+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
15 01, 2024

Ecuador busca encontrar la “paz”

2024-01-15T09:34:01-05:0015 enero, 24|

Ecuador busca encontrar la paz, luego de ocho días de convivir en “estado de excepción”, más “toque de queda”, declarar “Conflicto armado interno” e identificar a los grupos de delincuencia organizada como “terroristas”. El Gobierno Nacional del Presidente Daniel Noboa con el accionar de la Policía y Fuerzas Armadas ha liberado a unos 200 guías penitenciarios que se encontraban retenidos al interior de las cárceles y anunció que ha retomado el control de las mismas.

Las clases de todos los establecimientos educativos continúan suspendidas de manera presencial y seguirán de forma virtual hasta el miércoles 17 de enero.

La mayoría de actividades en el país se desarrollaron con mucha tranquilidad el fin de semana, incluido los servicios religiosos de las iglesias cristianas. Quito, según el alcalde Pabel Muñoz, tuvo varias amenazas de bombas, pero resultaron “falsas alarmas”.

La Promesa de Dios en Jeremías 33:3 sigue más vigente hoy en día en Ecuador. “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.” El clamor a nuestro Señor y Salvador Jesucristo para que nos muestre esas “cosas grandes y ocultas” que desconocemos es un imperativo. Pero tenemos que clamar de manera continua, todo el tiempo. La Paz que solo viene de Dios la necesitamos en nuestro país, en nuestras familias y hogares, ciudades.

Como ciudadanos que vivimos en Ecuador clamemos porque la Paz venga pronto y se quede indefinidamente. El país tiene muchos problemas y debemos enfocarnos en encontrar soluciones, en unidad, autoridades y pueblo ecuatoriano.

 

 

 

 

17 12, 2023

Navidad: El cumplimiento de la promesa de esperanza

2023-12-17T11:51:58-05:0017 diciembre, 23|

Con esperanza es posible ser un sobreviviente. Y aún más.

A lo largo de los siglos, cuando las cosas parecían más oscuras, Dios ofreció a su pueblo esperanza. Esta ha sido la historia de la humanidad desde el principio. Todo comenzó con la promesa de Dios a Adán y Eva: Algún día, alguien vendría a restaurar el orden al caos que habían creado.

Hoy celebramos el cumplimiento de esa promesa de esperanza, el nacimiento del Mesías, Jesús. Dios continúa ofreciéndonos esperanza a través del nacimiento, la muerte y la resurrección del bebé que nació en Belén, hace más de 2000 años. Nuestra esperanza no es solo optimismo; es una relación restaurada con nuestro Creador que, gracias a Su amor infinito, ha hecho posible eso, a través de la vida, la muerte y la resurrección del bebé que celebramos en la Navidad.

Sin embargo, muchas personas aún viven vidas sin esperanza. Corazones lastimados, vidas quebrantadas y hogares divididos parecen destruir cualquier esperanza dentro de nosotros. Es por eso que tener a Jesús es tan importante: la esperanza, la luz que El ofrece trae sanidad, significado y propósito para nuestro presente, no solo para la eternidad. De hecho, Jesús dijo que vino para que pudiéramos tener vida y vida en abundancia.

La esperanza de Dios llega a nuestros corazones, vidas y hogares aquí y ahora. En esta temporada de Navidad, hagamos una pausa y reflexionemos sobre nuestro propio nivel de esperanza. El nacimiento de Jesús es más que una historia religiosa; su oferta de paz y alegría puede ser nuestra realidad hoy. Él nos invita a abrazar Su esperanza, Su amor, Su reconciliación con nuestro Padre. En Jesús, la esperanza ha llegado. ¡Invítalo a tu vida!

30 06, 2022

Paro en Ecuador termina con firma de «Acta Por La Paz»

2022-06-30T15:52:43-05:0030 junio, 22|

El Gobierno nacional y los Dirigentes indígenas con la mediación de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana firmaron este jueves 30 de junio de 2022 el “Acta por la Paz”.

La dirigencia de la CONAIE, FEINE y FENOCIN con la aprobación de sus bases firmaron los acuerdos con el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez y el secretario de la Administración Pública, Iván Correa, delegados del Gobierno y pusieron fin a 18 días de protestas y manifestaciones.

Los acuerdos fueron anunciados en un acto en la sede de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana en Quito. Entre otros puntos, contempla que, a partir de este compromiso, las gasolinas de 85 octanos pasarán a costar 2,40 dólares por galón (3,78 litros) y el diésel 1,75 dólares, pese a que la demanda del movimiento indígena era de que se redujeran a 2,10 y 1,50 dólares, respectivamente, precios similares a los de hace un año.

9 01, 2022

Paz y el Año Nuevo

2022-01-16T07:03:42-05:009 enero, 22|

Debido a que no sabemos lo que nos depara el futuro, es posible que sintamos preocupación al inicio de un nuevo año.

Mientras la cruz se dibujaba en el horizonte, Jesús se encontró con Sus discípulos en el Aposento Alto y dijo: «La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.» (Juan 14:27 DHH).

La palabra griega que Jesús usó, y que traducida corresponde a “estar preocupado o turbado” significa, además, sentirse molesto, con fastidio o confuso.  Este término también se usaba para referirse al agua que ha sido agitada por un fuerte viento.  Es posible que me esté diciendo: Esta es la imagen que representa mi vida.

No es simplemente el tema de la pandemia, lo que causa que nuestros corazones estén preocupados.  También hay crisis con la economía, violencia, calentamiento global, el agua.  Si quiere preocuparse, hay mucho que le puede mantener preocupado.

Pero hay una mejor manera de vivir: aferrarse a las promesas de Jesús. El habló y la tormenta se detuvo. Él es quien sanó a los enfermos y resucitó a los muertos.

Puede tener paz por el poder de Aquel que le otorgó este gran legado. Él se levantó de la tumba y dijo: «Porque vivo; ¡vivirás también! «Eso quita el miedo a la muerte»

La segunda razón por la que puede experimentar paz es creer las grandes promesas de Dios.  Él dijo: “Nunca te dejaré ni te abandonaré”.  (Hebreos 13:5).

La tercera razón por la que puede experimentar paz es que Dios, no el destino o el azar o el mal, está en control.

Quizás veamos algunas cosas como imposibles, pero el poder de Dios todo lo supera y Él es experto en hacer que las cosas sucedan. Y con esa seguridad camine en este nuevo año con paz, bondad, con la gracia y bendición de Dios.

 Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender; y esta paz cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús. Filipenses 4:7.

25 06, 2021

Paz que sobrepasa todo entendimiento

2022-06-26T06:03:58-05:0025 junio, 21|

Todos tenemos conflictos en la vida y sentimos que, por razones desconocidas, se nos quita la paz que tanto valoramos. En momentos así es difícil entender por qué, siendo cristianos, Dios permite que cosas tan difíciles sucedan. Quizás en este momento estas luchando con algunas preguntas sobre la bondad y la soberanía de Dios. Tranquilo, es completamente normal. Pero si miramos al Evangelio quizás podemos encontrar otro punto de vista.

A continuación 4 principios bíblicos sobre la paz que Dios nos ofrece:

El mundo, por naturaleza, está en contra de la paz

Desde el inicio de la Biblia, en la creación del mundo vemos que el todo era perfecto y equilibrado, estaba en un estado sereno de comunión perfecta con Dios. En otras palabras, el mundo estaba en perfecta paz.

Pero los cristianos conocemos el siguiente evento en esta historia. Entró el enemigo en escena, engañó y arrastró consigo a nuestros primeros padres, quienes nos arrastraron junto con ellos a la perdición eterna de nuestras almas: el pecado.

Desde entonces todos decimos como el rey David en Salmo 51:5 “He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre.” Desde el nacimiento todos entramos al mundo en pecado y el pecado nos lleva a estar en enemistad con nuestro Creador -Efesios 2:3-. ¿Entiendes que esto significa que desde el huerto del Edén el mundo nunca ha tenido paz?

Entonces muchas personas preguntan:
¿Por qué Dios trae tragedias y castigos a nuestra vida?
¿Por qué nos quita la paz?
¿Dónde estaba Dios en esta tragedia en mi vida?

Cuando deberíamos estar preguntándonos:
¿Por qué nos alejamos constantemente de Dios?
¿Por qué no podemos volver a estar en paz con nuestro Creador?
¿Por qué la tendencia natural de mundo es rebelión y conflicto?
La respuesta: El pecado.

Nuestro corazón pecaminoso se aleja de la perfecta comunión con Dios. El primer paso a la reconciliación de la paz con Dios es reconocer que nosotros lo hemos ofendido en pecado y destruimos la paz que Él estableció desde la creación. Debemos asumir responsabilidad por nuestras acciones pecaminosas como raza humana.

Sin embargo, hay esperanza para la humanidad. Romanos 5:10 dice que tenemos esperanza de paz en Dios. No porque nosotros busquemos la paz, sino porque Él nos ofrece la paz:

“Cuando éramos enemigos de Dios, él hizo las paces con nosotros a través de la muerte de su Hijo”
– Romanos 5:10a

Dios quiere que tengamos paz (en Él)

Muchos se preguntan: ¿por qué Dios no quiere que tengamos paz? ¡Veo tantos conflictos en mi vida!

¡Dios sí quiere que tengas paz! Lo dice repetidamente en su palabra:

“[Dios] hablará paz a su pueblo y a sus santos, Para que no se vuelvan a la locura.”
– Salmo 85:8

“Y el mismo Señor de paz os dé siempre paz en toda manera”
– 2 Tesalonicenses 3:16a

“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz.”
– Juan 16:33a

Una y otra vez nos repite que desea traernos paz, pero como dice en Juan 14:27. Nos da una paz que no es como el mundo la conoce. Para el mundo la paz es la ausencia de conflicto, pero Dios sabe que la paz es algo mucho más grande que eso. Nos ofrece una paz más grande que la que conoce el mundo. La maravilla del amor de Dios es que, aunque nosotros lo ofendimos eternamente, Él es el gran reconciliador y, a pesar de todo, nos ofrece su paz.

La Paz no es ausencia de conflicto

La Real Academia de la lengua es sus definiciones de la palabra “paz” ofrece conceptos como “Situación en la que no existe lucha armada” o “Relación de armonía entre las personas, sin enfrentamientos ni conflictos”. Esta definición es el concepto que el mundo tiene generalmente sobre la paz. Pero es muy limitado para lo que Dios define como paz.

Dios no promete quitarnos toda aflicción. Más bien promete que como cristianos parte de nuestra vida será la aflicción. Jesús hablaba a sus discípulos conociendo bien que todos sufrirían persecución y la mayoría entregarían sus vidas por el evangelio, pero aun así les dijo que no se angustien, porque Él ya ha vencido al mundo.

La paz del cristiano no está en una ausencia de conflictos, está en la certeza que el Dios que está con nosotros es mayor que el que está en el mundo. Está en la confianza que más allá de esta vida nos espera algo mejor. Está en la confianza que, aunque somos indefensos e impotentes ante las circunstancias a nuestro alrededor, aun así tenemos un Padre que nos ama profundamente y “obra todas las cosas para bien de quienes lo aman”, incluso las que no parecen traernos paz.

El apóstol Pablo hacia el final de su carta a los Filipenses les dice que no tengan afanes, que confíen todo en Dios. Pero quiero recordarte que cuando Pablo escribió esta carta estaba encarcelado y sufriendo juicio de gobiernos corruptos, simplemente por amar a Cristo. Pablo no perdió la paz aún sufriendo en prisión, porque su paz no estaba basada en sus circunstancias, en la carne, sino en la seguridad eterna de su salvación en Dios. Por eso puede decir:

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.”
– Filipenses 4:6-7

Dios es Paz

¿Entonces qué es la Paz?

Salmo 46:10 dice: “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;”

¡Qué maravillosa definición de paz!, “estar quietos”. Cuando estamos en conflicto y perturbación estamos continuamente buscando qué hacer, pero cuando estamos completamente en paz podemos sentarnos, descansar y estar en completa quietud.

El profeta Isaías en su libro describe los títulos del Mesías que vendría en un pasaje que leemos comúnmente en Navidad, Isaías 9:6. El último de estos títulos de Cristo es “Príncipe de Paz”.

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz”
– Isaías 9:6

Es posible que en esta vida no conozcamos la verdadera razón detrás de nuestras aflicciones. Hay cosas que suceden que no tienen explicación. Cosas que nos parten el corazón en miles de pedazos. Pero aún así Jesús dice “confía en mi, soy el Príncipe de Paz.” Filipenses 4:7 describe la paz de Dios como algo que “sobrepasa todo entendimiento”. Nosotros no somos llamados a entender, simplemente somos llamados a tener fe (confiar) en Dios.

No conozco cuál es tu situación actual, pero quiero que pienses por un momento en los cristianos alrededor del mundo que están sufriendo por simplemente creer en Dios, así como Pablo y los demás Apóstoles. Quiero que pienses en China, Nigeria, Pakistán, Corea del Norte… Incluso cuando las personas saben que pueden perder su vida por leer el Libro de Dios, aún cuando bombas estallan junto a ellos y sus seres queridos mueren, ellos mantienen su confianza en Dios, pero ¿por qué confían en Dios?
Porque en medio de cualquier conflicto saben que sus vidas están en las manos del Príncipe de Paz.

 

Porque Dios es Paz.

10 01, 2021

Dios está contigo, ¿por qué temer?

2021-01-10T09:11:16-05:0010 enero, 21|

La oración es una de tus armas más poderosas contra el miedo. Imagínate cómo se debieron sentir los israelitas cada vez que se enfrentaban a una nación tras otra, en su peregrinaje hacia la Tierra Prometida. Es posible que sintieron miedo, desconfianza, cansancio, que se sintieran derrotados, aun antes de iniciar las batallas. Pero siempre Dios les pedía que confiaran y descansaran en Su fuerza, no en el número de soldados de sus ejércitos, tampoco en sus armas, habilidades o cualquier otro poder humano. Parecía que Dios se deleitaba en asegurarse de que eran más débiles que las naciones a las que se enfrentaban para que Su poder pudiera ser revelado en sus victorias. Y cuando los israelitas le creyeron a Dios y siguieron sus instrucciones, el poder de Dios siempre fue manifiesto.

¿Qué batallas estás enfrentando este momento? ¿Qué circunstancias imposibles te hacen retroceder con miedo? Preséntalas al Señor en oración y piensa en todos los momentos en tu vida cuando Dios se ha mostrado fiel contigo, con tu familia. Fortalecerá tu confianza en Dios, quien te ayudará a enfrentar tu próxima batalla.

Cuando los israelitas recordaban sobre cómo Dios los rescató de una forma dramática de los egipcios e hicieron memoria de la fidelidad de Dios hacia ellos, sus fuerzas fueron renovadas para enfrentar lo que tenían por delante. En Deuteronomio 20:1 dice: “Si al salir ustedes a combatir a sus enemigos ven que ellos cuentan con caballería y carros de guerra, y con un ejército más numeroso que el de ustedes, no les tengan miedo, pues ustedes cuentan con el Señor su Dios, que los sacó de Egipto.”

Además, cuando oras la paz llega a tu alma. Como dice Max Lucado: “Talvez estás enfrentando la tormenta perfecta, pero Jesús te ofrece la paz perfecta”. Este tipo de paz es un regalo de Dios que mantiene tus pensamientos claros y tu corazón puro. Esa paz “guardará (nuestros) corazones y (nuestros pensamientos en Cristo Jesús”. (Filipenses 4:7).

Ora para que Dios abra tus ojos y puedas ver todo lo que El ha hecho en tu vida. Pídele que fortalezca tu fe y te dé valor para enfrentar tus pruebas presentes y las que vendrán. No camines con miedo, pues cuentas con el Señor tu Dios quien te ayudó en el pasado y lo seguirá haciendo en el futuro.

Alaba a Dios por las grandes cosas que El hará, confía en el Dios viviente y recuerda que Su presencia te da paz, te acompaña y te da descanso.

¿Te sientes completamente solo con tus problemas? No lo estás. Dios está contigo.

11 04, 2019

UN POEMA PARA EL REY

2019-04-11T16:19:35-05:0011 abril, 19|

Caballero de paz, permíteme dirigirme ante ti.

Respetadísimo Elohim, concédeme unos segundos.

Desde el borde de tus pies resplandecientes

Me dirijo ante tu trono celestial.

¿Cómo hacerle un poema al Rey?

Es como describir a lo eterno (susurro)

¿Cómo cantarle al majestuoso?

Es como entonar notas eternas, (presumo)

 

Quiero que sepas que no te he visto

Quisiera decirte que no es necesario,

Antes de la creación del mundo estaba en tu retina

Y me has dicho que soy poema

 

Comencé este poema con las intenciones de cautivarte

Pero me cautivas al tan solo pensarte,

Desearía algún día ser yo el que te conquista

¿Cómo igualar lo siguiente?

 

Derramaste toda tu sangre por mí,

Mudaste tus ropas de lino fino por coágulos de sangre.

Te nombraron experto en quebranto,

Mientras tu nombre era indestructible.

Te catalogaron como varón de dolores,

Pero para naciones eras grande y fuerte.

Mientras mis lágrimas eran saladas,

Las tuyas de sangre.

 

Maltratado y humillado siervo,

Me comentan que no dijiste nada

Y directo al matadero

Me predicaste de la obediencia

Cuentan que a la postre viste la luz

Y tras tu sacrificio justificaste a muchos,

Un linaje nuevo se levantó tras tu obediencia

Uno que nadie se lo esperaba.

 

Sé que formo parte de ese ejército

Porque me lo recuerdas al ponerme esa armadura,

Aquella que brilla hasta enceguecer al enemigo,

Aquella que resplandece porque te refleja.

 

Un escuadrón de ángeles tuyos salvaguarda mi vida por la mañana

Y logras sacarme una sonrisa en mis tristezas por la noche

Luego pienso que no lo merezco,

Quisiera decirte que no es necesario.

Antes del vientre de mi madre estaba en tu pupila

Y me has dicho que soy poema.

 

Comencé este poema con las intenciones de cautivarte,

Pero me cautivas al tan solo pensarte.

Desearía algún día ser yo el que te conquista,

¿Cómo igualar lo siguiente?

 

Me dijiste que soy tu hijo,

Y eso me convirtió en un príncipe,

Me pusiste un nombre en el cual te reflejas

Y es que resplandeces tu rostro sobre mí.

 

Después de conquistarme en esa cruz deseas verme feliz,

Quisiera sacarte una sonrisa,

Ahora quiero ser yo el que te busca

Ahora quiero ser yo el que te conquista.

 

Después tú me dices que me amas

Y me susurras que no es necesario

Solo basta tu corazón (me alientas)

Me encanta tu alabanza (me confiesas)

 

Ha pasado el tiempo contigo mi Rey

Y solo te puedo decir:

 

…TU POEMA SOY…

 

AUTOR: CRISTOPHER CASTELLANOS (CHISPO)

30 10, 2018

Dios digno de Confianza

2019-07-07T04:53:23-05:0030 octubre, 18|

La comprensión nunca te traerá paz. Por eso te he instruido que confíes en Mí, no en tu comprensión. Los seres humanos tienen un apetito voraz por tratar de resolver las cosas con el fin de obtener un sentido de dominio sobre sus vidas. Pero el mundo te presenta una interminable serie de problemas. Tan pronto como dominas un conjunto, otro aparece para desafiarte. El alivio que habías anticipado es de corta duración. Pronto tu mente se está preparando de nuevo: buscando comprensión (dominio) en lugar de buscarme a mí (tu Maestro).

El más sabio de todos los hombres, Salomón, nunca pudo llegar a la Paz. Su vasta comprensión resultó en sentimientos de inutilidad, más que en satisfacción. Finalmente, perdió su camino y sucumbió a la voluntad de sus esposas al adorar a los ídolos.

Mi Paz  no es un objetivo difícil de alcanzar, escondido en el centro de un complicado laberinto. En realidad, siempre estás envuelto en la Paz, que es inherente a Mi Presencia. Cuando me miras, te das cuenta de esta preciosa Paz.

Confía en el Señor con todo tu corazón y no te apoyes en tu propio entendimiento; En todos tus caminos, recuérdalo, y él enderezará tus caminos. (Proverbios 3: 5-6)

Por lo tanto, ya que hemos sido justificados por medio de la fe, tenemos paz con Dios a través de nuestro Señor Jesucristo. (Romanos 5:1)

Ahora, que el mismo Señor de la paz te dé paz en todo momento y en todos los sentidos. El Señor esté con todos ustedes. (2 Tesalonicenses 3:16)

Confía en mí al ceder el control a Mis manos. Suelta y reconoce que soy Dios. Este es mi mundo: lo hice y lo controlo. La tuya es una parte sensible en la letanía del amor. Busco entre mis hijos receptividad hacia Mí. Guarda bien este regalo que he plantado en tu corazón. Cuídalo con la Luz de Mi Presencia.

Cuando me traigas peticiones de oración, expón tus preocupaciones ante Mí. Háblame con franqueza; derramar su corazón Entonces, dame las gracias por las respuestas que he puesto en marcha mucho antes de que puedas discernir los resultados. Cuando sus solicitudes vuelvan a su mente, continúe agradeciéndome por las respuestas que están en camino. Si sigues manifestándome tus preocupaciones, vivirás en un estado de tensión. Cuando me agradeces por cómo respondo tus oraciones, tu mentalidad se vuelve mucho más positiva. Las oraciones agradecidas mantienen su enfoque en Mi Presencia y Mis promesas.

Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;
Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra. (Salmos 46:10)

Dedíquense a la oración, estén atentos y agradecidos. (Colosenses 4:2)

Su poder divino nos ha dado todo lo que necesitamos para la vida y la piedad a través de nuestro conocimiento de aquel que nos llamó por su propia gloria y bondad. A través de estos nos ha dado sus muy grandes y preciosas promesas, para que a través de ellas puedas participar en la naturaleza divina y escapar de la corrupción en el mundo causada por los malos deseos. (2 Pedro 1: 3-4)

 

ESCRITO POR: Jorge Luis Rodríguez

9 10, 2018

Vive la Paz de Dios

2018-10-09T09:05:43-05:009 octubre, 18|

 

Respira paz, sonríe con paz, vive cada día llena de paz, con mucha paz; es posible caminar en este mundo con la paz que anhelamos.

 

Aunque no falte que escuchemos o vivamos algún caso terrible como el suicidio, violencia, violación, robo, aborto, divorcio y tantos otros que generan en todos nosotros intranquilidad y temor…, es posible vivir con paz.

 

Y muchas personas señalarán que es un ideal irreal, difícil e imposible lograrlo humanamente, pero como hijos de Dios sabemos que esto es posible.  Experimentar la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender, es posible. “La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús” Filipenses 4:7 (NTV).

 

En nuestra propia fuerza y con nuestro esfuerzo no podemos alcanzar esta paz, pues como dice su palabra solamente Dios puede darnos ese descanso; y para acceder a ella necesitamos:

 

Orar:  Santiago 5:13 dice: “¿Alguno de ustedes está pasando por dificultades? Que ore. (…) “(NTV). Cuando pasamos momentos con Dios, nuestro corazón se abre y podemos confiarle lo que nos aflige, lo que nos da temor; ahí encontraremos esa paz y su presencia nos dará la seguridad que necesitamos.

 

Confiar: “¡Tú guardarás en perfecta paz a todos los que confían en ti; a todos los que concentran en ti sus pensamientos! Isaías 26:3-4 (NTV). Los problemas que estamos enfrentando pueden ser tristes, difíciles y duros, pero es en esos momentos que debemos mostrar confianza en que Dios nos sostiene.

 

Entregar: Mateo 11:28 dice: “Luego dijo Jesús: «Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso” (NTV). Como seres humanos no estamos capacitados ni preparados para sobrellevar problemas por ello es que muchos se rinden y se derrumban. Pero tenemos en quien depositar nuestras cargas, Jesucristo.

 

Respirar paz, sonreír con paz, vivir cada día llenas de paz… es posible cuando caminamos con el Dios de Paz.

4 09, 2018

Paz en la Tormenta

2019-07-07T04:53:24-05:004 septiembre, 18|

Al hablar de este tema definitivamente hay que plantear una premisa; “Dios es paz en la tormenta”.

Fuera de Él no encontramos alivio y menos paz, es complicado definir que es una tormenta porque generalmente lo que unos viven como problemas serios, frente a las circunstancias de otras personas quizá no son problemas tan graves, y por lo tanto cada uno de nosotros atraviesa sus propias tormentas las cuales deben ser tratadas delante de Dios.

En estos días me da vueltas en la mente la diferencia entre ser espiritual y espiritualizar las cosas, esta es la clave para cuando atravesamos tiempos difíciles:

  • Ser espiritual es estar conectado con Dios y vivir una relación clara con Él por medio de su Hijo Jesucristo, teniendo claras nuestras prioridades.
  • Espiritualizar las cosas es sinónimo por una parte de legalismo al creer en ciertas fórmulas inamovibles producto de nuestra religiosidad, y por otra parte es intentar poner nuestra religiosidad como base de la solución de nuestros problemas, sin tener necesariamente una vida genuinamente cristiana.

Creo firmemente que para encontrar paz no solo en las tormentas, si no en el día a día el único camino es ser espiritual y vivir en dependencia de Dios, eso nos ayudará a entender de manera clara que: a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien…

REFLEXIONEMOS

SALMO 91

  1. Habitar al abrigo del Altísimo nos garantiza protección para los tiempos difíciles.
  2. Él es nuestro refugio y nuestra fortaleza.
  3. Él nos puede librar en los tiempos difíciles
  4. Su protección es aprueba de todo, pase lo que pase nos mantendrá seguros.

APLICACIÓN

Solo depositando nuestra fe y nuestra confianza absoluta en Dios Nuestro Señor podemos encontrar Paz, esto no es garantía para no pasar dificultades, pero sí es el camino para atravesarlas de manera correcta.

Dejemos que Dios nos guie y seamos espirituales dependiendo en todo momento del Espíritu Santo.

 

ESCRITO POR: Jorge Luis Rodríguez

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder:

¡Que bueno que llegaste hasta aquí!

No te lo puedes perder: