14 01, 2024

Presentándote por la mañana ante Dios

2024-01-14T09:38:58-05:0014 enero, 24|

Salmo 5: 1-12

Este salmo nos presenta una dinámica muy particular sobre su autor: El rey David. Se establece que es un salmo diseñado para ser cantado sobre Nehilot, lo cual es una referencia para indicar que la lectura del salmo debía ser acompañada con el toque de flautas.

Esto nos evidencia el lado musical que caracterizó toda la vida al rey David. Pero también este salmo coloca en evidencia otra característica de David: Su vida de oración. El versículo 3 dice:

Oh Jehová, de mañana oirás mi voz;
De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré

El resto del salmo nos mostrará la razón de su oración, muy temprano en la mañana: pedía protección de Dios contra sus enemigos. Y es en este momento en el cual se conjugan estas dos características de David, arte musical y oración, para mostrar la dinámica de su vida de intimidad con Dios. Así se presentaba David cotidianamente ante Dios: en alabanza y oración.

En la actualidad, vivimos una crisis generalizada, no solo en el Ecuador sino en el mundo entero. Por momentos todos los seres humanos tenemos la tendencia de olvidarnos de que ante la presencia de Dios nada escapa a su control y que Él tiene cuidado de cada uno de nosotros.

¿Cómo te sueles presentar tú cada día ante Dios? Más allá de tus múltiples súplicas o necesidades, ¿te presentas en adoración y oración ante Dios? Esta era la dinámica muy natural del rey David cada mañana al presentarse ante Dios: Esperar en su presencia. Esperar implicaba dependencia y confianza en la certidumbre del cuidado y provisión de Dios.  ¿Qué tal te parece adoptarla para tu tiempo diario con el Señor? Piénsalo. Oremos.

5 06, 2022

El valor de una amistad

2022-06-05T07:15:45-05:005 junio, 22|

2 Samuel 23: 8-17

Tener un amigo, en toda la extensión de la palabra, es una de las bondades que todo ser humano anhela llegar a experimentar. Tanto así que Aristóteles llegó a decir: “ La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas”.

Desarrollar una verdadera amistad implica la inversión de tiempo, pero se fundamenta en una natural empatía que liga a dos o más personas que sienten que existe entre ellas lazos que los unen y que les generan confianza para poder manifestarla libremente. Esa verdadera confianza se acrecienta con disposición a entregarse por aquel a quien se cataloga como amigo o amiga.

En el texto bíblico de 2 Samuel capítulo 23 en los versículos 8 hasta el 17 encontramos la historia de un grupo de amigos; eran procedentes de distintos contextos socio-culturales y económicos…pero todos tenían en común a un amigo por el cual estaban dispuestos a ir un paso más allá: El rey David.

El relato nos muestra como tres, de este grupo de amigos, estuvieron dispuestos a sacrificar sus propias vidas simplemente por el anhelo profundo que tenía David de beber agua del pozo de Belén. Estos tres hombres irrumpieron en medio del campamento enemigo y lograron sacar agua del pozo en cuestión para traérsela a David y así que él pueda saciar su sed. Sin embargo, cuando David recibió esta agua no la bebió; más bien en reconocimiento del esfuerzo, y siendo consciente del extremo peligro al que se habían expuesto sus tres amigos por él, la derramó como una ofrenda ante Dios. Así demostró su reciprocidad de amistad y aprecio para con estos tres hombres.

¡¡¡Qué apasionante relato!!! Esta historia nos muestra que una verdadera amistad está dispuesta a arriesgarse por el bienestar del otro; pero también nos muestra que una verdadera amistad no abusa del aprecio del otro. Sin lugar a dudas para construir este tipo de amistad debe pasar mucho tiempo de convivencia, conocimiento, experiencias y trato juntos. Los resultados están ahí a la vista.

Vale la pena que te preguntes: ¿Tienes ese tipo de amigos en tu vida? Y, yendo a un paso más íntimo, pregúntate: ¿Eres tú ese tipo de amigo? Mi oración hoy por ti es que Dios te ayude a ser y desarrollar ese tipo de amistad en tu vida. Piénsalo. Oremos

 

 

20 02, 2019

¿Qué te da identidad?

