+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
27 05, 2019

Cuando fallamos como padres

2019-07-09T14:54:37-05:0027 mayo, 19|

Como padres, queremos ser los mejores, para poder criar a nuestros hijos perfectos. Pero sabemos muy bien que en la realidad nuestros hijos no son perfectos y nosotros mucho menos. Una canción de Misty Edwards dice: “Todos los hombres están quebrantados, y los quebrantados quebrantan a sus hijos, quienes crecen hasta quebrantarse…” y si termináramos así, estaríamos fregados. Afortunadamente, la canción sigue con esperanza, “pero nuestro Dios es más grande que eso.”

A pesar de nuestras buenas intenciones, vamos a cometer errores en la crianza de nuestros hijos. ¡No nos demos por vencidos! A través de una perspectiva divina, nuestros errores son oportunidades para aprender, cambiar y crecer. Si ofrecemos nuestras luchas a Dios, Él puede hacer “todas las cosas hermosas en su tiempo,” (Eclesiastés 3:11).

Para las madres con hijos pequeños en casa, ¡tengan esperanza! Dios es soberano sobre los errores de crianza. Cuando se comete un error, es una ventana para ser un ejemplo, pedir perdón y hacer las paces. Su hijo necesitará esta habilidad en su vida. Podemos decirles a nuestros pequeños que hagan lo correcto, pero ser modelo aún es más poderoso. Como escribió James Baldwin, “Los niños nunca han sido muy buenos para escuchar a sus padres, pero nunca fallan imitándolos.” Dando ejemplo de pedir perdón e intentar de nuevo, revela que queremos que ellos interactúen con Dios, quien nos regala oportunidad tras oportunidad para empezar de nuevo.

Con los hijos mayores, tal vez usted hirió profundamente a su hijo, y a lo mejor los patrones de conflicto continuaron durante muchos años. No es tarde para cambiar. Nunca es demasiado tarde con Dios para que encuentre el perdón y experimente el renacimiento a nuevas pautas de vida. El anhelo de una buena relación con sus padres es innato en cada persona. Su hijo adulto puede estar ansioso para escucharle confesar sus equivocaciones como padre, recibiendo su humilde pedido de perdón con alegría. Dios ha restaurado muchas relaciones de esta manera.

Sin embargo, no hay garantía de que su hijo adulto esté abierto a la reconciliación. Siga intentando con ternura, y no presione. Pero puedo garantizarle que Dios entiende por lo que está pasando, porque Dios también nos ha dado a cada uno de sus hijos el libre albedrío para que lo aceptemos o lo rechacemos. Dios será nuestro consuelo y fortaleza en el viaje.

Incluso si su hijo se niega a relacionarse con usted, hay un gran regalo que puede ofrecerle y es la oración. Tal vez usted no era creyente cuando sus hijos eran pequeños, y nunca oró por sus vidas. No es demasiado tarde para darle a su hijo adulto la bendición de un padre que intercede por él. Pídale a Dios diariamente que cubra a su hijo con su amor y protección, y que guíe a su hijo a una relación correcta con Él y con los demás.

 

Beth Saavera

Iglesia La Viña

www.vinaquito.com

19 02, 2019

Amor… es decir no.

2019-09-09T00:12:14-05:0019 febrero, 19|

Seguramente has oído el dicho: “esa persona tiene el sí dañado y el no flojo”.
Este era el caso de un matrimonio que tenía el “no” flojo con su único hijo. Seguramente aquel niño era muy pequeño y sus padres no querían dañar su autoestima, podríamos pensar; pero no, él era todo un joven. De hecho, según la Biblia, éste contaba con cualidades especiales, por ejemplo, era un gobernante, tenía una fuerza impresionante y sobre todo contaba con la presencia del Espíritu Santo en su vida.

Nos referimos a Sansón. Un joven que vino a este mundo con un propósito claro y definido por Dios. Antes de su nacimiento el padre de Sansón preguntó a Dios: ¿qué reglas deben gobernar la vida y el trabajo del muchacho? Ante las preguntas que hizo el futuro padre, Dios le respondió dándole instrucciones claras.
Sin embargo, la historia nos lleva a descubrir en el capítulo 14 del libro de jueces, a Sansón queriéndose casar.

Sin duda no hay nada de malo en casarse. Es joven, tiene sentimientos, es un hombre de Dios que puede hacer feliz a cualquier mujer. Pero ese no era el problema. Dice un proverbio árabe que el hombre caprichoso no es un hombre, es una cosa. Los caprichos convirtieron a Sansón, hombre superdotado, en una cosa en manos de sus enemigos. Sansón buscaba unir su vida con una mujer que no compartía su misma fe y menos aún al mismo Dios verdadero. Sansón dijo a sus padres, consígueme esa, porque esa es la que me gusta”.

Que duro lidiar con un hijo caprichoso. Más aun cuando los padres olvidamos decir “no” y terminamos cediendo a los gustos y peticiones de nuestros hijos. Ver una sonrisa en la cara de un hijo/a es algo que todos los padres queremos ver, pero es mejor educarles correctamente para conseguir que se conviertan en personas con buenos valores y de éxito.
Pero ¿qué más sucede con Sansón? Casi todos los episodios de la vida de Sansón están relacionados de una u otra forma con mujeres. Primero su esposa filistea a quien más tarde abandona por una riña con los aldeanos del pueblo de ella. Más adelante lo encontramos en la casa de una prostituta y finalmente relacionándose con Dalila una mujer que lo traicionó.
Sansón siempre jugando con la fuerza que Jehová le había dado para que la pusiera al servicio de su pueblo.

Sansón, fue una persona que tuvo un propósito y una tarea específica por parte de Dios; lo cumplió parcialmente. Un hombre cuyas decisiones lo llevaron a la ruina por tener el “sí dañado y el no flojo”.

Como madre, tengo el diario desafío de amar a mis hijas incluso cuando deba decirles no.

JOHN VARELA

3 12, 2018

Ayudemos a nuestros hijos a tomar decisiones

2018-12-03T10:57:56-05:003 diciembre, 18|

¿Has pensado alguna vez que necesitamos tener un manual de instrucciones para saber qué hacer y cómo reaccionar en asuntos específicos relacionados con los hijos? Tengo que confesarte algo… esta área es un desafío sobre todo porque no hay una receta que nos asegure el éxito, sin embargo, hay algunas o muchas cosas que podemos hacer para ayudar a nuestros hijos a tomar buenas decisiones.

 

  • Transferir nuestra fe: Porque tenemos que ver esta área como el legado más importante que vamos a dejar a nuestros hijos, en este proceso, podemos enseñar sabiduría, a tomar decisiones que agraden al Señor.
  • Dejar que nuestros hijos se equivoquen: Esta es una gran oportunidad que tenemos para sembrar en ellos un estilo de vida diferente, invirtiendo tiempo para orar, para pensar y dejar que Dios haga su voluntad en sus vidas.
  • Estar comprometidos con nuestros hijos: Este compromiso es para toda la vida, estar cercanos, permanecer atentos a sus sueños, a lo que quieren lograr y apoyarles en todo momento.
  • Dar y hablar bendición a sus vidas: Esto es algo que disfruto mucho porque como madre, tenemos autoridad en la vida de nuestros hijos y es hermoso escuchar palabras de bendición a nuestras vidas.

 

La oración nos hace vivir de una manera diferente, nos hace depender de Dios, nos permite confiar en Él, nos hace fuertes en medio de una prueba, no permitas que este tiempo sea robado por distracciones que no echan raíces en lo que realmente importa: Tu familia.

 

Bibliografía:

 

  1. “Hijos Exitosos” – Sixto Porras
  2. “El cohete fe” – Dr. John Trent y Jane Vogel
  3. “La Bendición” – Dr. John Trent y Gary Smalley
  4. “El poder de bendecir a sus hijos” – Mary Swope
12 11, 2018

Los Hijos y la Tecnología

2018-11-12T09:33:28-05:0012 noviembre, 18|

Si hablamos de Tecnología tenemos que reconocer que el mundo cambió gracias a esta. Tenemos una nueva era digital y la nueva generación está desarrollándose en ella. La Tecnología nos ayuda en tantos campos del saber científico como en actividades cotidianas. Y una de las áreas de mayor crecimiento son las comunicaciones, que permiten a las personas lejanas acercarse en minutos. Familias que no se habían visto desde hace años, pero que a través de la tecnología se pueden comunicar, casi inmediatamente gracias a los teléfonos inteligentes, por ejemplo.

 

Pero lamentablemente, para las familias cercanas la distancia comunicacional se vuelve cada vez más complicada, debido a que las familias cercanas siempre están conectadas a la tecnología, en este caso, el internet, dejando de lado el verdadero ejercicio comunicativo, el cual permite expresar emociones, ideas, sentimientos y la construcción de un sentido crítico.

 

Hay una premisa importantísima que no debemos pasar por alto, y es que es en el seno familiar donde se desarrolla el espacio propicio para la construcción, no solo de las relaciones, sino del vínculo emocional entre los que la conforman. Un niño aprenderá a comunicarse de manera adecuada, siempre y cuando él tenga la oportunidad de desarrollar el lenguaje, y los afectos desde la más temprana edad, todo esto mediante la constante y permanente relación con el otro. Hay que tener presente que DE LA MANERA COMO NOS COMUNICAMOS DEPENDE LA CALIDAD DE NUESTRAS RELACIONES.

 

A continuación, comparto algunos peligros que implican el uso inadecuado de las redes sociales:

  1. Cualquier medio de comunicación deja huella en la mente del niño; cambia sus paradigmas, valores y actitudes, y hay que estar alerta porque no siempre el mensaje es el correcto (Interviene en la subjetividad y aprendizaje).
  2. Los videos juegos, celulares y redes sociales pueden conducir a la cyber-adicción.
  3. Peligros de Sexting (envío de fotos o videos o mensajes de contenido sexual); Cyberbulling (amenazar, avergonzar, intimidar y criticar a una persona por las redes sociales; Sextorsión, amenaza y usufructo sexual; Grooming, material pornográfico realizado por un adulto, y que sirve para la explotación sexual.
  4. Las redes sociales pueden llegar a ser una distracción, para camuflar el dolor latente. o crisis emocionales no resueltas.
  5. El WhatsApp, por ejemplo, alivia la soledad y la necesidad de contacto, ya que los hijos requieren sentirse escuchados y conectados con sus familiares.

 

QUÉ DEBEMOS HACER:

Los padres deben ser acompañantes en el uso de las redes sociales, ya que son el filtro ideal para trabajar pensamientos y creencias que emanan de estas. Además, debemos crear hábitos que le permitan al niño implementar el diálogo crítico, que le ayude a discriminar cosas aun en nuestra ausencia, o cuando en la adolescencia tenga que tomar decisiones por cuenta propia.

  1. Considerar que, al comprar un aparato electrónico para sus hijos, ustedes tienen la prerrogativa de definir reglas para el uso de estos. Se debe indicar a los hijos que estos dispositivos son un préstamo y un privilegio, y que los padres tienen la autoridad sobre el uso y el horario de estos. Y lo más importante es recordar a los padres que, debe haber consistencia en los acuerdos entre ellos, como dejar en claro las condiciones y los usos permitidos para el celular.
  2. Los Padres deben acortar la distancia tecnológica con sus hijos, es decir, educarse e informarse sobre las redes sociales que los hijos frecuentan, y sobre las posibles consecuencias en la vida de sus hijos.
  3. Tener más tiempo para el diálogo en la familia: regalarles a sus hijos el hábito de escuchar historias y anécdotas familiares para el desarrollo de experiencias gratificantes para los chicos. Los padres deben validar siempre cualquier intervención que hagan, corregir con el fin de educar y hacerlo con ternura y paciencia.
  4. Recordar que, hasta los 5 años los niños no deberían tener contacto directo con la tecnología. De 5 años hasta los 10 años solo media hora pasando un día y trabajar cualquier contenido con ellos para que sea una guía en su aprendizaje. Y en la adolescencia, es preciso enseñar la autorregulación.
  5. El tiempo de familia debe ser un espacio para compartir, debe haber límites para el uso de los dispositivos electrónicos, por ejemplo: no al llegar a casa; no a la hora de comer; no en el baño; y, no al dormir, etc.)
  6. Además. generar recuerdos de vinculación afectiva con los hijos, como, por ejemplo: cocinar juntos; ir a caminar; tomar helados; jugar; ir de excursión, etc.

 

Mg. Anita Orellana, MTF

Misionera de Palm Missionary Ministries, Inc., USA.

www.joselitoorellana.blogspot.com

 

18 09, 2018

VIVE LAS ILUSIONES DE TUS HIJOS

2018-09-18T09:01:12-05:0018 septiembre, 18|

Bart, llegó a casa cargando un casco hecho de cartón. Con algunos marcadores trazó unos cuantos dibujos para darle más color.  Cuando su padre lo vio, preguntó: ¿y eso? Bart dijo: es un casco de football americano.  Su padre, lo miró y le dijo: Los sueños no pagan las facturas de esta casa.  Y añadió: La vida no te dará nada, simplemente porque creíste en un absurdo. Tomó aquel casco que había hecho su hijo y lo destruyó. Este es un fragmento de la película “Yo sólo puedo imaginar”.

Nuestro dolor, rabia y frustración pueden hacer pedazos la ilusión de un niño. Intentando demostrar que la vida es real, los adultos nos equivocamos cuando enseñamos a nuestros hijos que no hay espacio para ilusiones.

La ilusión, es algo que nos ayuda a buscar el cambio y a mejorar como personas. En el caso de los niños, la ilusión es una sensación que debe alimentarse, porque bien estimulada puede crear niños motivados, felices y capaces de alcanzar cualquier proyecto personal.

Los padres debemos convertirnos en canalizadores de la ilusión en nuestros hijos.   Podemos hacerlo cuando oramos con ellos para que sean constantes en sus objetivos; y que sepan que si no consiguen algo no es motivo de derrota, sino perseverar en la ilusión para conseguirla más adelante.

También estamos llamados a estimular la ilusión para mejorar comportamientos o actitudes. Esto ocurre cuando al final de un curso tu hijo ha sido capaz de aprobar todas las asignaturas y le prometiste que si lo hacía le comprarías algo, pues en este caso, se lo ha ganado.

Podemos alimentar esa ilusión pidiendo a Dios que nos oriente con Su palabra para crear no solo niños motivados, sino también jóvenes felices y capaces de alcanzar cualquier proyecto personal, de acuerdo a la voluntad de Dios.

30 07, 2018

Trata a otros como quieres que te traten

2018-07-30T10:14:00-05:0030 julio, 18|

Nuestros hijos son quienes nos toman la lección de todo lo que les decimos, están atentos a cualquier situación que se presente en nuestro comportamiento y enseguida llaman nuestra atención, pero ¿qué pasa si tienen que salir de la burbuja en la que crecen y tienen que formar amistades? No te preocupes, lo más importante es tu ejemplo y lo que puedas ir modelando en sus vidas con el paso de los días.

Creo que como en todo, no existe una fórmula secreta para el éxito, te invito a que juntas, pongamos en práctica algunos consejos para que nuestros hijos tengan amistades fuertes y saludables.

• Respeto: Cada persona tiene sus propios gustos y preferencias, y esto es clave para explicar a nuestros hijos.

• Comprensión: las habilidades, dones, talentos y personalidad son únicas en la vida de cada ser humano.

• Pensar en los demás, primero y también en ti: Aprender a ceder un poquito a los gustos individuales para dar espacio a otros, sin olvidarse de uno mismo.

• Solidaridad: Es un valor muy noble que vale la pena inculcar en nuestros hijos, ya que podemos crear conciencia de las necesidades de lo demás.

• Siembra y cosecha: Cuando les enseñamos que todas nuestras acciones tienen un retorno, ellos van a pensar dos veces en la manera en que van a actuar.

• Que sus acciones hablen de Dios: porque es la huella más importante que vamos a dejar en la vida de los demás.

Tu papel como madre es irremplazable, tus hijos te necesitan en cada etapa de sus vidas y nosotras como madres necesitamos de Dios, quien nos ayuda a reflejar al Señor en sus vidas. Sigue adelante, lo estás haciendo bien!

16 07, 2018

Seamos justas con nuestros hijos

2018-07-16T10:30:23-05:0016 julio, 18|

La llegada del hermanit@ es un regalo, es el complemento para la familia

La equidad o justicia entre los hermanos es algo que tenemos que aprender nosotras primero, porque no es un conocimiento que se adquiere con anticipación, va a depender de la personalidad con la que cada hijo o hija tiene desde su concepción. En este camino de aprendizaje debemos considerar algunos consejos que nos pueden ayudar a tener un ambiente justo en casa.

  • Cuando hay desacuerdos por cosas pequeñas ¿cómo ser justo? No debemos hacernos al lado del más pequeño, porque puede ser que nos equivoquemos, ya que la personalidad del segundo hijo es diferente. Lo que funciona muy bien es pedirles que ellos conversen y se pongan de acuerdo, así también desarrollan habilidades de negociación. Por su puesto que nosotras debemos estar presentes para apoyar o corregir su decisión.

 

  • Es importante que los niños sepan que está bien no estar de acuerdo todo el tiempo, no siempre vamos a ver la película que yo quería, o el juego que a me gusta, esto es parte de la convivencia, y tenemos la oportunidad de hablar sobre la actitud cuando no pasa lo que yo quiero. Debemos tener cuidado en el peso de dejamos sobre el hermano mayor para que luego no sea una carga pesada que tiene que llevar. No por ser el hermano mayor, tiene que ceder a todo o tiene ciertos privilegios. Te comparto esto porque soy hermana mayor.

 

  • Cada niño tiene un propósito por el cual Dios lo creó y es importante que apoyemos sus anhelos, sus talentos, tanto al primero, como al segundo o al tercer hijo de manera equitativa.

 

  • A medida que los niños van creciendo, debemos delegar en ellos responsabilidades (de acuerdo a su edad) para apoyar las tareas del hogar, sin embargo, creo que puede ser de apoyo el que se puedan turnar las obligaciones que tiene cada uno, de esta manera, se reparten las actividades y evitas que parezca favoritismo.

 

  • Aunque los hermanos menores pueden heredar la ropa o juguetes del hermano mayor, no siempre debe ser así, porque podemos acostumbrarles a que va a recibir todo lo usado. En este sentido, el crear tradiciones en casa te ayudará a desarrollar un ambiente justo. Por ejemplo, en los cumpleaños: que haya un pastel, una película o su comida favorita, para cada hijo.

 

Las diferencias entre nuestros hijos son saludables, no debemos verlo como un problema, más bien como una oportunidad de que podamos crecer como madres y que podemos promover un ambiente de justicia y amor. Siempre recuerda esto: un hijo, exige de nosotros como madres un nivel de dependencia de Dios único, dos hijos, exige doble dependencia.

 

Manuela Dávila

Radio HCJB

2 07, 2018

Masaje Infantil en Niños con Necesidades Especiales

2018-07-02T10:01:48-05:002 julio, 18|

 

Los padres de bebés nacidos con dificultades suelen verse avasallados por una gran

cantidad de información que requieren absorber acerca de la condición de su pequeño,

por las terapias que deben realizar y por estar celebrando, y a la vez llorando, la llegada

de su nuevo hijo.

La reacción emocional de los padres al enterarse del problema de su recién nacido

puede variar mucho, incluyendo frustración, rechazo, culpabilidad, miedo, irrealidad,

depresión, racionalización y aceptación. Estos sentimientos naturales pueden aparecer

de forma frecuente a lo largo del proceso de adaptación mutua y el desarrollo del

pequeño.

El Masaje Infantil puede ser una manera maravillosa de unión entre padres e hijos con

necesidades especiales. Las ventajas fisiológicas son muchas pero el objetivo principal,

es la interacción y conexión entre dos personas. El Masaje Infantil no es otra forma de

terapia, es una oportunidad para que los padres ofrezcan su amor y se vinculen con sus

pequeños.

Por medio del masaje los padres aprenden a conocer mejor a sus bebés, a reconocer sus

señales sutiles, la forma que reacciona su cuerpo cuando esta tenso o relajado, podrá

conectarse y comunicarse con sus hijos, siendo una oportunidad para que los

padres enfoquen su amor y atención sobre su bebé en lugar de su condición médica.

 

Cristina Zapata

Internacional Association of Infant Massage

www.iaim.net

26 06, 2018

LOS ADOLESCTES NECESITAN LO QUE NOSOTROS DESEAMOS A SU EDAD

2018-06-26T09:00:30-05:0026 junio, 18|

¿Te acuerdas de tu época de adolescencia? ¿Te acuerdas lo que deseabas con más intensidad en esa época? Aunque las tendencias han cambiado, la tecnología ha mejorado de manera impresionante, y las redes sociales se han apoderado de nuestra manera de comunicarnos; hay algo que no ha variado y es lo que todos los adolescentes anhelan con su corazón. Lo que nosotros en nuestra etapa de adolescentes ansiábamos, nuestros hijos adolescentes también lo desean.

Los especialistas, como el Dr. James Dobson, escritor de libros como “El Crecimiento Espiritual de los Adolescentes” señalan que nuestros hijos en su edad más difícil piden silenciosamente la atención y amor de nosotros, sus padres; y de manera bastante notoria, la aceptación por parte de sus amigos.

Y estas palabras: atención, amor y aceptación; no solo que lo desean, sino que es necesario brindarles para su saludable crecimiento como seres integrales (alma – emociones, físico – cuerpo, y espíritu). Claro que para lograr llenar su corazón hay que hacer un trabajo intencional y estratégico de conocer más a nuestros hijos, sus gustos, sus sueños, sus temores, e involucrarnos en todo su mundo. Así lograremos afirmar, de paso, aquellos principios de vida extendidos durante toda su infancia.

Para Mayte, una muchachita de 15 años es dulce sentir los abrazos que le dan sus padres; pero no solo eso, sino también las palabras y gestos que le demuestran cuanto la aman.

Sofía, de 14 años, se sabe amada cuando su padre se toma tiempo para acompañarla a sus presentaciones de cualquier índole en el colegio; y sobre todo cuando él, pese al cansancio, abre espacio en las noches para escucharle tocar el violín.

Estas dos jovencitas me recuerdan mis años de adolescencia cuando mis ojos se llenaban de luz y mi corazón de amor, al ver a mis padres sentados en primera fila, apoyándome y respaldándome en mis locuras e intentos por marcar el mundo con aquellos dones entregados por Dios.

Definitivamente, no ha cambiado. Nuestros adolescentes necesitan lo que nosotros también anhelamos cuando teníamos su edad: el abrazo de papá y mamá, el encuentro diario de amor en el seno del hogar que los levante y los motive a luchar contra el mundo, haciendo historia que valga la pena.

14 06, 2018

La autoridad del padre que bendice a los hijos

2018-06-14T09:27:47-05:0014 junio, 18|

Una de las responsabilidades de ser papá es ejercer la autoridad, sin embargo, hoy nos envuelve una extraña contradicción: nuestra cultura no acepta la autoridad, no nos gusta estar bajo autoridad, pero tampoco nos gusta ejercer autoridad. Uno de los lugares donde esto se hace evidente es el hogar, comenta el escritor Tedd Tripp.

Dios te ha llamado a ser autoridad, por lo tanto, hay que actuar como representantes de Él en el ejercicio de la autoridad en la familia. Tal autoridad implica conocer la naturaleza de la misma para no confundirla con autoritarismo. La autoridad conduce a los hijos, de acuerdo con marcos de referencia absolutos, hacia a un bienestar común e integral que les permite desarrollar sus capacidades y su carácter, como reflejo de la imagen de Dios en ellos.

La autoridad correctamente ejercida acerca a los hijos al corazón de los padres para que juntos finalmente se acerquen al corazón de Dios. El autoritarismo mientras tanto se basa y actúa principalmente en función de la comodidad egoísta del padre. Muchos padres gobiernan su hogar pensando más en su bienestar, en su tranquilidad y no en el de sus hijos.

El apóstol Pablo dijo que un padre debe educar a sus hijos en la disciplina y la instrucción del Señor. Cumplir este mandato implica ejercer autoridad, la cual deriva en el ejercicio de disciplinas, que forman hábitos, que moldean un carácter, que trazan un destino. La autoridad ejercida desde la perspectiva de Dios termina en bendición.

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: