+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
6 09, 2018

Cuando los hombres no hablan

2019-09-09T00:15:12-05:006 septiembre, 18|

Cuando una mujer permanece en silencio es cuando lo que tiene que decir resulta perjudicial o porque ya no confía en esa persona o no quiere tener nada que ver con ella.  Por esta razón a ella le preocupa sobremanera el silencio de un hombre. Sin embargo, cuando un hombre no habla es por  otras causas o razones, como:

  1. Necesita pensar en la solución práctica de un problema.
  2. No tiene aun la respuesta del asunto o problema.
  3. Está tenso o estresado.
  4. Está pensando en sí mismo y en su trascendencia -marcada principalmente por lo que hace-.

Cuando un hombre está en silencio  evite hacer cosas como:

  1. No desaprobarlo a él ni a su necesidad de estar solo.
  2. No le ofrezca su serie de soluciones.
  3. No le atiborre de preguntas.
  4. No lo persiga insistiendo que le preocupa su silencio.
  5. No sienta pena por él.

¿Cómo tratar a un hombre cuando está en silencio?

  1. Exprese alegría y confianza en él.
  2. Busque una manera saludable para que usted pueda distraerse mientras él está en su cueva.
  3. Déjelo solo y exprésele que usted estará lista para hablar cuando él también lo esté.
  4. Ore a Dios en favor de él.
7 06, 2018

¿Por qué los hombres son reservados?

2018-06-07T08:56:38-05:007 junio, 18|

Los hombres rara vez hablan abiertamente de ninguna cosa muy personal, ni expresan libremente sus emociones. Aunque la mayoría de los hombres lo negarían categóricamente, sufren igual que las mujeres el efecto de las pérdidas, el rechazo y el fracaso. Pero es probable que ellos cubran sus heridas y aguanten su dolor, mientras las mujeres encuentren más fácil enfrentar sus heridas y exteriorizar su dolor. Debido a esto, los hombres tienden a experimentar más tiempo su sufrimiento y sus heridas emocionales no sanan por completo.

 

A veces tratan de mitigar sus heridas con el trabajo y/o las distracciones. El hombre no se siente cómodo hablando de su dolor porque lo ve como una señal de fracaso o incompetencia. Consideran que hablar de sus dificultades es arriesgarse a ser avergonzados y a perder el respeto. En vez de sacar a relucir sus heridas y fracasos, se enojan, controlan o exigen. Cuando se sienten vulnerables es cuando a menudo se vuelven más defensivos. Por ello la mayoría de los hombres suelen rechazar cualquier forma de consejería, a menos que las cosas se hayan salido de control y parezca no haber otra opción.

 

En todo caso, aunque no se muy natural en el hombre expresar sus emociones, es terapéutico compartir los problemas personales con amigos, maduros en su carácter, que lo puedan ayudar. La Biblia lamenta que un hombre no recurra en apoyo cuando lo necesita, por ello inspiró al sabio Salomón a decir: “¡pobre del que cae y no tiene quien lo ayude a levantarse!” Eclesiastés 4:10 TLA.

18 04, 2018

Seamos lentos en hablar, en responder por WhatsApp y en publicar en Facebook

2019-07-07T04:53:27-05:0018 abril, 18|

Así también la lengua es un miembro muy pequeño del cuerpo, pero hace alarde de grandes hazañas. ¡Imagínense qué gran bosque se incendia con tan pequeña chispa! También la lengua es un fuego, un mundo de maldad. Siendo uno de nuestros órganos, contamina todo el cuerpo y, encendida por el infierno, prende a su vez fuego a todo el curso de la vida.

(Santiago 3: 5-6) (NVI)

Por estos días hablar lo que está en tu mente tal cuál lo pensaste se supone un acto noble y valiente. En un mundo donde a menudo nos dicen que necesitamos ser efectivos y acertados en comunicar nuestras ideas y con la facilidad que representan las redes sociales, podemos decir lo que queramos de manera fácil, rápida y fuerte (¡todo el mundo lo puede escuchar!).

Sin embargo, nuestras palabras, sean orales, escritas, enviadas por mensaje de texto, tuiteadas o publicadas, deben mantenerse bajo control. Debemos ser lentos para hablar y rápidos analizando lo que vamos a decir.

Así que, seamos cuidadosos con nuestras palabras. Proverbios 10:19 es un versículo que necesitamos oír en una era de redes sociales:

El que mucho habla, mucho yerra;
    el que es sabio refrena su lengua.

(NVI Nueva Versión Internacional)

Las palabras son demasiado poderosas como para usarlas a la ligera, y muy importantes como para desperdiciarlas. Se necesita mucha precaución cada vez que abrimos la boca o cada vez que empezamos a escribir en el teclado de algún artefacto.

El hecho de comunicarnos tan a menudo y ante tanta audiencia hoy en día, debería hacernos temblar. Detengámonos y tomémonos el tiempo de pensar antes de hablar o escribir.

30 05, 2017

PALABRAS QUE CONSTRUYEN

2019-09-09T00:13:42-05:0030 mayo, 17|

Hablar bien de los demás se basa en la verdad, y la verdad los hará libres, dijo Jesús. Hablar bien de los demás es, por lo tanto, una decisión valiente que produce paz en todo ambiente. “No amemos de palabra ni de labios para afuera, sino con hechos y de verdad”, dijo Jesús.

Un par buenos de amigos, Pedro y Pepe, se encontraron luego de un buen tiempo de no haberse visto.  Entonces Pedro le preguntó a Pepe: «Hombre, ¿y cómo te  ha ido en todo este largo tiempo que no te he visto?»  Pepe contestó: «Pues muy bien, me casé hace poco y te cuento que tengo una esposa que es un sol radiante en la cocina».  Entonces  Pedro comentó: «¡Tu esposa debe cocinar espléndido!» «¿Espléndido?  Mi esposa lo quema todo», dijo Pepe.

Nuestra cultura nos empuja siempre a hablar negativamente de otra persona, aun de los que más amamos. Y aunque lo digamos con un sentido de humor, las palabras negativas siempre causan dolor en quienes recaen.  Sin embargo, la persona de éxito siempre estimula con sus palabras a quienes la rodean, porque las palabras… construyen o destruyen.

MDC/ag

10 04, 2017

¿Podemos hablar?

2019-09-09T00:16:03-05:0010 abril, 17|

Prestar atención es una condición fundamental para tener una buena conversación.  Eso significa disponer los sentidos, enfocarse con la mente y con las emociones en el tema y en el sujeto con quien se está interactuando, para expresar finalmente interés, aceptación y aprobación, o de desaprobación, molestia y rechazo.

Ahora, ¿qué impide tener un buen diálogo?  En primer lugar, una distracción y, en segunda instancia, un complejo.

Considerando el factor de distracción, probablemente te haya sucedido en alguna ocasión, como a la mayoría de la gente, que mientras hablabas con alguien de pronto te ausentaste mentalmente.  Tal vez estabas en cuerpo presente, pero tu atención voló hacia otro lugar o se enfocó en cualquier cosa, menos en la conversación que sostenías. Si recuerdas alguna experiencia así, asentirás que se debió a desinterés, preocupación, interrupción o sencillamente a una desconcentración momentánea. No obstante, te perdiste de dicha conversación.

Mientras tanto, cuando es un complejo lo que te imposibilita tener una buena conversación, generalmente tiene que ver con la culpa, el orgullo, la inseguridad o el temor. Estos factores también alteran o impiden tener una buena conversación y, por tanto, impiden que nos acerquemos a la persona o las personas que están a nuestro lado.

Sean las distracciones o los complejos, estos tienen sus causas y, para tratarlos, se debe considerar qué los ocasiona.  Caso contrario, no podremos tener una conversación saludable con las personas o incluso con Dios.  En cualquier caso, ofrecer disculpas o pedir perdón, así como celebrar el encuentro con la otra persona allanan el camino hacia una buena conversación y relación.

MDC/ag

21 09, 2016

Abrir tu boca o abrir tus oídos

2019-07-07T04:53:41-05:0021 septiembre, 16|

¿El tener una una voz poderosa te hace más eficiente que tener la capacidad de escuchar meticulosamente?

Piénsalo un poco. Te sientes más inclinado a admirar  alguien que es capaz de hablar bien o algien que es capaz de procesar la información que le das para luego responder con cuidado y empatía.

De acuerdo con el diario Los Angeles Times de Los Estados Unidos, Donald Trump por primera vez ha empezado a cerrar la brecha de manera significativa con su contrincante en las urnas Hillary Clinton. Donald Tump se encuentra en la posición más fuerte desde la convención de nominación a candidato pero CLinton se encuentra aún en la delantera.

Si has escuchado algo de Trump seguro sabrás que HABLA MUCHO, esta impresión ha dado a los norteamericanos y a muchas personas en el mundo pues parece que todo lo que piensa lo dice, sin embargo numerosas ocasiones ha sido captado sin una respuesta que dar tanto a entrevistadores como al público.

Muchos estadounidenses pensaron en un principio que la carrera a la presidencia del empresario carismático era una broma, pero ahora nadie se ríe. todos los chistes quedan  atrás a medida que las votaciones se acercan y la gravedad del asunto se vuelve cada vez más presente.

Por otro lado, Hillary Clinton ha sido criticada por su buena disposición para escuchar al público. La primera vez que se postuló para el senado y dar inicio a su campaña presidencial se centro en permitir que el público exprese sus opiniones e inquietudes. A partir de ello formó sus iniciativas de gobierno. Los críticos no han sido impresionados, Clinton fue criticada por su elección de escuchar en vez de hablar.

En cuanto a la situación de los candidatos se valora sus habilidades de liderazgo en la sociedad. Muchas veces vemos líderes cuyas palabras inspiran. Su tono de voz y la forma de presentar sus discursos seducen. Sin embargo, es fácil quedar atrapador rn la retórica al puento de perderse de lo que la persona está diciendo realmente.

Según Forbes, el escuchar tiene garn alcance, ya que nuestra que un líder se preocupa, hace que la persona que habla se sienta comprendido y que el oyente sea empático, no crítico. Denota que el individuo es conciente de sus alrededores.

La escucha como un estilo de liderazgo no debe ser percibido como la menor de las habilidades entre los dos candidados a la presidencia de los Estados Unidos, como los crítico de Clinton  concluyeron.

EL 85% de lo que sabemos proviene de la escucha. Esto es un porcentaje enorme!. Escuchar es importante.

Al final del día todo el mundo quiere ser escuchado y comprendido. Y así como el acto de hablar es un regalo, el escuchar también lo es. Los mejores líderes tienen una mezcla de ambos.

Así que una vez más preguntaré ¿es mejor ser un buen orador o un buen oyente? Lo dejo a juicio personal.

Algunos versículos de la Biblia que hablan sobre escuchar:

El que posee entendimiento ama su alma;
El que guarda la inteligencia hallará el bien. (Proverbios 19:8) (NVI)

Mis queridos hermanos, tengan presente esto: Todos deben estar listos para escuchar, y ser lentos para hablar y para enojarse. (Santiago 1: 19) (NVI)

Al necio no le complace el discernimiento; tan sólo hace alarde de su propia opinión. (Proverbios 18:2) (NVI)

 

ESCRITO POR: Kristin Miller

 

 

 

 

 

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: