Acerca de Dany Erazo

Este autor no presenta ningún detalle.
Hasta ahora Dany Erazo ha creado 11 entradas de blog.
20 05, 2023

Emociones Piadosas

2023-05-20T20:45:29-05:0020 mayo, 23|

¿Pero qué sientes amiga? “No sé, solo quiero llorar”… “no quiero ver a nadie” … “no me entiendo ni yo misma, estoy harta “ … “quisiera gritarle sus cuatro verdades”. Estas frases debes haberlas escuchado o tal vez tú mismo las dijiste, o las pensaste. ¿Qué dicen nuestras emociones? ¿Debemos confiar en ellas ciegamente? ¿Hay alguna manera de ponerle nombre a esos sentimientos que son indescriptibles?

Todas estas respuestas y mucho más, podrás encontrar en la palabra de Dios y la comunión en el Espíritu con los santos, la iglesia de Cristo.

 Pero si alguno de vosotros se ve falto de sabiduría, que la pida a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.  Santiago 1:5

En el libro de salmos encontrarás reflejado el corazón del afligido.

¿Hasta cuándo, oh Señor? ¿Me olvidarás para siempre? ¿Hasta cuándo esconderás de mí tu rostro? ¿Hasta cuándo he de tomar consejo en mi alma, teniendo pesar en mi corazón todo el día?… Salmo 13:1-2a

Es muy común que sientas “que ya no eres el mismo” o que tus deseos y emociones cambian, es algo común desde el inicio de la salvación de Cristo y continúa con el camino de la santificación progresiva del creyente y nuestro fin no es alcanzar mejores versiones de nosotros mismos (no fuimos salvos para buscar nuestra propia gloria), sino someternos en sumisión para que Él nos conforme a la imagen del Señor Jesucristo.  Al igual que las palabras de Pablo en Efesios… todo sea para la gloria de Dios… y esta debe ser la razón por la que buscas entender tus emociones, y darles un sentido a la luz de la palabra.

Y a aquel que es poderoso para hacer todo mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que obra en nosotros, a Él sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos. Amén.  Efesios 3:20-21

Estos son los comentarios de dos de mis queridos hermanos en Cristo sobre la ira:

  • Todos luchamos contra esta emoción, que en realidad es un pecado que muchas veces nace del temor y de la falta de fe.
  • Unos explotan, otros lo cubren pero tienen estrategias de venganza, con pensamientos, palabras o acciones sutiles, otros finalmente se resienten y sufren en silencio y esta es su manera de expresar la ira.
  • Básicamente la ira aparece cuando queremos centrarnos en nuestro reino. Es decir hacer nuestra voluntad. Queremos las cosas en nuestro tiempo, a las personas a nuestra manera, las circunstancias bajo nuestras condiciones. Y no queremos perder el control, nuestro corazón quiere ser soberano y de esta manera anhela el lugar del único Dios soberano. Pero Él es nuestra paz y consuelo.

Y que nuestro Señor Jesucristo mismo, y Dios nuestro Padre, que nos amó y nos dio consuelo eterno y buena esperanza por gracia, consuele vuestros corazones y os afirme en toda obra y palabra buena. 2 Tesalonicenses 2:16-17

Detrás de la frase “que frustración” está un corazón anhelando algo distinto y muchas veces levantando un puño al cielo en reclamo a su propia soberanía sobre la de Dios. ¡Gloria a Dios por Cristo! Es en esos momentos en que tu pecado es expuesto y Él te guía al arrepentimiento y a la fe en Cristo para salvación.

Por consiguiente, no hay ahora condenación para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús te ha libertado de la ley del pecado y de la muerte. Romanos 8: 1-2

¿Qué hay con el dolor? Bueno de este podría escribir todo un devocional a parte. He sufrido una enfermedad los últimos 12 años y la lucha espiritual es diaria. El sufrimiento en cualquier aspecto es una batalla espiritual en contra del desánimo, la ira, la envidia, el miedo, la duda y la negación. Todas estas son emociones comunes pero para el que está en Cristo existen herramientas de gracia y principalmente su propio Espíritu que nos sostiene a diario. Pero el sufrimiento siempre será una batalla espiritual del que sufre y su comunidad.

Para terminar, no olvides que todo debe ser sometido a Cristo, incluso tus emociones, no deben gobernarte, y las emociones piadosas solo son un reflejo de Su bondad, nadie es perfecto, pero buscamos la santificación para Su gloria.

Mas ahora, así dice el Señor tu Creador, oh Jacob, y el que te formó, oh Israel: No temas, porque yo te he redimido, te he llamado por tu nombre; mío eres tú. Isaías 43:1

23 09, 2021

CUANDO PERDONAR PARECE IMPOSIBLE 2

2022-09-21T14:38:15-05:0023 septiembre, 21|

En el primer artículo sobre el perdón, les mencioné que se trataba de un extracto del documento “Cuando perdonar parece imposible” escrito por Tim Jackson. (consejero profesional con licencia del estado de Michigan/EEUU, jefe del departamento de consejería y correspondencia bíblica de RBC Ministries.) Si lees en inglés, su versión original está bajo el título “When Forgiveness Seems Impossible.” Te dejo la referencia del documento porque estoy consciente de que dejaré muchas partes importantes sin mencionar, debido a la limitación de espacio, pero si estas luchando con la falta de perdón, o quieres aprender un enfoque bíblico acerca del perdón, este recurso te será de ayuda.

En la sección “Patrón del Perdón” Jackson nos plante 5 partes: 1) La ofensa; 2) La confrontación; 3) El arrepentimiento; 4) El perdón 5) La restauración. Aquí cubriremos las últimas 4, (para ver de que se trata la sección ofensa, ve a la parte uno de este artículo).

Seguiré el mismo formato de preguntas personales, que tal vez te has hecho y que buscaremos juntos darle respuesta con la palabra de Dios. En mi propia lucha con la falta de perdón, estas eran ideas o preguntas que albergaba en mi propio corazón:

  •  Si te perdono… pero no quiero volver hablar contigo.
  •  Perdoné, pero él/ella sigue haciendo lo mismo ¿Cómo puedo seguir perdonando?

Así que, ¡cuídense! »Si un creyente peca, repréndelo; luego, si hay arrepentimiento, perdónalo. Lucas 17:3 NTV

 

2) La confrontación (reprensión): En este pasaje, está implícita la responsabilidad de una persona herida, la responsabilidad de actuar… “repréndelo”. Aquellos que disfrutan de poner a otros en su lugar, dirán un eufórico ¡amén!… Pero espera un momento, quiero compartir algo que trajo luz a mi condición. La palabra griega que Jesús usó para reprender fue «honrar» o «dar el debido peso o valor.»

“Hacer que la gente sea responsable de sus actos es una forma de honrarla. Eso demuestra que son lo suficientemente importantes como para que tomemos sus acciones en serio.” 1

Nuestro Señor Jesucristo nos dejó Su vida entera como modelo de amor piadoso, y el momento en que enseñaba este principio del perdón, Él pedía que la reprensión sea hecha por el bien de aquel que nos ha hecho daño. No sé si soy la única, pero yo era completamente ignorante a este principio. La confrontación que yo había aprendido se trataba de mí, estaba centrada en la persona ofendida, y por lo tanto venía desde un corazón que quería corregir una conducta en el otro para eliminar el agravio recibido, y volver a un estado de calma y autosatisfacción. Pero mira lo que Jackson nos recuerda con la siguiente pregunta:

¿Qué requiere el amor cristiano? Las escrituras nos dan varias clases de reprensión o confrontación, he aquí algunos ejemplos.

  • Orar: como nuestro Señor «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen» Lucas 23:34

NTV o como Esteban: «¡Señor, no los culpes por este pecado!» Hechos 7:60 NTV

  • Cubrir pecados en amor: Lo más importante de todo es que sigan demostrando profundo amor unos a otros, porque el amor cubre gran cantidad de pecados. 1 Pedro 4:8 NTV.

