Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /home/hcjbadm/public_html/hcjb.org/wp-content/themes/Avada/includes/class-avada-head.php on line 329

Warning: Undefined array key 1 in /home/hcjbadm/public_html/hcjb.org/wp-content/themes/Avada/includes/class-avada-head.php on line 330

Warning: Undefined array key 2 in /home/hcjbadm/public_html/hcjb.org/wp-content/themes/Avada/includes/class-avada-head.php on line 331

+593 2 3980 893

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
14 11, 2018

El día que dejé de llamarme cristiano

2019-07-07T04:56:31-05:0014 noviembre, 18|

Cuando me hablaron de aquel Carpintero pensé que se trataba de alguna nueva oferta, como cuando te tocan a la puerta y quieren venderte un producto, religión o servicio.  Es fácil confundirse pues reconozco que existe gente que está dispuesta a utilizar la fe para: manipular, matar y destruir. Pero no te confundas, a continuación te detallo las diferencias entre las propuesta política-religiosa versus la propuesta de Jesús.

Mientras la una viaja en primera clase y tiene hambre de poder político, Jesús viaja en un burro y esquiva las propuestas para ser rey. La primera controla, manipula y señala, Jesús restaura corazones, abraza y se sienta en la misma mesa con pecadores. Mientras la primera cuelga cadenas de oro en sus cuellos y trata de no manchar su traje pulcro, Jesús se inclina a lavar pies y es tocado por enfermos “impuros”.

Jesús tiene conflicto con los primeros, aquellos que asisten a un club de santos,  todos se ven limpios y hasta huelen bien, pero por dentro están sucios y llevan una doble vida. Jesús se lleva con los sinceros, aquellos que no les preocupa el status y prefieren declararse pecadores, aquellos que se reconocen como vasijas rotas necesitadas de un alfarero. Los primeros ven como números a las personas, mientras más llenen el club mejor será la cosecha, Jesús conoce la voz de los suyos, construye una comunicación “desde” y no “para” las personas.

Los primeros dicen algo, mientras que Jesús tiene algo para decir. Si tu círculo cristiano se parece más a la primera propuesta: ¡Huye lo más pronto de ahí! Puede que estés formando parte de los fariseos de la época, aquellos que se saben al revés y al derecho la ley, pero no la cumplen. Aquellos que te recitan la biblia completa, pero no abrazan a los pobres. Cada día hay nuevas religiones y doctrinas. A pesar de que religión no es más que: profesar tu fe, esta palabra ha sido sobre utilizada. Antes que religioso o creyente prefiero llamarme seguidor.

Yo prefiero seguir al pastor de pastores, leer su palabra para no ser confundido, estar convencido que soy débil y que su gracia es la que me mantiene en pie. He decidido quitarme la máscara, dejar de pensar que soy poeta y mirarme como un poema del Creador. Quitarme la indumentaria pulcra y seguir al inspirador de naciones. Ensuciarme en busca de enfermos, pecadores y deprimidos para decirles que hay esperanza. Ser reconocido como el comunicador de las buenas noticias. Concluí ir tras los pasos de Jesús. Es que decidí dejar de llamarme cristiano y empezar a serlo.

23 10, 2018

Sabiduría que me acerca a Dios

2018-10-23T08:48:08-05:0023 octubre, 18|

Durante un descanso en el ensayo de un desfile de navidad, un niño se acercó corriendo al Pastor y le dijo: “Soy uno de los reyes magos”.

¿De verdad?, le preguntó el Pastor.  “Parece que estás muy contento por eso.” Sí, mucho”. Le contestó el niño.

“¿Y qué tiene de bueno ser un rey mago?”, le preguntó el Pastor.

El niño le respondió rápidamente: “Me toca llevar el oro… y no tengo que cargar con ninguna oveja maloliente”.

El escritor Charles Stanley, cuenta esta historia en su libro Caminando Sabiamente, para decirnos que en nuestro mundo de hoy parece que mucha gente tiene ese mismo punto de vista sobre la sabiduría: creen que tener sabiduría consiste en la habilidad de “llevar el oro”, de llevar una vida placentera y cómoda, y de evitar toda asociación con algo desagradable.

Charles Stanley continúa diciendo: yo creo que la Palabra de Dios nos encamina a una definición diferente de la sabiduría:

La sabiduría es la capacidad de ver las cosas desde la perspectiva de Dios, y de responder a ellas según los principios bíblicos. Dicho de otra forma, la sabiduría consiste en buscar opiniones celestiales en circunstancias terrenales.

El consejo bíblico escrito por el apóstol Pablo es el siguiente: Así que tengan cuidado de cómo viven. No vivan como necios sino como sabios. Saquen el mayor provecho de cada oportunidad en estos días malos. No actúen sin pensar, más bien procuren entender lo que el Señor quiere que hagan.

Esto nos lleva a tomar la decisión de buscar la sabiduría. Es cuestión de cada uno, determinar cómo pasaremos por la vida. La sabiduría no es algo con lo que uno se tropieza, o que adquiere automáticamente; hay que buscarla y perseguirla. Si quieres adquirir esta clase de sabiduría, corre a los pies de Jesús y reconócelo como Señor y Salvador te tu vida.

 

11 10, 2018

AL AMOR DE MI VIDA: ¡GRACIAS!

2018-10-11T15:23:03-05:0011 octubre, 18|

Siempre he tenido la idea de que las relaciones son maravillosas. Claro, cada una tiene sus distintas etapas: algunas te enseñan a ser fuerte como pareja, otras logran unirte cada vez más, y algunas de ellas te hacen saber que esa persona es la indicada para pasar el resto de la vida juntos.

Cuando las grandes peleas suceden nunca nos detenemos a pensar en la persona que está a nuestro lado o en la forma en la que llegó a nuestra vida para hacernos felices. Es por eso que hoy puedo decirte todo esto que jamás habría pensado expresar.

Amor, cuando llegaste a mi vida causaste una gran revolución, no importa si terminábamos como pareja o no, tú ya estabas dentro de mi historia. Desde el momento en que te miré sabía que serías el motivo por el cual despertaría en las mañanas y por el que mis días estarían llenos de risas; hasta ahora te has convertido en uno de mis mejores motores para seguir adelante.

Cambiaste toda mi perspectiva, me diste una gran razón para amar la vida, me ayudaste a crecer y a madurar. Te doy gracias porque hasta ahora me has enseñado que cada persona es diferente, que no todos quieren hacernos daño, que a pesar de las malas experiencias, me entregas todo lo que eres y eso me llena de confianza.

Me has ayudado a entender que la vida en pareja no sólo se trata de risas y besos profundos, que también existen las peleas difíciles, pero con amor, atención y respeto cualquier problema se resuelve. Me diste seguridad, derrumbaste esa armadura que me protegía, porque estando a tu lado ya no sería necesaria. Ahora te he dado mi corazón completo y sé que lo cuidas como el tuyo propio.

Tengo que admitir que después de tantas malas experiencias vividas antes de ti, tenía miedo; me sentía aterrada de que esto no funcionara, de que todo se tratara de una mentira cruel, que cada historia que viví en el pasado se repitiera, pero ahora con más fuerza. Gracias a tu corazón tan noble, a tu apoyo incondicional y a todo el amor que me brindas, esa mentira se derrumbó. Pasaste de ser un desconocido a ser el amor de mi vida.

Uniste mi corazón hecho pedazos y lo hiciste latir de nuevo, si no hubiera sido porque Dios mismo te cruzó en mi camino, las sonrisas no hubiesen aparecido de nuevo. Eres la ilusión que atrapa mi corazón. Cambiaste mi vida, la hiciste hermosa, me llenas de una infinita paz y de amor incondicional. Para ser honesta no quiero caminar al lado de nadie más.

Gracias por mimarme, por mirarme y estar en el momento justo y en el lugar indicado para que yo te encontrara, gracias por llegar a mi vida. Por cada beso, cada palabra y cada buen momento que pasamos juntos. Gracias por compartir tus secretos. Gracias por ser siempre tú. Pero sobre todo, gracias por entrar en mi vida en el momento en que más lo necesitaba. Gracias por enseñarme a amarte y por demostrarme que Dios si creó un amor… para toda la vida!

Tomado y adaptado de: okchicas/web

25 09, 2018

TIENDE TU CAMA

2019-09-09T00:12:27-05:0025 septiembre, 18|

Si te digo que para celebrar tus éxitos personales hay que comenzar tendiendo tu cama, ¿qué dirías? Pues esa fue la respuesta que me dio una vieja amiga. Me miró y me dijo: para llegar a ese punto es importante comenzar tendiendo tu cama.

La miré y dije: ¿qué tiene que ver el tender mi cama con celebrar mis logros personales?

Ella me volvió a mirar y dijo: para lograr una meta, es necesario elegir que hoy es el momento de crecer. Sí quieres celebrar los triunfos empieza tendiendo la cama, porque al hacerlo habrás completado la primera tarea del día. Al hacerlo te animará a continuar con la siguiente tarea y luego otra y otra.

De igual manera esa simple acción de tender tu cama, te enseñará que en la vida las pequeñas cosas importan. Si no eres capaz de hacer las tareas sencillas tampoco podrás con las más grandes.

¿Qué sucede si tuviste un mal día y regresas a casa? Al ver tu cama tendida te animará porque sabes que lo hiciste tú.

Al escuchar todo esto, pensé: tiene razón.  Qué importante trabajar en esos pequeños detalles y celebrarlos cuando los haya logrado.  Pero también entendí que para crecer me hace falta no conformarme con los logros actuales y que siempre necesito desarrollarme porque tengo un Dios que me ha dado la capacidad, las herramientas y ha prometido estar siempre conmigo.  Y esto también es algo para celebrar.

11 09, 2018

AHOGA LA TRISTEZA

2019-09-09T00:12:30-05:0011 septiembre, 18|

Ayer leí un artículo escrito por el predicador español Juan Antonio Monroy con respecto a la tristeza y quiero compartir parafraseando algunas ideas que encontré.

En Ecuador tenemos motivos de sobra para sentirnos tristes.  Estamos en recesión, aumento en los índices de desempleo, bajos salarios, divorcios, conflictos familiares, enfermedades…

Algunos especialistas que han realizado estudios acerca de la tristeza, nos indican que uno de los principales efectos es que deforma la realidad. La persona triste ve la vida y la juzga de acuerdo a su prisma interior.

La tristeza conduce al pesimismo, y otro tanto puede decirse del efecto contrario: todos los pesimistas son necesariamente tristes. La persona triste se vuelve ruda y severa para con los demás, suspicaz y dispuesta siempre a dar la peor interpretación a los actos de quienes la rodean.  La tristeza paraliza el ánimo. La tristeza mata la fe y las esperanzas. La persona triste no mira hacia adelante. Lo ve todo gris, nada merece la pena. No se detiene a pensar que al final de todos los ríos está el océano.

Fuera de nuestro círculo cristiano, algunos quieren ahogar la tristeza por medio del alcohol, remedios que no sirven, placeres pasajeros.  Dios en la Biblia nos da una solución efectiva, escrita por David quien experimento tristeza.  El escribió: Lloro con tristeza; aliéntame con tu palabra. (Sal 119: 28)

Para vencer la tristeza nada mejor como colocar a Dios entre Él y nuestra vida interior. Entonces, la Palabra de Dios hará que de nuestro corazón brotará un río de agua viva que ahogará la tristeza para siempre.

15 08, 2018

Controladores por excelencia

2019-11-11T09:33:22-05:0015 agosto, 18|

En la vida la mayoría de personas nos manejamos por horarios, para acostarnos, para levantarnos, para comer, muchos incluso manejan una agenda o cuaderno de apuntes, con la finalidad de que nada quede fuera, y sacarle el mayor provecho a las horas de día.

Desde que nacemos nuestros padres nos inculcan un horario, los primeros años o meses del bebé pueden resultar caóticos, pues los papás ya tienen un horario definido y regular esto en el nuevo miembro de la familia es difícil. En la escuela empezamos a tener horarios de las materias que vamos a tener cada día de modo que estemos al día con las tareas y presentarlas según nos toque en el horario.

Muchos desde edad temprana empezamos a tener objetivos y aspiraciones, empezamos a trazar un plan de vida en función de alcanzar todas las metas propuestas. Algunos se demoran un poco más en fijarse metas a largo plazo y empiezan por metas pequeñas y viven el día a día. Algunas personas se apegan tanto al plan que cuando las cosas no resultan como ellos esperaban entran en crisis. Y esta crisis puede llegar a desestabilizarlos tanto que pueden durar en ese estado mucho tiempo.

Cuando salí del colegio me había planteado una carrera, salía apliqué y cuando empecé a cursar me di cuenta que no era lo mío, no supe qué hacer porque no me había planteado un plan B. En ese momento de crisis decidí descansar, pensar y evaluar mis opciones, confié en Dios aunque me era difícil, y poco a poco las cosas se fueron acomodando.

Reflexionando con unos amigos sobre las crisis, llegamos a la conclusión de que casi siempre ocurren porque todos de algún modo u otro somos controladores, no nos gusta que las cosas se nos vayan de las manos, cuando eso sucede nos frustramos y ahí es donde la crisis se hace presente, aunque nadie las desea son necesarias. Es ahí donde nos damos cuenta donde ha estado nuestro corazón, y si en el centro de él ha estado Dios o si nosotros nos hemos vuelto unos pequeños dioses en nuestra vida, donde tenemos el poder de hacer y deshacer cuanto deseemos.

Cuando hay crisis nos frustramos pero entendemos que somos humanos, y que no importa cuanto lo intentemos, no podemos controlar todo. Los momentos de crisis son necesarios, nos ayudan a crecer y a reparar que el tiempo de este mundo no es el tiempo de Dios y que los pensamientos y deseos nuestros están sujetos a la voluntad y soberanía de Dios.

14 08, 2018

EL DOLOR EN EL RING DE LA VIDA

2018-08-14T08:50:49-05:0014 agosto, 18|

He experimentado distintos tipos de dolor; y ninguno se compara con aquel que te destroza el corazón por una pérdida emocional o física. El mundo se viene encima como una avalancha que te aplasta sin compasión, viviendo un nocaut temporal; y cada que intestas reaccionar, el oponente te engancha un uppercut, seguido de un derechazo que te avisa que el round una vez más terminó.

Y ahí, con el dolor latente, en el ring de la vida tenemos dos opciones; quedarnos sumidos en la herida hasta que nos lleve a la incapacidad total de nuestros sentidos y termine con la muerte definitiva de nuestra felicidad, o levantarnos agradeciendo a Dios por lo aprendido. Ver a quienes nos hicieron daño como los maestros que fortalecieron ciertas áreas de nuestra vida, y que nos llevarán a pelear con estrategias diferentes, acertadas y efectivas en la batalla de la vida.

Pero claro, quien nos levanta del lago de dolor y la tristeza, con miras a experimentar un gozo inagotable que no lastima, es Jesucristo. No hay nada igual a sus manos sanadoras, sus palabras de aliento y su toque de amor sincero. En el silencio de una relación, sumida en estrecha intimidad, él sana, cura y seca las lágrimas del alma.

Cuando la intervención de divino y perfecto amor es el que nos sostiene; ahí podemos sonreír en medio del dolor, ahí podemos avanzar en medio de la tristeza, ahí podemos gozarnos en medio de la herida y amar aunque hayamos recibido lo contrario.

Los rounds de dolor jamás terminarán en la vida mientras caminemos en este mundo; pero son más llevaderos y menos dolorosos cuando miramos a Jesús, tomamos su mano y avanzamos con fe sin ver las circunstancias.

24 07, 2018

CONQUISTA TUS SUEÑOS

2018-07-24T08:46:56-05:0024 julio, 18|

¿Tienes sueños por cumplir? A lo mejor ya pasó aquella etapa de visualizar tu sueño y ahora estas accionándolo. Pero ¿qué sucedería si una enfermedad te detiene y trunca tu carrera, tus negocios, tu familia?

Travis Freeman te contaría con muchos detalles lo que esto significó para su vida.  Travis era un prometedor jugador de football americano.  Contagiaba con su liderazgo y entusiasmo a sus compañeros de equipo. Pero de repente, surge lo inesperado.

Una severa infección afectó sus ojos y quedó ciego.  Aquel muchacho optimista y gran deportista vio que su sueño de ser un gran deportista se apagó… y con él su alma.

Frente a esto, Travis podía decidir si viviría el resto de sus días encerrado en la seguridad de su hogar o si se atreverá a salir y retomar su destino con la ayuda y el apoyo de sus padres y amigos.

¿Te parece conocida esta situación?  Tal vez es la tuya. Tienes el potencial, los demás lo saben, pero algo detiene ese sueño.  ¿Tiras la toalla o te levantas para continuar con el próximo combate?

Travis, no tiró la toalla. ¿Qué fue lo que ayudó a salir de esta situación a este joven? Tres cosas: el empeño de sus padres, el acompañamiento de dos grandes amigos desde la infancia y el apoyo de quien le ayudaba a adaptarse en su nueva condición.

Estos fueron los tres aspectos que hicieron que Travis se convierta en la primera persona ciega en jugar football americano. 

Con dedicación podemos lograr alcanzar nuestros sueños; pero para sentirse feliz y realizado, es necesario incluir al dador de los sueños: Dios. El dará un significado aún más profundo a estos. Recuerda el consejo bíblico: Encomienda a Dios tu camino; confía en él, y él actuará.

12 06, 2018

La vida es como el fútbol…

2019-07-07T04:53:26-05:0012 junio, 18|

Hay gente que piensa que el fútbol es un asunto de vida o muerte. A mí no me gusta esa actitud. Puedo asegurarles que es mucho más serio que eso.” (Bill Shankly)

Los que crecimos viendo el Joga bonito, gritamos el gol de Kaviedes que nos llevó a la primera clasificación del mundial,  jugamos Fifa o nos emocionamos con las jugadas de Ronaldinho que permanecen en YouTube, podemos decir sin temor a equivocarnos que el fútbol es una pasión.

No puedo imaginar que sería de nosotros sin aquella cita mundialista que sucede cada cuatro años, algunos aseguran que solo se trata de varias personas corriendo atrás de un pedazo de cuero, pero yo no puedo dejar de pensar en el fútbol como la vida misma. Antes de que el balón ruede por la cancha, dejo volar mi imaginación en el escenario.

Por un lado están los que buscan sacar provecho de aquel suceso: venden y revenden todo tipo de alimentos, camisetas, boletos, etc. Aquellos que solo pueden ver cifras de dinero en su cabeza, incluyendo a los dueños de los equipos. Por otro lado están los aficionados: gente que espera la mejor puesta en escena y el mejor desempeño de los jugadores pero están dispuestos a divertirse en la fiesta futbolera. También hay otro grupo que surge de estos, que se aficiona tanto que no vale la pena señalar sus actos.

Por mi carrera he puesto mucha atención al otro grupo: aquellos eruditos en la materia. Algunos los llaman comentaristas, otros reporteros. Como sea, son aquellos que miran todo desde la comodidad de un camerino, reconozco que no son todos, pero en la gran mayoría dan recomendaciones y críticas a quienes están en el campo de juego. Dentro de este grupo también podrían entrar aquellos espectadores que saben al revés y al derecho las diez reglas más importantes del futbol. Y cuando ven que algún jugador falla, de inmediato gritan indignados.

El último grupo es mi favorito, son aquellos veintidós guerreros que están sobre la cancha. Aquellos que hacen que las cosas pasen. Cualquier error será digno de abucheos, pero corren el riesgo. Tal vez algunos lo hagan por dinero, pero la mayoría son personas que se han metido en el papel. Personas que se han convertido en héroes por atajar un penal o en villanos por fallar uno. Personalmente me encanta imaginar que pertenezco al último grupo. Y como hijos de Dios deberíamos ser  de aquellos que generan las jugadas, que se arriesgan a todo por el honor de su entrenador (Jesús). Que se ponen la camiseta de la gracia, dan su mayor esfuerzo y cuando logran hacer un gol, dan la gloria con su mirada puesta en el cielo.

Temo ser de aquellos que se saben al revés y al derecho la teoría, pero nunca se arriesgan a intentarlo, están encima de la tribuna, desde la cabina de comentarios, condenados a pertenecer a la primera fila para siempre, desde allí no se pasa a la historia con el equipo que juegas. Desde ahí es imposible mirar al cielo dando gracias al dueño del universo quien de seguro te guiña el ojo desde arriba sabiendo que lograste entrar en las grandes ligas y a pesar de que conseguiste ser convocado a ese partido tan importante, el enemigo (satanás) fue derrotado. Y que con tu talento logras decir a miles que se dieron cita esa hora: “No sería nada sin Él”.

“En el fútbol, siempre estamos compitiendo; importa quién gana, pero yo sé que Jesús es mucho más importante que ganar o perder un partido o un campeonato. Jesús es el primero en toda mi vida” (Kaká)

Realiza tu donación mediante Transferencia Bancaria

Mi promesa de Donación: Eres parte de HCJB

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Banco del Pichincha. Cuenta de ahorros Banco Pichincha # 22 02 49 71 71
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
Haz tu donación en línea con tu tarjeta de crédito o débito nacional o internacional con total seguridad a través de nuestro portal de donaciones Haz clic aquí

Donaciones mediante depósito o transferencia:

Realiza tus donaciones directamente o en línea en cualquier agencia del Produbanco o Servipagos. Cuenta de ahorros Produbanco # 12 00 58 38 84 9
Para transferencias bancarias: Por favor indique el número de RUC 1792518601001 Misión HCJB La Voz de los Andes Ecuador.
Notifique su depósito al correo: [email protected]
¡Atención! Por favor copie bien este número de cuenta y asegúrese de escribirlo correctamente al momento de su depósito.
  • Débito bancario: Realiza tu donación por medio de tu cuenta bancaria del Pichincha o Produbanco llenando los datos solicitados en el formulario. Envía el documento firmado al correo electrónico [email protected] o entrégalo en nuestras oficinas.

Descargar Formulario: Click Aquí