+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
14 11, 2017

¿Cuál es la mejor Inversión que puedes Hacer?

2019-09-09T00:13:07-05:0014 noviembre, 17|

¿Sabías que los negocios de funerarias venden trajes para los difuntos? Son para personas que quieren ser enterradas en traje y no tienen uno. ¿Sabes cuál es la diferencia de los trajes para difuntos de los trajes comunes? ¡No tienen bolsillos! ¡Es verdad! No los necesitas porque no puedes llevarte nada contigo.

Pero eso no significa que no puedas hacer inversiones para la vida eterna. ¿Cómo lo haces? Invirtiendo en personas que van para allá. La generosidad es una inversión, comenta en Dr. Rick Warren.

La Biblia dice: “Diles que usen su dinero para hacer el bien. Deberían ser ricos en buenas acciones, generosos con los que pasan necesidad y estar siempre dispuestos a compartir con otros. De esa manera, al hacer esto, acumularán su tesoro como un buen fundamento para el futuro, a fin de poder experimentar lo que es la vida verdadera.” Eso le dijo san Pablo a su pupilo Timoteo.

Cada vez que eres generoso con una persona pobre, un amigo o un vecino, Dios dice que estás amontonando tesoros en el banco del cielo. Tu tiempo en la tierra es solo alrededor de 80, como mucho 100 años, pero vas a vivir trillones de años en la eternidad.

Cuando ayudas a otras personas con tu tiempo, tu dinero, tus recursos – lo que sea que tengas – estás de hecho haciendo una inversión en el cielo. La Biblia dice, en Proverbios: Servir al pobre es hacerle un préstamo al Señor; Dios pagará esas buenas acciones.

14 09, 2017

Xi Sheng Mo (Galería de la Fe)

2019-09-09T00:13:18-05:0014 septiembre, 17|

Hoy nos encontramos con el retrato de Xi Sheng Mo, conocido como el pastor Hsi, narra la expansión del cristianismo moderno en parte de China. Su conversión generó la admiración de su propia familia y todo el pueblo. Hasta el fin de sus días vivió entregado a servir a Dios, luego se ser un furibundo adepto de Confu­cio.

No había nadie entre el pueblo que odiase tanto a los extranjeros como el señor Hsi. Pero, sucedió que se sintió ligado en espíritu al misio­nero. Entonces abandonó todos los ídolos; ¡se decía que los había quemado! Dejó de adorar las tablas ancestrales. Ya no se percibía más el olor de incienso en su casa. ¡Y lo más extraño de todo, el señor Hsi dejó de fumar opio!

Entre tanto, la persecución a los recién conver­tidos se volvió cada vez más severa, hasta que por fin el pueblo planeó estirar cuerdas entre las vigas que sostenían los techos de los templos y colgar allí por las manos a todos los creyentes, hasta que negaran su fe. Sin embargo, Hsi decidió llevar el caso al conocimiento de las autoridades, hizo tanto alboroto ante el mandarín, que este, para librarse de él, envió sol­dados para que defendieran a los creyentes.

El pastor Hsi en el transcurso de los años lle­gó a ser un poderoso expositor de la Biblia. La fuerza y resistencia que manifesta­ba bajo pruebas físicas y mentales, eran extraor­dinarias; recibía virtud de Dios para realizar su obra. Así estando ya viejo podía andar cuarenta y cinco kilómetros de una sola vez, y asimismo, después de ayunar por dos días seguidos podía bautizar a cincuenta personas sin descansar y sin interrupción.

Finalmente, a la edad de sesenta años, en me­dio de su lucha evangelizadora, Dios lo llamó a su presencia en la mañana del 19 de febrero de 1896. Un hombre valiente y comprometido con la causa de Jesús, Xi Sheng Mo hoy en la Galería de la Fe.

5 04, 2016

10 Lecciones que aprendí de Rut

2019-09-09T00:16:13-05:005 abril, 16|

  1. Rut reconoció que estaba bajo autoridad, se sometió a ella y le rindió cuentas, Rut le pidió permiso a Nohemi, le contó lo que planeaba hacer. Nosotros debemos hacer lo mismo que hizo Rut, estar bajo autoridad y rendir cuentas.
  1. Rut quería salir al campo, se arriesgó y empiezó hacer algo, Rut tuvo el anhelo de hacerlo, de salir, de servir. Si tenemos el anhelo debemos empezar.
  1. Rut tenía fe – por eso oraba, Rut oró “que la caiga bien a la gente”. Quería encontrar gracia ante los demás. ¿Cómo son nuestras oraciones?
  1. Rut era humilde y tenía actitud de servicio, Rut debía recoger el trigo arrodillada e iba de tras de los expertos, nosotros debemos ser humildes cuando servimos.
  1. Rut aprendió de la experiencia de los que van adelante, Rut recogía lo que otros tiraban, nosotros debemos aprender de las experiencias de otros y, recoger (retener) lo bueno y desechar lo malo.
  1. Rut reconoce que el campo es, de Dios donde estemos debemos servir y hacerlo con la actitud correcta, pues Dios está en medio de todo.
  1. Rut esperaba el momento de ser reconocida, no aceleraba el momento, no era cansona o intensa, como jóvenes muchas veces queremos acelerar las cosas, queremos estar adelante y no detrás.
  1. Rut sabía pedir cosas, Rut habló con el jefe del campo y pidió que le dejen recoger el trigo, nosotros debemos aprender a decir las cosas y pedir ayuda.
  1. Rut era leal, Booz le dijo a Rut que se quedara esa temporada en su campo y que mirara bien. Al igual que ella debemos ser leales a Dios y a las personas que nos ayudan.
  1. Rut aprendió y le delegaron más responsabilidad, Booz le dijo a todos sus trabajadores que no la molestaran y que intencionalmente dejaran caer el trigo. Dios hará, suplirá nuestras necesidades y nos dará gracia para que otros nos ayuden.
  1. Rut proveía a los suyos, después del día de trabajo Rut llevo lo que consiguió a su suegra, regreso a su casa con bendiciones. Debemos regresar a nuestro hogar con bendiciones.

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: