Limón cortado con clavos de olor

Es un remedio sencillo y útil en el que utilizamos las propiedades de esta fruta cítrica. Y para su elaboración únicamente necesitamos un limón y un puñado de clavos de olor, una especia que podemos encontrar en muchas cocinas. Tal y como nos explica la experta, partimos el limón a la mitad y vamos colocando uno a uno los calvos de especia en la pulpa del limón. «Huele muy bien, así que además te ayudará a aromatizar la estancia», nos comenta.

Hacer velas naturales de citronela

Tanto si te decides a hacerlas en casa, como si las compras, este tipo de vela ayuda mucho a ahuyentar a los mosquitos al tiempo que proporciona calidez a tus noches de verano. «El aceite de citronela tiene propiedades para ahuyentar y espantar a los insectos voladores, entre los que está el famoso mosquito tigre, que tantas molestias ocasiona con sus picaduras», nos cuenta Mar Sieira, que además añade que está considerado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y la Agencia Europea de Medioambiente (AEMA) como un biopesticida recomendado, es decir, que es bueno usarlo como método de prevención contra los mosquitos, ya que no es tóxico para las personas cuando se usa de forma tópica, no ingerido.

Aceites esenciales

Son una buena opción natural de tratamiento de las picaduras de mosquitos. Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, los aceites esenciales tienen una elevada capacidad irritante para la piel si se aplican de manera directa, por lo que es importante que para su aplicación, los diluyamos o vehiculicemos en otro tipo de aceites vegetales (no esenciales) para que realicen correctamente su efecto sin irritar la piel. «Este aceite llamado portador, ha de ser un aceite ligero, como por ejemplo el aceite de girasol, de jojoba o de almendras dulces», nos cuenta la farmacéutica.

Las mezclas de aceites esenciales más utilizados con este fin son los siguientes:

10 gotas aceite de romero + 7 gotas aceite de canela + aceite de cedro: esta combinación, además de oler maravillosamente, también es eficaz para tratar las picaduras de mosquito, ya que el romero tiene cualidades calmantes y antiinflamatorias, el aceite de canela sirve como repelente eficaz y el aceite esencial de cedro es muy beneficioso para combatir la dermatitis o los eczemas ocasionados por las picaduras gracias a sus propiedades antiinflamatorias y fungicidas que reducen la inflamación de la piel.

15 gotas de aceite de lavanda + 5 gotas aceite de eucalipto. El aceite de eucalipto es un excelente repelente natural que posee un aroma desagradable para los mosquitos. La lavanda sobre la piel actúa como un tónico hidratante y antinflamatorio.

12 gotas de aceite de limoncillo + 6 gotas aceite de eucalipto + 2 gotas aceite de citronela. A las propiedades anteriormente mencionadas de la citronela y del eucalipto, se le suma la del limoncillo o limoneras, que es una planta aromática de aroma similar al limón que se utiliza mucho tanto en repelentes de mosquitos como en infusiones.

Pasta de avena

La farmacéutica y fundadora de la firma Sarah Becquer también nos resume otros remedios naturales para calmar la piel después de la picadura de los mosquitos. Uno de ellos es la aplicación de frío local, y es que ponerse unas compresas con hielo sobre la picadura ayudará a disminuir la inflamación y calmar la zona. Y también puede ser útil la pasta de avena: puedes disolver un poco de agua en avena y elaborar una pasta que puedes dejar aplicada sobre la picadura unos minutos para disminuir la irritación de la piel durante 10 minutos. Después retirar con agua.