+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
5 02, 2019

3 tips para ser feliz

2019-09-09T00:15:03-05:005 febrero, 19|

En nuestro día a día, las emociones nos dominan. Dejamos que lo que queremos guíe nuestros actos. La felicidad es una decisión y nuestras emociones no deberían tener el poder de controlarnos. He aquí unos tips para no dejarte llevar por las emociones.

1: Tomar el control: Cuando me siento molest@ o triste le hablo a mi cuerpo diciendo estas emociones no me controlan, yo tengo el control y decido poner mi espíritu sobre mi cuerpo y alma. El dominio propio es parte del fruto que Dios nos dio para poder guiar nuestra vida, es con su dirección y no con lo que nuestros sentimientos demandan que debemos caminar. Esto nos salvará de mucho dolor innecesario.

2: Estudiar la Biblia: Muchos comemos tres veces al día si es menos sentimos desfallecer. Así como nuestro estómago, nuestro espíritu necesita que lo alimentemos. Si no nos alimentamos nos sentimos débiles, mal genios, ansiosos y todas las faltas de carácter salen a flote. Con los años he notado que cuando le pedimos a Dios háblame por favor y empezamos a estudiar la Biblia nuestros espíritu se siente lleno como el estómago al comer un filete de carne.

3: Conversar con Dios: Despertar y saludar a Jesús; por lo tanto debería ser el primer encuentro al despertar. Poder conversar con Él todo el día preguntarle cosas por mínimas que sean así como sus gustos, sus ideas, sus motivos traen enfoque y alegría a nuestras vidas.

ESCRITO POR: Michelle Rojas

17 01, 2019

Hola amor,

2019-07-07T23:47:36-05:0017 enero, 19|

Sé que probablemente este no sea el mejor momento para escribirte una carta de amor, pero no aguanto más esta tensión y malestar que hay entre nosotros. Juntos siempre hemos superado cualquier tipo de obstáculo o problema que se haya presentado en nuestro camino, hemos sido capaces de hacer frente a cualquier adversidad y hemos vencido las peores tempestades.

Caminar a tu lado me ha convertido en una persona mucho más fuerte, segura y decidida. Es precisamente por eso por lo que estoy tan orgullosa de nuestra relación. Sé que últimamente nos hemos olvidado de todos esos motivos que antes nos hacían sonreír, sé que en estas circunstancias resulta muy difícil acordarse de las razones por las que nos prometimos que siempre íbamos a estar el uno al lado del otro, haciéndonos felices, queriéndonos como nunca antes nadie se ha querido.

Sin embargo, a pesar de todas las discusiones que han inundado nuestras vidas en los últimos meses, mi corazón es incapaz de dejar de latir por ti. Me duele que no seamos capaces de mirarnos a los ojos al llegar a casa y que las palabras de amor y aliento que antes nos dedicábamos, se hayan transformado en palabras hirientes y llenas de desgano.

Sé que tengo muchos defectos y que a veces el orgullo me gana, pero también sé que mi amor por ti es muchísimo más fuerte que cualquier cosa. Por eso, a través de estas líneas, quiero pedirte perdón. Perdón por todas esas cosas feas que alguna vez te he dicho cuando realmente no las pensaba ni sentía, perdón por dejarme llevar por la irracionalidad, perdóname si alguna vez te he herido.

¿Te acuerdas del día en el que nos conocimos?, ¿De cómo empezamos esto? Poco a poco fui enamorándome de ti. Poco a poco fuiste enseñándome en qué consiste la verdadera felicidad, fuiste demostrándome que el amor no tiene por qué doler, porque cuando dos personas se quieren de verdad juntas son capaces de alcanzar el mismísimo cielo con sus manos.

Después de todo lo único que deseo es precisamente esto: volver a alcanzar el cielo contigo… Porque solo tú eres capaz de acariciar mi mano y dejar huella en mi corazón. Porque te amo y eso es más que suficiente.

No habrá un “felices por siempre” si no es contigo.

Recuérdalo. De la mano de Dios y de la tuya, hasta el fin del mundo.

Te amo.

15 10, 2018

Me he enfocado en las tareas inconclusas y en lo que me salió mal

2018-10-15T11:16:42-05:0015 octubre, 18|

 

 

Confieso que muchas veces mi lista de cosas por hacer está siempre repleta.

 

Sin duda, es un problema enfocarnos en todas las cosas que aún están incompletas, sin terminar, o que no funcionan bien en la vida.  Tener un cerebro desordenado se interpone en el camino del pensamiento profundo y ágil.

 

La carga mental que nos trae las listas de tareas por hacer, aunque es parte de la vida, tienen influencias sobre nuestra experiencia diaria, debido a que consume algunos de nuestros recursos mentales, disminuyendo por lo tanto lo que podemos asignar a la experiencia que nos ocupa en el momento actual.

Una mente clara ofrece una experiencia más completa».

 

El estrés y dedicarnos a la reflexión profunda de lo que tenemos por hacer, disminuyen  nuestra capacidad de creatividad, así como disminuyen las posibilidades de sumergirnos realmente en la experiencia del momento y por lo tanto disfrutarlas.

 

Como mujer de actitud positiva, entiendo que necesito no solo trabajar mis listas de cosas por hacer, sino también recordar las cosas que he logrado. Es necesario tener presente las pequeñas victorias, así como es necesario conmemorar lo milagroso y majestuoso.

 

 

Es necesario tener presente las pequeñas victorias, así como es necesario conmemorar lo milagroso y majestuoso.

 

No importa qué clase de proyecto tengas en tus manos. Tal vez sea un nuevo emprendimiento, la construcción de un edificio, o tu casa, etc. Aun así, habrá momentos difíciles, tal y como me sucedió en el pasado, en los que quizá te quedes paralizado por el temor o las inseguridades. Incluso, es posible que te quedes inactiva debido a la ignorancia. En esos tiempos necesitarás recordar los períodos en que has logrado salir adelante y triunfar.

 

Que mejor manera que comenzar desde ya una lista de tus victorias. Así es, como parte de mis hábitos tengo el escribir la lista de las cosas que he alcanzado. Esto me ayuda de muchas maneras:

 

  • Me mantiene con una actitud positiva a las posibilidades para el futuro.
  • Valida mis esfuerzos pequeños y grandes y muestra cuál de ellos ha resultado en buen fruto.
  • Crea una motivación para alcanzar lo que todavía está por conquistar en el camino a mis sueños.
  • Me mantiene en estado de felicidad, bienestar mientras trabajo en proyectos de gran magnitud.
19 07, 2018

A ti, perdóname.

2018-07-19T14:03:42-05:0019 julio, 18|

A ti, perdóname.

Hubo casos en los que mi creencia de superioridad moral me apoyó en agrandar un error de tu parte, me disculpo por haber hecho eso. Lamento que el enojo del momento me haya impulsado a ser cruel con mis palabras, pues hoy sé y comprendo que las palabras pueden lastimar más que un golpe.

Lamento también, si ese fue el caso, haber contado lo sucedido a demasiadas personas en un intento de desahogarme; hoy sé que lo correcto y respetuoso hacia ti hubiera sido dejar el asunto solo entre nosotros dos sin ponerme el traje de víctima. Perdón por todo eso, no tenía plena consciencia de lo que hacía.

Te pido perdón por juzgarte, por no comprender tus motivaciones y lo que había en tu corazón, hoy comprendo que no tuve ningún derecho para hacerlo.

Perdón por lastimarte cuando incumpliste mis expectativas, las expectativas que yo coloqué sobre tus hombros sin consultarte.

Perdón por juzgarte cuando tomaste una decisión que a ti te convenía y a mí no. Perdón por presuponer que tenías que pensar en mi antes que en ti mism@.

Perdón por juzgarte y hacerte villan@ de una historia, solo por no tener mi mismo nivel de resistencia ante los retos.

Perdón por juzgarte cuando te arrepentiste de una decisión de vida, perdón por juzgarte cuando elegiste otro estilo de vida.

Perdón por juzgarte, en silencio, al ver tu nombre en la pantalla o simplemente al escuchar tu nombre. Perdón, porque no eres como yo, y porque esa diferencia es grandiosa en ti y yo no la valoré… pero muchas gracias.

Gracias por existir. Gracias por haber estado en mi vida, por hacerme parte de la tuya y enseñarme tanto de mi humanidad en este proceso.

Te deseo felicidad, que puedas convertirte en la mejor versión de ti mism@, que sigas brillando con tu luz y sigas mostrándole al mundo que eres únic@ y que eso vale más que nada. Serás siempre un genial capítulo en mi libro de vida.

De corazón, gracias por todo y perdón.

 

Tomado y adaptado de: Susana Baizabal -Web

20 03, 2018

La Felicidad: decido ser feliz

2019-09-09T00:15:28-05:0020 marzo, 18|

La felicidad, ¡hoy decido ser feliz! Parecería una cuestión no muy complicada.  Sin embargo nuestro concepto de felicidad está muy marcado por la influencia de la sociedad… empujándonos a ser egoístas y a creer que la felicidad depende de los demás, del clima, del tráfico o que se mide por el dinero que tenemos.  Por ejemplo en los Estados Unidos a pesar de que el poder adquisitivo se ha duplicado desde los años cincuenta; la felicidad del ciudadano medio estadounidense se ha mantenido prácticamente sin cambios. Entonces la felicidad no depende de esos factores materiales.

La felicidad es una decisión personal. Pero tú y yo somos egoístas por naturaleza.  ¿Cómo podemos tomar una decisión que va en contra de nuestra naturaleza? Una decisión no para satisfacer mi ego, sino más bien para ayudar a los demás.  Te imaginas que esa felicidad la exteriorizamos y la ponemos al servicio de nuestro prójimo, me atrevería a pensar que los resultados serían grandes.  La pobreza, la desnutrición, el analfabetismo, la inseguridad, la violencia, el mal trato podrían disminuir.

En una publicación del periódico español El Mundo, encontré una nota sobre un médico que decidió ser feliz. Y dice:

Primero fue el payaso, después vino el activista y finalmente el médico. ¿O fue al revés? El caso es que los tres personajes confluyeron por arte de magia en la larga humanidad de Hunter Doherty, más conocido como Patch Adams, que se hizo de joven un propósito: «En vez de intentar quitarme la vida, voy a ser feliz a toda costa… Y voy a empezar una revolución basada en el amor».

Patch Adams indica que: «La risa no es una terapia, como tampoco lo es música. Terapia suena a cirugía, a homeopatía o a tratamiento. La risa y la música son mucho más, yo diría que son la vida misma, una parte esencial de nuestra condición de humanos. Lo que no es de humanos es la seriedad. No conozco una sola enfermedad que se cure con la seriedad, con la ira o con la apatía. No llegaremos muy lejos si nos ponemos muy serios. Lo más curativo es el amor, el humor y la creatividad».

La Biblia registra un relato que va en contra de nuestra propia lógica sobre la felicidad.  Pero no significa que la debemos ignorar sino que es una invitación a ser parte del Reino de Dios.  En Mateo capítulo 5 encontramos el famoso sermón del monte. Jesús al ver a la multitud abrió su boca y empezó a enseñarles.  En ese lugar Jesús repitió 9 veces la palabra Makarios, que se traduce como feliz, o bienaventurado. Una felicidad en todo el sentido de su palabra, pero distinta a la manera que la gente lo concibe. Makarios tal vez podría entenderse mejor diciendo que a esas personas «les irá bien» o que «cuentan con el favor de Dios». En ese contexto, las bienaventuranzas de Jesús indican que a los que buscan primeramente el reino de Dios a la larga les irá bien, porque cuentan con Su favor.  Una felicidad que la podemos experimentar en este mundo, sin descansar en las circunstancias de la vida. Una felicidad que la comparte Dios para todos quienes depositan su fe y confianza en El.

15 07, 2017

Los anhelos más profundos de nuestro corazón sólo pueden ser satisfechos por nuestro Creador.

2019-09-09T00:13:31-05:0015 julio, 17|

Todo el día, todos los días, estamos bombardeados por mensajes que nos prometen felicidad y plenitud. Los anuncios en Facebook, Twitter, Instagram y todos los demás medios de comunicación fomentan la venta de un mensaje en particular: compre los productos anunciados y será feliz.

Probablemente no.

Recuerdo cuando niño querer con desesperación un coche a control remoto. Mi primo tenía uno y era maravilloso. Si tan sólo pudiera tener ese coche, nunca más querría otro juguete, pensaba. Finalmente lo conseguí. Una maravilla de la tecnología. Un niño de ocho años estaba dirigiendo su propio coche. Pocos días después, mi coche fantástico me decepcionó. Sólo giraba en una dirección y no iba muy rápido. Necesitaba uno mejor.

Han pasado algunas décadas y todavía lucho con los mismos sentimientos.   Ese apetito insaciable de alcanzar logros y felicidad, continúa vivo.  Pero este problema no es nuevo.  El mismo Rey Salomón luchó con la misma cosa. (Eclesiastés. 2). Él también tenía ese sentido de falta de satisfacción. ¿Entonces, cuál es la solución? ¿Cómo puedo sentirme realizado y vivir contento y satisfecho?

Salomón descubrió esto: Es el Creador, no la creación que nos da total satisfacción. Él escribió: «Porque ¿quién comerá y quién se alegrará sin Él? (Eclesiastés 2:25 LBA). Los anhelos más profundos de nuestro corazón sólo pueden ser cumplidos por nuestro Creador. Encontrar satisfacción es una ilusión, a menos que ésta provenga de Dios. Nuestros corazones fueron hechos para El. Tratar de llenarlos con cualquier otra cosa no proporcionará satisfacción duradera. Las «cosas» de la vida no son malas, siempre y cuando se disfruten como un regalo de Dios. Pero si las «cosas» desplazan a Dios en nuestro anhelo de satisfacción, estaremos embarcados en un viaje sin fin.

5 07, 2017

El origen de la felicidad

2019-09-09T00:13:34-05:005 julio, 17|

Es grato encontrarse con personas que evidentemente son felices, o por lo menos eso es lo que muestran en el día a día de su existencia. Siempre me he preguntado ¿Cuál es el origen de su permanente estado de gozo? Un equipo de investigadores de la Universidad de Kioto – Japón ha conseguido mapear el origen de la felicidad en el cerebro a través del uso de resonancias magnéticas.

Su estudio ha revelado que las personas felices tienen mayor cantidad de materia gris en una región cerebral, que se activa al experimentar lo que nos ocurre de forma consciente. El hallazgo abona el terreno hacia una forma de medición objetiva de la felicidad.

Wataru Sato y su equipo han descubierto una respuesta desde la perspectiva neurológica. La felicidad tendría su origen, según su estudio, en la Precuña ; una región del lóbulo parietal superior del cerebro que se activa al experimentar lo que nos ocurre de forma consciente.

Las personas sienten las emociones de diferentes maneras; algunas experimentan la felicidad de forma más intensa que otras cuando se les dice palabras de ánimo. Los psicólogos han descubierto que algunos factores emocionales como este, unidos a la satisfacción general, constituyen la experiencia subjetiva de sentirse “feliz”.

A raíz de este descubrimiento, los científicos norteamericanos señalaron que es posible modificar el estado emocional con un entrenamiento adecuado. Las personas pueden alejar los pensamientos y sentimientos que les conducen a la angustia, y reemplazarlos por otros que les llevan al bienestar.

Al leer esto, solo viene a mi mente lo que la Biblia enseña, que la felicidad no depende de lo favorable o desfavorable de nuestras circunstancias. Enseña que si la felicidad dependiera de esto, sería momentánea, y  casi inexistente.

La felicidad no depende de algo externo. No depende de la pobreza, ni de la riqueza. No depende de nada bueno que haya en nosotros.

La verdadera felicidad brota del cambio que la palabra de Dios ha producido en el interior de cada quien. No es preciso mapear la felicidad en lo más recóndito del cerebro humano, porque esta surge de un cambio en lo más profundo del corazón.

28 06, 2017

El origen de la felicidad

2019-09-09T00:13:35-05:0028 junio, 17|

Es grato encontrarse con personas que evidentemente son felices o que, por lo menos, eso es lo que muestran en el día a día de su existencia.  Siempre me he preguntado, ¿cuál es el origen de su permanente estado de gozo?  Un equipo de investigadores de la Universidad de Kioto, Japón, ha conseguido mapear el origen de la felicidad en el cerebro a través del uso de resonancias magnéticas.

Su estudio ha revelado que las personas felices tienen mayor cantidad de materia gris en una región cerebral, que se activa al experimentar lo que nos ocurre de forma consciente.  El hallazgo abona el terreno hacia una forma de medición objetiva de la felicidad.

Wataru Sato y su equipo han descubierto una respuesta desde la perspectiva neurológica.  La felicidad tendría su origen, según su estudio, en la Precuña ; una región del lóbulo parietal superior del cerebro que se activa al experimentar lo que nos ocurre de forma consciente.

Las personas sienten las emociones de diferentes maneras; algunas experimentan la felicidad de forma más intensa que otras, cuando se les dice palabras de ánimo. Los psicólogos han descubierto que algunos factores emocionales como este, unidos a la satisfacción general, constituyen la experiencia subjetiva de sentirse “feliz”.

A raíz de este descubrimiento, los científicos norteamericanos señalaron que es posible modificar el estado emocional con un entrenamiento adecuado.  Las personas pueden alejar los pensamientos y sentimientos que les conducen a la angustia, y reemplazarlos por otros que les llevan al bienestar.

Al leer esto, solo viene a mi mente lo que la Biblia enseña, que la felicidad no depende de lo favorable o desfavorable de nuestras circunstancias.  Enseña que, si la felicidad dependiera de esto, sería momentánea y casi inexistente.

La felicidad no depende de algo externo.  No depende de la pobreza, ni de la riqueza.  No depende de nada bueno que haya en nosotros.

La verdadera felicidad brota del cambio que la Palabra de Dios ha producido en el interior de cada quién.  No es preciso mapear la felicidad en lo más recóndito del cerebro humano, porque esta surge de un cambio en lo más profundo del corazón.

 

MDC/ag

20 03, 2017

La felicidad de ser mamá

2017-03-20T10:25:10-05:0020 marzo, 17|

Al pensar en el inicio de esta hermosa etapa, ¡cómo no recordar los primeros días de embrazo, cuando veía mi pancita crecer y sentir los pequeños golpecitos de mi bebé! Luego, su primera sonrisa, sus primeros pasos, sus primeras caídas, sus comidas… suspiro mientras pienso en sus vidas.

Comparto el pensamiento de Leslie Parrot, cuando habla sobre ser mamá:

He experimentado que la maternidad consume, resta, devora tiempo y energía más que cualquier otra actividad humana. Es una tarea que nunca se detiene. Veinticuatro horas al día, siete días a la semana, una madre siempre está de guardia para alimentar, jugar y cuidar a los hijos…

Sí, bienvenida al mundo real.

La tarea de ser mamá nunca se detiene y es normal que a veces sientas frustración a lo largo del día, porque los niños no obedecen o quizá no quieren comer, no tienen una buena actitud para hacer las tareas de la escuela, entre otras situaciones más que seguro estás pensando ahora.  Muchas veces piensas que estas cosas roban tu felicidad. Es en ese instante donde debes ir delante de Dios para buscar, en la fuente, la energía que necesitas para esos momentos en los que solo quieres llorar porque nada funciona a tu manera.

Los niños son increíbles para confrontarnos y muchas veces son ellos quienes nos enseñan a salir de la frustración y disfrutar de las pequeñas cosas, porque no importa si llueve y no pueden jugar en el jardín, o si estás ocupada preparando lo que van a comer, ellos son tan creativos que inventarán cualquier cosa para pasar tiempo contigo.  Eso llenará tu corazón y podrás ser feliz con sus ocurrencias.

Aprovecha esas oportunidades y permite que tu casa sea el mejor lugar para enseñar a tus hijos sobre Dios; que ellos sepan que fueron creados con un propósito desde que estaban en el vientre les da seguridad y su autoestima se fortalece. Diles que estás ahí para ver cumplir sus sueños, eres tú la persona en la que pueden confiar para hablar sobre sus miedos, eres el ejemplo que tienen de una relación con Dios.  Eso impactará sus vidas para siempre, porque podrán hablar con seguridad del Señor,mientras van creciendo.

Quiero compartirte una fórmula para la felicidad de una mamá y se resume en lo que Pablo escribió: “Que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras…” (2 Timoteo 3:15).  Habla con tus hijos sobre Dios, nunca es demasiado tarde o demasiado temprano para comenzar. Seguro tú también anhelas que tus hijos amen a Dios por encima de todo, porque esto les hará tomar buenas decisiones y les alejará del peligro.

¿Qué te parece si oramos todos los días para que, desde la infancia, nuestros hijos tengan una relación con el Señor y que lo amen con todo corazón? La decisión de ellos por Jesús trae felicidad y gozo a la vida de una mamá.

MDC/ag

 

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí