+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
20 03, 2022

¿Violencia, corrupción, maldad…? ¿Qué podemos hacer?

2022-03-20T08:31:39-05:0020 marzo, 22|

El siglo XX fue el más violento en la historia del mundo. Más de 100 millones de personas murieron en dos guerras. También en ese siglo han nacido palabras como holocausto, genocidio, terrorismo y bombas suicidas, pero la realidad de la maldad no es nada nuevo en los milenios de la historia de la humanidad.

Génesis 6:5-22 registra que en los días de Noé la “Maldad de los hombres era grande en la tierra”. Tres veces en los versículos 11 y 12 la palabra “corrupción” describe el estado de las cosas en el mundo antiguo.

En medio del caos se relata que Noé caminó con Dios y encontró su favor ante sus ojos. Dios le encomienda la monumental tarea de construir un arca, llenarla con dos animales de cada especie, y suficiente comida para alimentar a su familia y al gigantesco zoológico flotante.

Ante los ojos del mundo esto era una locura, pero “Noé hizo todo lo que Dios le había mandado” (6:22, 7:5) Y el escritor de hebreos nos recuerda que, por fe, Noé tomó esta ardua tarea.

La obediencia de Noé y esta hazaña de fe, es un claro recordatorio que Dios puede y usará a cualquiera de nosotros para ser parte de sus planes redentores – planes de rescate y restauración (Mel Lawrenz)

Quizás no siempre Dios puede llamar a alguien para una tarea tan grandiosa como construir un arca, pero Él quiere que su pueblo sea parte del trabajo de compartir el evangelio en este mundo caído.

Para pensar: ¿Qué paso de obediencia nos está pidiendo Dios para involucrarnos en este mundo compartiendo «todo el evangelio»? ¿Cuáles son algunas maneras en que podemos seguir a Dios? ¿Cuáles son aquellas cosas que Dios te ha encomendado a ti?

19 09, 2021

El horrible rostro del mal

2021-09-19T01:36:55-05:0019 septiembre, 21|

«¿Cómo podría alguien hacer una cosa tan horrible?» preguntamos. Es esencialmente la misma pregunta que se ha hecho la humanidad desde el día en que Caín, lleno de ira y odio le invitó a su hermano a ir al campo para asesinarlo.

Hoy, cuando uno observa cuadros extremos de cuerpos mutilados, de niños en brazos de rescatistas, de personas huyendo de la violencia, o de rostros de miembros de una familia bañados en lágrimas, cuya mesa está incompleta porque un ser querido murió como resultado de un ataque terrorista, está presenciando el horrible rostro del mal.

En 1974 Billy Graham dijo: «Creo que hay dos aspectos de la profecía Bíblica. Uno nos lleva a entender que nos acercamos a los últimos días y a la Segunda Venida de Cristo. Las cosas irán de mal en peor… Pero creo que a medida que nos acercamos a los últimos días y a la segunda venida del Señor Jesús, también podría ser éste un tiempo de gran avivamiento”

¿Tuvo razón el Sr. Graham? Si hay algo que los escritores de la Biblia afirman a una sola voz es que los días se oscurecerán y serán más violentos a medida que se acerque el fin de los tiempos.

El mal que es endémico en el corazón de los hombres pone de relieve la oscuridad de un mundo sin Dios y sin esperanza, a menos que exista una intervención divina. También pone de relieve la razón por la que el Hijo de Dios dejó el cielo y estuvo dispuesto a cargar con nuestro pecado, alejado de su Padre, colgado en un madero. Como explicó Pablo, “Al que no conoció pecado, hizo pecado por nosotros, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.” (2 Corintios 5:21).

Gran parte de la Biblia nos habla de lamento y dolor por el estado de la humanidad, la presencia del mal, y la vida en un mundo perverso y arruinado. Pero también nos muestra al buen Pastor que salva a sus ovejas en peligro, al gran Consolador que camina con nosotros por el valle de sombra de muerte y al médico divino que sana y venda los corazones rotos. Que nuestra fe sea avivada, al saber en quién confiamos.

 

Autor:

 

Dr. Harold Sala

Orador, autor y maestro de la Biblia, el Dr. Harold Sala fundó Guidelines en 1963. Siendo pionero en los comentarios de cinco minutos en la radio cristiana, Guidelines Commentary on Living se transmite en 49 de los 50 estados y en todo el mundo en una variedad de idiomas. https://www.guidelines.org/devotional/speaker/dr-harold-j-sala/

 

 

 

 

 

 

25 09, 2017

La Violencia… Raíz del Odio

2019-09-09T00:15:47-05:0025 septiembre, 17|

Dentro de las páginas del libro El Origen del Odio de Alice Miller, psicoanalista que dedicó su vida entera a estudiar el maltrato infantil, podemos encontrar una declaración que debería estremecer el corazón de toda la sociedad y llevarnos a producir un cambio de actitud hacia el trato que estamos dando a nuestros niños.  La afirmación que guardan las páginas de su libro es: “La violencia que se ejerce sobre los (as) niños (as) es devuelta luego a la sociedad. Un niño castigado y humillado en nombre de la educación interioriza muy pronto el lenguaje de la violencia y la hipocresía y lo interpreta como el único medio de comunicación eficaz”.

Es impresionante detenernos por un momento y mirar la violencia que existe en nuestro alrededor.  Conductores molestos gritando palabras soeces en medio de un tráfico extenuante; padres ignorando que las necesidades de sus hijos van más allá de la alimentación y la educación; jefes exigiendo tiempo extra sin pensar que el empleado tiene familia que atender; madres perdiendo el control con sus pequeños olvidando que es parte del crecimiento derramar una que otra cosa de vez en cuando. Todos descargando nuestras frustraciones y molestias con el más débil.  El esposo con la esposa, la madre con los hijos, el vendedor con los clientes y así sigue avanzando nuestros días en este mundo.  Más trabajo, más estrés, menos tiempo para reír ni compartir, más irritabilidad, más violencia, más odio sembrado en el corazón.

Pero no tiene que ser así, como seres humanos pensantes, como hijos de Dios que llevamos la esencia de su amor, podemos tener vidas armónicas y bondadosas; donde estemos conscientes que fuimos llamados a hacer historia, en quienes nos rodean, con actitudes, pensamientos y palabras positivas. La clave, está en buscar y mantener tiempo con la única fuente que puede cargarnos de los mejores y más puros sentimientos…, con Jesucristo. Él es la fuente de amor inagotable; jamás ha tenido reproches para nosotros, todo lo contrario, ha sido paciente y sigue siendo paciente. Y tiene sus brazos extendidos para sumergirnos en su paz.

Estamos llamados a conducirnos en este mundo no con violencia, no con irritabilidad sino con amor. El mismo Jesucristo dijo: “cada uno debe amar a su prójimo como se ama a sí mismo”.  El amor al prójimo no es solo sentimiento, sino también acción. Empecemos entonces por mantener un buen trato unos con otros.

Autora: Tammy Torres

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: