+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
6 06, 2019

Carta a mi sobrina

2019-07-09T14:54:11-05:006 junio, 19|

Recuerdo la llamada de: «ya nació»! ¡No podía creer que ya era tía!

Me saltaba el corazón del pecho de la emoción y la preocupación porque sabía que eras prematura y tenía miedo que tu cuerpito no estuviese listo, pero sí que lo estuviste.

¡Eras pequeñita! Entrabas en mi mano izquierda y tus piecitos llegaban por debajo de mi muñeca.

¡La sensación más extraña del mundo! Amar a alguien que acaba de conocer…

Fuiste la más dulce, inquieta y tierna bebé del mundo, ¡con tus manitas en miniatura y tus piernas gorditas! Luego el kínder donde cantabas las canciones que yo te enseñé, la escuela, ¡tus presentaciones de baile! ¡Ese cuerpito danzando como lombriz!

Mi maquillaje roto, mis perfumes regados, unos piecitos gorditos a media noche en mi cara y unos deditos aplaudiendo y señalando cuando me veías.

Y te hemos visto crecer, convertirte en una señorita buena, justa, influyente en su entorno. Cuentas los mejores chistes y le sacas una sonrisa al más duro corazón. Eres bella, increíblemente buena, defiendes a los tuyos y no pierdes la oportunidad de marcar los corazones. ¡Te amo, me siento orgullosa de ti! Y cuando te miro, aún veo a la pequeña prematura bebé que cabía en mi mano.

Te bendigo, eres una mujercita maravillosa, que Dios te siga cuidando, bendiciendo y guardando tu vida y tu corazón. Por favor… Sigue sonriéndole al mundo… Sigue dándole vida.

Te amo.

Tu tía.

 

21 03, 2019

Carta a mi esposa

2019-09-09T00:14:58-05:0021 marzo, 19|

Hola mi amor.

Te escribo esta carta de amor por si alguna vez se te olvida lo mucho que te quiero y lo mucho que vales. Me he enamorado de esa mujer fuerte, real e inteligente que eres. Porque me encanta tu humanidad, tu determinación y tu manera de ver las cosas.

Tengo claro que, desde que llegaste a mi vida, la revolucionaste. Hasta entonces, mi forma de entender el amor se había limitado a lo que muestran las películas y se lee en los libros. Pero, al conocerte, caí en la cuenta de que el amor, cuando es verdadero, es muy diferente. Ese amor romántico y tradicional de cuento de hadas no nos hace justicia; no es real ni suficiente.

Me has enseñado que el amor es sinónimo de cariño y pasión, pero por encima de todo de respeto y confianza. Sé que no necesitas estar conmigo, igual que yo no necesito estar contigo. Y, precisamente, lo que hace tan grande nuestra relación es que, aunque no lo necesitamos, los dos lo queremos.

Me gusta la relación que hemos conseguido construir. Aunque no somos perfectos (tanto tú como yo sabemos), hemos logrado hacer florecer una pareja en la que no hay lugar a dependencias ni yugos. Solo queremos vivir nuestro amor plenamente; un amor verdadero, sano y alejado de los miedos y presiones que nos quieran imponer.

Me gustaría ayudarte a crecer y aportarte un poquito más de felicidad, igual que tú lo has hecho desde el día en el que nos conocimos. Los dos sabemos que no hay nada que te detenga, pero yo quiero seguir tus pasos hasta lo más alto. Me tendrás aquí, a tu lado, orgulloso de tus múltiples logros y tu continua lucha. Porque, ya desde hace mucho tiempo, te has convertido en mi ejemplo a seguir.

No te dejes amedrentar, porque vales mucho.

Te amo.

Tomado y adaptado: Diario Femenino 

 

14 03, 2019

A ti, que te rompieron el corazón.

2019-09-09T00:12:12-05:0014 marzo, 19|

 

Sé que duele, de verdad lo sé, y es que ¿quién no ha caído de las nubes al piso alguna vez?

Todos.

Creímos en alguien, que nos falló, mintió o simplemente se alejó.

Y nos quedamos allí, con las ilusiones desnudas, las alas rotas y la esperanza por el piso, y ¿sabes? Eso es grandioso.

Sí, es maravilloso saber que aún no mueren nuestros sueños ni anhelos, que aún somos capaces de sentir y que no guardamos el corazón en un ataúd, solo porque por allí hay algunos que llevan el alma muerta.

Esto es solo un capítulo de la vida, un momento pasajero, el cual vale la pena sentir, y luego soltar para seguir.

Eres maravillos@, y vales plenamente la pena, es@ que miras en el espejo, tiene mucho por entregar, por disfrutar, por recibir, y lo merece.

Límpiate los hombros y levanta tu cabeza, que en este bello mundo existen almas tan buenas como tú, que reparten luz, amor y esperanza.

Yo estaré aquí, recordándote cada día que vale la pena, que lo vales.

Que pronto estarás mejor y que no estás sol@, que tienes un Dios que te ama, una familia de tu lado y un gran corazón que alguien por ahí, se muere por conocer.

Te quiero.

7 03, 2019

Carta a las mujeres de mi vida.

2019-07-07T23:43:31-05:007 marzo, 19|

Cada una de ustedes compone una pieza fundamental de mi rompecabezas.

Mamá, sos mi heroína, la más gentil, amorosa, valiente y bella mujer que jamás conocí. Quiero un día tener la mitad del corazón que tienes, y una porción de la luz que emanas, sos mi fuerza.

Hermana, mis latidos se aceleraron cuando entendí que debía compartir mi reino contigo, cuanta bondad me has enseñado, a tolerar las diferencias y encontrar fuerza de donde no existe, solo para ser tu soporte frente a la vida. Si las mejores amigas existen, llevan tu nombre.

Abuela, cuanto te extraño, cuanto llevo de ti, todo el coraje, el valor y la sabiduría que los años te dieron y posaste sobre mí con delicada fragancia. Eres mi ángel más bello y mi mayor añoranza.

Hija, te anhelo cada día, sueño contigo y con verte ser mejor de lo que algún día seré. Con ser tu refugio en tormentas y quien te lleve a conocer al gran amor de tu vida, Jesús.

Amiga, gracias por tanto y por todo, por ser mi brazo, mi cerebro y mano extendida. Por ser la otra parte del corazón, que la vida me regaló.

Y a ti, la que lee esto, gracias por existir y por ser quien eres y hacer lo que haces; nunca olvides que fuiste creada para brillar, para ser libre, amar y ser amada, para ser honrada.

Que tu hacedor te muestre cada día, cuanto vales la pena.

Y que de vez en cuando…con una que otra palabra, yo también pueda recordártelo.

Con sincero amor:

 

14 02, 2019

AL AMOR DE MI VIDA

2019-09-09T00:15:02-05:0014 febrero, 19|

Hola, pensar en ti es sonreír y agradecer al cielo por cada segundo que comparto a tu lado.

Hoy entiendo que esperarte valió la pena, que cuidar mi corazón, mi vida y mi cuerpo para ti, fue una buena decisión, pero de todas, la más acertada eres tú.

Puedo vivir sin ti, lo sé, pero no quiero, al contrario, quiero los días que me restan a tu lado. Los sueños, las locuras, las risas y los llantos.

Miro atrás y veo todo lo que hemos construido, hemos sido valientes al asumir el reto de amarnos y de hacerlo bien, como el cielo manda.

En este viaje, tú eres mi mejor aliado, mi mayor cómplice y mi maestro. Eres todo eso que un día soñé a los pies del Señor, y mucho más.

Gracias por todo lo que eres, por inspirarme, por hacerme sonreír en los días más difíciles; por no dejarme caer, por lavar mis heridas y levantar mi rostro. Por pelear por mí.

Porque en tu imperfección, me deleito, aprendo de tu gentil corazón y me conmueve tu bondad. Gracias por buscar ser la mejor versión de ti, para mí.

Me siento orgullosa de quien eres y de la maravillosa persona en la que te conviertes, aquí he estado, estoy y estaré para aplaudir tus triunfos, librar batallas contigo y recordarte cada día, que Dios sigue creyendo en ti y en nosotros.

Miro atrás y estás tú, miro junto a mí y aquí estás, quiero que llegue el mañana y seguir viéndote cerca mío.

Gracias, por tanto, por todo, porque a tu lado son mis mejores días, y uno como hoy, agradezco al cielo porque estás tú y porque estamos juntos, hasta el final.

Te amo.

31 01, 2019

Carta a mi sobrin@:

2019-09-09T00:12:15-05:0031 enero, 19|

Cuando supe que llegarías a nuestras vidas, fue toda una sorpresa. Tus padres estaban felices, y yo no podía creer que alguien por primera vez en mi vida me diría ‘Tía’.

Y es que, aunque aún no tengo la dicha de ser madre, ese día sentí que algo cambió. Con el paso de los meses fui encariñándome más con la idea de ser la persona que más te mimaría en el mundo. Sólo yo podría consentirte cuanto quisiera, y sólo yo podría ser aquella con la que tendrías esa charla cuando más confundid@ te sintieras.

Con el paso del tiempo no sólo te fui amando cada vez más, sino que me ayudaste a crecer como persona. Desde el sentimiento de atesorar el tiempo, como todos los momentos que paso contigo; hasta cuando peor me llegué a sentir conmigo misma y tú me mirabas y me decías que era la más linda del mundo.

Contigo jamás podía tener una cara larga o andar de mal humor, tú me miras siempre como si yo fuera perfecta y nunca me equivocara, si tan sólo supieras que no soy así, pero por ti todos los días son una nueva oportunidad de intentar ser mejor persona.

No me queda nada más que agradecerle a Dios por tener la oportunidad de ser lo que soy, tu tía; la que se vuelve espontánea y divertida cuando llegas de visita. La que siempre estará ahí contigo para vivir tus triunfos; todos y cada uno de ellos, ten por seguro que estaré ahí.

Sin importar las veces que caigas, yo estaré para ayudarte a levantarte y caminar junt@s, para conversar de todo, siempre seré tu confidente.

Eres una importante motivación para mi vida, desde el día de tu nacimiento encontré nuevos caminos para elegir lo que quiero en mi futuro. Estar bien, estar feliz, cumplir mis sueños y demostrarte que podrás cumplir los tuyos.

Y aunque sé que no eres mi hij@, puedo asegurarte que algo que jamás te faltará, será un abrazo y beso sinceros, porque para quererte no necesito más título que el que me has dado.

Con amor infinito:

Tu tía.

Tomado y adaptado de: Ok chicas /web.

10 01, 2019

hola

2019-01-10T16:57:18-05:0010 enero, 19|

Hola

Te llamo amigo, porque eso es lo que quiero ser conmigo mismo ahora.

Por mucho tiempo yo fui mi peor enemigo.

Fui yo el que permitió que el miedo dominara mi vida. Fui yo el que se aferró a las penas del pasado para llenar mi presente de sufrimiento. Era mi propia voz la que escuchaba en mi cabeza y que me convencía de no merecer lo bueno y que me hacía sentir menos que los demás.

Fui yo mismo el que me llené de inseguridades y dudas, de celos y resentimientos. Yo mismo afecté mi salud y mi bienestar.

En mí estaba la solución y en mí estaban las respuestas. Fui yo mismo el acusado, el juez y el verdugo de mi propia vida. Yo mismo dicté las sentencias y yo mismo me impuse castigos.

Y sin embargo….

Hoy comprendo que soy un ser humano imperfecto, pero amado por un Dios perfecto, que muchas decisiones las tomé mal, pero muchas otras fueron acertadas. Siempre traté de hacer lo mejor que pude.

Comprendo que las experiencias de mi vida me han moldeado y hoy me ayudan a crecer. Agradezco la oportunidad que he tenido de conocer personas, compartir con ellas y dejar huella.

Por eso, hoy he tomado una decisión:

Me deshago de viejos resentimientos hacia otros y hacia mí mismo.

Rompo las cadenas con las que yo mismo me até.

Hoy me amo, me acepto y acepto a mi prójimo.

Hoy aprendo de mis errores y fluyo.

Hoy admito que yo tengo control sobre mis pensamientos, sentimientos, palabras y acciones.

Entiendo que necesito la ayuda de Dios para sanar mi corazón, y volver a levantarme, y empiezo ahora mismo querido amigo; solo quería decírtelo.

 

Atentamente: La persona más importante de mi vida: YO.

 

Adaptación: El Esclavo / Francisco J. Ángel R.

21 12, 2018

Carta a quien perdió a su mascota

2019-07-07T23:43:31-05:0021 diciembre, 18|

Hola.

Nadie comprende lo que significa una mascota en la vida de una persona hasta que esta llega a su vida. Ellos te quieren a todas horas, te quieren, aunque estés de mal humor, aunque no tengas ganas de hablar, te quieren con dos pesos en el bolsillo o con un auto último modelo estacionado en casa.

Son como pequeños maestros con los que compartimos a lo largo de nuestra vida, aprendemos a ser mejores, a querer más y mejor. Perderlos duele, cualquier pérdida duele mucho, pero no por eso renuncies a tenerlos una y otra vez, porque el tiempo que se vive junto a una mascota, por más corto o largo que sea, justifica todo el dolor que estás sintiendo ahora.

Yo siempre pensé que tú habías rescatado a tu mascota, de no ser por ti, quién sabe en qué condiciones habría vivido, quién sabe siquiera si habría vivido más de un mes. Le diste un hogar tibio donde refugiarse, comida y amor para llenar el estómago y el corazón; y ella te llenó de enseñanzas.

Creo que hay un antes y un después, tu sensibilidad se agudizó, te convertiste en una persona más considerada, tierna y consciente de las necesidades de los demás, aprendiste a sonreír más seguido, a acariciar más despacio, y amar más de cerca. Entonces, está bien si digo, que después de todo, fue es@ pequeñ@ quién te salvo a ti.

Te quiero decir que estoy aquí para ti, disponible para escucharte, apoyarte y abrazarte cuando lo necesites. Porque por más que duela, todo sigue y tú tienes mucho por lo cual seguir caminando. Además, allá afuera hay un montón amiguitos dispuestos a quererte y ser queridos.

No te des por vencido y deja la puerta abierta para que se robe tu corazón…un nuevo ángel peludito.

21 12, 2018

Carta para ti, yo no te he olvidado

2019-09-09T00:15:06-05:0021 diciembre, 18|

Hola.

Cuando supe que tu cabecita estaba siendo atacada por esta enfermedad, no dudé en ningún momento en aprender sobre ella todo lo que me fuera posible. Quería entender el comportamiento que a partir de entonces ibas a tener. Quería saber todo lo que el Alzheimer te iba a deparar. Tú y yo siempre hemos estado muy unidos, y por lo tanto no era justo que ahora estuvieras tú solo, ante tu enfermedad.

Poco a poco, fui aprendiendo que llegarías a convertirte en un niño, pero la diferencia estaba en que, así como un pequeño aprende momento tras momento, paso a paso, tú ibas a recorrer de vuelta todo el trayecto que en tu vida habías realizado.

Y aprendí qué harías muchas cosas incomprensibles para los que te rodean, que tus ojos irían perdiendo ese brillo que a todos nos da el diario vivir, porque ibas a comenzar otro largo viaje.

Sé que esto va a ser difícil, incluso ya me duele ver tu desesperación cuando te das cuenta de todas las limitaciones que cada día surgen. Y no es fácil sonreír ante tus confusiones y despistes, es duro aparentar que no me doy cuenta de que incluso ya te cuesta mucho mantener conversaciones conmigo.

Siempre he dicho que la vida es una carrera y que debemos seguir corriendo, a veces simplemente caminando, hasta alcanzar la meta. Sabes que si estuviera en mi mano yo correría esta carrera por ti, pero eso no es posible, es la tuya y yo lo único que puedo hacer es correr a tu lado, ser tu apoyo.

Quiero que llegues a la meta sin que dejes de sentir cuanto te amo y a pesar de que sé que llegará el momento en que ni siquiera me reconozcas, quiero que estés seguro de que siempre podrás sostener mi mano.

La memoria puede olvidar, pero los corazones no, y los nuestros estarán juntos para toda la eternidad. Que Dios me dé vida y sabiduría para cuidarte.

Te amo, no importa cuando leas esto…siempre será así.

 

Adaptado de : Alicia Ruiz – Profile.

20 12, 2018

A ti, que llevas un milagro dentro.

2018-12-20T10:04:42-05:0020 diciembre, 18|

 

Seguramente has escuchado a alguien decirte: “El embarazo es el mejor estado de la mujer”. Entre las náuseas, los calambres y el sueño incontrolable, eso suena no tan real ¿verdad?

Es que crear vida no es sencillo.

Tu cuerpo está dedicando toda su fuerza en construir a este pequeño ser a partir de solo dos células y tu alma se está fundiendo con la suya. No es fácil llevar dentro dos corazones, pero es milagrosamente hermoso pensar que tu bebé te está escuchando el corazón desde adentro.

¿Sabes qué te deseo en tu embarazo?

Que cada mañana, cada tarde y cada noche, te des cinco minutos para acariciar tu pancita; que descubras cómo ha crecido en el día y que hagas muy consciente que estás creando un milagro.

Deseo que cada día te maravilles con esa idea y que se quede siempre en ti esa sensación del mágico privilegio que tienes como mujer.

Deseo que sin importar si es tu primer bebé, o el segundo, o el quinto, vivas intensamente este momento.

Es normal que a veces te sientas abrumada, que dé miedo pensar en qué pasará, si serás una buena mamá, si todo saldrá bien.

Es normal estar irritable, cansada y a veces querer reír y llorar al mismo tiempo. Todo es parte de una transformación total, no quieras que pase pronto; los nueve meses lo preparan a él para vivir fuera de ti y a ti te preparan para recibirlo.

Todo pasa y todo llega… y un día muy pronto ya lo vas a tener en brazos. Sé que piensas que no vas a extrañar tu pancita y que lo que quieres es ver su mirada, tocar sus manos y abrazarlo. Pero para eso tendrás toda una vida… no dejes de disfrutar cada segundo de este abrazo interno, de esas pataditas que solo tú sabes cómo se sienten.

Y piensa: dentro de ti, no necesitas nada más. Tu cuerpo es tan sabio que lo tiene todo para dárselo, Dios te creó así de perfecta.

Está por llegar tu mejor maestro tu aventura más difícil y la más hermosa que hayas vivido jamás.

Que sea con mil bendiciones. Tienes todo mi cariño, mi admiración y mi respeto por ser creadora de vida, portadora de un milagro y futura mamá del bebé más hermoso del mundo.

Dios y los que te amamos estaremos contigo.

Tomado y adaptado de: babycenter/web.

 

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: