Esta torta es la que te va a salvar cuando lleguen visitas inesperadas. En mi casa, mi mamá la hacía todo el tiempo para nosotros o para llevar cuando la invitaban a algún lugar. Es rica, es fácil y es rápida. ¡Seguro te sale!

Ingredientes:

  • 2 tazas de harina
  • 1 taza de azúcar blanca
  • 1/2 taza de cacao amargo
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de canela en polvo (opcional)
  • 1 taza de leche
  • 1/2 taza de aceite
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 taza de agua hirviendo
  • Chispas de chocolate (opcional)
  • Molde de torta de unos 25 o 30 cm

Preparación

Paso 1:
Ponemos en un bowl todo lo seco (Harina, azúcar, cacao amargo, bicarbonato, polvo de hornear, canela). Lo mezclamos bien con una cuchara y lo reservamos.
Paso 2:
En la licuadora ponemos todo lo líquido (Leche, aceite, los huevos, esencia de vainilla) y lo licuamos por un minuto o hasta que esté integrado todo.
Paso 3:
Vertemos lo líquido en el bowl de lo seco y mezclamos todo con una cuchara. Cuando ya está todo integrado, le agregamos la taza de agua hirviendo. Volvemos a mezclar todo con la cuchara y ya tenemos lista nuestra mezcla para la torta.
Paso 4:
Engrasamos el molde y vertemos el líquido. Le agregamos las chispas de chocolate por encima y lo metemos al horno por 45 minutos a 160°C.

 

Por: Cami Martini