+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
19 03, 2019

Vivir bien en soltería

2019-09-09T00:14:58-05:0019 marzo, 19|

Casi siempre la sociedad supone que, desde cierta edad estar soltero es un sacrilegio, y la mayoría de nosotros creemos en esa loca idea, tratamos de buscar pareja por todo lado, pues pensamos que sin alguien a nuestro lado es difícil o casi imposible pasar buenos momentos.

De por sí, la vida en este siglo 21 puede llegar a ser bastante estresante sin la presión de buscar pareja, relajémonos un poco y disfrutemos de este tiempo de soltería, la mayoría de los que están actualmente solos algún día se casaran. Como soltero experimentado, puedo decirte algunas cosas que puedes hacer para vivir esta etapa en plenitud.

  • Emprender, crear proyectos, alcanzar objetivos.
  • Aprender algo nuevo.
  • Viajar.
  • Disfrutar de tus amigos.
  • Inventar, muchas de las ideas creativas se producen en soledad, en medio del silencio.
  • Ahorrar.
  • Conocerte a ti mismo.

Romanos 8:28 dice:

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Dios puede usar esta etapa de soltería para enseñarte algo. A veces la soledad es un buen lugar para encontrarte con Dios, para disfrutarte, para conocerte mejor, para crecer. Si no tienes pareja no te preocupes, no te apresures, no abras tu corazón a cualquiera, es de suma importancia no depender de ninguna persona para vivir plenamente, si estás con alguien que sea por amor y no por codependencia.

Así como en el tenis, la vida podemos jugarla en pareja o solos, nosotros elegimos si jugamos bien o jugamos mal, si disfrutamos de esta etapa o nos torturamos por estar solos.

21 12, 2018

Carta a quien perdió a su mascota

2019-07-07T23:43:31-05:0021 diciembre, 18|

Hola.

Nadie comprende lo que significa una mascota en la vida de una persona hasta que esta llega a su vida. Ellos te quieren a todas horas, te quieren, aunque estés de mal humor, aunque no tengas ganas de hablar, te quieren con dos pesos en el bolsillo o con un auto último modelo estacionado en casa.

Son como pequeños maestros con los que compartimos a lo largo de nuestra vida, aprendemos a ser mejores, a querer más y mejor. Perderlos duele, cualquier pérdida duele mucho, pero no por eso renuncies a tenerlos una y otra vez, porque el tiempo que se vive junto a una mascota, por más corto o largo que sea, justifica todo el dolor que estás sintiendo ahora.

Yo siempre pensé que tú habías rescatado a tu mascota, de no ser por ti, quién sabe en qué condiciones habría vivido, quién sabe siquiera si habría vivido más de un mes. Le diste un hogar tibio donde refugiarse, comida y amor para llenar el estómago y el corazón; y ella te llenó de enseñanzas.

Creo que hay un antes y un después, tu sensibilidad se agudizó, te convertiste en una persona más considerada, tierna y consciente de las necesidades de los demás, aprendiste a sonreír más seguido, a acariciar más despacio, y amar más de cerca. Entonces, está bien si digo, que después de todo, fue es@ pequeñ@ quién te salvo a ti.

Te quiero decir que estoy aquí para ti, disponible para escucharte, apoyarte y abrazarte cuando lo necesites. Porque por más que duela, todo sigue y tú tienes mucho por lo cual seguir caminando. Además, allá afuera hay un montón amiguitos dispuestos a quererte y ser queridos.

No te des por vencido y deja la puerta abierta para que se robe tu corazón…un nuevo ángel peludito.

15 10, 2018

Me he enfocado en las tareas inconclusas y en lo que me salió mal

2018-10-15T11:16:42-05:0015 octubre, 18|

 

 

Confieso que muchas veces mi lista de cosas por hacer está siempre repleta.

 

Sin duda, es un problema enfocarnos en todas las cosas que aún están incompletas, sin terminar, o que no funcionan bien en la vida.  Tener un cerebro desordenado se interpone en el camino del pensamiento profundo y ágil.

 

La carga mental que nos trae las listas de tareas por hacer, aunque es parte de la vida, tienen influencias sobre nuestra experiencia diaria, debido a que consume algunos de nuestros recursos mentales, disminuyendo por lo tanto lo que podemos asignar a la experiencia que nos ocupa en el momento actual.

Una mente clara ofrece una experiencia más completa».

 

El estrés y dedicarnos a la reflexión profunda de lo que tenemos por hacer, disminuyen  nuestra capacidad de creatividad, así como disminuyen las posibilidades de sumergirnos realmente en la experiencia del momento y por lo tanto disfrutarlas.

 

Como mujer de actitud positiva, entiendo que necesito no solo trabajar mis listas de cosas por hacer, sino también recordar las cosas que he logrado. Es necesario tener presente las pequeñas victorias, así como es necesario conmemorar lo milagroso y majestuoso.

 

 

Es necesario tener presente las pequeñas victorias, así como es necesario conmemorar lo milagroso y majestuoso.

 

No importa qué clase de proyecto tengas en tus manos. Tal vez sea un nuevo emprendimiento, la construcción de un edificio, o tu casa, etc. Aun así, habrá momentos difíciles, tal y como me sucedió en el pasado, en los que quizá te quedes paralizado por el temor o las inseguridades. Incluso, es posible que te quedes inactiva debido a la ignorancia. En esos tiempos necesitarás recordar los períodos en que has logrado salir adelante y triunfar.

 

Que mejor manera que comenzar desde ya una lista de tus victorias. Así es, como parte de mis hábitos tengo el escribir la lista de las cosas que he alcanzado. Esto me ayuda de muchas maneras:

 

  • Me mantiene con una actitud positiva a las posibilidades para el futuro.
  • Valida mis esfuerzos pequeños y grandes y muestra cuál de ellos ha resultado en buen fruto.
  • Crea una motivación para alcanzar lo que todavía está por conquistar en el camino a mis sueños.
  • Me mantiene en estado de felicidad, bienestar mientras trabajo en proyectos de gran magnitud.
1 10, 2018

Cuando mamá está cansada

2018-10-01T09:33:51-05:001 octubre, 18|

Tengo dos hijos a quienes amo con todo mi corazón. Con ellos aprendo día a día cosas de mí (buenas y malas) que no conocía. Hay momentos cuando el cansancio por las tareas de la casa, el trabajo y los estudios (porque también estudio) me abruman y me hacen reaccionar de maneras que no son saludables para esas personitas que me dicen “mamá”.

 

Son esos tiempos cuando mi mente llega a creer que no soy una buena madre. Yo sé que me entiendes o quizá no… pero tengo que reconocer que hay momentos cuando la dulzura no es lo que desborda de mis labios, y cuando eso pasa, tengo que hacer un ALTO para no ser la causante de dolores profundos en los corazones de mis hijos.

 

El cansancio es bueno, creo yo, porque nos recuerda que estamos usando nuestra vida para servir a los demás, empezando por nuestra familia, pero cuando el cansancio nos hace mujeres hirientes, groseras y malhumoradas, provocamos dolor a nuestros hijos, y es allí, cuando es tiempo de parar y buscar un respiro. Cuando no descansamos lo suficiente somos mucho más susceptibles a irritarnos por cosas pequeñas que lastiman los corazones de nuestros preciosos retoños.

 

Mis hijos son regalos maravillosos que Dios me dio para darles todo mi amor, y por ese amor, debo buscar de manera intencional descansar. Alguien dijo: “A veces, lo más espiritual que puede hacer una mamá es descansar”.

 

Si estás muy “enojona” últimamente con tus hijos, es tiempo de descansar. No necesitas días, quizás con un par de horas junto a buenas amigas con una taza de café o estar en tu curato con un buen libro sea suficiente para recargar baterías.

 

Verónica Saavedra

Radio HCJB

9 07, 2018

Mami, tengo miedo

2018-07-09T09:24:42-05:009 julio, 18|

 

“Mami, tengo miedo” Esa voz es una interrupción molesta de mi sueño. “Mami,” la voz persiste. Y sé que necesito despertarme para ayudar a mi hijo.

Mis amigas, el primer obstáculo en ayudar a nuestros hijos enfrentar sus miedos es nosotras mismas. ¿Estamos dispuestas a tomar el tiempo para entrenarles a superar sus temores? ¿Estamos dispuestas a sentirnos incomodas, viéndolos a nuestros queridos niños luchar un poco, sabiendo que es una parte normal del proceso de crecimiento? Si la respuesta es sí, sigue leyendo porque voy a compartir contigo ideas de como apoyar nuestros hijos en sus miedos.

Primero, reconocemos que el miedo es una emoción normal que nos defiende de experiencias desconocidas y potencialmente peligrosas. Queremos que nuestros hijos compartan sus miedos con nosotros para que podamos ayudarles a discernir la mejor manera de responder. Por lo tanto, no digamos “No tengas miedo”. Mejor es preguntar qué le está provocando el miedo y analizar juntos por qué tiene sentido (o no tiene sentido) ese sentimiento. Entonces podemos generar ideas de cómo manejarlo juntos.

Hay miedos que podemos disipar con información simple o con nuestro ejemplo. Podríamos mirar debajo de la cama con una linterna para mostrar que no hay ningún monstruo allí. Podríamos demostrar que el perrito de los abuelos es amigable al acariciarlo delante de nuestro hijo. Podríamos meternos en el agua primero para mostrar que tan rico es nadar en un lago. Y deberíamos modelar lo importante que es tener cuidado con lo que ponemos en nuestras mentes al evitar las películas y la televisión que inducen al miedo. Como dice Filipenses 4:8, “Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza.”

Sin embrago, otros temores requieren más tiempo y herramientas específicas para disipar. Si nuestro hijo tiene una fobia fuerte, es mejor enfrentarla poco a poco, segmentando su exposición a la situación aterradora. La obscuridad es un miedo muy común que podemos enfrentar de la siguiente manera: la primera semana dejamos prendida una luz en el pasillo toda la noche. La segunda semana dejamos la luz prendida hasta que nuestro hijo se duerma. Y la tercera semana apagamos la luz antes de que nuestro hijo se duerma.

Es posible que nuestros hijos entiendan que no deben tener miedo, pero todavía sienten esa ansiedad. En estos casos es muy útil enseñarles formas de calmar su propio sistema nervioso. Una manera muy agradable es cantar, que estimula el nervio vago que controla el ritmo cardíaco y nuestro reposo. Canciones de adoración que topan el tema de nuestro Dios defensor son excelentes para declarar verdad a nosotros mismos mientras activamos ese nervio. Otra manera aumentar la función de ese nervio tan calmante es bostezar de manera exagerada o menear la mandíbula.

Finalmente, aprendan juntos versículos bíblicos, que se pueden recitar mientras respiran profundamente ayuda mucho. Uno favorito de nuestra familia es Salmos 56:3, “Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza.” Sobre todo, queremos que nuestros hijos sepan que nosotros (¡y nuestro Dios!), siempre estaremos a su lado para amar, proteger, y enseñarles a superar sus temores.

Beth Saavedra

vinaquito.com

7 06, 2018

¿Por qué los hombres son reservados?

2018-06-07T08:56:38-05:007 junio, 18|

Los hombres rara vez hablan abiertamente de ninguna cosa muy personal, ni expresan libremente sus emociones. Aunque la mayoría de los hombres lo negarían categóricamente, sufren igual que las mujeres el efecto de las pérdidas, el rechazo y el fracaso. Pero es probable que ellos cubran sus heridas y aguanten su dolor, mientras las mujeres encuentren más fácil enfrentar sus heridas y exteriorizar su dolor. Debido a esto, los hombres tienden a experimentar más tiempo su sufrimiento y sus heridas emocionales no sanan por completo.

 

A veces tratan de mitigar sus heridas con el trabajo y/o las distracciones. El hombre no se siente cómodo hablando de su dolor porque lo ve como una señal de fracaso o incompetencia. Consideran que hablar de sus dificultades es arriesgarse a ser avergonzados y a perder el respeto. En vez de sacar a relucir sus heridas y fracasos, se enojan, controlan o exigen. Cuando se sienten vulnerables es cuando a menudo se vuelven más defensivos. Por ello la mayoría de los hombres suelen rechazar cualquier forma de consejería, a menos que las cosas se hayan salido de control y parezca no haber otra opción.

 

En todo caso, aunque no se muy natural en el hombre expresar sus emociones, es terapéutico compartir los problemas personales con amigos, maduros en su carácter, que lo puedan ayudar. La Biblia lamenta que un hombre no recurra en apoyo cuando lo necesita, por ello inspiró al sabio Salomón a decir: “¡pobre del que cae y no tiene quien lo ayude a levantarse!” Eclesiastés 4:10 TLA.

21 09, 2017

El joven Timoteo (Galería de la Fe)

2019-09-09T00:13:17-05:0021 septiembre, 17|

Hoy en la Galería de la Fe volvemos a encontrar, con mucho agrado, el retrato de un jovencito, su nombre Timoteo. En el transcurso de catorce años, Timoteo pasó mucho tiempo trabajando al lado del apóstol Pablo, su amigo. Junto a él disfrutó de muchas alegrías, aunque también se enfrentó a muchos peligros. En cierta ocasión, hasta estuvo preso por causa de su ministerio. Como Pablo, Timoteo sentía mucho cariño por los hermanos y se preocupaba por ellos. El apóstol le escribió: “Recuerdo tus lágrimas”. Timoteo también lloraba con los que lloraban, pues se ponía en el lugar de los demás, y les daba ánimo y consuelo. Todos deberíamos aprender a hacer lo mismo.

No sorprende que Timoteo llegara a ser un siervo de Dios sobresaliente. Por eso, Pablo le encargó que, además de visitar las congregaciones para animarlas y fortalecerlas, nombrara a hombres capaces para que sirvieran de ancianos y siervos ministeriales.

Pablo quería muchísimo a Timoteo; como un buen padre, le dio guía y consejos. Vez tras vez le recordó que debía cuidar su relación con Dios y que tenía que seguir progresando. Lo animó a que no dejara que su juventud ni sus defectos le impidieran hacer lo que es correcto cuando fuera necesario. Pablo incluso le aconsejó sobre cómo aliviar un problema de salud, probablemente debido a frecuentes dolores de estómago.

Con el tiempo, Pablo se dio cuenta de que pronto sería ejecutado, por eso decidió escribirle una última carta a Timoteo. Le suplicó: “Haz lo sumo posible por venir a mí dentro de poco”. Pablo quería profundamente a Timoteo, incluso lo llamó: “Mi hijo amado y fiel en el Señor” No es de extrañar que deseara que estuviera con él en los últimos días de su vida.

¿Logró Timoteo ver a Pablo antes de su ejecución? No lo sabemos. Pero podemos estar seguros de que hizo todo lo que pudo para consolar y animar a Pablo y a muchos otros cristianos. No puede negarse que Timoteo estuvo a la altura de su nombre, que significa “que honra a Dios”. Tanto a jóvenes como a adultos nos ha dejado un gran ejemplo y por todo esto, hoy su retrato engalana la Galería de la Fe.

14 06, 2017

7 cosas que me enseñó mi Papá

2019-07-07T04:53:34-05:0014 junio, 17|

Cuando digo, «él me enseñó» entiéndase que no estoy hablando de sermones que me dio, o de tiempos de instrucción intencional, o clases a las cuales de seguro asistí. Estoy hablando de cosas en las que él estableció como normas de la casa o cosas que aprendí al ver su ejemplo.

  1. Ser sincero. Algunos de los peores castigos que recibí fueron como consecuencia de haber mentido. Dejenme decirles que fueron  bastante efectivos (y no los considero para nada abusivos). Mi padre también lo vivió.
  2. Respetar a mamá. Recuerdo otra vez de disciplina intensa (que por supuesto también me lo merecía) por hablarle irrespetuosamente a mi mamá. Mi papá se aseguró de que mi hermano y yo entendiéramos que ella debía ser respetada… y nunca lo olvidamos.
  3. Trabajar duro y bien. Mi papá vivió el versículo de la Biblia que dice «trabajen de buena gana, como para el Señor». Él llegaba a casa del trabajo y comenzaba a hacer reparaciones en nuestra casa, (incluso cuando estaba cansado) él se esforzaba mucho por estar ahí para nosotros… nos llevaba de pesca, practicaba deportes con nosotros y muchas cosas más. También aprendí algo sobre calidad, siendo meticuloso, prestando atención a los detalles. Aprendí a trabajar duro y esforzarme viendo a mi papá hacerlo.
  4. Ser un hombre. No sé exactamente cómo aprendí esto de mi papá, pero lo hice. Probablemente fue por la manera de ver cómo él se manejaba en todo. Aprendí que los hombres no deben dejar que sus emociones lo gobiernen. Ellos no tiran la toalla cuando las cosas no van de la manera que esperaban. Ellos no se desquitan con otros. Ellos no dejan que las circunstancias los derrumben. Los hombres enfrentan los retos en lugar de huír de ellos. La naturaleza del carácter de mi papá me ha impactado grandemente.
  5. Ser fiel. Puedo recordar que de niño era agradecido por el hecho de que mis padres siguieran casados cuando los padres de muchos de mis amigos no. Yo le atribuyo mucho a la fe de mi papá. Cuando él se casó con mi mamá hizo un compromiso, y estaba muy conciente de lo que eso significaba.
  6. Sacrificarse por otros. Mi papá ha sido misionero en Brasil toda mi vida. A él le gusta trabajar con sus manos y construir cosas. Puede que haya cumplido sus ambiciones o metas personales con el simple hecho de ser esposo, padre y un buen siervo de Dios. Él es el tipo de hombre que puede dejar de hacer cosas para él por ayudar a otros. He aprendido a ver más allá de mis necesidades para así ver las de los otros.
  7. Amar a Dios. Desde que puedo recordar Dios siempre ha sido el centro de la vida de mi papá. Él es el tipo de hombre que cuando lo conoces sabes que hay algo diferente en él.

Gracias papá por enseñarme estas e innumerables cosas que me han llevado a ser el hombre que soy hoy día. Gracias por ser una herramienta de Dios en mi vida.

9 05, 2017

SOÑANDO SIN PISO

2019-09-09T00:16:00-05:009 mayo, 17|

El concierto de uno de mis cantantes favoritos lo han anunciado ya tres veces, de las cuales dos han sido falsos y este último todavía no está confirmado. Y cada vez que lo comparto con uno de mis amigos me dice: “ojalá sea cierto, porque no han publicado nada en su página oficial” Y yo termino con las ilusiones en el suelo.

Cuántas veces nos ha pasado esto con nuestra vida en general. Te emocionas por cosas que anhelas tanto pero tu lógica no funciona en orden. Anhelas tanto casarte y planeas la boda más hermosa del mundo y aún no tienes novio y tampoco presupuesto.

Con esto no digo que soñar es algo malo, más bien te invito a que siempre tengas sueños por cumplir, pero que cuando lo hagas tengas los pies en la tierra. Y puedes decir, pero es solo un sueño, no pasa nada… lo doloroso que cuando pasen los años te darás cuenta que hay cosas que no son tan fáciles de hacer como lo pensabas.

Una de las consecuencias de esto será que te sientas frustrado y que afecte de muchas maneras tu autoestima, tu estado de ánimo y llegues a un punto de dolor en el cual tendrás la tendencia a pensar que tu capacidad no es suficiente.

Dios nos dice en su palabra que él conoce los anhelos de tu corazón, hasta los sueños más profundos; pero también dice que cada día tiene su propio afán. Te animamos a que siempre te fijes metas pero no te afanes por cumplirlas. Y una última cosa, Dios dice que sus planes son mucho más grandes que los que nosotros tenemos, aunque cueste, no dudemos de lo que Dios tiene para nosotros aunque es diferente a lo que imaginamos.

 

ESCRITO POR: Jaela Espinel

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí