3 07, 2021

En nuestra angustia Dios nos responde

2021-07-03T21:48:10-05:003 julio, 21|

¿Ha leído la historia de Michael Packard, un buzo de langostas de 56 años de Cape Cod, quien se está recuperando en el hospital después de ser tragado por una ballena? Al principio, él pensó que estaba siendo atacado por un tiburón. Pero luego se dio cuenta de que el animal no tenía dientes. Después de varios segundos de malestar, tanto suyo como de la ballena, el cetáceo salió a la superficie y lo escupió. Definitivamente es un «Jonás y la ballena» de hoy en día.

Jonás terminó arrojado por la borda al mar por marineros paganos, asustados por una gran tormenta. Pero esa no es la parte más notable de la historia. Es la oración de Jonás mientras estaba en el vientre del pez:

Entonces Jonás oró al Señor su Dios desde dentro del pez, diciendo:

“En mi angustia clamé a ti, Señor, y tú me respondiste. Desde las profundidades de la muerte clamé a ti, y tú me oíste”.Jonás 2: 1-2 (DHH)

Si leemos atentamente las palabras de Jonás, hay tres detalles asombrosos que pueden transformar nuestra vida para siempre.

Primero, Jonás clamó al SEÑOR. En todo el Antiguo Testamento, con frecuencia se hace referencia a Dios como «SEÑOR». Esta es la forma en la que los editores de la Biblia nos ayudan a identificar dónde el texto hebreo usa el nombre del pacto para Dios: Yahveh. ÉL es el fundamento de las promesas hechas a Abraham, Moisés y David. Habla de la fidelidad eterna e inmutable de Dios, el amor, la misericordia, la compasión, la gracia, la rectitud, la justicia, la santidad y la totalidad de la naturaleza y el carácter de Dios. ESTE es el Dios a quien Jonás clamó. Oró al Señor, su Dios.

La segunda, es cómo Jonás describe al SEÑOR: “oró al SEÑOR su Dios”. Esto no solo identifica que Yahweh era la deidad elegida por Jonás entre la multitud de deidades disponibles para ser adoradas. El pronombre sugiere una relación con este Dios a nivel personal. Había una relación entre Jonás y Yahvé. Aunque Jonás no es fiel a esta relación, su Dios Yahvé sí lo es. Yahweh proporciona un barco tripulado, una tormenta, un pez grande, la voluntad de los marineros de arrojar a Jonás por la borda, una playa, una planta y, en última instancia, una respuesta positiva a la predicación de Jonás, aunque ese no era el resultado deseado por Jonás. Dios está atento y comprometido con cada detalle de Su orden creado. A esto lo llamamos providencia. Y Dios no ha cambiado. A pesar de nosotros mismos y de nuestra infidelidad a nuestro Dios, Yahvé, Él permanece fiel a nosotros, alerta y comprometido en cada detalle de nuestras vidas.

La tercera cosa asombrosa se repite dos veces: «me respondió» y «oíste mi voz». Este es el resultado muy natural de las dos observaciones anteriores. Yahveh, el Dios fiel y del pacto, escucha nuestras oraciones. Donde estemos, sin importar nuestro historial, cualquiera que sea nuestra necesidad, el oído de Dios está atento a los clamores de su pueblo. Recuerde, la experiencia de Jonás contrasta con la de los marineros que no conocían a Dios (y aun así hacen una asombrosa declaración acerca de Él, lea Jonás1:14) y, sin embargo, Dios les respondió (la tormenta cesó). Los ninivitas no conocían a Dios, pero Dios les respondió (no destruyó su ciudad). Hay ironía ahí; ¡aquellos que no creían en Dios parecían más conscientes del compromiso de Dios que el profeta que se suponía que lo representaba!

Estoy impresionado por la experiencia de Michael Packard (espero que nunca me pase a mí) y por lo sobrenatural de la experiencia de Jonás. Pero lo que más me impacta es la intimidad que caracteriza las respuestas de Dios a los marineros, a la ciudad de Nínive e incluso al propio Jonás. He actuado como Jonás de vez en cuando. He dudado de Dios. He tenido malas actitudes. He alimentado los prejuicios. He tratado de manipular las cosas.

Sin embargo, el SEÑOR, Yahvé, el único Dios verdadero Creador, sigue estando pendiente de mí, me responde, es bondadoso conmigo, perdona mi pecado, satisface mis necesidades e incluso trabaja en la vida de otras personas a través de mí, a pesar de mí.

Afortunadamente, Dios es Dios y no hay otro. Él es el Dios de las historias de peces, de las tormentas, de los corazones y las mentes necias como la mía.

Esa es la parte verdaderamente asombrosa de la historia.

29 01, 2019

Transforma tus pensamientos y vive con paz

2019-01-29T08:55:31-05:0029 enero, 19|

Cada mañana al abrir mis ojos y mirar la hermosa creación de Dios me lleva a sentirme llena de paz, protección y amor. Claro que esto no significa que mi vida entera pinte color de rosa; de hecho es como el resto de vidas con circunstancias difíciles o complicadas, empujada por el mundo que ofrece abundantes razones para que nos afanemos. Pero tú y yo al creer en Cristo somos llamados a vivir y a pensar de una manera diferente del angustiado mundo que nos rodea. ¿Cómo estás viviendo cada día?

 

Leí en un artículo de Ministerios “En Contacto” que citaban una encuesta realizada en el 2010 por la Asociación Americana de Psicología, en la que se mencionaba que el 40% de las personas dijeron que, en el mes anterior, el estrés las había llevado a comer en exceso o a comer alimentos poco saludables. Casi un tercio de ellas dijeron que habían pasado por alto una comida por causa del estrés, y más del 25% dijeron que no habían podido dormir. Otra encuesta reveló que más del 60% de los trabajadores estadounidenses se preocupan por la posibilidad de perder sus empleos; dentro de este grupo, el 32% dijo que se preocupaban “mucho” por esto. La preocupación no es solo común en nuestra sociedad; también está entretejida en nuestra cultura.

 

Pero lo que más llamó mi atención de este artículo era lo que otros estudios señalaban. Expertos señalaban que nuestras conductas y nuestros sentimientos son creados por pensamientos, no por factores externos, como las personas, las situaciones y los acontecimientos. El beneficio de esta verdad es que podemos cambiar nuestra manera de pensar y sentirnos mejor, aunque la situación no cambie”. En vez de vivir a merced de fuerzas externas, tenemos una opción. Y la manera más eficaz de modificar nuestras conductas y patrones emocionales habituales es dejar que Dios cambie nuestra forma de pensar, como Pablo lo menciona en la carta a los Romanos.

 

Si hasta científicamente está comprobado que si cambiamos nuestra forma de pensar podemos dejar de lado la angustia, el dolor y otros, entonces ¿qué esperas para dejar que Dios cambie tu forma de pensar?

“Lo hermoso de la historia de Job es que le recuerda al angustiado creyente que Dios es, al final, compasivo. Y desde la perspectiva de la medicina y de la neurociencia, la compasión puede sanar el cuerpo y también el alma”.

 

Entonces, reafirmamos que el único que puede transformar lo que hay en nuestra mente y corazón es Cristo. Cambiar la preocupación significa cambiar lo que creemos acerca de Dios y acerca de nosotros mismos.

 

Permite que Dios te transforme mediante la renovación de tu mente y empieza a vivir con paz, seguridad y amor, en medio de la tormenta.

20 11, 2018

LA JUVENTUD Y SU PAPEL TRANSFORMADOR

2019-07-07T04:53:23-05:0020 noviembre, 18|

Gandhi creció en una familia con posibilidades económicas. En 1888 A los diecinueve años  viajó a Londres para terminar sus estudios, fue en esta etapa de su vida donde palpó de cerca el racismo, en vez de reaccionar con odio o resentimiento, él usó a su favor aquella realidad social, después de fracasar como abogado empezó a recordar aquella triste realidad que se veía envuelta su nación, se dio cuenta de su papel transformador y decidió tener un impacto con la opinión pública, llegando a ser el mayor exponente de la desobediencia civil no violenta.

Gonxha Agnes era la menor de tres hermanos, creció en una familia de recursos medios, a los ocho años su padre fallece y enfrenta escases, pero su madre la capacitó de fe y lucha. A los dieciocho años decide salir de su casa para unirse al instituto misionero de “Las hermanas de Loreto”, en Irlanda. Allí es bautizada como María Teresa, nombre con el cual la conocería el mundo entero. Realiza un viaje a Calcuta en la India donde encuentra su vocación y servicio a los demás y desde entonces reconoce su papel transformador en la sociedad.

Hay muchos ejemplos de personajes que empezaron a descubrir su papel transformador en sus años de juventud y a pesar de que tuvieron una vida complicada supieron afrontarla al máximo. Hoy en día es común ver adolescentes sumidos en la tecnología y ocio, si bien es cierto que parte de las características de un joven es ser espontáneo y feliz, también deberíamos tomar en cuenta la capacidad que tenemos, al momento de impactar una sociedad.

Sería interesante ver que dentro de nuestras filas cristianas se levanten jóvenes: cuestionadores y críticos que busquen desarrollar reformas dentro de las estructuras cristianas de la actualidad, sin atacar o pelear por doctrinas sino que su papel transformador se base en una generación que impacta de manera positiva las esferas: políticas, sociales y académicas. La mayoría de veces en el círculo cristiano se nos delimita mucho a ser críticos o cuestionadores catalogándolo como “rebeldía”.

Es hora de reencontrarnos con una revolución de pensamientos. Las redes sociales son una plataforma en la que podemos exponer nuestros puntos de vista sin ser censurados. No se trata de simplemente pelear por una causa, se trata de encontrar junto con Dios aquel propósito por el cual naciste, decirle al mundo con tus dones y talentos lo grande que es Dios y de esta manera reconciliarlos con Él.

Querida generación ¿estás consiente que eres un generador de opinión? Si tu respuesta es sí, te recomiendo empezar a tomar decisiones trascendentales. Al igual que estos grandes personajes todos hemos pasado por momentos de dolor y angustia, pero estoy seguro que eso mismo será lo que nos inspire a encontrar nuestro papel transformador y usaremos nuestra juventud como un impulso hacia las reformas religiosas que necesita nuestra nación.