+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
16 10, 2018

El baúl de los recuerdos

2019-07-07T04:53:23-05:0016 octubre, 18|

Ciertos recuerdos son como amigos comunes, saben hacer reconciliaciones. (Marcel Proust)

“Mijito, dame pasando ese cuaderno que está en el velador por favor…” fue la frase que replicó mi abuelo. “Ahí está la historia de mi vida…” confirmó.

¿Por qué siempre un anciano conserva sus recuerdos como los más grandes tesoros? Bien dijo alguien: “Recordar es volver a vivir”. Mi abuelo me entregó las páginas en las que resumía su vida: los momentos más duros de su juventud. La manera en que enamoró a mi abuela. Los trabajos donde estuvo, etc. Mientras le echaba un vistazo en mi cabeza retumbaba la frase del poeta británico Aldous Huxley: “El recuerdo de todo hombre es su literatura privada”.

Y es que ciertos recuerdos son inolvidables, a pesar de que intentemos convencernos de haberlos borrado del disco duro. Al puro estilo de la cantante mexicana Thalía: intentamos insistir en que eso no pasó.

Los psicólogos aseguran que hay recuerdos dolorosos que deben ser rememorados para poder encontrar una vía de sanación en el presente. “Hay recuerdos que el tiempo no borra. El tiempo no hace la pérdida olvidable, solo superable.” (Casandra Clare).

Pero así como existen recuerdos que son necesarios traerlos al presente, hay otros que por el contrario deberían ser menos recurrentes en nuestros pensamientos. Me refiero a aquellos recuerdos tóxicos que no nos permiten vivir el presente, están en nuestro corazón y cada día hacen más grandes las heridas. Son estas memorias del corazón las que deberíamos sobrellevarlas con un profesional de la salud.

Recordar es una capacidad que se nos ha otorgado, pero si no lo usamos sabiamente podemos sumergirnos en la nostalgia o el pasado y es ahí donde nos podríamos ver envueltos en un pozo sin salida llamado depresión. Mientras más viejo te vuelves valoras los momentos vividos es por eso que: los niños viven al máximo el presente, los jóvenes sueñan con el futuro, pero los ancianos se embriagan de los recuerdos. Por esto la novelista Angela Carter dijo: “la nostalgia es el vicio de las personas mayores”.

No te ates al pasado y tampoco te preocupes por el futuro, el inspirador de naciones dijo una vez: cada día trae su propio afán. El Creador del universo te ha dado la capacidad de recordar, ¡hazlo! Recuerda el nacimiento de tus hijos, la primera mascota que tuviste, la vez que lograste manejar la bicicleta sin las rueditas de apoyo. Pero por amor a Dios no te quedes ahí, recuerda que lo que estás viviendo hoy mañana serán tus mejores recuerdos, tú decides.

5 04, 2018

Reconciliación con mi pasado

2019-07-07T04:53:28-05:005 abril, 18|

Todos tenemos un pasado lleno de momentos agradables, difíciles, confusos, o complicados de clasificar. Curiosamente los momentos del pasado que tenemos más frescos y casi no podemos olvidar son los que nos causan amargura, dolor y vergüenza. Todos esos momentos que quisiéramos hacer ‘Control Z’.

Los recuerdos amargos pueden ser por acciones nuestras o de los demás. Son cosas que van marcando nuestras vidas, pero que no nos limitan en nuestras acciones presentes ni futuras si aprendemos a sobrellevarlas a través de decisiones como el perdón.

Reconocer y aceptar que tanto nosotros como quienes nos rodean somos personas llenas de defectos. No importa que tan atractivas nos parezcan o que tan perfectas parezcan sus vidas.

Debemos tener presente que todos vamos a fallar en algún momento de la vida.

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a Él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.

(I Juan 1:8-10)

 

6 03, 2015

5 consejos para mi yo adolescente

2019-07-07T04:54:00-05:006 marzo, 15|

Inspirado por la campaña de Youtube #DearMe.

 

Aunque no lo creas no siempre fui ése adonis, especimen perfecto de hombre que soy ahora (sarcasmo). Cuando pienso en mi yo adolescente se me vienen muchas cosas que quiero decirle.

 

#QueridoYo:

5 consejos que valorarás a futuro.

 

1) ¡Atrévete, hazlo!

Tu sabes de lo que hablo, pequeño puberto. Esa chica que te ha gustado por varios años y nunca has hablado con ella al respecto. Mira, si no haces algo te vas a arrepentir el resto de tu vida. Así que encuentra un poco de valentía y arriesgate a invitarla a un café o una pelicula. O incluso sólo habla con ella en privado y cuentale cómo te sientes. (Ojo, no hagas un show frente a todos ni declaraciones locas de amor si no la conoces bien. Éso es vergonzoso para todos)

2) Hay gente menor que te admira

No, no es porque eres tan increiblemente atractivo. Es porque eres mayor que ellos y por alguna razón extraña, piensan que eres genial. Entonces consideralo antes de abrir la boca o hacer una estupidez, da un buen ejemplo a esos chicos y dejalos aprender de tus errores para que no cometan los mismos.

3) No critiques

Mira, seamos claros. En la vida ninguna persona tiene toda la razón. Yo sé que no te gusta ese tipo de música, o que te parece una tontería leer esos libros o que esas películas son lo peor. Pero no siempre serás la persona que eres ahora. No critiques ni juzgues a los demás, porque en un futuro cercano te darás cuenta que esas cosas tienen algo agradable. Amarás cosas que odias, odiarás cosas que amas y aprenderás lo tonto que fue criticar todo. Ahórrate la vergüenza y no sueltes tan rápido esa lengua. Puedes herir a alguien por algo muy tonto y nunca hay excusa para eso.

4) No te pongas eso

Ok, no sé cómo hacerte entender que esos pantalones de 5 tallas más grande no son chéveres. Tampoco esa camiseta hawaiana, ni esos zapatos con ruedita. No son atractivos, no tienen sentido, no, no, no… simplemente NO. ¡Vistete como un ser humano decente por favor! Van a haber evidencias fotográficas de las que no puedes huir.

5) Cuida tu salud

¿Recuerdas que puedes comer 10 perros calientes y 5 hamburguesas sin que te pase nada? SON MENTIRAS. No lo hagas. Tampoco fumes, ni bebas alcohol ni hagas nada en contra de tu cuerpo. Ya no es tan fácil bajar de peso y ser atractivo. Yo sé que te sientes indestructible, pero hazte un favor a futuro. ¡Cuidate! Necesito que evites esas frituras y te pongas a hacer ejercicio. Sé sano, es lo único que nos queda amigo, la salud.

😀

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí