Un preparado de agua tibia con limón se puede consumir en ayunas, antes de iniciar con nuestras actividades diarias. Se trata de una infusión con beneficios importantes para la salud que te compartimos en este artículo.

El consumo de agua con limón en ayunas, o en cualquier otro horario del día, puede contribuir a la hidratación del organismo. Como lo señala un estudio publicado en Nutrition Reviews, el agua interviene en procesos que son determinantes para la salud. De hecho, se le considera el nutriente más importante, pues su ausencia sería letal en pocos días.

Ahora bien, en este caso, al combinarse con limón, brinda un pequeño aporte de nutrientes como:

Vitamina C

Azúcares

Fibra dietética

Potasio

Ácido fólico

Calcio

Tiamina

Niacina

Vitamina B6

Fósforo

Magnesio

Cabe destacar, entre otras cosas, que este “plus” de nutrientes contribuye a proteger el organismo contra los efectos que causa la deshidratación. Por ello, para calmar la sed, el agua con limón es una buena opción.

Agua con limón para combatir el estreñimiento

El agua con limón no es una cura para el estreñimiento pero puede ayudar. Tanto el agua como la fibra que contiene el limón ayudan a mejorar el funcionamiento del tránsito intestinal.

Te recomendamos beber agua tibia, casi caliente, combinada con el jugo de medio limón. Los cítricos y el agua caliente nos permiten hacer remitir las retenciones y ablandar las heces.

Reducción del mal aliento

La mejor forma de evitar el mal aliento es manteniendo hábitos de higiene oral adecuados. Sin embargo, cuando aparece este síntoma, beber agua con limón puede ayudar. Al parecer, el limón estimula la saliva y el agua hidrata el organismo para evitar problemas como la boca seca.

Por otro lado, como se observa en una investigación publicada en Biomedicines, los cítricos como el limón contienen sustancias antimicrobianas que podrían ser útiles para inhibir el crecimiento de bacterias en la boca.

Agua con limón para adelgazar

No existe una fórmula milagrosa para adelgazar. Por tanto, hay que romper esa falsa creencia de que consumir agua con limón en ayunas ayuda a quemar grasa. Al respecto, cabe decir que esta bebida es solo un complemento para la dieta.

Si bien los flavonoides y nutrientes del limón han mostrado efectos positivos en el control del peso en estudios hechos con animales, las evidencias en humanos son limitadas. Pese a esto, cabe destacar que tanto el agua como la fibra que aportan los limones son saludables dentro de un plan para adelgazar.