+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
20 10, 2016

¿Qué hago si veo hostigamiento?

2019-07-07T04:53:40-05:0020 octubre, 16|

La mayoría  de la gente dice que dirían algo si ven que otra persona está siendo intimidad.

Hazte esta pregunta, si verías algún tipo de abuso que se está cometiendo con otra persona, ¿realmente harías algo?

En primer lugar se necesita mucho valor. ¿Quién sabe si con el afán de ser una persona más grande y fuerte, decides defender a alguien y terminas en el suelo? La gente no espera que alguien salga en su defensa, arruinaría  cualquier reputación.

Si esa es tu manera de pensar, detente ahora.

Pensar de esta manera, basado solo en ti mismo, en lo que te podría suceder si actúas, es la razón por la que muchas personas caen en situaciones peligrosas y nocivas, en ellas pueden herir a otras personas e incluso a ellos mismos.

Defender lo que es correcto no es sólo audaz y valiente es también lo que estamos llamados a hacer. Somos portectores los unos de los otros. Eso es lo que somos.

Con frecuencia creemos que tomaremos una buena decisión en una situación determinada pero acabamos haciendo lo contrario…

A pesar de que tenemos las mejores intenciones y queremos ayudar. ¿Por qué nos detenemos todo el tiempo? ¿será que las acciones realmente reflejan lo que hay en el corazón?

Recuerda que: «Permanecer callado es ser cómplice.»

Tu puedes cambiar la situación, toma acción y no inventes excusas. Tenemos la capacidad de empoderarnos los unos a los otros. Así es como la violencia y el daño psicológico empieza a terminar, cuando nos paramos y nos apoyamos. Eso hace una diferencia radical cuando le hacemos saber al débel que no está solo.

 

ESCRITO POR: Kristin Miller

15 07, 2016

7 preguntas todo joven se debe hacer

2019-07-07T04:53:44-05:0015 julio, 16|

1.¿Qué efecto tienen en mi las personas a mi alrededor?

Hay un dicho que dice, “Dime con quien andas, te diré quien eres.” Tus amigos y tu familia tienen  efecto en tu vida aunque no lo creas. Ellos pueden hacerte crecer o decrecer. Nuestras vidas son afectadas por las personas alrededor de nosotros. Si elegimos pasar el rato con amigos que son beneficios, podemos aprender y mejorar. Con buenas amistades, nosotros nos mejoramos.

2. ¿Quién es mi modelo a seguir?

¿A quién admiras y ves como modelo a seguir? Quizá a tus padres, a tus abuelos, o un vecino. O quizá quieras ser como tu artista favorito, tu deportista favorito o una persona famosa. Cualquiera que elijas ¿cuáles son las características que sobresalen?  ¿Por qué quieres seguir a esa persona?

3. ¿Cuáles son mis recuerdos favoritos?

Siempre nuestros recuerdos nos siguen. Podemos recordar momentos emocionales, locos, o tristes y estos momentos nos forman. Sin nuestros recuerdos, seríamos las personas que somos, sino otras completamente diferentes. Recuerda los tiempos memorables de tu vida; son lo que nos ha hecho lo que somos.

4. ¿A dónde quiero llegar con mi vida?

Cuando somos jóvenes, tenemos una gran oportunidad de viajar a muchos lugares del mundo. Quiza quieres ver las playas de Rio de Janeiro, la luces de Paris, o los Himalayas. A donde quieras ir, ve mientras tengas tiempo y fuerzas. Es posible que no tengas la oportunidad cuando estes viejo.

5. ¿Quién son las personas más importantes de mi vida?

Esta pregunta es muy diferente que la primero. Con esta pregunta debemos considerar quienes son las personas con quienes queremos gastar el resto de nuestras vidas. Esto puede ser un esposo u esposa pero también incluye a tus amigos y tu familia.

6. ¿Cuáles son mis fuerzas y mis debilidades?

Necesitamos darnos cuenta lo que podemos hacer bien y lo que no. Cuando conocemos  nuestras fortalezas, podemos tener la confianza en nuestra capacidad al usar nuestros talentos. También, cuando sabemos nuestras debilidades, podemos pedir ayuda con este tipo de cosas.

7. ¿Cuándo tenga cuarenta años cuál será la cosa más importante que he hecho?

¿Qué harás con tu vida? Es nuestro elección; debemos elegir. Hay un mundo frente a nosotros, así que arriésgate, vive el tiempo tienes, ama sin límites y cambia el mundo.

22 04, 2016

5 COSAS QUE PODEMOS HACER EN MOMENTOS DE CRISIS

2019-09-02T12:44:26-05:0022 abril, 16|

Ser solidarios: si no tienes dinero o provisiones puedes ayudar con tus manos, hay lugares en diferentes partes de Ecuador donde puedes ayudar a armar cartones, a empacar productos y llevalos a los carros, etc.

La otra forma es ayudar con provisiones ¿Qué se necesita? útiles de aseo como: pasta dental,  jabón, detergente, cepillo de dientes, cremas, pañales (todo tamaño), toallas higiénicas, paños húmedos. También necesitan medicina, ropa, baterías, velas, lámparas, enlatados, agua embotellada, colchones, sillas de ruedas, muletas, carpas, frazadas o cobijas, alimentos para perros y gatos.

Orar: pedir a Dios que sane nuestra tierra y nuestros corazones, clamar a Dios por fortaleza para las víctimas y sus familias.

Abrazar: la gente, tanto de las zonas del terremoto como de sus alrededores necesitan un abrazo, es otra forma de subir el ánimo de la gente y ayudar a mejorar el ambiente en el que te desenvuelves.

Preparase: si quieres estar en la zona como voluntario prepárate espiritualmente, emocionalmente y físicamente pues no debes ir a estorbar, sino a ser de ayuda, recuerda que la gente de la zona afectada en estos momentos necesita apoyo, se parte de la solución y no del problema. Muchos voluntarios han regresado y están recibiendo ayuda psicológica.

Preocúparse: ya están habilitadas las líneas telefónicas, si tienes familiares escríbeles mensajes alentadores, llámalos y diles que estas orando por ellas, y que pronto llegara la ayuda si es que aún no la han recibido.

Levanto la vista hacia las montañas, ¿viene de allí mi ayuda? ¡Mi ayuda viene del Señor, quien hizo el cielo y la tierra! Él no permitirá que tropieces; el que te cuida no se dormirá. En efecto, el que cuida a Israel nunca duerme ni se adormece. ¡El Señor mismo te cuida! El Señor está a tu lado como tu sombra protectora. El sol no te hará daño durante el día, ni la luna durante la noche. El Señor te libra de todo mal y cuida tu vida. El Señor te protege al entrar y al salir, ahora y para siempre.

(Salmo 121) (NTV)

15 04, 2016

Con el corazón roto

2019-11-11T09:33:28-05:0015 abril, 16|

Has escuchado la expresión «corazón roto», bueno por lo general se utiliza para describir una decepción amorosa. Pero la verdad es muy común que te rompan el corazón, y no sólo la persona de la que te enamoraste si no todos tus seres queridos cuando te decepcionan.

La realidad es que el mundo está lleno de personas que caminan por la vida con el corazón roto, a mi me han roto el corazón, seguro a ti también y lo cierto es que siempre lo harán.

Divorcios, engaños, decepciones amorosas, muertes, mentiras, verdades dolorosas, abusos, etc, son el pan de cada día, este tipo de cosas marcan tu corazón, entonces si no puedo evitar que me lastimen ¿qué puedo hacer?

  1. Seguir, la vida continúa pese a cualquier circunstancia, avanza con ella, el dolor pasa y te hace más sabio y fuerte. No te estanques en esta estapa, si lo haces después lo lamentarás.
  2. Perdonar. Esto te ayudará a sanar. No dejes que el dolor te haga prisionero suyo. A quien más le va a pesar cargar la maleta del rencor por la falta de perdón es a ti.
  3. No ser tú el o la causante del dolor ajeno, si bien es cierto así como estamos expuestos a que nos rompan el corazón, nosotros también tendemos a decepcionar y lastimar a otras personas, que nunca sea concientemente el dolor que provocas.
  4. Creer, aunque te decepcionen una y otra vez, no dejes de creer en las personas ni en ti, sé prudente al abrirte a alguien pero no te cierres y desconfies de todos. Podemos ser mejores.

No olvides lo más importante, Dios está contigo y utiliza todas las circunstancias para formar algo en ti, él es el único que no te decepcionará ni te fallará, habrán circunstancias que te hagan dudar, pero recuerda que aunque no entiendas el por qué de lo que atraviesas hay un propósito y aunque duela mucho, pasará.

5 02, 2016

¿Qué hacer con un corazón roto?

2019-07-07T04:57:16-05:005 febrero, 16|

Paso 1: admitir que tienes un corazón roto.

Es curioso decir lo trillado que es pensar “Eso nunca me pasará a mí”, estoy seguro que más de uno de nosotros ha mencionado esto cuando hablamos acerca de nuestras relaciones interpersonales, específicamente las románticas. Yo solía pensar eso todo el tiempo creyendo que podía esquivarme de “ciertos problemas” si era lo suficientemente cuidadoso como para no enamorarme de alguien equivocado.

Lo cierto es que vivimos en un mundo caído en el que nuestro corazón dicta razones que nos llevan al fracaso. Si nos detenemos a pensar, en un día tenemos más de una equivocación por esta razón,entonces, ¿cómo no habría de pasarnos en lo sentimental?

Por más de una razón y sin querer queriendo terminamos con nuestro corazón herido. Es importante que recordemos que “no hay más ciego que el que no quiere ver”, aceptar que nos hemos equivocado es primordial si queremos que Dios sane nuestro corazón. La humildad de nuestro corazón debe ser más grande que nuestra herida, para así reconocer nuestras faltas y pedir perdón o para sanar las heridas que otros provocaron

Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón;
Y salva a los contritos de espíritu
. (Salmo 34:18)

Paso 2: Perspectiva

Lo que pasa con el corazón roto, es que cuando miras todas las piezas de tus esperanzas y sueños rotos en el piso, tienes dos opciones:

Justicia: a pesar de que son diversos los escenarios de un corazón roto, siempre buscamos culpables que paguen por nuestros platos rotos. Alguien debe cargar con la culpa ¿no?

¿Cómo pudo Dios permitir que esto me suceda?, ¿Cómo pudo hacerme esto si yo la/lo amo? En fin son tantas las preguntas que nos vienen a la mente que es mejor aceptar con sinceridad que siempre queremos buscar justicia por nuestros dolores. Nadie más que Jesús ha hecho justicia por cada una de las cosas que nos han pasado y cada error/pecado que hemos cometido.

Reconózcanlo ustedes saben de lo que hablo.

Abrazar el dolor: bueno Dios esto apesta. Esto duele demasiado. Esto es lo más difícil que he tenido que afrontar. Te necesito Dios solo a ti, solo tú puedes sanar este corazón roto. Sin ti soy completamente vulnerable e incapaz de todo. No entiendo por qué me ocurre esto, ni como llegué hasta aquí, pero aunque no lo entiendo yo quiero confiar en ti. Quiero que se haga tu voluntad en mi vida. Ayúdame a verte a ti como mi único consuelo. Solo tú, ves y entiendes mi dolor. No puedo hacer esto sin ti. Yo creí que esto estaba bien, muéstrame si estoy equivocado y ayúdame a enfrentar mi situación.

Sí, Ouch! Ambas opciones son difíciles y ambas opciones tienen sus momentos. Pero aquí está la cosa: la opción uno no tiene esperanza. No hay luz al final del túnel de la justicia. Por otra parte, la esperanza solo sirve cuando la ponemos en Dios. ¿Vas a dejar que la circunstancia cambie tu visión de Dios? O ¿vas a dejar que tu visión de Dios cambie la circunstancia?

Paso 3: Comunidad

Preocupémonos los unos por los otros, a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras. No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca. (Hebreos 10: 24-25)

Muchas veces cuando pasamos por una situación de mucho dolor lo más común es querer estar solo, lo cual puede ser bueno solo por un momento. Es necesario que tengamos la oportunidad de estar con amigos y hermanos que puedan apoyarnos en nuestras dificultades y puedan hablarnos de la verdad de la palabra. Cuando estamos solos solemos dejar que las mentiras de nuestra mente gobiernen más que la verdad de Cristo, nuestros amigos y hermanos nos ayudan a ver esa verdad. Al fin de cuentas tener alguien con quien reír y con quien llorar nos permite desahogarnos, y aceptémoslo hasta un helado sabe diferente cuando te lo compra alguien que te quiere animar.

Paso 4: esperanza para el futuro

Ahora, tal vez no puedas decir que ya estás del otro lado del dolor y que lo haz superado inmediatamente, pero estar en el proceso es un buen inicio.

  • Aun no entiendo la razón de todo esto, no tengo respuestas pero tengo paz.
  • No tengo conocimiento, pero entiendo que Dios está obrando en mi vida para cambiar esto.

Es fácil mirar la situación y sentir miedo de enamorarme de nuevo. Pero la realidad es que Dios nos ha diseñado como seres relacionales, y el único que puede encargarse de poner la persona correcta es él. Tal vez sientas miedo de no volver a enamorarte, lo cual es completamente normal, pero debes recordar que Jesús es el único capaz de darle sentido a tu vida, y por su puesto de poner a alguien que te ame y que haga que este sufrimiento parezca solo un mal sueño del pasado. Aun si no aparece otra persona si tu corazón está puesto en Cristo, aunque no lo creas, no necesitarás nada más.

 

ESCRITO POR: Jorge Luis Rodríguez

24 09, 2015

Sueños incumplidos

2019-07-07T04:53:55-05:0024 septiembre, 15|

¿Qué fue lo primero que dijiste que querías ser cuando crecieras?

Doctor. Maestro. Policía. Madre. Presidente de tu país.

Y cuando nos hacemos mayores, nuestros sueños cambian de lo que queremos ser a quienes queremos ser. Soñadores nacidos naturales. Pero algunos de nosotros somos más realistas y enterramos nuestros sueños bajo la realidad de la inseguridad, la duda y el miedo. Sin embargo, en la realidad y en el fondo, todavía tenemos sueños y deseos ocultos en nuestros corazones.

Pero ¿qué hacemos cuando esos sueños no se hacen realidad? Cuando no obtienes el chico/chica que querías? ¿Cuando no consigues el trabajo que deseas? O cuando la vida no es todo lo que has soñado.

Y ¿qué de los sueños que todavía están esperando, pero que está tomando una eternidad? ¿Qué pasa si has estado trabajando en algo durante años, y tus esfuerzos parecen en vano porque no obtienes lo que esperas? Este anhelo es doloroso. La espera es insoportable, pero el deseo no va a desaparecer.

Primero, todos podemos relacionarnos aquí. Todos tenemos dudas, inseguridades, y preocupaciones. Nuestros sueños son un riesgo. Y estamos arriesgando nuestro tiempo, energía, la reputación, etc. Segundo, todos hemos tenido una temporada de espera. Sabemos que el dolor insoportable. Y sabemos lo que se siente al ser defraudado. Pero no te compares con los demás. Todo el mundo está en una temporada diferente de la vida.

Tómate tiempo para trabajar en ti mismo. Sigue soñando. Depon tus inseguridades y alcanzat esos sueños. Hay una razón por la cual tienes esos sueños. Hay una razón por la que has estado defraudado. Reevalúa tu temporada de espera. ¿Aun vale la pena la espera? ¿Podría enseñarte algo a la larga? Los sueños incumplidos son una realidad, pero mantienen la esperanza. Nada viene fácil. Tal vez hay algo más por ahí, pero no se puede aún.

Por tanto, digo:
    «El Señor es todo lo que tengo.
    ¡En él esperaré!»
25 Bueno es el Señor con quienes en él confían,
    con todos los que lo buscan.

(Lamentaciones 3: 24-25)(NVI)

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: