26 11, 2019

¿Qué hace a nuestros hijos exitosos? Articulo & Podcast

2019-11-26T11:17:55-05:0026 noviembre, 19|

Cuando nuestros hijos comienzan su etapa escolar, las madres también iniciamos una nueva forma de educar a los pequeños, pero parece que una vez más me persigue la sombra de la madre perfecta, esa meta que tengo que cumplir.

Hay días que son más fáciles que otros, a veces los niños llegan a la casa seguros de sí mismos, han comido todo el refrigerio y traen buenas calificaciones. Pero ¿qué pasa cuando hay una nota en la agenda sobre su comportamiento, una baja calificación o una mala actitud para hacer las tareas? Seguro suspiraste muy profundo conmigo.

Quizá eres madre primeriza, una mamita con años de experiencia, o talvez tus hijos ya son profesionales, permíteme hacerte una pregunta: ¿Cómo describirías el éxito o fracaso de tus hijos?

¿Cuáles son los talentos que tienen? ¿Cuáles son las expectativas que tenemos de su futuro y cómo les estamos formando para llegar a la meta?

Yo veo esto como una gran responsabilidad porque será el camino que debemos seguir en la formación de su autoestima, debemos aprender a reconocer sus fortalezas y corregir sus debilidades, ajustar un poquito la parte en la que están fallando. Recordemos siempre que nuestros hijos son un tesoro de cristal a quienes tenemos que moldear diariamente.

Quiero confesarte que en este último año he estado atravesando un proceso necesario para una madre que ha buscado hijas 10/10. Ahora analizo las cosas desde el punto de vista en que una calificación o meta cumplida determine lo que son mis nenas. Ahora soy más agradecida por lo que ellas consiguen, aún no dejo que sus tareas sean menos de lo esperado, en lugar de esto, entiendo cada vez más que no puedo medir a mis hijas por sus logros si no por el esfuerzo que hacen para alcanzar sus tareas o metas u objetivos con responsabilidades y buena actitud.

Me preocupo más en formar su carácter, en que respondan a su alrededor con la firmeza de la palabra, me estoy enfocando en que sean unas buenas amigas y que Dios sea el centro de su corazón.

Te comparto esta frase de Sixto Porras, tomada de su libro “Hijos Exitosos” donde da una importancia vital de la formación de los padres mediante su acompañamiento y palabras “Nadie estimula más la imaginación, fortalece la fe y estimula los sueños que las palabras de un padre”

Estoy convencida que lo que nuestros hijos quieren que nosotras seamos un refugio para ellos, esperan una mirada de “lo vas a lograr” “si puedes hacerlo” que nos sintamos orgullosos de ellos con sus éxitos y fracasos, sus fortalezas y debilidades y esto lo vamos a lograr si somos madres que dependemos de Dios.

 

21 10, 2019

Comparte tu fe con tus hijos

2019-10-21T10:27:39-05:0021 octubre, 19|

Cuando pienso en las formas como puedo proteger la vida de mis hijas, se me ocurren algunas cosas, incluso algunas descabelladas, quizá presa del temor de verlas crecer, pero se trata solo de un cuidado exterior. Luego de varios intentos fallidos, me rendí por esa desesperación de tener un cuidado exterior, y me di cuenta que lo más importante es proteger su corazón, no por medio de una religión, un ritual, sino a través de vivir y compartir mi fe desde casa.

  • Enseñarles a orar: Sembrar en sus corazones la seguridad de que tenemos un padre que nos escucha y a quien podemos acudir todo el tiempo.
  • Compartir un tiempo leyendo la biblia intencionalmente: Esto no puede faltar en tu casa, no importa la cantidad de tiempo que le dediques, pero es necesario para que puedan conocer el carácter de Dios en Su Palabra.
  • Hablar sobre la confianza en Dios: Primero nosotros como padres debemos desarrollar la confianza para que tenga peso en la vida de nuestros hijos y seamos coherentes con lo que decimos.
  • La gratitud, indispensable para crecer: Porque no nos enfocamos en lo que nos falta, sino en lo que tenemos y eso cambia la actitud del corazón. Además, nos une en un mismo propósito.
  • Hay una parte inalcanzable: los pensamientos de nuestros hijos: Nosotros no podemos estar ahí, pero nuestro amor por Dios se demuestra, inspira e impacta a nuestros hijos, ellos recordarán la manera cómo vivimos nuestra fe y les puede dar pautas para tomar buenas decisiones en su futuro.

Mi anhelo es que puedas ver la mano de Dios guiándote en cada etapa de la maternidad, no importa cuál sea esta. Permite que tu corazón se llene de esperanza para que puedas disfrutar de este maravilloso viaje. Tu oración, fe y testimonio, son las maneras más poderosas de influenciar la vida de nuestros hijos.

Te comparto algunos versículos y temas para orar por tus hijos, lo puedes descargar del sitio Aviva Nuestros Corazones o en este link: https://www.avivanuestroscorazones.com/articles/31-maneras-de-orar-por-sus-hijos/

7 10, 2019

Pronto cumplirá 10

2019-10-07T11:26:31-05:007 octubre, 19|

Pensé que no llegaría este momento tan rápido, pero si parece que fue ayer que me convertí en mamá, Son tantas cosas que he aprendido de mi hija mayor, está próxima a cumplir diez años y creo que aún tengo tanto por aprender.

No sé con exactitud los pasos que debo seguir para llegar a esta parte de la vida de mi hija, pero anhelo con todo mi corazón, estar presente en cada momento de este proceso de transición de nena a preadolescente.

Hay algunos consejos (que incluso los he tomado de otras mamás que han pasado por esta época) que quisiera compartirlos contigo para que juntas podamos crecer en esta área, un día a la vez:

– Tener largos tiempo de conversación, solo las dos: Es impresionante como logro que mi hija me cuente con detalles todo lo que pasa en la escuela, sus miedos y sus conversaciones con las amigas.

– Reconocer que se está convirtiendo en una mujercita: Explicar que lo que está pensando y sintiendo es normal y es parte de su cambio emocional.

– Explicarle sobre los cambios en su cuerpo: Enseñarle sobre la manera cómo Dios la diseñó y cómo van a propiciarse los cambios en su físico.

– Distinguir lo que le hace única y especial: Destacar sus cualidades, virtudes y el plan que Dios tuvo al crearla mujer.

– Hablar de sexualidad: Esto fue nuevo para mi, pero fue necesario iniciar en esto, de lo contrario, iban a tener esta información de la fuente incorrecta.

Quiero abrirte mi corazón, hay momentos que me siento tal vulnerable y con una tendencia a fallar muy fuerte, pero me refugio en Dios, no tengo otra escapatoria. Nancy Lee, una persona a quien admiro dice que “nuestra vida debe ser una biblia ilustrada y que el mensaje de la palabra de Dios debe ser parte de nosotros mismos”, aquí es cuando levanto mis manos para decir que sola no lo voy a lograr y necesito estar en una conexión muy fuerte con Dios para llegar a ese lugar.

6 09, 2019

Papá, mamá, no los abandones

2019-09-08T23:43:57-05:006 septiembre, 19|

Abandonamos a nuestros pequeños y a nuestras pequeñas…

  • Cuando luchan con su autoestima y las comparamos con otras personas.
  • Cuando repetimos diariamente sus errores y no hacemos lo mismo con sus virtudes.
  • Cuando les decimos que sus problemas no son tan graves, olvidando que un día estuvimos en sus zapatos.
  • Cuando los exponemos frente a otros dejando que los demás los critiquen.
  • Cuando esperan que seas su defensor y te conviertes en su acusador.
  • Cuando piensas que disciplinar es golpear, sin darte cuenta que realmente es ayudar a generar hábitos.
  • Cuando el celular tiene más prioridad.
  • Cuando estás para todo el mundo pero no para ellos.
  • Cuando piensas que guiarlos en la fe es memorizar versos y normas, en lugar de mostrar a Cristo en tu vida.
30 08, 2019

El camino de tus hijos no es el tuyo

2019-09-02T00:38:50-05:0030 agosto, 19|

¿Estás proyectando tus expectativas sobre tus hijos?

Todo el mundo espera algo de alguien más y papá o mamá no son la excepción. Esperan que sus hijos obtengan excelentes calificaciones, reciban reconocimientos y así tener algo para presumir.

La verdad es que el camino de tus hijos no es el tuyo. Ellos darán sus propios pasos, tomarán decisiones. Empiezan hoy con pequeños pasos que los ayudará a fortalecerse hasta ir más rápido y más lejos.

¿Y papá o mamá?

Eres una compañera en ese trayecto llamado vida, eres el caminante que va a su lado compartiéndole herramientas para elegir bien, para cuidarse en este mundo hostil.

Formarás gran parte de su vida, construirás su autoestima con tus palabras, gestos y acciones, pero desde que nació debes recordar que no es tuyo, que no cumplirá tus expectativas, que elegirá mil opciones diferentes a lo que tú querías, y está bien.

“Educa a tu hijo desde niño, y aun cuando llegue a viejo seguirá tus enseñanzas.”
‭‭Proverbios‬ ‭22:6‬ ‭TLA‬‬

Los niños no nacen para hacer lo que nosotros queremos, sino lo que Dios irá formando en ellos.

10 07, 2018

¡ABRE LA PUERTA Y VE AL PARQUE!

2019-07-22T02:44:59-05:0010 julio, 18|

Tal vez para un adulto no signifique mucho visitar un parque; pero para un niño es lo máximo. Bueno, aunque debo confesar, que a mí, me encantan los parques; sobre todo aquellos donde hay muchos árboles y la naturaleza susurra a gritos la hermosura del Creador.
Pero reitero, para un niño visitar un parque es abrirle las puertas a un sin número de posibilidades de diversión; y es que en un parque se puede correr, saltar, trepar a algún juego, acariciar la naturaleza, explotar la creatividad, romper con los miedos, y conocer el lado infantil de papá o mamá.
En el fresco y colorido verde del prado es más fácil sacar al niño que todo adulto llevamos y con el que todo hijo añora jugar. Eso es lo que lleva grabado en su corazón Mila, una pequeña de 10 años, que visita todas las semanas el parque que queda junto a su casa. Ella cuenta, con amor y alegría, como su madre corre tras ella y su hermano para alcanzarlos cuando juegan al lobo o a las cogidas. Para esta niña no hay momentos más felices que estos en los que comparte con su madre en el parque de su casa.
A Roberto de 8 años, le pasa lo mismo. Este confesó que le encanta salir al parque con su padre porque ahí no solo juegan a la pelota sino que se convierten en sus jugadores favoritos y se divierten como nunca.
Lo que puede lograr un parque es sorprendente y no necesitas dinero, solo ganas de divertirte, una pizca de creatividad y amor para compartir con tus hijos. Dejar el aburrimiento de lado en estas vacaciones es posible, solo abre la puerta y ver al parque.

13 03, 2017

Cómo compartir nuestra fe con nuestros hijos

2019-07-22T02:47:29-05:0013 marzo, 17|

Nuestra fe es el legado más importante que podemos dar a nuestros hijos. Cuando estamos viviendo una vida llena de fe y confianza en Dios, nuestros hijos van a inclinarse hacia esos hábitos también.

¿Cómo podemos compartir nuestra fe con nuestros hijos?

  1. Ser un ejemplo.

Los niños son imitadores y esponjas, y puede ser para su bien o su mal. ¡Esforcémonos para ser un buen ejemplo en nuestro caminar con Dios! Cuando estamos con nuestros hijos, podemos hacer pequeñas oraciones en voz alta, como: “Gracias, Dios, por el sol tan rico que por fin salió”, o “Papito Dios, ves que mi hijo tiene que dar un examen difícil. Ayúdale a recordar bien todo lo que ha estudiado.”  Así ellos van a aprender que la oración es una actividad continua.

  1. Compartir tiempos devocionales en familia.

No necesitamos tener un título de teología para compartir nuestra fe. Podemos tomar pasos sencillos como leer un Salmo juntos en el tiempo de desayuno o conseguir una Biblia para niños para leer juntos antes de acostar a los niños cada noche. Tampoco tenemos que predicarles, más bien, podemos compartir con palabras simples cómo Dios nos está hablando hoy. Luego, ¡escúchales a ellos y quizás quedarás sorprendida de cómo Dios ya les está hablando a ellos también!

  1. Asistir a la iglesia y servir juntos.

Nuestros hijos tienen mucho interés en las actividades de los adultos. Involucremos a nuestros hijos en los eventos de la iglesia, asistiendo a los cultos juntos o sirviendo en la sala cuna con ellos. Busca oportunidades para demostrar juntos el amor de Dios a otros.

  1. Hablar de Dios con tus hijos.

Podemos siempre buscar maneras de relacionar nuestras vidas cotidianas con la obra de Dios en el mundo. Cuando hablamos de Dios fuera de la iglesia, demostramos que Dios es parte de toda nuestra vida, no solo los domingos. Por ejemplo, mientras un niño pequeño mira a una flor, podemos preguntarle: «¿Sabías que es Dios que manda la lluvia que la hace crecer a esta flor?» O cuando hablamos con nuestros adolescentes acerca de las decisiones que estamos tomando, podemos explicarles cómo los valores de Dios están guiando nuestras elecciones. Deuteronomio 11:19 nos recuerda que tomemos cada oportunidad para hablar de Dios con nuestros hijos.

 “Por lo tanto, comprométete de todo corazón a cumplir estas palabras que te doy. Átalas a tus manos y llévalas sobre la frente para recordarlas. Enséñalas a tus hijos. Habla de ellas en tus conversaciones cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Escríbelas en los marcos de la entrada de tu casa y sobre las puertas de la ciudad”. Deuteronomio 11:18-20

 Nombre: Beth Saavedra
Empresa: Iglesia La Viña Quito
Sitio Web: vinaquito.com

 

 

MDC/ag