+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
30 01, 2018

¡Es un error no admitir errores!

2019-09-09T00:12:53-05:0030 enero, 18|

Todos cometemos errores, aun al mejor cazador se le escapa la liebre. Por eso, encontrar a la persona perfecta es como buscar una aguja en un pajar o esperar que a las ranas les críe pelo. Por ello, ¡es un error no admitir errores!

Nadie es un modelo terminado de perfección, pero todos podemos revertir un traspié. La diferencia entre las personas que llegan lejos y los que caen en el camino radica en la actitud y sencillez de su corazón luego de su acción.

Un error te puede servir de trampolín al éxito, o un pretexto para el fracaso, todo depende de la actitud que adoptemos, Una gran actitud va más allá de ponerle buena cara al mal tiempo. Consiste en convertir las equivocaciones en escuela de aprendizaje y oportunidades de crecimiento si decidimos ejercitar la fe, la decisión y la resiliencia.

Si tú te equivocaste en algún momento, te doy la bienvenida al club, todos cometemos errores, aun al mejor chef se le va un cabello en la sopa, pero eso no nos convierte en personas fracaso. Solo los tontos se equivocan con ganas y los necios viven en el error. Es por ello que la grandeza de una persona consiste en ser renovados en la actitud de la mente.

Aunque sientas que estás con la soga en el cuello todavía hay otra oportunidad, si cometiste un error estás arrepentido de verdad, porque Dios siempre nos sorprende con el amor de Jesucristo a quienes creen de corazón en EL y quieren re-definir el rumbo de la vida con su dirección.

 

29 03, 2016

LAS COSAS QUE HE PERDIDO

2019-09-09T00:16:13-05:0029 marzo, 16|

Estaba leyendo la historia de Noemí, la mujer judía que junto a su esposo y sus dos hijos se fueron  a vivir en Moab, una tierra que a lo mejor por su apariencia parecía que todo iba a ser de bendición y prosperidad. Nohemí se quedó sin casa, sin esposo y sin hijos, ya etrada en años decidió regresar a su pueblo acompañada de su nuera llamada Rut.

Las experiencias duras que vivió la hicieron perder cosas, mismas que la llevaron a creer y pensar que:

La soledad es mejor que la compañía, por eso persuadió a sus nueras para que la dejaran solas, quería aislarse.

Perdió su seguridad, se sentía insegura, no tenía nada ni para ella ni para los que con ella estaban, le faltaba trabajo, pan, techo.

Perdió su identidad, se llama vieja y mara (amarga). Ya no sirvo, estoy gastada no me llamen Nohemi.

Pensó que tenía mala suerte, todos los que pasaran con ella se contagiarían de su mala suerte, “…déjenme sola tendrán mejor suerte en Moab, con su gente…”

Perdió la perspectiva, le echa la culpa a Dios de todas sus desgracias.

(Si quieres saber el resto de la historia lapuedes encontrar en la Biblia en el libro de Rut, es una historia corta pero muy edificante.)

Todos hemos perdido algo en la vida, una pareja, un juguete favorito, el año escolar, un familiar, una mascota favorita, etc. Yo también he perdido cosas, y al igual que Noemí, he adoptado ciertas actitudes. Y olvidar quien es mi Dios, en quien confío.

Siempre tedremos malos ratos, la clave está en quién pones tuo ojos, si en la situación, en tu propia habilidad de solucionar las cosas o en quien tiene todo el control, Dios. Es necesario que recordemos que en él podemos poner nuestra esperanza y no ser defraudados, aunque no entendamos por qué sucedan las cosas, sabemos que, ALGUIEN TIENE UN PLAN, y eso debería bastar. Hoy yo te pregunto: ¿En quién tienes tu confianza?

A las montañas levanto mis ojos;
    ¿de dónde ha de venir mi ayuda?
Mi ayuda proviene del Señor,
    creador del cielo y de la tierra.

(Salmo 121: 1-2) (NVI)

 

13 10, 2015

Fracaso o Progreso

2019-07-07T04:53:55-05:0013 octubre, 15|

Todos pasamos por  diferentes épocas en la vida. Épocas de desesperación, épocas de alegría, épocas de paciencia. Pero ¿qué pasa cuando estamos en una época de felicidad y al momento siguiente  todo se está cayendo a pedazos? Las cosas suceden, no podemos evitarlo y nos sentimos como si todo está mal; una relación tóxica, algo que sucede en su familia, si pierdes el trabajo, etc. Y no sólo es una cosa; es todo a la vez. ¿Has tenido un momento así?

Creo que todos hemos estado allí…abrumados con la vida y hasta un poco perdidos. Pero ten en cuenta…A los 23 años (o lo que sea tu edad), JK Rowling estabe en la ruina. Oprah fue despedida de su primer trabajo como reporter de television, y Walt Disney se había declarado en bancarrota.

Estas épocas de aflicciones extremas pueden generar avances. A veces tenemos que pasar por algo para que nos quiebra, para que cambiamos de adentro hacia afuera. Nos dan oportunidades para crecer. Así que no evites este momento. Desglosalo, llorar porque las cosas deben ser de esa manera.

“Y no sólo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza” (Romanos 5:3-4).

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí