene sus propios desafíos y su potencial. En algún lugar próximo, en otra etapa está la sonrisa de contentamiento que voy a exhibir si he manejado correctamente la etapa precedente, dice el escritor y líder norteamericano T.D. Jakes.

Si todo está en  movimiento, uno debe moverse estratégicamente pues un logro no garantiza el siguiente, “cada día tiene su propio afán”. Si no  sabemos cómo afrontar los nuevos tiempos que suceden de forma constante nos volveremos vulnerables.

La realidad de hoy no será la misma que la de mañana, por ello, debemos prepararnos financiera, espiritual, emocional y relacionalmente para manejar de manera  satisfactoria nuestras diferentes etapas. No podemos descuidar los planes para el futuro porque DIOS quiere seguir manifestándose en cada época nueva de nuestras vidas. Él sabe muy bien los planes que tiene para nosotros, son planes para nuestro bien, y no para nuestro mal, para que tengamos un futuro lleno de esperanza,  afirma el Señor.

3 04, 2017

Dónde encontrar la seguridad de ser mamá

2017-04-03T10:18:04-05:003 abril, 17|

Quizá hayas pensando esto más de una vez “¡Qué difícil es ser mujer, súper difícil ser esposa y casi imposible ser mamá!”

¿Recuerdas la recta numérica? Números positivos hacia un lado y números negativos hacia el otro. Muchas veces estamos en el lado positivo y negativo de la misma, con un pensamiento que permanece en nuestra mente por días enteros: “Soy demasiado…”.  Demasiado buena o demasiado mala.

Tendemos a juzgar todo lo que hacemos y somos muy duras en medir o calificar nuestro rol de esposas y madres. Buscamos la perfección en las actividades que hacemos para garantizar que todo en el hogar se desarrolle con un ritmo constante. Nos frustramos fácilmente cuando algo nos sale mal o si está fuera de lo que hemos pensado. Nos estresamos y muchas veces desahogamos estas fallas en nuestros hijos.

No permitas que la inseguridad y el miedo te roben el momento que estás viviendo con tus hijos; debemos mirar nuestro corazón. La Biblia es clara en Proverbios 4:23 RVC

“Cuida tu corazón más que otra cosa, porque él es la fuente de la vida”.

Porque es en tu interior donde Dios comienza a obrar, es ahí donde siembra esa semilla para desarrollar una influencia eterna que impacta la vida de nuestros preciosos hijos.

Permite que tu corazón sea el lugar donde Dios pueda trabajar de manera libre; cede a Sus planes y propósitos todo lo que has planeado, deja que te guíe a cumplir Su voluntad de una manera firme y segura. No importa el esfuerzo o las dificultades que tengas que atravesar en este precioso camino de la maternidad. Todo lo que hagas, nunca será en vano delante de Dios. Confía en Él, tus hijos necesitan una mamá segura de sí misma.

¿Te has preguntado cómo puedes dejar la queja y la preocupación de lado y comenzar a disfrutar de la vida que tienes? Acepta lo que eres delante de Dios, esa mujer que puede lograr sus metas, dejando sus preocupaciones delante del Señor y confiando en su fortaleza para sacar adelante a la hermosa familia que nos dio.

MDC/ag

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: