+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
30 10, 2018

ÉL ES MI AMPARO Y FORTALEZA

2018-10-30T09:30:16-05:0030 octubre, 18|

Hace algunos meses asistí al sepelio de la mamá de un amigo. Cuando él supo la noticia de la muerte de su madre, inmediatamente buscó un vuelo de México a Quito. Al encontrarnos en tan doloroso evento, para mi asombro, él me recibió con una sonrisa y un abrazo.  Le dije unas cuantas palabras de consuelo, pero fue él quien me transmitió y me lleno de paz. Me dijo sin titubear: lloré junto a ella ayer en la noche y sé que está con su Amado en el cielo.

Si yo no fuera cristiano, realmente las palabras de mi amigo habrían sido difíciles de entender.   Serían confusas, extrañas y lejanas; pero lo que pude ver fue a un hombre que aceptaba la circunstancia de manera adecuada y armoniosa porque su mirada y confianza estaban en Dios.

Cuando pasamos tiempos difíciles, es preciso correr a los brazos de nuestro Padre celestial.  Nuestro refugio está en su presencia y es allí donde podemos descargar nuestros dolores, frustraciones, tristezas…

Hay un Salmo que tiene un inmenso valor y estoy segura que muchas personas se refugian en las palabras que expresa su escritor.  Y si tú aún no lo haces te invito a tomar esa decisión de interiorizarlo y experimentar la verdad que encierra.  El primer versículo del salmo 46 dice así:

Dios es nuestro amparo y fortaleza,

Nuestro pronto auxilio en las dificultades.

 

Este canto, reconoce que no hay nadie más que Dios en el universo, en quién confiar; capaz de ofrecer refugio, fuerza y libertad.

Desconozco la situación por la cual estás viviendo, pero te quiero invitar a unir tu voz y cantar esta verdad que expresa el poder de Dios.

26 04, 2016

ZAQUEO ME ENSEÑO 9 COSAS (Parte1)

2019-09-02T12:43:47-05:0026 abril, 16|

Estas lecciones que aprendí de Zaqueo, se encuentran en orden cronológico en libro de Lucas capítulo 19 versículos del 1 al 10.

  1. Zaque era rico (Lc 19: 2). Él era el jefe de los cobradores de impuestos, muchas veces cobraba de más, a los pobres les hacía más pobres y a los ricos más ricos y, por eso los judíos lo odiaban, él era una persona poco respetada, considerada como el más pecador de todos. Sus riquezas no podían salvarle, él no podía comprar el cielo, la paz, el gozo que solo se lo halla con Cristo y, conocía su necesidad espiritual por eso sintió la necesidad de buscar a Jesús.
  1. Zaqueo sale a buscar su propia experiencia (Lc 19: 3). Él deja su zona de confort, su silloncito, su play station, su carro de lujo, su mansión con piscina incluida y más, y salió a la calle para conocer a Jesús. Esto me da a entender que Zaqueo había escuchado de Jesús, de todas las maravillas que él hacía por los demás, de cómo la vida de otras personas eran transformadas y sale para tener un encuentro o una experiencia con Jesús.

Tus experiencias y mis experiencias son nuestras, la gente no entenderá lo que vivimos cuando ellos no tengan una experiencia personal con Jesús.

  1. Zaqueo no podía verlo (Lc 19: 3). Veo tres condiciones en la vida de zaqueo, que son un reflejo de las nuestras también:

a)La condición física de Zaqueo (pequeño).

b)La condición mental (pequeña).

c)Su condición espiritual (pequeña).

Veo situaciones que vivió en ese instante:

La gente más alta que él – no podía ver, ni cuando saltaba.

Un cúmulo de personas – no podía, ni lo dejaban pasar.

Muchas veces estamos en condiciones y situaciones que no nos dejan ver a Jesús, una enfermedad (condición física), alguna herida del corazón (condición sentimental), algún pecado no confesado (condición espiritual). Situaciones económicas (no tener trabajo), situaciones en cuanto a las relaciones interpersonales (burlas, mal trato, prejuicios, etc.) que no nos permite ver y entender lo que Jesús está haciendo.

Regresando a ver mi pasado, le agradezco a Dios por quitarme personas de mi camino pues ahora entiendo que esas relaciones no me convenían.

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: