12 05, 2019

Una madre es tu primera amiga

2019-07-09T14:54:40-05:0012 mayo, 19|

Doy gracias a Dios todos los días, no solo por darme una mujer maravillosa por madre, sino también por darme a mi mejor amiga (aparte de mi esposa). A medida que pasan los años, me acerco más y más a mi madre y me siento cada vez más agradecido por ella y por todo lo que hace.

Aquí hay algunas cosas por las que siempre estaré agradecido:

Un hombro donde llorar

Hay ocasiones en las que te esfuerzas tanto para fingir que estás bien, pero tu madre te conoce mejor que nadie.  Aunque pueda ser molesto que no deje de preguntarte «¿qué te pasa?» se siente bien finalmente contarle lo que llevas por dentro y aun mejor si tu madre te tiene en sus brazos. Sin mencionar que como hombre me parece liberador no mantener la imagen machista que proyectas a los demás, y solo llorar.

Risas sin fin

Ella no solo está allí para los malos tiempos, sino también para los buenos. Algunos de los mejores recuerdos que tengo en mi vida son con mi madre y debería tener abdominales fuertes gracias a los tiempos interminables de risa con ella.

Motivadora incondicional

Honestamente, mi madre es una de mis motivadoras más fieles.  Ella diría: «Matt no te rindas, mira lo que has logrado» o «gran trabajo Matt, no puedo creer lo lejos que has llegado». Es bueno que también puedo hacer lo mismo por ella y me hace sentir bien que estemos allí el uno para el otro.

 Trabajadora y sierva

Estoy tan agradecido de tener una madre que trabaja tan duro todos los días. Ella siempre me dice: “Matt  cualquier cosa que hagas, hazlo de la mejor forma posible, porque así glorificas y sirves a Dios”.

Sus rasgos físicos

Todo el mundo siempre me dice que soy una réplica de mi madre y si esa es la verdad, me considero un tipo con suerte. Admiro el amor de mi madre por Dios, su fortaleza, dignidad, humor, su comprensión y mucho más. Solo puedo esperar que a medida que envejezco, adquiera más de sus características.

El Día de la Madre es hoy y aunque deberíamos apreciar a nuestras madres todos los días, considero que es una buena ocasión para mostrarles gratitud y amor por todo lo que han hecho y son para nosotros.

 

«Una madre es tu primera amiga, tu mejor amiga, tu amiga para siempre»

4 02, 2019

Cómo está mamá después del parto

2019-02-04T09:28:13-05:004 febrero, 19|

Felicidades, ahora viene una nueva etapa, dormirán menos, gastarán tiempo, fuerzas y dinero… ¿Cuáles de estas frases has dicho a tus amigas o conocidas o quizá las has escuchado? Puedo asegurarte que ninguno de estos comentarios te ayudaron en los momentos «depre»

Aunque gracias a Dios no pasé por una depresión post parto «clínica» tuve episodios de mucha tristeza y ansiedad en los cuales necesité la ayuda de otras personas para salir adelante y es por eso que te pido que juntas reflexionemos en las cosas que podemos evitar hacer o decir para que otras mamitas caigan en esta situación.

La depresión post parto es una condición real:

La OMS define la depresión como “trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o apetito, sensación de cansancio y falta de concentración. Puede llegar a hacerse crónica o recurrente y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela, y la capacidad para afrontar la vida diaria.

Con esta información, enfoquémonos en lo que no debemos decir cuando hablamos con una mamita:

• No repares en que si una mamá quedó gordita o no. La ropa es la primera delatora ante el peso con el que quedamos. Muchas veces tenemos que usar la ropa maternal al por algún tiempo después del parto. No necesitamos comentar al respecto.

• No consultes sobre la producción de leche materna. Cada mamá tiene un proceso diferente en este aspecto y este es un asunto entre la mamá y el bebé.

• Puedes esperar para saber quién va a cuidar del bebé o el regreso de la licencia de maternidad. No atormentes la mamá con esa pregunta que quizá aún no ha sido resuelta.

• Para ¿cuándo el segundo bebé? ¿para cuándo el tercero? Que pregunta más incómoda… es algo que solo la pareja debe conversa, meditar sobre todo bajo la dirección de Dios. Esta es una decisión difícil de tomar… te lo aseguro.

Que te parece si cambiamos la perspectiva. Ofrezcamos consejos que edifiquen, animen, brinden esperanza. Como por ejemplo: ¿cómo puedo orar por ti? Comenta sin ser presumida sobre lo que has aprendido leyendo sobre tener un varoncito o una nena, qué música para hacer dormir al bebé te ayudó a ti?

No me refiero a que limites tus consejos, hablo de que somos tan diversas y muchas veces lo que nosotras pasamos, podría lastimar el autoestima de otras madres, muchas veces nos comparamos, nos sentimos inseguras, tristes, asustadas, y ponemos un estándar muy alto que no logramos alcanzar. No te preocupes, tómate tu tiempo, lo vas a superar… la maternidad es de toda la vida, no es de un momento. Con la ayuda de Dios, todo es posible.

9 11, 2018

Los Nazareos Nuevo sencillo Soy Tu Sangre

2018-11-09T09:05:29-05:009 noviembre, 18|

 

La agrupación guayaquileña Los Nazareos presenta una nueva propuesta a favor de la vida: Soy Tu Sangre.  “Transmitir que la vida es un regalo que todos merecemos disfrutar, y que en Dios toda vida tiene un propósito”, es el mensaje central de tema tal como lo asegura José Carabajo integrante de la banda ecuatoriana

Este sencillo reune matices de un vallenato pop y viene acompañado de un videoclip que fue grabado en Quito-Ecuador.

1 10, 2018

Cuando mamá está cansada

2018-10-01T09:33:51-05:001 octubre, 18|

Tengo dos hijos a quienes amo con todo mi corazón. Con ellos aprendo día a día cosas de mí (buenas y malas) que no conocía. Hay momentos cuando el cansancio por las tareas de la casa, el trabajo y los estudios (porque también estudio) me abruman y me hacen reaccionar de maneras que no son saludables para esas personitas que me dicen “mamá”.

 

Son esos tiempos cuando mi mente llega a creer que no soy una buena madre. Yo sé que me entiendes o quizá no… pero tengo que reconocer que hay momentos cuando la dulzura no es lo que desborda de mis labios, y cuando eso pasa, tengo que hacer un ALTO para no ser la causante de dolores profundos en los corazones de mis hijos.

 

El cansancio es bueno, creo yo, porque nos recuerda que estamos usando nuestra vida para servir a los demás, empezando por nuestra familia, pero cuando el cansancio nos hace mujeres hirientes, groseras y malhumoradas, provocamos dolor a nuestros hijos, y es allí, cuando es tiempo de parar y buscar un respiro. Cuando no descansamos lo suficiente somos mucho más susceptibles a irritarnos por cosas pequeñas que lastiman los corazones de nuestros preciosos retoños.

 

Mis hijos son regalos maravillosos que Dios me dio para darles todo mi amor, y por ese amor, debo buscar de manera intencional descansar. Alguien dijo: “A veces, lo más espiritual que puede hacer una mamá es descansar”.

 

Si estás muy “enojona” últimamente con tus hijos, es tiempo de descansar. No necesitas días, quizás con un par de horas junto a buenas amigas con una taza de café o estar en tu curato con un buen libro sea suficiente para recargar baterías.

 

Verónica Saavedra

Radio HCJB

17 09, 2018

Orando con Mamá

2018-09-17T10:39:40-05:0017 septiembre, 18|

La oración es una herramienta que trae paz, alivio, esperanza a nuestra vida, el tiempo de oración es indispensable e irremplazable en nuestro día a día.

Somos los padres quienes más influenciamos la vida de nuestros hijos y debemos sembrar en ellos, la necesidad de tener un tiempo de oración todo el tiempo.

Enseña a tus hijos a orar con la biblia, el Padre Nuestro o el Salmo 23, son un gran inicio. A la vez, es necesario que los niños aprendan que no debe ser repetitivo, se trata de contar lo que está pasando en nuestras vidas y expresar lo que sentimos. También puedes mencionar los personajes que oraron con mucha fe al Señor y fueron escuchados, como por ejemplo: Daniel, Ester, Ana, David.

Nunca olvides de enseñarles a tus hijos a agradecer, la gratitud es una virtud muy noble porque estamos diciendo que somos felices con lo que tenemos. No siempre les enseñes a llevar una lista de peticiones para que Dios las atienda. (Colosenses 4:2)

Podrías usar la música para tu tiempo de oración, una canción puede ser también una oración.

Tus hijos deben crecer sabiendo que orar es un privilegio que tenemos para involucrar a Dios en cada área de sus vidas… ¿Cómo hacerlo? Por medio de tu ejemplo, ya que de esa manera puedes impactar sus vidas de manera real.

20 08, 2018

Defensoras de nuestros hijos

2019-09-09T00:12:32-05:0020 agosto, 18|

Nuestros hijos son nuestros tesoros preciados y deseamos nunca exponerlos a las dificultades en la vida. Pero inevitablemente llega el momento en que enfrentan dificultades, ya sean problemas de salud, desafíos escolares u otras luchas, y nos toca defenderlos y abogar por ellos. ¿Cómo podemos hacerlo de manera que realmente les ayude? Ten en cuenta los siguientes consejos, mamá guerrera.

Mamá, eres tú la experta en cuanto a la vida de tu hijo. No eres ignorante o incapaz tan solo por no conocer los términos de los pedagogos o médicos. Esos profesionales tienen su campo de especialización y tú tienes la tuya: la personalidad de tu propio hijo. No dejes que las opiniones de los profesionales te intimiden. Si tus instintos te dicen que algún consejo no es apropiado para tu hijo, tienes todo el derecho de buscar otra opinión.

 

Mamá, mantén la calma. Reconoce que la mayoría de los profesores o médicos genuinamente desean y trabajan por el bien de su hijo, aun si no estás de acuerdo con los métodos. Una actitud enojada y combativa puede provocar un cortocircuito en los intentos de encontrar una solución al problema que enfrenta su hijo. En lugar de ver a otros adultos como oponentes, recuerda que ellos están para ayudar. Para manejar emociones intensas (que pueden llevarte a olvidar preguntas claves o terminar en argumentos improductivos), haz una lista que puedes traer a una reunión, incluidos todos los puntos que deseas abordar. También puedes traer contigo otro miembro de la familia o amiga de confianza para ayudar a mantenerte en el punto.

 

Mamá, incluye a tu hijo, para que aprenda a abogarse para sí mismo. Si hacemos todo por nuestros hijos y no permitimos que luchan sus propias batallas, estamos incapacitándolos, en lugar de equiparlos. Por esa razón, asegurémonos de incluir a nuestros niños en su propia defensa, informándoles de los pasos que estamos tomando en su nombre y dándoles la responsabilidad de los pasos que pueden tomar por sí mismos (en un nivel apropiado para su desarrollo). Se sentirán más seguros cuando tengan una agencia en sus propias luchas, y eso les otorgará el don del crecimiento.

 

Nuestro objetivo final no puede ser proteger a nuestros hijos de toda tormenta, sino entrenarlos a navegar las tormentas, incluso cuando no estemos a su lado. Seamos ejemplos para ellos de madres fuertes y valientes, que luchan por protegerlos y capacitarlos. Así verán el amor profundo que llevamos por ellos, los preciosos hijos que Dios nos ha encomendado.

 

Beth Saavedra

vinaquito.com

 

27 06, 2018

Carta a mi hij@ adolescente

2019-07-07T23:43:32-05:0027 junio, 18|

Querid@ hij@:

Aprovecho esta carta para contarte algunas cosas que me hubiera gustado saber a tu edad, o incluso algunos años más tarde. Quiero que sepas que te quiero mucho y que pienso cada día en ti. Estás siempre presente en mis pensamientos, en mis sueños y en mi corazón.

Quiero que sepas también, hij@, que me siento orgulloso de ti, de quien eres y de la persona en la que te estás convirtiendo. No sé cuándo será la próxima vez que podamos hablar, que podamos vernos. Pero en cualquier caso quiero decirte algunas cosas ahora, pensando que pueden ayudarte en la vida, porque aprenderlas me ayudó a mí.

  • Busca siempre en tu interior, dentro de ti, para saber qué es lo que te gusta hacer en esta vida. Nunca sabemos el tiempo que vamos a vivir, pero sea el que sea, es más limitado de lo que crees ahora. ¿Cómo se busca dentro de uno? Pues, por ejemplo, dedicando tiempo para pensar y reflexionar tú sol@ sobre tu vida y sobre lo que deseas.
  • Haz siempre aquello que te apasione, aquello que te haga vibrar, incluso aunque a papá y mamá no nos guste mucho. Vive tus sueños, nunca los de nadie más, porque ese es el secreto para una vida plena y feliz.
  • Sirve a los demás. Una vida en plenitud es una vida de servicio. Ayuda y apoya a otros, entrégate a aquello que haces, sea lo que sea. Actúa con generosidad, conectado con tu propósito, porque nadie recibe más que aquel que contribuye sin esperar nada a cambio.
  • No te tomes nada demasiado en serio, ni siquiera a ti mismo. Diviértete y ríete, también de ti mismo. Sobre todo cuando te equivoques o cometas errores.
  • Ocúpate de las cosas que dependen de ti (¡no son muchas, pero son las más importantes y más que suficientes!) y no te preocupes de las que no dependen de ti, de aquellas que no puedes controlar.
  • Quiérete sin excusas. Sé siempre amable, respetuos@ y amoroso contigo mism@, incondicionalmente cariño.
  • Arriésgate, hij@. Atrévete a hacer cosas que te dan miedo, que te desafían en tus creencias, que no sabes si las lograrás hacer o directamente crees que no las puedes hacer. Siempre es mucho mejor intentar algo y arrepentirse después si no se consigue, que no hacerlo y arrepentirse por no haberlo intentado.
  • Lee cada día, aunque sea un poco. Leer es vivir otras vidas. Leer te ayuda a pensar mejor, a saber mejor quién eres y quién puedes llegar a ser. Leer te hace libre y grande: abrir un libro para leerlo es como abrir tus alas.
  • Sobre todo, busca siempre a Dios, Él te formó desde el vientre de tu madre, quiere lo mejor para ti y te ama incondicionalmente, y nunca olvides que yo te amo y siempre lo haré.

Eres mi hij@ del alma y siempre lo serás, y no hay nada ni nadie en el mundo que pueda cambiar eso. Estaré siempre disponible para ti, para guiarte, apoyarte o ayudarte, para todo lo que tú necesites.

Cuídate.

Tomado y adaptado: Pablo Tovar- Coach

13 05, 2018

El poder de una madre fiel

2019-09-09T00:12:35-05:0013 mayo, 18|

Ana fue una madre muy especial. La conocemos principalmente por ser la madre del profeta Samuel, quien jugó un papel fundamental en la historia de Israel, y quien finalmente ungió a David como Rey.

Sin embargo, su imagen de mujer y madre comenzó bastante mal. Ella y su esposo no pudieron tener hijos. La infertilidad es una experiencia dolorosa, y en esa cultura, la incapacidad de concebir se entendía como el juicio de Dios. La sociedad podría haber asumido que existía algún pecado privado y secreto en el pasado de Ana. Ella era un suelo fértil para los chismes.

En consecuencia, su esposo, mientras amaba a Ana decidió «arreglar» el problema de no tener hijos al casarse con una segunda mujer. Esto debe haber roto el corazón de Ana, aún más, y su estatus social se hundió a nuevos niveles. No podría empeorar.

Entonces Ana hace lo único que le resta por hacer. Clama a Dios. Ana era una mujer justa que vivió su fe con integridad. Ahora, en su hora de crisis, va al tabernáculo a orar y lo hace con tal intensidad que Elí, el sacerdote, piensa que está borracha. Una mancha más a su reputación social.

Pero algo extraordinario sucede. ¡Dios la escucha! Esta mujer que se encuentra en lo más bajo del ranking social, de quien se presume tiene un pecado secreto, y de acuerdo con fuentes confiables, estuvo borracha en el tabernáculo, es inexplicablemente el foco de la gracia de Dios. Ana da a luz a su famoso hijo que se convertiría en el líder espiritual de Israel durante varias décadas.

Estoy seguro que la fe de Samuel fue aprendida en las rodillas de su madre. Sí, se fue a vivir en el tabernáculo a una edad temprana, pero seguramente fue su madre quien le enseñó acerca de Dios.

 El poder de una madre fiel no puede ser subestimado

 Las madres nunca hacen su trabajo solas; Dios está comprometido, presente y fiel en su tarea. Ahora, miles de años después, recordamos a una mujer de excelencia. Ella aprendió y vivió con la esperanza de la fidelidad de Dios. Sabemos su nombre y su historia. Pero no sabemos prácticamente nada sobre la otra esposa, su esposo o los demás que vivieron en su vecindario.

Gracias, Dios, por las madres fieles, que enseñan fidelidad y modelan la integridad.

4 05, 2018

Un poema a mi madre

2019-09-09T00:15:17-05:004 mayo, 18|

Los primeros poemas que escribí fueron cuando tenía aproximadamente siete años, tal vez era muy pequeño para entender la estética gramatical, la distribución de acentos o los renglones que deben cumplir los poemas, de hecho para serte más sincero tampoco lo entiendo muy bien ahora, considero que la poesía es el arte de rellenar las hojas con letras que no necesariamente contengan ritmo o sentido, pues cada vez que empiezo a escribir me siento como aquel artista abstracto, que encuentra la exquisitez de su obra de arte en el desorden de la misma.

Vale la pena señalar que en mi entorno familiar tengo la dicha de encontrarme con poetas y locos. Quizá mis venas estén cargadas de arte e imaginación. Cuentan que mi abuelo tenía un talento para crear historias y quienes lo escuchaban se quedaban maravillados. Por consecuente mi madre heredó dicha creatividad, seguido de mi hermana y por último, su fiel servidor, quien escribe estas líneas.

En fin sea lo que sea, como resultado de aquella casta de artistas tuve la dicha de haber escrito poemas desde muy corta edad y aún conservo uno de los primeros que entregué en las manos de mi progenitora:

“No es fácil para un hijo expresarle

Los más lindos versos a su madre.

Pero conmigo es diferente,

Y con facilidad le expreso lo que mi corazón siente…” (Chispito, 2000)

¿Qué es lo que motiva a un hijo escribirle versos a su madre? Tal vez mis manos querían expresar lo que mis labios callaban. Muchas veces debido al trajín diario, preocupaciones y trabajo se nos olvida que nuestra madre está ahí, dispuesta a dar su vida por quien tuvo la incomodidad de llevar en el vientre durante nueve meses.

A pesar de que en ocasiones nos puede fallar, por lo general tomamos tan a la ligera la labor que realiza y en algunos casos es necesario pararse frente a un ataúd frío a expresar todo lo que de frente no se pudo. Como dice el viejo refrán: no siempre lo urgente es lo importante.

Si un niño de siete años pudo comprender el valor de su madre y lo demostró en una hoja de cuaderno (con una letra chueca). No dudemos de alguien que se considere viejo y que aún tenga la dicha de tenerla viva, pues aún posee esa capacidad de sorprenderla con algún detalle.

El primer poema que hice fue a mi madre cuando era niño y como tal no me importó si el mismo llevaba una composición perfecta, solo se desbocó desde lo que llamamos corazón, pasando por las venas creativas y dando como resultado un niño agradecido, dispuesto a cautivar y agradecer a quién hace escasos años lo llevaba en sus entrañas

Tal vez no seas bueno con la poesía pero consideras que un dibujo estaría bien, perfecto, no importa el precio ni el tamaño de la sorpresa, lo importante es que sepas honrar la vida de la mujer que Dios escogió como tu madre.

Por mi parte, a pesar de los años que han pasado puedo sentir ese cosquilleo que se produce en mis manos, generado por la inconfundible mezcla de agradecimiento y amor que nace en lo más recóndito de mi ser puliendo un nuevo verso para ella. Y después de verla llorar mientras lee mis letras sé que vale la pena seguir expresando lo que mi corazón siente.