2019-07-07T04:53:22-05:0020 febrero, 19|

La biblia nos dice que los seres humanos fuimos creados por Dios para no estar solos.

Luego Dios el Señor dijo: «No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada (Génesis 2:18)(NVI)

¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor! Alabaré al Señor con todo el corazón en la asamblea, en compañía de los rectos. (Salmos 111:1)(NVI)

Esto implica que pertenecemos a un grupo, a un medio social en el cual nos tenemos que desarrollar como personas. Sin embargo, muchas veces dejamos que la sociedad nos defina en vez de poner nuestro corazón y mente en Jesús, dejando que Él nos moldee a su imagen y semejanza, amándonos como sus hijos e hijas que somos.

Puedo decir por experiencia que el momento que dejas de tratar de encajar en la sociedad, o agradar a personas para que te vean bien o te acepten, es en ese momento que Dios comienza a obrar en esa área de tu vida. Te recuerda que ÉL te llamo y que fuiste creado con un propósito para este mundo, el cual es único y perfecto para ti.

Según nos escogió en Él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad (Efesios 1:4-6)(NVI)

Quién eres y cuánto vales, no es definido por nadie más que Dios. Él mando a su único hijo a morir por nosotros, el precio fue sangre.

Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas (Mateo 6:33)(NVI)

No te preocupes, Dios no te va a dejar solo, se va a encargar de darte las amistades correctas en el tiempo perfecto.

ESCRITO POR: Camila Valdéz

30 10, 2018

Dios digno de Confianza

2019-07-07T04:53:23-05:0030 octubre, 18|

La comprensión nunca te traerá paz. Por eso te he instruido que confíes en Mí, no en tu comprensión. Los seres humanos tienen un apetito voraz por tratar de resolver las cosas con el fin de obtener un sentido de dominio sobre sus vidas. Pero el mundo te presenta una interminable serie de problemas. Tan pronto como dominas un conjunto, otro aparece para desafiarte. El alivio que habías anticipado es de corta duración. Pronto tu mente se está preparando de nuevo: buscando comprensión (dominio) en lugar de buscarme a mí (tu Maestro).

El más sabio de todos los hombres, Salomón, nunca pudo llegar a la Paz. Su vasta comprensión resultó en sentimientos de inutilidad, más que en satisfacción. Finalmente, perdió su camino y sucumbió a la voluntad de sus esposas al adorar a los ídolos.

Mi Paz  no es un objetivo difícil de alcanzar, escondido en el centro de un complicado laberinto. En realidad, siempre estás envuelto en la Paz, que es inherente a Mi Presencia. Cuando me miras, te das cuenta de esta preciosa Paz.

Confía en el Señor con todo tu corazón y no te apoyes en tu propio entendimiento; En todos tus caminos, recuérdalo, y él enderezará tus caminos. (Proverbios 3: 5-6)

Por lo tanto, ya que hemos sido justificados por medio de la fe, tenemos paz con Dios a través de nuestro Señor Jesucristo. (Romanos 5:1)

Ahora, que el mismo Señor de la paz te dé paz en todo momento y en todos los sentidos. El Señor esté con todos ustedes. (2 Tesalonicenses 3:16)

Confía en mí al ceder el control a Mis manos. Suelta y reconoce que soy Dios. Este es mi mundo: lo hice y lo controlo. La tuya es una parte sensible en la letanía del amor. Busco entre mis hijos receptividad hacia Mí. Guarda bien este regalo que he plantado en tu corazón. Cuídalo con la Luz de Mi Presencia.

Cuando me traigas peticiones de oración, expón tus preocupaciones ante Mí. Háblame con franqueza; derramar su corazón Entonces, dame las gracias por las respuestas que he puesto en marcha mucho antes de que puedas discernir los resultados. Cuando sus solicitudes vuelvan a su mente, continúe agradeciéndome por las respuestas que están en camino. Si sigues manifestándome tus preocupaciones, vivirás en un estado de tensión. Cuando me agradeces por cómo respondo tus oraciones, tu mentalidad se vuelve mucho más positiva. Las oraciones agradecidas mantienen su enfoque en Mi Presencia y Mis promesas.

Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;
Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra. (Salmos 46:10)

Dedíquense a la oración, estén atentos y agradecidos. (Colosenses 4:2)

Su poder divino nos ha dado todo lo que necesitamos para la vida y la piedad a través de nuestro conocimiento de aquel que nos llamó por su propia gloria y bondad. A través de estos nos ha dado sus muy grandes y preciosas promesas, para que a través de ellas puedas participar en la naturaleza divina y escapar de la corrupción en el mundo causada por los malos deseos. (2 Pedro 1: 3-4)

 

ESCRITO POR: Jorge Luis Rodríguez

30 10, 2018

ÉL ES MI AMPARO Y FORTALEZA

2018-10-30T09:30:16-05:0030 octubre, 18|

Hace algunos meses asistí al sepelio de la mamá de un amigo. Cuando él supo la noticia de la muerte de su madre, inmediatamente buscó un vuelo de México a Quito. Al encontrarnos en tan doloroso evento, para mi asombro, él me recibió con una sonrisa y un abrazo.  Le dije unas cuantas palabras de consuelo, pero fue él quien me transmitió y me lleno de paz. Me dijo sin titubear: lloré junto a ella ayer en la noche y sé que está con su Amado en el cielo.

Si yo no fuera cristiano, realmente las palabras de mi amigo habrían sido difíciles de entender.   Serían confusas, extrañas y lejanas; pero lo que pude ver fue a un hombre que aceptaba la circunstancia de manera adecuada y armoniosa porque su mirada y confianza estaban en Dios.

Cuando pasamos tiempos difíciles, es preciso correr a los brazos de nuestro Padre celestial.  Nuestro refugio está en su presencia y es allí donde podemos descargar nuestros dolores, frustraciones, tristezas…

Hay un Salmo que tiene un inmenso valor y estoy segura que muchas personas se refugian en las palabras que expresa su escritor.  Y si tú aún no lo haces te invito a tomar esa decisión de interiorizarlo y experimentar la verdad que encierra.  El primer versículo del salmo 46 dice así:

Dios es nuestro amparo y fortaleza,

Nuestro pronto auxilio en las dificultades.

 

Este canto, reconoce que no hay nadie más que Dios en el universo, en quién confiar; capaz de ofrecer refugio, fuerza y libertad.

Desconozco la situación por la cual estás viviendo, pero te quiero invitar a unir tu voz y cantar esta verdad que expresa el poder de Dios.

20 09, 2018

El hombre y su desafío de lealtad

2019-09-09T00:12:29-05:0020 septiembre, 18|

“Son muchos los que proclaman su lealtad, ¿pero quién puede hallar a alguien digno de confianza? Prov. 20:6 NVI.

La lealtad es el mayor desafío de convivencia que tenemos los hombres, a tal punto que el mayor dilema de un hombre es el dilema de lealtad. Por ello es importante que un hombre sepa que:

  1. La lealtad es algo que no se paga, ni se compra, se corresponde.
  2. La lealtad es la expresión de la absoluta libertad.
  3. La lealtad le honor a un hombre de bien
  4. La lealtad contiene y lleva al máximo los valores más importantes de la convivencia y es una expresión de

¿Qué podemos hacer para fortalecer nuestro sentido de lealtad?

  1. Trata de cuidar y conservar para toda la vida a las personas más cercanas (cónyuge, hijos, familia, amigos).
  2. Si en tu casa hay problemas, no tomes partido: tu lealtad es con toda la familia.
  3. Si no te gusta algún detalle de alguien, acércate a esa persona y díselo con respeto, prudencia y sinceridad.
  4. Habla siempre con la verdad. Nunca mientas. Así serás leal contigo mismo y con los demás.

 

4 09, 2018

Paz en la Tormenta

2019-07-07T04:53:24-05:004 septiembre, 18|

Al hablar de este tema definitivamente hay que plantear una premisa; “Dios es paz en la tormenta”.

Fuera de Él no encontramos alivio y menos paz, es complicado definir que es una tormenta porque generalmente lo que unos viven como problemas serios, frente a las circunstancias de otras personas quizá no son problemas tan graves, y por lo tanto cada uno de nosotros atraviesa sus propias tormentas las cuales deben ser tratadas delante de Dios.

En estos días me da vueltas en la mente la diferencia entre ser espiritual y espiritualizar las cosas, esta es la clave para cuando atravesamos tiempos difíciles:

  • Ser espiritual es estar conectado con Dios y vivir una relación clara con Él por medio de su Hijo Jesucristo, teniendo claras nuestras prioridades.
  • Espiritualizar las cosas es sinónimo por una parte de legalismo al creer en ciertas fórmulas inamovibles producto de nuestra religiosidad, y por otra parte es intentar poner nuestra religiosidad como base de la solución de nuestros problemas, sin tener necesariamente una vida genuinamente cristiana.

Creo firmemente que para encontrar paz no solo en las tormentas, si no en el día a día el único camino es ser espiritual y vivir en dependencia de Dios, eso nos ayudará a entender de manera clara que: a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien…

REFLEXIONEMOS

SALMO 91

  1. Habitar al abrigo del Altísimo nos garantiza protección para los tiempos difíciles.
  2. Él es nuestro refugio y nuestra fortaleza.
  3. Él nos puede librar en los tiempos difíciles
  4. Su protección es aprueba de todo, pase lo que pase nos mantendrá seguros.

APLICACIÓN

Solo depositando nuestra fe y nuestra confianza absoluta en Dios Nuestro Señor podemos encontrar Paz, esto no es garantía para no pasar dificultades, pero sí es el camino para atravesarlas de manera correcta.

Dejemos que Dios nos guie y seamos espirituales dependiendo en todo momento del Espíritu Santo.

 

ESCRITO POR: Jorge Luis Rodríguez

13 09, 2017

Ciencia Ficción o Realidad

2019-09-09T00:13:19-05:0013 septiembre, 17|

Todavía conservo en mi mente el recuerdo de mi madre, en el cálido solar de nuestra casa, volcada sobre un viejo ejemplar de una de las tantas novelas del gran Julio Verne, este escritor que se hizo célebre gracias a sus novelas de aventuras y a la profunda influencia que dejó en el género de la ciencia ficción. Todo el mundo conoce o ha oído hablar de sus obras más famosas: Viaje al centro de la Tierra , Veinte mil leguas de viaje submarino o La vuelta al mundo en ochenta días.

Pero el mundo fantástico e imaginativo que Verne desplegó en su literatura no influyó solo en la ciencia ficción, lo hizo también en la realidad pues, gracias a su profundo interés por la ciencia, la exploración y las innovaciones tecnológicas, el autor consiguió generar un imaginario literario verosímil cuya capacidad de evocación ha llegado intacta hasta nuestros días.

Nuestros tiempos son mucho más grises y, sobre todo, desesperanzados: casi nadie cree que el futuro será mejor, y la supervivencia del día a día nos absorbe todas las energías e ilusiones.

La confianza en Dios y en su fidelidad, la fe en sus promesas son las que garantizan la realidad de este futuro y permiten por lo menos percibir sus maravillas. Fe, confianza, esperanza y amor son diferentes aspectos de una actitud espiritual completa y apropiada.

La esperanza cristiana no es un mundo fantástico e imaginativo, no es pasiva, es pasión por lo nuevo y camino eficaz del futuro. La palabra de Dios evoca un futuro cierto, no solamente desde el punto de vista puramente literario, sino desde la promesa de Dios. “Yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo”.

3 04, 2017

Dónde encontrar la seguridad de ser mamá

2017-04-03T10:18:04-05:003 abril, 17|

Quizá hayas pensando esto más de una vez “¡Qué difícil es ser mujer, súper difícil ser esposa y casi imposible ser mamá!”

¿Recuerdas la recta numérica? Números positivos hacia un lado y números negativos hacia el otro. Muchas veces estamos en el lado positivo y negativo de la misma, con un pensamiento que permanece en nuestra mente por días enteros: “Soy demasiado…”.  Demasiado buena o demasiado mala.

Tendemos a juzgar todo lo que hacemos y somos muy duras en medir o calificar nuestro rol de esposas y madres. Buscamos la perfección en las actividades que hacemos para garantizar que todo en el hogar se desarrolle con un ritmo constante. Nos frustramos fácilmente cuando algo nos sale mal o si está fuera de lo que hemos pensado. Nos estresamos y muchas veces desahogamos estas fallas en nuestros hijos.

No permitas que la inseguridad y el miedo te roben el momento que estás viviendo con tus hijos; debemos mirar nuestro corazón. La Biblia es clara en Proverbios 4:23 RVC

“Cuida tu corazón más que otra cosa, porque él es la fuente de la vida”.

Porque es en tu interior donde Dios comienza a obrar, es ahí donde siembra esa semilla para desarrollar una influencia eterna que impacta la vida de nuestros preciosos hijos.

Permite que tu corazón sea el lugar donde Dios pueda trabajar de manera libre; cede a Sus planes y propósitos todo lo que has planeado, deja que te guíe a cumplir Su voluntad de una manera firme y segura. No importa el esfuerzo o las dificultades que tengas que atravesar en este precioso camino de la maternidad. Todo lo que hagas, nunca será en vano delante de Dios. Confía en Él, tus hijos necesitan una mamá segura de sí misma.

¿Te has preguntado cómo puedes dejar la queja y la preocupación de lado y comenzar a disfrutar de la vida que tienes? Acepta lo que eres delante de Dios, esa mujer que puede lograr sus metas, dejando sus preocupaciones delante del Señor y confiando en su fortaleza para sacar adelante a la hermosa familia que nos dio.

MDC/ag

31 03, 2017

Cuando los sueños se derrumban

2019-09-09T00:13:53-05:0031 marzo, 17|

Aprendamos a vivir a la luz de la eternidad

 Todo estaba listo.  El vestido blanco, el pastel con flores, las invitaciones, la iglesia apartada para el 18 de noviembre.  ¡Faltaban tres semanas para la boda!  Tres semanas para cumplir mi mayor sueño… Él era mi compañero en el Seminario, futuro pastor, inteligente, piadoso, con todas las cualidades de mi lista.  No podía estar más feliz, contaba los días para empezar mi vida y ministerio con él, pero, de repente, todo se derrumbó cuando él rompió el compromiso.  De un momento para otro, todos mis sueños se deshicieron como un castillo de naipes.  En el piso, con el corazón hecho pedazos, levanté los ojos al cielo y exclamé: “¡Dios, ¿no se supone que tú debías darme el anhelo de mi corazón?  ¡Yo oré por esto y sentí tu aprobación!  ¡Me abriste todas las puertas!  ¿Por qué me quitas ahora mi sueño?  Si así eres Tú, yo no quiero servir a un Dios así”.

Francis Thompson dice que Dios es el “Sabueso del Cielo”, que sale en nuestra búsqueda cuando estamos perdidos y no descansa hasta que nos encuentra y nos trae de regreso.  Estoy agradecida porque el Sabueso del Cielo no me dejó quedarme en mi rebeldía por mucho tiempo.  Él me trajo de vuelta.  “Señor, me han dicho que no pregunte por qué, sino para qué.  Entonces, ¿para qué, Señor?”  En mi corazón sentía el suave murmullo del Espíritu Santo que me decía: “Hijita, no preguntes.  Solo confía”.  Y decidí confiar.

Sabía que Dios tenía algo mejor para mí, pero no me imaginaba cuáles eran Sus planes.  Efesios 3:20 dice que Él es poderoso para hacer todo mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos y, en mi mente, eso significaba que pronto vendría un varón más guapo que José, más fuerte que Sansón, más inteligente que Pablo y dispuesto a compartir el ministerio conmigo como Pedro.  ¡Ese era mi sueño!  Pero no llegaba, no llegaba y no llegó.  De hecho, cometí errores terribles (que Dios usó para Su gloria) por creer que tal o cual susodicho sería el príncipe elegido.

Empecé a luchar con Dios nuevamente.  “Padre, supongo que, si no me quitas este deseo, es porque me vas a permitir cumplir mi sueño.  Tú no me dejarías tener este anhelo si Tu voluntad no es darme un esposo, ¿no es así?”  Dios contestó mi pregunta cuando me encontré con unas palabras de Elisabeth Elliot que rompieron mi corazón (pero de una buena manera).  Ella decía que lo más probable era que Dios no quitaría el anhelo de casarse, y puso como referencia Deuteronomio 8:2-3: “Y te acordarás de todo el camino por donde el Señor tu Dios te ha traído por el desierto durante estos cuarenta años, para humillarte, probándote, a fin de saber lo que había en tu corazón, si guardarías o no Sus mandamientos.  Él te humilló, y te dejó tener hambre, y te alimentó con el maná que tú no conocías, ni tus padres habían conocido, para hacerte entender que el hombre no sólo vive de pan, sino que vive de todo lo que procede de la boca del Señor”.  Luego mencionaba cómo, al perder a dos esposos, descubrió que Dios quería que ella le glorificara como mujer soltera.

[1]

Dios me hizo entender que, sí, Él tenía lo mejor para mí, pero lo mejor era ÉL MISMO.  Pablo dice en Filipenses 38-9a: “Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por Él lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo, y ser hallado en Él…”  Los seres humanos tenemos una visión muy limitada y un corazón que se inclina hacia el hedonismo.  El hedonismo es una teoría que establece el placer como fin y fundamento de la vida, pero ahí nos quedamos, en esta vida.  Sin embargo, el escritor y consejero Paul David Tripp dice que, si deseamos caminar en la dirección correcta, debemos saber cuál es nuestro destino final.  Los detalles de la vida tienen sentido cuando los vemos a la luz de la eternidad, y la eternidad nos enseña lo que es realmente importante en la vida.[2]  ¡Esta vida no es nuestro destino final!  Ahora está de moda decirnos entre cristianos que “lo mejor está por venir”.  Y eso es cierto, si pensamos en la esperanza de vida eterna que tenemos en Cristo.  Como dice John MacArthur, esta es nuestra mejor vida, solo si vamos al infierno.[3]

Entonces, ¿Dios es una deidad malvada que nunca me dará lo que mi corazón anhela?  Como diría el apóstol Pablo, ¡de ninguna manera!  Mencioné arriba el hedonismo y, para ello, el predicador John Piper propone un “hedonismo cristiano” y dice que Dios es más glorificado en nosotros mientras más satisfechos estamos en Él.  Sí, él nos propone que encontremos placer en Dios.  ¿Acaso no es lo que dice el Salmo 34:8?  “Prueben y vean que el Señor es bueno.  ¡Cuán bienaventurado es el hombre que en Él se refugia!”  Este es mi versículo favorito y, de hecho, el término “prueben” se refiere al sentido del gusto, del paladar.  El Salmo 37:4 dice: “Pon tu delicia en el Señor, y Él te dará las peticiones de tu corazón”.  El enfoque del versículo no está en las peticiones de nuestro corazón, sino en deleitarnos en Él.  Mientras nos deleitamos en el Señor, Él va cambiando nuestros sueños y anhelos para alinearlos con Su voluntad para nuestras vidas, ¡y Él se glorifica al hacer realidad nuestros sueños, los sueños que Él pone en nuestro corazón!

Todas las referencias bíblicas son tomadas de la Biblia de las Américas.

Nombre: María del Carmen Atiaga

Correo: [email protected]

 [1] Elisabeth Elliot en Vida en Familia Hoy, programa “En busca del amor”.

[2] Paul David Tripp y Timothy S. Lane, How People Change (New Growth Press, Greensboro, 2008): 37-38.

[3] John MacArthur, “Your Best Life: Now or Later?”, Grace To You Resources.

MDC/ag