+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
29 01, 2018

Si te pierdes en las redes, te pierdes de tu familia

2018-01-29T10:52:39-05:0029 enero, 18|

Las redes sociales son una parte tan fundamental en las vidas de tantas mujeres que se han vuelto como el aire, algo que necesitamos y de las que dependemos y que las usamos sin darnos cuenta, como la respiración. Pero cuando hablamos sobre las redes sociales, vale la pena detenernos para hacer algunas preguntas como: ¿Estoy evaluando mi uso de las redes sociales? Tal como el aire contaminado puede dañar nuestros pulmones, el uso torcido de las redes sociales puede contaminar nuestras vidas. Y tal como un respiro de aire puro y fresco nos puede avivar, el uso sano de las redes puede bendecirnos.

Para los que vivimos lejos de la familia, las redes sociales pueden conectarnos con nuestros seres queridos. Para más y más personas (especialmente madres) las redes sociales generan oportunidades de trabajo. Pueden ser un lugar para encontrar inspiración, para compartir crecimiento espiritual (con apps de la Biblia y estudios bíblicos en línea), para comunicarse con amigas, para buscar recetas, para difundir información importante… Pero no reemplazan a la vida real.

Me acuerdo que hace algunos años atrás, cuando pasaba todo el día en la casa con mis hijos pequeños, al final del día me moría por conversaciones con otros adultos porque sentía que mi cerebro se estaba atrofiando. Empecé a pasar más y más tiempo en línea, escribiendo a mis amigas, viendo fotos, y leyendo artículos, hasta que llegó el punto cuando mi marido me dijo: “Creo que estás pasando demasiado tiempo en línea. Ya no vienes a dormir a la misma hora como antes y te veo menos en las noches. Eso no me gusta.” Al principio me puse a la defensiva, pero gracias a Dios, por personas como nuestros esposos que nos hacen ver cosas que para nosotros parecen estar bien. Porque tengo que admitirlo, mi espososo tenía la razón, por eso es imporatante tener cerca a alguien a quien podamos rendirle cuentas sobre nuestro uso de las redes sociales.

Todos necesitamos mecanismos para evaluar nuestro uso de las redes. Piensa en los sitios que más visitas. ¿Porque estás visitándolos? ¿Como te sientes después de pasar tiempo en este sitio? ¿Animada? ¿Desanimada? ¿Conectada? ¿Desconectada? ¿Sola? ¿Contenta? ¿Descontenta? ¿Satisfecha con tu vida? ¿Celosa de los de más?

¿Cuánto tiempo estás dedicando a las redes sociales? ¿Estás descuidando a tu familia o a otras tareas importantes por estar en línea? Es muy recomendable y necesario poner límites en el uso de las redes para asegurarnos que estamos cumpliendo con nuestras prioridades en la vida. Un límite podría ser: “No voy a abrir una app hasta que haya leído mi Biblia en la mañana” o “Solo voy a surfear las redes sociales por media hora en la noche, después de haber acostado a mis hijos.” Si piensas que una app podría estar afectándote negativamente, intenta un “ayuno” y quita esa app de tu celular por una semana o un mes. Quizás te sorprenderá por lo bien que se siente.

Pongamos a Dios en primer lugar siempre y estemos abiertas a que Él nos guíe en cuanto a la cantidad de tiempo que podemos dedicar a las redes sociales y cómo utilizarlas para el bien de nosotras y de los de más. Vamos a ser mujeres sabias, que continuamente nos evaluamos en el uso de las redes sociales, para que nos sirvan a nosotros y no nosotros a ellas.

por Beth Saavedra

20 09, 2017

Actualiza tu tiempo con Dios

2019-09-09T00:15:47-05:0020 septiembre, 17|

Viviendo el día a día, encontramos muchas cosas que nos distraen de darle de nuestro tiempo a Dios. Y como a cualquier edad, tenemos obligaciones, muchos de nosotros tenemos que trabajar, o ir a la escuela, o a la universidad, etc… pero a pate de eso, tenemos diferentes tipos de multimedia (televisión, internet, revistas, video juegos, etc) en nuestro camino. Algunos días, podemos ir de despertar en la mañana, a arrastrarnos por las noches a la cama sin dar a Dios ni un segundo de nuestro día. Sé que muchos somos concientes de caemos en este patrón con demasiada frecuencia.

¿Alguna vez has actualizado un sístema operativo o una App en tu celular? Cuando una aplicación requiere actualizarse usualmente es porque hay algo nuevo. A menudo, se agregan funciones o se solucionan errores para mejorar el funcionamiento de la aplicación. Actualizar tu celular es importante porque hará que funcione mejor y disfrutar de sus beneficios. Así como es importante actualizar tu dispositivo electrónico, también lo es actualizar el tiempo que pasas con Dios, para que puedas mejorar o «arreglar» el error que actualmente te trae molestias a tu vida.

Al igual que con el celular necesitas encontrar tiempo para descargar e instalar las actualizaciones, necesitas tomar tiempo para leer la palabra de Dios, reflexionar en ella y orar de modo que sea «instalada» en tu mente y tu corazón. Los deseos de Dios deberían ser nuestro enfoque en nuestra jornada diarfia y no los nuestros.

Lo que tenemos que hacer es darle a Dios nuestro tiempo, sin importar qué, solo así Él podrá mostrarnos lo que realmente importa, y ayudarnos a evitar esas cosas que nos distraen y crean spam en nuestras vidas. A continuación una parte de la escritura que nos muestra hacia donde debe estar dirigido nuestro corazón:

“Pon en mí el deseo de cumplir con tus requisitos y no el de satisfacer mis deseos egoístas.
Aleja de mi mente los pensamientos inútiles, dame vida para vivir en tus caminos.”

(Salmos 119:36-37)

9 08, 2017

¡Si tienes más tiempo libre serás más feliz!

2019-09-09T00:15:51-05:009 agosto, 17|

Un estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Columbia Británica y la Escuela de Negocios de Harvard, descubrió que las personas que gastan dinero para tener más tiempo libre tienden a ser más felices y optimistas en la vida, compartió el sitio tendencias21.net.

Los resultados de la investigación revelaron que las personas se sentían más felices cuando gastaban dinero en una compra que ahorraba tiempo, que en una compra de algún producto de consumo como un televisor, un ordenador, etc.

Tener más tiempo libre para ocuparse en  pasatiempos como el deporte, la cultura, los retiros de meditación, los viajes de aventura, o simplemente el hacer una pausa para descansar es una necesidad que tristemente  la satisfacemos con menor recurrencia.

Dios nos creó no solo para trabajar sino para disfrutar de nuestro trabajo, el texto bíblico ha sido  muy enfático en mostrar de manera ejemplar que aun Dios descansó, no en el sentido físico, sino en el sentido de la satisfacción permitida. Así que, “Lo mejor que puede hacer uno es comer, beber y disfrutar del trabajo que hace. También vi que esto viene de Dios”, expresó el sabio Salomón (Eclesiastés 2:24, PDT).

1 08, 2017

Tener un tiempo emocionante en pareja

2017-08-01T13:02:23-05:001 agosto, 17|

El tiempo sigue siendo el bien menos aprovechado en el matrimonio y en la familia. De manera inconsciente, en la mayoría de veces, las parejas suelen desperdiciar centenares de horas en cosas poco significativas cada uno por su lado. Lo preocupante de esto es que son pérdidas graduales y por ello inadvertidas, pero reales. Tal situación nos lleva a convertirnos en simples observadores de nuestra relación. Eso conspira en contra nuestra limitando el potencial de que seamos personas protagónicas en un proyecto de vida conjunta que soñamos, que necesitamos o que deseamos se realice.

Si estamos junto a nuestra pareja y pasamos el tiempo abstraídos o distraídos el uno del otro es tiempo de recomenzar. Si llega el momento de no saber qué decirse cuando se encuentran solo los dos y más aún, si en esos momentos sus miradas se pierden en el vacío, sin que ella o él capte tu atención es tiempo de que gasten más tiempo en celebrar, reír, planear y agradecer al Dios que un día él los unió con su bendición y para que sean de bendición.

20 06, 2017

¿Hemos pasado por ingenuos?

2019-09-09T00:15:56-05:0020 junio, 17|

Muchas culturas han tenido a bien reconocer formalmente a los tontos y sus tonterías. En los Estados Unidos y muchas otras naciones, el 1 de abril se conoce como «Día de los tontos de Abril». En otros países lo llaman «Día de todos los inocentes». Para algunos esto es una excusa para hacer  alguna broma.

Hay un dicho que dice: «un tonto y su dinero pronto se separan». Otro dice: «Los tontos van donde los ángeles temen pisar.» La mayoría de nosotros hemos sido culpables de formar malas relaciones, realizar inversiones dudosas o tomar malas decisiones que nos dejaron con una inquietud resonante: «¿En qué estaba pensando?» Pero hay una diferencia entre locura ocasional y habitualmente hacer tonterías.

No es de extrañar que la Biblia advierta de las acciones tontas, porque los tontos destruyen pero los sabios construyen. Un tonto actúa impulsivamente, el sabio es prudente. Los tontos se desvían fácilmente de las metas, de los valores y de los compromisos, pero la sabiduría impulsa a las personas a permanecer enfocados en las metas que valgan la pena. Los tontos se apresuran a hablar sin tener en cuenta las consecuencias de sus palabras, los sabios buscan la paz en todo tiempo. El sabio se esfuerza por utilizar los recursos de manera adecuada y con cuidado, pero los tontos lo desperdician y rara vez planifican las necesidades futuras.

«En casa del sabio abundan las riquezas y el perfume, pero el necio todo lo despilfarra». «Al necio le divierte su falta de juicio; el entendido endereza sus propios pasos» (Proverbios 15:21; 21:20).

Así que, vivamos de modo que la tontería no nos sorprenda.

12 06, 2017

Mi Tiempo con Dios como Mamá

2019-09-09T00:13:39-05:0012 junio, 17|

Pasar tiempo de calidad con Dios como mama, no siempre toma la forma que imaginas que debería, pero puede suceder. Incluso pequeños trozos de tiempo con el Señor aquí y allá pueden agregar a un crecimiento espiritual verdadero. Aquí hay algunas soluciones prácticas de otras mamás de la vida real:

  • Ora mientras estás en la ducha o preparándote para el día.
  • Lanza oraciones “flash” – frases pequeñas que lanzas a Dios durante todo el día. Si estás con tus hijos ora en voz alta para que escuchen.
  • Programa un recordatorio en tu celular para orar cada día a la misma hora. Por ejemplo, al mediodía puedes orar unos minutos para tu familia. Si estás con amigas en ese momento, ¡invítales a orar contigo!
  • Escucha música de adoración de la radio o de tus dispositivos mientras haces aseos de limpieza en la casa o en rumbo al trabajo.
  • Si tus hijos son pequeños pasa más tiempo en adoración musical y en los salmos porque son cortos para leer y fácil de entender, que funciona bien con la niebla de un cerebro de mamá de bebés. Usa un leccionario de los Salmos para leer todo en un mes, o puedes leer uno cada día.
  • Toma los primeros 15 minutos de la siesta de tus pequeños para un tiempo devocional. Sabemos que el tiempo cuando ellos duermen es súper valioso y al apartar una parte del tiempo para Dios literalmente estamos confiando en Dios para ayudarnos a lograr todo lo que necesitamos hacer en el resto del día. ¡Y él nos puede refrescar el corazón!
  • Escribe versículos de la Biblia en notas y cuélgalos alrededor de la casa. Léelos en voz alta cada vez que los veas.
  • Escucha una versión de audio de la Biblia (se puede encontrarlas gratis en línea).
  • Escucha sermones en línea o descargas cuando estás haciendo ejercicio o cocinando el almuerzo. Muchas iglesias graban las charlas del domingo y las puedes escuchar entre semana.
  • Busca un estudio bíblico para mujeres en la iglesia o si los horarios no te convienen, lee un capítulo de la Biblia por día con una amiga y compartan sus preguntas y pensamientos por WhatsApp.
  • Mantén un diario de oración con partes para anotar agradecimientos, confesiones y peticiones (¡y sus respuestas!)

Nuestra relación con Dios es dinámica. No va a parecer lo mismo en todas ocasiones y está bien. Lo importante es que Dios siempre se quede como el centro, como el cimiento de nuestras vidas.


Beth Saavedra

Iglesi la Viña Quito

www.vinaquito.com

8 03, 2017

El ayuno

2019-07-07T04:56:33-05:008 marzo, 17|

Para los cristianos el ayuno no es una obligación. Ayunar es voluntario, pero muchos cristianos ayunan, ¿por qué?

Durante el tiempo de ayuno las personas se abstienen de cosas diferentes. En el pasado prescindían de comida, pero hoy podemos prescindir de cualesquiera cosas. Pero el ayuno no es para agradarle más a Dios. El sentido del ayuno es abstenerse de diferentes cosas y usar este tiempo para pasar con Dios. En el andar cotidiano pasamos tiempo con muchas otras cosas, normalmente Dios recibe poco tiempo de nosotros. Durante el ayuno podemos pasar más tiempo con él en vez de otra cosa.

El ayuno no debe ser un rendimiento devoto, porque no es una obligación. Si queremos pasar más tiempo con Dios, el ayuno nos ayudará. Para nosotros es una bendición.

Prescindir de una cosita pequeña no es difícil, es súper fácil. Por ejemplo, si tenemos 5 minutos más por el ayuno decimos gracias a Dios. Gracias por la vida y gracias por su amor.

Es una oportunidad para fijarse un poco más en Dios en nuestro diario vivir.

 

ESCRITO POR: Malte Fritz

25 07, 2016

Nos gusta perder el tiempo

2019-11-11T09:33:27-05:0025 julio, 16|

Últimamente he reflexionado en el hecho de que a los jóvenes nos gusta perder el tiempo, por ejemplo, si tenemos que hacer deberes vemos videos unas 2 horas antes de dedicarnos al estudio, si nos mandan a comprar algo, nos toma hora estar listos para ir a la tienda de la esquina y así con otras actividades más en las que no somos diligentes pero en este artículo quiero hablar específicamente de la perdida de tiempo en asuntos del corazón.

Conversando con jóvenes y adolescentes suelo escuchar frases como: Sí, sé que no vamos a ir a ninguna parte en esta relación pero es mientras encuentro al amor de mi vida, o la típica respuesta, me gusta, la pasamos bien, estamos viendo qué pasa, y si no evoluciona no ha pasado nada, cada quien por su lado.

Entonces yo me digo, en serio se están escuchando, en serio reparan en lo que dicen, respeto las opiniones y criterios aunque sean diferentes a los míos, pero no puedo evitar pensar en que tarde o temprano mínimo uno saldrá lastimado.

Siempre y me refiero a SIEMPRE, sin excepción, habrá alguien que saldrá herido en las relaciones del «mientras tanto», el hecho de que pases tiempo con alguien especial, compartan momentos hará que de un modo u otro una de las dos personas involucradas en la relación se ilusione y se enamore, aunque lo nieguen diciendo, los dos tenemos la película clara y nadie sufrirá, cuando llegue lo que uno de los dos estaba esperando simplemente dirá muchas gracias hasta aquí nos trajo el río, ahí te quedas.

El uno estará feliz de la vida con su nueva relación, mientras que el otro llorando por los rincones porque no pudo evitar involucrarse sentimentalmente así que tendrá un tormentoso proceso de recuperación.

Esto me lleva a preguntarte si estás esperando a tu persona adecuada, la que te hará feliz y que tendrá «eso» que has anhelado, no crees que lo mejor es hacerlo sol@, con un corazón dispuesto y no marcado por un «mientras tanto».

Si estás en una relación sin fututo ni propósito, no sigas perdiendo el tiempo, eso no te va a llevar a ningún lado, aprovecha hoy que eres jóven en cumplir metas, formando la mejor vensión de ti mismo, llenándote del amor de Dios para que cuando llegue tu persona especial puedas darle un corazón completo y sano.

 

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: