5 09, 2021

¿Tener éxito con el mínimo esfuerzo?

2021-09-05T07:18:01-05:005 septiembre, 21|

 Y todo lo que te venga a la mano, hazlo con todo empeño; porque en el sepulcro, adonde te diriges, no hay trabajo ni planes ni conocimiento ni sabiduría. Eclesiastés 9:10.

William Wadsworth Longfellow escribió en una ocasión: “Las vidas de los grandes hombres nos recuerdan que podemos hacer que nuestras existencias sean sublimes y, que, al partir de este mundo, dejemos huellas en las arenas del tiempo”. Hoy, sin embargo, a la mayoría no le interesa dejar huellas en las arenas del tiempo. Las cosas se quieren de la manera más fácil y rápida. Tener éxito con el mínimo esfuerzo.

¿Qué motivó a los artistas, autores y eruditos del pasado a ir en pos de la excelencia? Ciertamente no la fama o fortuna, porque muchos de ellos, si no la mayoría, enfrentaron la pobreza, y sobrevivieron con migajas que recibieron de la corona o de mecenas adinerados.

Creo que estas personas alcanzaron la excelencia por su firme convicción de que Dios requiere lo mejor de nosotros y hacer menos, no es solo un pecado contra Dios, sino también una vergüenza para su familia. Algunos han llamado a esta forma de trabajo, la antigua ética del trabajo protestante, algo que se convirtió en evangelio para los puritanos y calvinistas. Pero fue esta disciplina que impulsó el arte, la educación y la literatura durante siglos.

Como dijo Pablo: «Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres;” (Colosenses 3:23). ¿Está contento con hacer lo mínimo o está decidido a hacer lo mejor que pueda, ya sea que conduzca un autobús, dirija una corporación, enseñe en una escuela o corte el césped?

Longfellow concluyó su «Salmo de la Vida», diciendo: “Entonces pongámonos de pie y hagamos las cosas, con un corazón listo para enfrentar el destino, sin dejar de lograr, perseguir, aprender a trabajar y a esperar”.

A menos que no haga su mejor esfuerzo, nunca sabrá lo que pudo haber logrado.

Autor:

Dr. Harold Sala
Orador, autor y maestro de la Biblia, el Dr. Harold Sala fundó Guidelines en 1963. Siendo pionero en los comentarios de cinco minutos en la radio cristiana, Guidelines Commentary on Living se transmite en 49 de los 50 estados y en todo el mundo en una variedad de idiomas. https://www.guidelines.org/devotional/speaker/dr-harold-j-sala/

15 07, 2017

Los anhelos más profundos de nuestro corazón sólo pueden ser satisfechos por nuestro Creador.

2019-09-09T00:13:31-05:0015 julio, 17|

Todo el día, todos los días, estamos bombardeados por mensajes que nos prometen felicidad y plenitud. Los anuncios en Facebook, Twitter, Instagram y todos los demás medios de comunicación fomentan la venta de un mensaje en particular: compre los productos anunciados y será feliz.

Probablemente no.

Recuerdo cuando niño querer con desesperación un coche a control remoto. Mi primo tenía uno y era maravilloso. Si tan sólo pudiera tener ese coche, nunca más querría otro juguete, pensaba. Finalmente lo conseguí. Una maravilla de la tecnología. Un niño de ocho años estaba dirigiendo su propio coche. Pocos días después, mi coche fantástico me decepcionó. Sólo giraba en una dirección y no iba muy rápido. Necesitaba uno mejor.

Han pasado algunas décadas y todavía lucho con los mismos sentimientos.   Ese apetito insaciable de alcanzar logros y felicidad, continúa vivo.  Pero este problema no es nuevo.  El mismo Rey Salomón luchó con la misma cosa. (Eclesiastés. 2). Él también tenía ese sentido de falta de satisfacción. ¿Entonces, cuál es la solución? ¿Cómo puedo sentirme realizado y vivir contento y satisfecho?

Salomón descubrió esto: Es el Creador, no la creación que nos da total satisfacción. Él escribió: «Porque ¿quién comerá y quién se alegrará sin Él? (Eclesiastés 2:25 LBA). Los anhelos más profundos de nuestro corazón sólo pueden ser cumplidos por nuestro Creador. Encontrar satisfacción es una ilusión, a menos que ésta provenga de Dios. Nuestros corazones fueron hechos para El. Tratar de llenarlos con cualquier otra cosa no proporcionará satisfacción duradera. Las «cosas» de la vida no son malas, siempre y cuando se disfruten como un regalo de Dios. Pero si las «cosas» desplazan a Dios en nuestro anhelo de satisfacción, estaremos embarcados en un viaje sin fin.

11 07, 2017

Con Perseverancia se Llega Lejos

2019-09-09T00:15:53-05:0011 julio, 17|

Conozco cavernas rocosas situadas en zonas muy húmedas donde suele haber grietas que destilan agua gota a gota. Justo en el lugar de la caída del agua se forman hoyos en la roca. En lugares como esos uno pude darse cuenta del impresionante poder que tiene el agua, sumado a la persistencia. Se dice que, en la confrontación entre el agua y la roca, el agua siempre gana, no por medio de la fuerza sino por la perseverancia.

Esto nos muestra que el éxito no se logra de la noche a la mañana, lleva muchos años lograrlo.

¿Cómo desarrollar persistencia o perseverancia? A continuación, te ofrezco una guía sencilla pero eficaz:

  1. Deberíamos ser personas de voluntad firme, no tercas. La diferencia está en la madurez del carácter. La mayoría de personas que se rindieron y reportaron fracasos no se dieron cuenta de lo cerca que estuvieron de lograrlo cuando desistieron.
  2. Deberíamos Intentarlo una segunda vez más veces.  La búsqueda nos da el derecho a alcanzar las cosas deseadas. Las cosas que no son buscadas se pierden en el silencio y el olvido.
  3. Mantener un compromiso inquebrantable
  4. Ser una persona inquisitiva
  5. Asumir las pruebas como oportunidades y no como excusas para desistir, pues un hombre no esta acabado cuando es derrotado sino cuando desiste.

Cualquier cosa que quisiéramos lograr en la vida va a requerir persistencia. Pero ser persistente a medias no produce medio resultado. No produce ningún resultado. Toma tiempo lograr lo que planeamos; en este sentido, el éxito es simplemente la recompensa natural de tomar tiempo para hacer una cosa bien.

 Manténganse siempre en estado de alerta, pero confiando en Cristo. Sean fuertes y valientes, y todo lo que hagan, háganlo con amor, dijo el apóstol Pablo. 1 Corintios. 16:13 TLA.