Esto es aplicable cuando los pecados u ofensas estén por encima de la capacidad de comprender del ofensor, por ejemplo, en casos de niños pequeños, creyentes inmaduros espiritualmente o aquellos que no tienen el Espíritu de Cristo (no creyentes).

“…Debemos tener cuidado de que nuestra misericordia sea lo mejor para la otra parte, y no solo un esfuerzo engañoso para evitar la confrontación. 2 ”

  • Confrontación: Siempre debe ser hecha en amor, con el deseo de beneficiar al creyente que me ha ofendido. Pueden verse de diferentes maneras; a veces entre cónyuges, una simple mirada es suficiente para llamar la atención en amor; o una pregunta sencilla ¿amor, sabes como me hace sentir esto?, puede hacerse un comentario a su hijo «me importas demasiado hijo, y pasar por alto lo que hiciste no sería amoroso»; en otras ocasiones, la naturaleza de la ofensa o pecado y la actitud del que ofende, requieren una reprensión directa «Lo que hiciste me hirió mucho, y quiero que sepas que traicionaste mi confianza, y esto está dañando nuestra relación, necesito que hablemos al respecto. » Cristo mismo nos dejó un hermoso ejemplo de reprensión con palabras amorosas para Marta: “El Señor le dijo: Mi apreciada Marta, ¡estás preocupada y tan inquieta con todos los detalles! Hay una sola cosa por la que vale la pena preocuparse. María la ha descubierto, y nadie se la quitará” Lucas 10:41 NTV. Nadie duraría del amor del maestro por Marta. Las escrituras presentan algunos ejemplos de reprensión directa. Lee 2 Samuel 12:1-14 Natán uso una analogía creativa para confrontar al rey David por los pecados de adulterio y homicidio.

Cuando reprendemos a alguien que ha pecado contra nosotros, ¿dudaría alguien de nuestro amor e interés por ellos? ¿Estamos actuando en amor piadoso? ¿Somos reflejos del amor de Dios para esa persona? ¿Estoy honrando a mi Señor al ser un instrumento de restauración y bendición para mis hermanos? Tenemos esperanza en Él, si ves pecado como yo lo vi, ve a tu Padre, confiésalo, y pídele que te conceda un corazón humilde, valiente y mayor fe para vivir este llamado de reprender y confrontar en amor.

“Ya sea una confrontación suave o directa, debemos siempre ser cuidadosos. Las reprensiones hechas en amor no deben hacerse fácil ni rápidamente. Algunas personas se deleitan en poner al otro en su sitio. Eso no fue lo que Jesús abogó. Una reprensión considerada debe hacerse en el momento adecuado y estar ajustada a las necesidades de la persona (que ofende). Una persona sabia debe poder interpretarla correctamente como un regalo de amor que tiene intención de edificar y no de destruir( Efesios 4:29/ Proverbios 27:6) ” 3

La mayoría de nosotros esta en el grupo de los que no quieren confrontar por temor, porque preferimos callar y evitar conflictos, al punto de negar el dolor, y auto engañarse. Otros estamos en el grupo de los que confrontamos el mas mínimo detalle, y jugamos a los policías celestiales, nos parecemos más a los árbitros de fútbol que contamos únicamente con tarjetas rojas, queremos ser la cuarta persona de la trinidad, y llenos de una falsa piedad, buscamos cambiar a nuestros hermanos sin siquiera examinar la viga en nuestro propio ojo. Sea cual sea tu tendencia, ¡Nuestro Dios está vivo! es: Manso, Amoroso, Justo, Sabio, Fiel, Paciente, Recto, Perfecto, Infinito, Bondadoso, Todopoderoso, Onmipresente, Creador, Él nunca cambia y está en nosotros a través de su Precioso Espíritu. La confrontación requiere una relación con tu Señor, una dependencia absoluta, una llenura del Espíritu Santo y fe que glorifica en cada paso. Clama a tu Padre, cuando seas confrontado y cuando debas confrontar. No estamos solos en esto. ¡Él está con nosotros! ¡Él es el mismo ayer, hoy y siempre¡

  •  ¿Puedo saber con seguridad que he sido perdonado?
  •  ¿Cómo puedo saber si debo extender perdón?

 

3) El arrepentimiento: En mi proceso de aprendizaje a través de caminar con mujeres y hombres piadosos, recuerdo que dos de ellas, que son americanas, siempre hacían una aclaración sobre la palabra arrepentimiento, y recuerdo el comentario reciente de una de ellas “quiero ser cuidadosa de que no se mal entienda esta palabra en español”…y creo que ahí me di cuenta que muchas veces usamos la frase “me arrepiento” sin realmente saber lo que la biblia enseña al respecto, en especial si eres un hijo de Dios, debes asegurarte de entender su significado.

“Arrepentirse significa cambiar de parecer, cambiar de dirección. Se refiere específicamente al cambio de corazón y mente necesario para que haya una verdadera variación en la conducta.” 4

Pienso en tantas veces que mi querida hermana en la fe me hizo la siguiente pregunta, ¿lloras porque entiendes que has pecado contra Dios, y quieres cambiar? O ¿Lloras porque te descubrieron y ahora tu reputación se ve afectada? Estas preguntas me despertaron a la tendencia de mi corazón pecaminoso. El corazón sin arrepentimiento se justifica, se excusa, se protege, trata de minimizar el daño, niega el pecado, humilla y ridiculiza al pecador ofendido, puede ser frío y calculador. El corazón arrepentido no puede reconstruir lo que destruyo, pero si puede ayudar en el proceso de limpieza o restauración.

“Aunque los ofensores no pueden recoger la leche derramada, pueden ayudar a limpiar lo que han ensuciado. Pueden admitir su falta y luego ofrecer evidencia de que su arrepentimiento es verdadero. ” 5

El corazón arrepentido admite su pecado, principalmente ante un Dios Santo, Santo, Santo, y también ante las partes afectadas; hace lo que puede para restituir el daño, afirma que no hay excusa para el daño que el pecado causó, toma responsabilidad, y en humildad suplica misericordia, y con tranquilidad y mansedumbre recibe las consecuencias. Lee 2 Samuel 12:13- 24 y Salmo 51. Espero que este corazón te resulte familiar, porque si estás en Cristo, tu corazón debe haber experimentado este proceso, el proceso del pecador que se arrepiente de sus pecados, deja sus caminos y busca los caminos de Dios, la confesión de pecados requiere que reconozcas tus ofensas ante Dios primero, y que las aceptes, sin negar el veredicto de Dios, sin justificar, reconocemos que estamos muertos porque la paga del pecado es la muerte.

No negamos que somos pecadores enemigos de un Dios Justo… ¡pero Dios! …El Gran Dador de Perdón, nos entrega Su gracia. Es por Su obra en Cristo que recibimos el perdón por nuestros pecados. Mi pecado no fue simplemente olvidado o pasado por alto, la paga de mi pecado fue muy costosa, El Santo y Justo pagó por mis pecados, por mis ofensas, por mi falta contra Dios y contra los hombres. ¿Ahora lo ves? El proceso de perdón hace eco constante del evangelio que nos salva. Ese evangelio que es estandarte de la iglesia. Llevamos Su Nombre en nosotros, ahora es Su reputación la que manchamos cuando no perdonamos. Ya no se trata de nosotros.

  •  ¿Qué hago cuando ya he perdonado, pero sigo recordando lo que me hicieron?
  •  ¿Hay algún límite para el perdon que recibo de Dios?

 

4) El perdón: Recordemos la definición de perdón. “El perdón es la cancelación voluntaria y por amor de una deuda.” El llegar a este punto requiere que pases por los anteriores, creo que es obvio, pero lo digo porque a veces saltamos de la ofensa al perdón, y creo que la mayoría de las relaciones dañadas tienen una necesidad de evaluar si el perdón es un perdón acorde a lo que Dios nos enseña, o si es un perdón basado en autosuficiencia, ideas new age, o ideologías centradas en lo poderosos que somos al ser nuestros propios salvadores. Revisa la última sección del folleto de Tim Jackson para examinar “Conceptos errados acerca del perdón” (pag. 21).

Esa cancelación voluntaria y por amor de una deuda, solo cobra sentido a los pies de la cruz de Cristo. El Dios trino tomando la iniciativa (voluntaria) por amor (de tal manera amo Dios al mundo) de cancelar la deuda que cada uno de nosotros tiene ante el Creador del Universo. Tim Jackson se dirige a dos creyentes, que están buscando el perdón, cuando dice lo siguiente:

“El perdonarse mutuamente quita los obstáculos a una relación honesta de amor y crecimiento. Elimina las razones para la evasión, la distancia y la frialdad. Cuando lidia con una ofensa, un corazón perdonador puede decir justamente: ya no voy a tener esto en tu contra. Me doy cuenta de que sabes que me has herido y que no estuvo bien que lo hicieras.” 6

Debido a que la obra de Cristo nos concedió el perdón, queda sentado que el perdón bíblico es una transacción únicamente posible entre dos creyentes. Esto no quiere decir que si el conflicto es con un no creyente no vas a perdonar. Este es un tema de otro artículo, pero estamos enfocándonos en el perdón que tiene como pre-requisito el arrepentimiento, y el corazón no arrepentido está aún en una condición de muerte y tinieblas, sin entendimiento, sin el Espíritu de Dios. Muchos de nosotros sufrimos las consecuencias de tratar de que nuestro ser amado actúe como si estuviera en Vida, pero si tan solo nuestras oraciones fueran por su salvación y arrepentimiento, actuaríamos con mayor misericordia hacia los que amamos. El creyente siempre tiene una actitud de perdón hacia el no creyentes, porque tenemos esperanza, la Esperanza que nos salvó, y que puede salvar a nuestro ser amado.

Tenemos muchas personas en nuestras iglesias que profesan ser creyentes pero que realmente están en un engaño. Es dentro de este contexto que el principio de “evidencia de arrepentimiento” debe considerarse, y es aquí que podemos considerar la opción de “retener el perdón” únicamente buscando la restauración del ofensor o incluso guiarlo a autoevaluarse si está en Cristo. Jackson menciona las acciones de disciplina de la iglesia para lidiar con pecados recurrentes en aquellos que profesan ser creyentes pero que no tienen evidencia de arrepentimiento. Si tienes dudas al respecto, te invito a leer 1 Juan y en oración, autoexaminar tu vida a la luz de la palabra.

Por último hay dos ideas que Jackson nos recuerda sobre el perdón, como un balance necesario de recordar, cito:

“No es correcto que las personas ofendidas retengan el perdón si no han estado dispuestas a ofrecer la confrontación (reprensión) honesta y en amor que Cristo pide. El perdón se puede retener justificadamente solo si dicha acción está motivada por el amor cristiano, la clase de amor que se preocupa lo suficiente como para realizar la difícil tarea de hacer saber que hay un problema que está amenazando la relación.” 7

“Dios no perdona de manera que se puedan eliminar todas las consecuencias de nuestro pecado. Perdona para que podamos disfrutar el hecho de que nos acepta por amor. Perdona para ofrecernos una relación a pesar de las pérdidas ocasionadas por nuestro pecado. Quieta la culpa y la vergüenza eternas, pero no todas las cicatrices y consecuencias con las que tenemos que vivir” 8

  • No puedo perdonar porque no es justo. Lo que me hizo fue muy duro, y no puedo dejar que se vaya así no más.
  • He orado para que él/ella me perdoné, pero nunca pasa nada.

 

5) La Restauración: Las dos posiciones mencionadas, son las voces de un conflicto que viví recientemente, yo amo mucho a esta persona y se que ella me ama, pero no lográbamos llegar a términos. Las ofensas mutuas fueron muy dolorosas, y solo por la obra de Dios en ambos corazones, nos permitieron experimentas lo que Tim menciona en este último punto.

“Cuando ha habido una separación en una relación y las cosas se corrigen a través del arrepentimiento y el perdón, hay un momento maravilloso de liberación que las palabras no pueden describir.”

Me encantó que cuando le pregunté a mi hermana en la fe, cómo describiría la restauración de nuestra relación, ella me dijo, “es algo divino”…por mi parte yo pensé… ¡es un milagro! Ambas atribuimos el proceso por el que pasamos a una obra de Dios. No había manera de que dos pecadoras como nosotras hubieran podido llegar a la restauración de una relación tan dañada.

“La restauración en nuestras relaciones humanas nos da un sabor finito del gozo que Dios experimenta cuando vamos a Él arrepentidos admitiendo nuestro pecado. Después de todo, a Dios le encanta perdonar… El mensaje del evangelio es el perdón que lleva a la reconciliación:

La restauración de la relación rota entre Dios y el hombre. Los que una vez estábamos alejados de Dios viviendo en oposición a Él hemos sido acercados para disfrutar una relación restaurada con Él (Romanos 5:8-11/Colosenses 2:12-19)”

El Costo del Perdón

No puedo decir que el proceso es fácil, ha sido muy difícil, pero el gozo de la restauración y la libertad en Cristo lo valen. Creo que el mayor conflicto en nuestros corazones (el mío y el de mi hermana en la fe) era el de justicia. Mi corazón tenía un entendimiento de justicia, y el de ella otro, ambas caímos rendidas cuando Su sentido de Justicia, la verdadera Justicia, la única que cuenta, La Justicia de Dios, desplegó las respuestas que nuestros corazones anhelaban, pero que nuestra carne no podía aceptar. Hago este comentario, porque sé que vivimos en guerra espiritual, y la obediencia a Dios requiere que nuestra carne, nuestros deseos, nuestros corazones mueran.

Quiero terminar con esta última cita, que expresa de mejor manera cualquier cosa que yo pueda decir.

“Se requiere un precio alto de las dos partes involucradas en el proceso del perdón. El mejor ejemplo del alto costo del perdón fue el que Dios pago para perdonarnos a cada uno de nosotros: castigo a Su Hijo por nuestro pecado… Para el ofendido, el costo es renunciar a la exigencia de buscar la venganza ahora (Romanos 12:17-21), cancelando la deuda y procurando la restauración de la persona arrepentida. Para el ofensor, el costo implica una confesión humilde y arrepentimiento, negarse a ocultar lo que uno hizo, aceptar que se hizo lo que se hizo, asumir la plena responsabilidad de las acciones propias y las consecuencias de esas acciones, hacer restitución siempre que sea posible, negarse a dar excusas, y un quebrantamiento que suplica misericordia y recibe gracia con gratitud. ”

16 09, 2021

CUANDO PERDONAR PARECE IMPOSIBLE

2022-09-21T14:38:16-05:0016 septiembre, 21|

7 hermanos acaban de recibir la noticia de la muerte de su padre, uno de ellos vivía con él, los demás tenían sus propias familias, y ahora debían escuchar el testamento que dejo su padre. Los 6 hermanos tenían claro que necesitaban el dinero de la venta de la casa de su padre, pero Alberto no estaba dispuesto a dejar su hogar… las cosas empeoraron cuando se leyó el testamento y los insultos, las discrepancias del pasado, y los intereses de cada hermano eran distintos. “Eres un insensible” “Nunca estuviste en la vida de mi padre y ahora solo quieres su dinero” “Eres una aprovechada”… Palabras iban y venían. Las puertas se cerraron con ira, gritos y llanto, y así pasaron años sin hablar, una familia que antes se reunía para celebrar cumpleaños, fechas especiales, ahora se evitaban, se agredían, y el perdón no estaba en el radar de ninguno de sus miembros.

Isabel era una mujer de casa, su esposo confiaba en ella a ojos cerrados, él es policía, sus largas jornadas de trabajo han dejado muy poco tiempo para la relación con su esposa… él llega cansado y solo quiere dormir. Isabel se ha refugiado en su iglesia, uno de los hermanos solteros se ha vuelto su confidente.

Andrés tiene una nueva colega que parece admirarlo mucho. Ambos han empezado a perder interés en su matrimonio, ambos están satisfechos en sus nuevas relaciones, y ahora el momento juntos es una batalla de demandas sin cumplir “Si estuvieras más en casa” “Tu eres mi esposa, me debes respeto”… ninguno de los dos está dispuesto a admitir que vive en adulterio.

Andrea encontró una nueva iglesia durante la pandemia, una de las mujeres de su célula la ha llamado casi todas las tardes… en menos de un mes ella sabe la vida de todas las personas de su nueva iglesia, ahora Andrea ha descubierto que su nueva amiga se encargo de hacer lo mismo con lo que ella en confidencialidad le contó a Ana. Primero se sentía dolida, empezó a sentir dudas, dolor, y ahora siente muchas iras cada que ve a Ana cantar los domingos en la alabanza, otros hermanos le han comentado sobre asuntos de su vida que solo compartió con Ana… “¿Cómo pude ser tan tonta? No quiero volver a ver a ningún cristiano, todos son unos hipócritas.

Estas son historias ficticias, pero probablemente se parecen a eventos de tu propia vida o de personas cercanas a ti. Los conflictos pueden ser tan grandes como demandas millonarias, años de peleas y dolor, o tan pequeñas como palabras que dolieron durante una conversación durante el almuerzo, o mal entendidos debido a malas interpretaciones. Los conflictos están en nuestro día a día, y todos respondemos a ellos. El temor, la desconfianza, la ira y el deseo de venganza son algunos de los acompañantes de la falta de perdón.

En este artículo voy a compartir algunas preguntas que yo misma tuve, y que tal vez te sean familiares, después de varios años de ser creyente, encontré un patrón de falta de perdón que estaba siendo un obstáculo para mi relación con Dios, y poco a poco iba arrastrando mis nuevas relaciones a nuevos conflictos que tenían algo en común… “No puedo perdonar” Mi oración es que el Espíritu de Dios en ti abra tus ojos a las maravillas de su palabra, y que en sus preciosas verdades encuentres esperanza, libertad y ese amor para tu Padre, tu Señor, y tu redentor. Ahora entiendo que el perdón tiene una profunda conexión con la cruz, el evangelio, los atributos de Dios, y también nuestra necesidad de ser salvados, nuestra incapacidad de darle vida a nuestro propio corazón. Solo a través de Cristo el perdón es posible. Perdonamos porque Él nos amó primero, nos ha perdonado y nos ha hecho Sus hijos, si no entiendes el evangelio y cuánto has sido perdonado, es imposible perdonar a otros.

Tim Jackson es el autor de un folletito de 30 paginas que se titula “When forgiveness seems impossible”… “Cuando perdonar parece imposible” es su versión en español. Esta disponible en línea, es un excelente recurso en el cual basaré las respuestas a las siguientes preguntas.

Seguiremos el llamado “Patrón de Perdón” que Jackson presenta: 1) La ofensa; 2) La confrontación; 3) El arrepentimiento ; 4) El perdón ; 5) La restauración. Aquí solo encontraras las dos primeras, en la segunda parte de este articulo abordaremos las demás.

En el pasaje de Lucas 17: 3-4 Mirad por vosotros mismos. Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale.   Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale.

Me imagino a algunos de los discípulos racionalizando esta enseñanza de nuestro Señor Jesucristo Cristo… por lo menos yo lo he hecho, y aquí te dejo mis preguntas:

  • ¿Hay alguna diferencia entre el perdón bíblico y el perdón que todos los mortales decimos practicar?
    Recuerdo que en mi niñez jugaba con mis primos, y casi siempre involucraba una pelota, un día uno de ellos golpeo al otro en el estómago.. “¡Perdóname! ¡Perdóname!”… El otro entre llantos y risas se levantó y todos seguimos jugando. ¿Es eso el perdón? ¿Debería levantarme y seguir como si nada ha pasado? ¿Es esa actitud de “Sin importar cuanto dolor sienta, y sin importar lo que me hagas, te perdono” la que Dios espera de mí? Veamos una definición de perdón que nos ayudará a entender mejor lo que la biblia nos enseña:

“En toda la biblia, el perdón conlleva la idea de «liberar», «enviar lejos» o «soltar». La palabra griega que a menudo se traduce «perdón» se usó para indicar liberación de un oficio, matrimonio, obligación, deuda o castigo. La idea de una deuda o algo que se debe es inherente al concepto de perdón. Por tanto, en términos bíblicos es la cancelación voluntaria y por amor de una deuda” 1

En el pasaje de Lucas 7:36-47 Jesús hace referencia a esta liberación, con uno de los eventos mas conocidos por los creyentes: Una mujer pecadora ingreso a la casa de un fariseo, y con un acto de humildad, amor y profunda gratitud, lavó los pies de nuestro Señor, con sus lagrimas y su propio cabello. El fariseo en su corazón: “Si este fuera un profeta, sabría quién y que clase de mujer es la que le esta tocando, que es una pecadora.” Jesús en su omnisciencia sabia lo que Simón pensaba, y decidió enseñarnos a través de este evento, una hermosa definición de perdón… El pecado produce una deuda que debe ser cancelada, alguien tiene que pagar. Para los que estamos en Cristo, sabemos que fue Él quien pagó, mi fe descansa en que Su sacrificio, fue la paga que yo debía, era mi pecado el que debía ser castigado, y mientras mas consciente soy de la deuda que me era adversa, la deuda que era imposible de pagar, más amo a Aquel que por amor, ha cancelado mi deuda.

“Y cuando estabais muertos en [o]  vuestros delitos y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con Él, habiéndonos [p]  perdonado todos los delitos,  14  habiendo cancelado el documento de deuda que consistía en decretos contra nosotros y que nos era adverso, y lo ha quitado de en medio, clavándolo en la cruz.  15  Y habiendo despojado a [q]  los poderes y autoridades, hizo de ellos un espectáculo público, triunfando sobre ellos por medio de Él.“ Colosenses 2:13-15.

El perdón que hemos recibido es un perdón mucho mayor al que podemos lograr con nuestras buenas acciones, el perdón que necesitamos es el perdón de un Dios Santo, Justo, Soberano, Todopoderoso, que tiene todo, que no requiere nada, y que solo por gracia, amor y misericordia infinita, entrega su propia vida para que yo tenga vida. Mi deuda era imposible de pagar, yo no llego a los estándares de la ley, y exactamente esa era la necesidad que buscaba reflejar, la necesidad de un perfecto Sumo Sacerdote Supremo, capaz de cumplir con los estándares de Dios, porque Él es Dios, y que generosamente entrega sus infinitas riquezas en gloria, a pecadores redimidos, para sustentarlos y equiparlos para poder perdonar, con completa dependencia en Él. Perdonamos porque hemos sido perdonados.

  • Si una persona no me perdona, ¿Quiere decir que Dios no me ha perdonado?
    Probablemente te suene extraño, pero para un nuevo creyente, las interpretaciones de quien es Dios llegan a través de las relaciones con sus hermanos en la fe. Y esto no solo es así en la iglesia, tus hijos puede que perciban la idea de Dios a través de su relación contigo como padre. Es por eso que oramos por la salvación de nuestros niños, y dependemos completamente de la voluntad de Dios para revelarse a sí mismo en sus vidas, y descansamos en el hecho de que la salvación viene solo del Señor, y no de ningún ser humano imperfecto.

Me costo tiempo entender que buscaba a Dios en las personas, y que mi corazón pecaminoso lastimaba a mis hermanos en la fe, ya que trataba de que ellos lleven los atributos que solo Dios posee. Requiere paciencia, sabiduría, humildad y valentía cuando hacemos discípulos de Jesús, constantemente tendrás que recordarle a tu hermano que no eres tú la fuente del agua que su alma anhela. La oración constante es nuestra bendición, y observar cómo Dios le da el crecimiento a ese nuevo creyente es todo un privilegio, sobre todo porque nosotros también crecemos en el proceso.

En esta pregunta vamos a aprender sobre el primer punto del patrón del perdón.

1) La Ofensa: En Lucas 17: 3-4 Jesús enseño a sus discípulos qué debían hacer cuando pecaban contra ellos, ¿cuál es ese pecado del cual Dios hablaba? ¿A qué se refiere con esa respuesta que debemos tener nosotros: “repréndelo”?

“Aunque no fue específico, debemos recordar que el pecado se puede definir como toda falta de amor… Jesús resumió toda nuestra obligación con Dios y con los demás llamándola una deuda de amor” 2i

“Y Él le dijo: AMARÁS AL SEÑOR TU DIOS CON TODO TU CORAZÓN, Y CON TODA TU ALMA, Y CON TODA TU MENTE.  38  Este es el más grande y el primer mandamiento.  39 Y el segundo es semejante a este: AMARÁS A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO.  40 De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas.” Mateo 22:37-40

Pablo también lo mencionó: “No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama a su prójimo [h] , ha cumplido la ley” Romanos 13:8

¿Acaso esto nos da carta abierta a reprender a nuestros hermanos por toda falta de amor?

Aquí hay varias tendencias, y todas vienen de la comprensión de lo que es el amor paciente en Cristo del que la biblia nos habla. Hay aquellos que considerarían que solo se refería a ofensas significativas, pero debemos tener cuidado de pasar por alto pecados que son “aceptables” para nuestra cultura o familia. Jackson menciona que las ofensas del día a día pueden dañar nuestras relaciones de maneras profundas, así como un cáncer silencioso que no logramos ver y que puede terminar matando nuestras relaciones.

“Una relación empieza a romperse con una pequeña abertura, y esta crece de manera sostenida hasta el punto en que no existe una verdadera cercanía. Entonces seguimos la falsa diciendo simplemente: “Bueno, la gente cambia.” Perdemos la oportunidad de experimentar el gozo del amor honesto, el perdón y la reconciliación. El pecado es un problema continuo que erosiona la confianza y la intimidad para las cuales fuimos hechos. Por tanto, el perdón es una necesidad continua para lidiar con los pecados que cometemos contra los demás. No solo necesitamos perdón, sino que necesitamos ser perdonados por aquellos a quienes hemos hecho daño.” 3

Cristo anhelaba la unidad de su iglesia, no hay nada que traiga mayor testimonio al mundo que el amor entre los hermanos, pero cuando la falta de perdón nos ha vencido, tenemos esperanza, te invito a venir a tu única Esperanza, mi única Esperanza, Cristo Jesus, solo en Él podremos encontrar perdón y extender perdón. No sigas engañándote negando tu dolor, o pensando que puedes ser un creyente pero no amar a tus hermanos, no pienses que Dios no sabe lo que estás pasando, aunque te esfuerces en ocultar todas tus emociones, no estás viviendo en la libertad de amarle a Él, la falta de perdón estropea tu intimidad con Dios y te roba el testimonio que te fue otorgado para atraer a otros hacia la verdadera fuente de Vida. No es en tus fuerzas, y no es bajo tus estándares, Dios nos ha dejado todo lo necesario en Su Palabra y Él está con nosotros, en nosotros y por nosotros. Examinemos nuestros corazones, y si aun hay pecado, vengamos con honestidad a Él, confesemos, y renunciemos a ellos, para amar a aquel que pago nuestra deuda. Y si no puedes perdonar, y eres un creyente luchando con la falta de perdón, vuelve tu mirada a cuanto Él te ha perdonado, pídele que haga un milagro en tu corazón, y que te permita ver cuan desagradable es este pecado. Él es siempre fiel, nunca se cansa de corazones que están quebrantados por el pecado contra Él, la falta de perdón es un pecado contra Dios primero, empieza por ahí, confiesa hoy tu pecado y cree que Él es suficiente. Cristo es suficiente.

 

ESCRITO POR: Daniela Erazo

24 06, 2021

IDENTIDAD EN CRISTO

2022-09-21T14:38:22-05:0024 junio, 21|

Para alguien como yo que vivió en 5 lugares diferentes en nuestro país, la sensación de tener una identidad marcada por muchas culturas es inminente. Muchos de mis amigos de la costa bromeaban con mi acento y a la vez cuando volví a la sierra ocurrió lo mismo. Poco a poco el cerebro humano adopta lo que está a su alrededor, dichos, costumbres, pensamientos, incluso expresiones adecuadas para el contexto. Esto sin mencionar las influencias de padres, familiares, maestros, música, televisión, etc. La identidad de Daniela, había ido tomando forma, y pronto tenía cosas que me caracterizaban, acogidas de cientos de fuentes que marcaron mis pensamientos, mis acciones y mi corazón.

Cuando el Señor me permitió nacer de nuevo a través de escuchar Su evangelio expuesto en una preciosa predicación de Su palabra, yo tenía 24 años, mis más profundos deseos, anhelos y costumbres estaban consolidados alrededor de lo que en ese momento hacía. Estudiante universitaria, soltera, hija mayor, amiguera, amante de la naturaleza y los deportes. Hoy tengo 34 años y veo mi vida tan distinta, ¡gloria a Dios!. Seria cuestionable si siguiera viviendo igual que antes de concer a Cristo.

Una de las conversiones que más me impacta en la Palabra es la del apóstol Pablo.

«Yo soy judío, nacido en Tarso de Cilicia, pero criado en esta ciudad, educado bajo Gamaliel en estricta conformidad a la ley de nuestros padres, siendo tan celoso de Dios como todos ustedes lo son hoy. Hechos 22:3 NBLA

Al presentar su testimonio, lo primero que dice es, “Yo soy Judío”, este es un Pablo que ha nacido de nuevo y que como nuevo creyente, sigue aferrándose a lo que conoce, y me recuerda a una de mis más fuertes influencias, el catolicismo. Yo aún seguía sin entender si debía dejar de decir que era católica o no, o qué debía hacer con lo que había aprendido hasta ese momento. Creo que cuando alguien esta en este proceso se olvida, es casi como un trauma para el nuevo recién nacido pasar por el impacto del parto… de igual manera he pensado en todos los testimonios que han arrancado la identidad de alguien, para reemplazarla por la única a la cual ahora me puedo aferrar, esa identidad es la que Pablo expresaría en una de sus cartas que he estudiado recientemente.

Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Timoteo, a los santos y fieles hermanos en Cristo que están en Colosas: Gracia a ustedes y paz de parte de Dios nuestro Padre. Colosenses 1:1-2 NBLA

Cómo es que ahora, no vemos su tan orgulloso “soy judío”, ahora su corazón emana palabras de una nueva identidad “apóstol de Jesucristo” ese “de” a veces pasa desapercibido, pero este hombre ahora sabe con todo su ser a quién pertenece, y lo ratifica al continuar en su adoración al único dueño de su ser…”por la voluntad de Dios” casi casi puedo sentir como su cuerpo se estremece, al escribir esta carta, empezando con poderosas palabras con profunda verdad acerca de su nueva identidad. Esta preciosa identidad ahora es colectiva, es por eso que, así como el sabe a quién pertenece, recuerda a los receptores de esta carta esta misma identidad… “Santos y fieles hermanos en Cristo”. ¡wow! Volvamos un poquito a Hechos y veamos como era su vida antes de Cristo:

Perseguí este Camino hasta la muerte, encadenando y echando en cárceles tanto a hombres como a mujeres, de lo cual pueden testificar el sumo sacerdote y todo el Concilio de los ancianos. De ellos recibí cartas para los hermanos, y me puse en marcha para Damasco con el fin de traer presos a Jerusalén también a los que estaban allá, para que fueran castigados. Hechos 22:4-5 NBLA

Aquel que perseguía hombres y mujeres que estaban en Cristo, buscando que fueran castigados, ahora los saluda con un afectuoso “hermanos” y con este impactante contraste: “Gracia a vosotros y paz,” es fascinante que reconoce la fuente de su nueva condición, la única razón de su nueva identidad, “de parte de Dios nuestro Padre”, a veces me imagino al amigo más cercano de Pablo el judío antes de Cristo, leyendo esta carta a los Colosenses, y me pregunto si podría identificar a su amigo en estas palabras nuevas, en esta identidad cambiada, en este nuevo hombre.

No me sorprende esta alentadora conversación que continua en Hechos:

y vi al Señor que me decía: “Apresúrate y sal pronto de Jerusalén porque no aceptarán tu testimonio acerca de Mí”.

»Entonces yo dije: “Señor, ellos saben bien que en las sinagogas, una tras otra, yo encarcelaba y azotaba a los que creían en Ti. Cuando se derramaba la sangre de Tu testigo Esteban, allí estaba también yo dando mi aprobación, y cuidando los mantos de los que lo estaban matando”. Pero Él me dijo: “Ve, porque te voy a enviar lejos, a los gentiles”».  Hechos 22:18-21 NBLA

Digo alentadora porque es la realidad de todos nosotros, solamente Cristo puede darnos un llamado irrevocable, un llamado efectivo, que sin importar donde estemos, o lo absurdo de nuestra conversión, sea un milagroso testimonio de muerte a vida. Literal. Literalmente si estás en Cristo, sabes que como Pablo, no puedes atribuirte ni un solo paso para tu nuevo nacimiento. Tu nueva vida es por “la voluntad de Dios.”

Este hombre que antes perseguía a la iglesia, ahora dice:

Damos gracias a Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, orando siempre por ustedes, pues hemos oído de su fe en Cristo Jesús y del amor que tienen por todos los santos, Colosenses 1:3-4 NBLA

Este hombre ahora vive para Cristo, su gozo viene de escuchar el testimonio del amor que se tienen unos por otros en Colosas, de su fe en el único que salva, Cristo Jesús, y despliega su vida de oración en gratitud por esta iglesia a la que odiaba y buscaba matar, ahora su adoración está direccionada al milagro de estos santos.

¿Dónde quedó su judaísmo, dónde quedó su sed de justicia y servicio al sumo sacerdote (al hombre), dónde está su orgullo en ser aquel que cumplía la ley a cabalidad?

Y si hablamos de nosotros… ¿Qué hago con mi religión? ¿Qué hago con mi educación formal? ¿Qué hago con mi sed de desarrollarme en determinada área laboral? ¿Qué hago con mi nacionalidad? ¿Qué hago con mi masculinidad? ¿Dónde queda mi orgullo de mujer? ¿Dónde queda mi sed de una buena reputación? ¿Amo más las costumbres de mi familia que ha Cristo?

Hermanos, si estamos en Cristo, Él debe ser supremo sobre todo en cada área que sea la fuente de tu identidad. Él ya es supremo, sobre todo, pero nosotros al igual que Pablo, los Colosenses y muchos otros, ahora debemos estar saturados en Él, renovando nuestra mente, de tal manera que cuando cualquiera vea nuestro día a día, nuestras vidas deben ser reflejo de Su gloria, ¿Si Pablo escribiera una carta para ti, podría decir que se alegra por tu fe en Cristo Jesús? ¿Podría darle gracias al Padre y al Señor Jesucristo por el amor que tienes por los fieles y santos hermanos en Cristo? Vamos a Él y arrepintámonos. Siendo así o no, mantente firme en Cristo, y pídele que tu fuente sea Él más y más. No somos perfectos, pero descansamos en Su perfección, y nos esforzamos por crecer más a Su imagen a través de la revelación de Su palabra y la obra del Espíritu Santo en nosotros, clamamos por fe a Su obra perfecta y completa y adoramos en gratitud y obediencia.

Quiero animarte a estudiar el libro de Colosenses, hay un recurso precioso de Patricia Namnún, que se llama “Completas en Él. Un estudio bíblico de Colosenses” He caminado durante varias semanas agradeciéndo al Señor por Su palabra, clamando que Su Espíritu Santo en mí me permita crecer más a Su imagen, y que mi amor por Cristo me transforme completamente. Nuestra identidad ya no puede estar arraigada en nuestra sexualidad, ni en nuestras aspiraciones terrenales, ni en nuestras relaciones, mucho menos en nuestras buenas obras religiosas o sacrificios.

¿Qué define tu identidad ahora que estás en Cristo? ¿Qué dice tu vida acerca de tu Señor y Salvador? ¿Estamos completos en Él? Oro que el Señor nos permita crecer en el conocimiento de quien es Cristo y nos conceda menguar cada vez más, para que seamos cristianos adoradores en espíritu y verdad.

Si eres un nuevo creyente y te cuesta entender muchas cosas. Si tus días están más llenos de desánimo que de alegría debido a que tus hermanos más maduros en Cristo parece que supieran lo que hacen: no te desanimes, ninguno de nosotros está a cargo, todos nosotros estamos en la búsqueda de una mayor dependencia de Cristo. Si nuestros ojos están en Él, y al igual que Pablo decimos “Señor, ¿Qué debo hacer?” Él será nuestro sustento diario. Descansa en Su fidelidad. Sigue buscando momentos en Su presencia. Sigue enamorándote de tu Señor. Roguémosle siempre por un corazón limpio, como tierra buena, que da fruto para Su gloria. Solo Él puede arar nuestros corazones.

16 04, 2021

SEXO: PLACERES QUE TE DEJAN VACÍO Y LA GRACIA QUE SATISFACE

2022-09-21T14:38:31-05:0016 abril, 21|

Este articulo esta basado en un libro de estudio bíblico, en este caso el Autor es Paul David Tripp, y el título original es “El Sexo y El Dinero: Los Placeres que te dejan vacío y la gracia que satisface” ; si lees en inglés; esta bajo el título “Sex and Money.” Por motivos de espacio, aquí solo hablare de El Sexo.

Me entristece pensar que en cuanto al sexo y el dinero aún caemos en el legalismo que dice que, si organizamos la vida de las personas, les damos el conjunto de reglas correctas y las conectamos a sistemas eficientes de supervisión, podemos liberarles de su desvarío por el sexo y el dinero.

He querido citar estas palabras del Prefacio del Autor, porque ponen eco a una idea que yo misma compartía hasta hace poco. Por diferentes circunstancias en mi vida, tuve que preguntar sobre sexo y sus implicaciones, primero intenté resolverlas cuestionándome a mí misma y encontrando respuestas en mi propia lógica, sentimientos o interpretaciones. No paso mucho para sentirme confundida, avergonzada, enojada, y cargada de un sentimiento de ahogo… Y es que ahora sé, que Dios es el único que define lo que es el sexo, lo que hacemos con él, los cuándos, los cómos y los dóndes… No tenía nada que encontrar en mí misma, ni en mi sociedad o costumbres familiares, mucho menos en mi generación, que aparentemente está más enfocada en seguir lo que se siente bien, y lo que todos hacen, que en buscar honrar al Creador de nuestro ser.

Pues aunque conocían a Dios, no le honraron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se hicieron vanos en sus razonamientos y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se volvieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una imagen en forma de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Por consiguiente, Dios los entrego a la impureza en la lujuria de sus corazones, de modo que deshonraron entre si sus propios cuerpos; porque cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y sirvieron a la criatura en lugar del Creador, quien es bendito por los siglos. Amén. Romanos 1:21-25 LBLA.

Muchos se van a erizar con lo que voy hacer aquí, y me disculpo, no es mi intención cambiar la palabra, pero en mis tiempos con el Señor, me ayuda mucho poner mi pecado en el versículo bíblico.

DIOS INCORRUPTIBLE/ HOMBRE CORRUPTIBLE:

En la versión NTV, utiliza las palabras “Dios inmortal y glorioso” vs “simples mortales” y aquí radica el primer punto que define el problema. Lo que Dios hizo era bueno, todo lo creado incluido el sexo expresaba la gloria de Dios, pero nosotros, simples mortales luego de Genesis 3, llevamos todo lo glorioso a impureza, inmundicia, vergüenza, corrupción, muerte, en pocas: pecado. El hombre fue diseñado con un intrínseco impulso por adorar a su Creador, pero el hombre natural se adora a sí mismo, y adora cualquier creación en lugar del Creador. He aquí el poder pecaminoso de engañar y esclavizar que tiene el sexo, radica en el corazón de cada hombre, y ningún hombre puede liberarse, o liberar a otro. Esa es la base de nuestras buenas nuevas de salvación. Solo Cristo es nuestro salvador. Yo necesito un acto sobrenatural, un nuevo nacimiento, un nuevo corazón que me permita honrar a Dios. Pero si niegas que estás perdido en tus propios razonamientos, muerto en tus pecados, si crees que tienes el derecho de definir el sexo, si niegas lo esclavizado que estás en vivir para agradarte a ti mismo. Tu problema es más profundo que simples “tropiezos” en tu pureza sexual. Dios Incorruptible, glorioso, Creador del sexo, se encarno en Cristo Jesús, para entregar Su vida en sacrificio por tus pecados, Él ofrece Su salvación por gracia y trae libertad y gozo al adicto, debilitado y tentado.

DIOS LOS ENTREGÓ A LA IMPUREZA EN LA LUJURIA DE SUS CORAZONES:

Esta frase puede hacer que algunos digan, pero si “Dios los entrego” no es culpa de ellos. Bueno, esta frase indica la remoción de las restricciones divinas como juicio a la decisión del hombre. La lujuria de nuestros corazones nos ha llevado a la masturbación, pornografía, sexting, apps con contenido sensual, adulterio, practicas sexuales fuera del matrimonio, homosexualidad, revistas con tips sexuales, bestialismo, música con letras inapropiadas, bailes que imitan actos sexuales, carteles con personas de ambos sexos usados como instrumentos de atracción por su poca ropa y muchos ejemplos más. Mi corazón fariseo quiere pensar que esto esta fuera de la iglesia, pero no es así, hay muchos creyentes que hoy seguirán en sus adicciones y llevarán una doble vida. La iglesia debe saber que el ser humano no tiene la capacidad de liberar a los cautivos, el diagnostico correcto viene del evangelio, y de la persona de Cristo.

La dinámica de la adicción es que si miras hacia algo que Dios creo buscando que te de lo que no se supone que dé, te vas a desanimar rápidamente y lo abandonarás sabiamente, o regresarás una y otra vez y al hacerlo comenzarás a descender por el camino de la adicción… te estremecerá con una euforia pasajera, te ofrecerá un placer temporal, te proveerá una sensación momentánea de bienestar, te hará sentir brevemente que eres algo, y puede también hacer que tu problema no luzca tan malo. Todo es muy intoxicante. Todo se siente bien. El problema es que esa cosa creada no tiene la capacidad para satisfacer tu corazón.

CAMBIARON LA VERDAD DE DIOS POR LA MENTIRA / ADORARON Y SIRVIERON A LA CRIATURA EN
LUGAR DEL CREADOR:

La verdad de Dios, es Dios mismo, Cristo es nuestra paz, la esperanza de estar en Él nos levanta día a día y nos permite tener ese gozo que está basado en saber que Su reino incorruptible nos ha sido entregado a través de la obra consumada de nuestro Salvador, el contentamiento del creyente no se basa en sus posesiones, sus relaciones, sus logros terrenales, ni su actividad sexual, lo atrayente de su cuerpo, o lo deseable que es para el sexo opuesto o el mismo sexo, nuestra identidad redimida está en Cristo, Él es nuestro principio y nuestro fin. Pero la mentira te dice que la gloria que te va a satisfacer está en este mundo, en el sexo, en todas las formas posibles, en tomar en tus manos cuándo, con quién y cómo. La mentira está en adorarte y servirte a ti mismo, en hacer lo que tú has elegido como tu verdad. Por favor, hermano, hermana, no te engañes a ti mismo, el sexo es glorioso porque apunta hacia un Dios glorioso, y fue dado en un marco precioso que refleja a Dios y a Su iglesia, el matrimonio. Aún puedes estar casado y adorar y servir a la criatura, es decir a ti mismo.  El casarte no te hace libre de tu pecado, y en esto caemos muchos creyentes, en pensar que nuestras inmoralidades se resuelven con usar a otros creyentes para satisfacer nuestros deseos de servir y adorarnos a nosotros mismos.

No tengas temor de exponer tu necesidad del evangelio en esta área, solo Cristo es la verdad, solo Su gracia nos hace libres, solo en el poder de Su fuerza somos fortalecidos, ven a Su presencia, busca un diagnóstico correcto, confiesa tus pecados, y recibe Su gracia inmerecida, abundantemente, Él expone para sanar tus pecados, para libertar a los cautivos, para que tu intimidad con Él no sea estropeada, para llevar Su nombre en ti, eres templo del Espíritu de Dios, Santo, Santo, Santo, no sigas viviendo atad@, avergonzad@ y/o hipócritamente. Deja que Él te levante, te restaure y te haga un vaso de gloria, porque Él es bendito por los siglos, Él merece tu morir al pecado, Él merece todo el dolor y las lágrimas que vienen con el proceso de crucificar la carne y vivir en el Espíritu. Su voluntad para nosotros es nuestra santificación; que nos abstengamos de inmoralidad sexual; que cada uno de nosotros busquemos agradar al Señor. No tienes que vivir para la lujuria de tu corazón. Él esta vivo, y quiere que seas libre de la vergüenza, que cumplas tu parte en Su gran comisión, con una vida coherente entre tus actos y convicciones. Ven a Cristo y permite que te enseñe como llevar tu vaso en honor y santificación.

ESCRITO POR: Daniela Erazo

18 03, 2021

MUJER, ¿A QUIÉN ADMIRAS?

2022-09-21T14:38:34-05:0018 marzo, 21|

Este artículo es la secuencia del anterior llamado «Mujer, ¿ a quien imitas?», y habíamos hablado de los fundamentos: verdad y evangelio, aquí hablaremos tres fundamentos más, la sana doctrina, el discipulado y el pacto (tomado de El Ministerio de Mujeres en la Iglesia local, Hunt, S. Ligon, D).

Sana Doctrina:

Existe un concepto en medicina que determina si alguien tiene salud o enfermedad, y es básicamente la idea de que los órganos cumplan con la función normal, lo que los médicos dicen “fisiológica” y es un término para describir la ausencia de fallas, deficiencias o incumplimientos en el funcionamiento de un cuerpo humano. En nuestra fe, de igual manera el término “sana” deriva del griego «entero o saludable».

Es muy común que como seres humanos busquemos esta sanidad, y creo que es más evidente en una pandemia, donde estamos conscientes de nuestros límites, pero nuestro Creador nos ha dejado el remedio perfecto, Su Salvación a través de Cristo Jesús; sin embargo el cristiano tiene un papel activo en el proceso de redención, y mucho de esto se logra únicamente si la doctrina es completa, entera o saludable. He descubierto en mi propia vida y las vidas de mis hermanos y hermanas en la fe que una doctrina mutilada, deficiente, incompleta, tiene como resultado seres con patologías y esto nos lleva a flotar sobre las aguas de una vida que sabemos no evidencia la paz con Dios, creyentes que aunque han nacido de nuevo viven esclavizados a patrones de pecado, como ciertos pacientes que se han acostumbrado a aliviar un síntoma o malestar, sin tratar el problema de raíz. La sana doctrina es la única manera de conocer el poder para salvación del que Pablo dijo:

Porque no me avergüenzo del evangelio, pues es el poder de Dios para la salvación de todo el que cree; del judío primeramente y también del griego. Romanos 1:16

“Eso que dice la biblia, eso que ustedes hablan bonito, es solo para personas que son especiales, yo sé que soy una buena persona y eso me basta, pero pídele a Dios por mi amiga.”

“He ayunado, he orado, he diezmado, pero no veo nada diferente, me siento amargada, cargada y estoy tan cansada de fracasar en todo.”

“Puedo perdonar, pero nunca olvidar, los hombres son todos iguales, ya mi papá me falló, no me interesa saber de un Dios Padre.”

Estás son algunas de las voces que necesitaban la sana doctrina, la doctrina completa que Cristo le ofreció a la mujer Samaritana, Él tomo la iniciativa, se acerca a ella, confronta su pecado, se ofrece como la única salvación; su esperado Mesías, quien paga por su pecado, la redime, le devuelve su dignidad hurtada por el pecado y la hace su hija por pura gracia, para gloria Suya.

Discipulado:

Asimismo, las ancianas deben ser reverentes en su conducta, no calumniadoras ni esclavas de mucho vino. Que enseñen lo bueno, para que puedan instruir a las jóvenes a que amen a sus maridos, a que amen a sus hijos, a que sean prudentes, puras, hacendosas en el hogar, amables, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada. Tito 2:4-5

La mujer en la actualidad derrama su vida en alcanzar un nombre en la sociedad o en su hogar a través de la preparación académica que alimente su intelecto, o a través de su aspecto físico y atrayente; pero muy pocas buscamos las características que aquí se describen: “hacendosas en el hogar”, “amables”, “prudentes”, esto es para solteras y/o casadas. Las conversaciones actuales entre mujeres casadas no empiezan con “amiga estoy esforzándome para amar a mi esposo”, ”amiga he dedicado mi tiempo en amar a mi esposo y a mis hijos”, es casi un momento incomodo cuando una mujer saca una bandera de vergüenza, porque ella “solo” ha pasado en casa, ocupada con su familia, o las que somos solteras “solo” hemos buscado su presencia y servir a otros. La iglesia y el discipulado actual va perdiendo la esencia y el modelo que el Señor nos dejó en su preciosa sabiduría y providencia, ahora somos discípulas de revistas, Instagram, Facebook, Influencers o simplemente mujeres contemporáneas que aunque dicen ser cristianas, solo el domingo se ven diferente a las demás mujeres de su época.

¿Quién esta transmitiendo el temor de Dios a la nueva generación de mujeres? Dios dignifica a la mujer en su papel principal como hacedora de discípulos en su hogar y en su iglesia local con sus hermanas en Cristo mas jóvenes.

“A veces siento que no hago nada, no sé hasta cuando mi vida se sentirá estancada, siento que estudie en vano, no sé si mi vida le agrada al Señor. ”

“No tengo mucho tiempo para salir con las mujeres de la iglesia, mis niños son pequeños y no sé con quién dejarlos.”

“Ya tengo 30 y no me he casado, tengo miedo a estar sola el resto de mi vida, me siento incompleta, me gustaría servir más pero no tengo tiempo, mi trabajo me mantiene muy ocupada.”

Hermanas casadas, llamen a su hermana soltera, invítenla al desorden de su hogar, permitan que ellas crezcan en el servicio a Cristo al ser practicantes de la gracia en sus sobrinos espirituales, confíen en el Señor, permitan que sus hermanas en Cristo influencien en sus hijos hoy, y tal vez mañana recuerden a esa tía cuando el mundo les traiga ideas confusas. El desorden a veces es el testigo de preciosos momentos de discipulado. Modelen la feminidad bíblica.

Hermanas solteras, trabajen menos para el mundo y más para Dios. El pueblo de Israel fue esclavo de trabajos forzados en Egipto, y Faraón acusó a Moisés y Aaron de ser “perezosos” por querer cumplir con el mandato del Señor de ir y adorarlo. Amo Éxodo, porque me recuerda una y otra vez que fui rescatada de la esclavitud para Él, para servir a mi Dios y Salvador, y muchas veces se ve en tu ayuda y servicio a los demás, vive para Cristo, incomódate. Tu familia en Cristo te necesita. Tal vez menos ingresos sean reemplazados por relaciones preciosas para Su gloria. Modelen la feminidad bíblica.

Pacto:

“Los pactos de la biblia marcan el modelo para entender la Escritura: el pacto de gracia de Dios suple la estructura vital, el hilo unificador, de Su plan redentor establecido en la Escritura; el pacto de gracia es el acuerdo soberano gracias al cual el Dios trino vive en favor salvador y en una relación misericordiosa con Su pueblo. Dado que estamos unidos con Él, estamos unidos a Sus otros hijos, así que el pacto de gracia define nuestra relación con Dios y los unos con los otros y establece una forma de vida que fluye de una promesa de vida .” Ligon Duncan.

He oído a muchos orar por esa “ayuda idónea” y también he visto a algunas mujeres (yo entre esas), ofenderse con esta etiqueta de “ayuda.” Yo crecí siendo formada para ser la primera en todo, a parte de mi personalidad, las influencias en mi vida me dejaron el concepto de que ayuda es «el segundo papel», la voz que no habla, las manos que solo sostienen algo mientras el otro lo hace todo. En mi mundo antes de Cristo, nadie, repito, nadie quiere ser ayuda, mucho menos un corazón centrado en obtener un buen nombre, respeto y admiración como lo era el mío.

Déjame compartir una verdad que me llevó a las lagrimas y a mayor libertad y adoración por ser mujer. La palabra hebrea para “ayuda idónea” es EZER, y se usa frecuentemente en la Biblia para referirse a Dios como nuestro Ayudador. Aquí algunas referencias: Éxodo 18:4; Salmos 10:14; Salmos 20:2; Salmos 70:5; Salmos 72: 12-14; Salmos 86:17.

Dios creó al hombre y a la mujer a imagen y semejanza suya, y Adán elige llamar mujer a este ser tomado de sí mismo, y esta palabra denotaba “mi igual.” Esto marca significativamente el diseño de Dios para la mujer, sin embargo luego de la caída, la mujer pierde su capacidad de cumplir con este llamado a ser portadora de la imagen y semejanza de Cristo y muere en su rebelión, cambiando su diseño por el opuesto para lo que fue creada, como todo después de Genesis 3. Sin embargo el pacto es tan fascinante desde el inicio de la Palabra, porque su nombre, Eva, indica una nueva identidad en el Pacto en Cristo Jesús y Su resurrección para nosotros. Solo en Cristo, ella pasa de ser limitada y privada de vida, a ser esa ayuda idónea y dadora de vida, no solo física, sino también espiritual. ¡Sí! ¡Tú no eres más estéril, ni rechazada, ahora has sido levantada, dignificada con un llamado eterno, eres dadora de vida y portadora de la imagen misma de tu Creador! No importa si eres soltera o casada, si tienes hijos físicos o no estas en la capacidad física de tenerlos, tu llamado en Cristo es irrevocable. Miremos la siguiente comparación:

 

 

Termino con un comentario de una de mis hermanas en Cristo, madre espiritual, mujer dadora de vida, ella tiene 20 años más que yo en Cristo, nunca imaginarías que su madre biológica murió cuando ella tenía 2 años. Porque cuando la conoces, estos 5 principios son reales en su vida.

La palabra de Dios nos ha dado todo lo que tenemos para la vida y la piedad. 1 Pedro 1:3. Eso incluye nuestro rol y responsabilidad como mujeres. No importa en qué circunstancias estés ahora, o si vienes de un hogar donde tuviste una madre o un modelo materno, Dios ha proveído Su plan para la mujer en Su palabra. Y este modelo transciende culturas, lenguas y nacionalidades. Cada cultura tiene su propia visión de cómo la feminidad debe verse (muchas con enfoques feministas) pero como creyentes, sabemos que el plan de Dios debe estar por encima de todo como nuestra única autoridad, Él es nuestro Señor.

Hermanas nuestra admiración, nuestra adoración, toda nuestra vida, tienen como Estándar a Cristo. Esforcémonos por amarle más y más en palabra y hecho. Esa es la verdadera sumisión.

 

ESCRITO POR: Daniela Erazo

11 03, 2021

MUJER, ¿A QUIÉN IMITAS?

2022-09-21T14:38:35-05:0011 marzo, 21|

 “Día Internacional de la mujer: Un día para celebrar reivindicar la lucha por equidad y derechos.”

Éste fue el titular de un infograma de uno de nuestros periódicos nacionales, la persona que realizo la publicación, intencionalmente tachó la palabra celebrar para darle fuerza a su interpretación de lo que significa recordar el día de la mujer. Reivindicar se define como ´Reclamar algo a lo que se cree tener derecho´. ¿Necesito ser reivindicada? ¿Puedo abrazar esta lucha por equidad y derechos? Leer este titular me confrontó con mi propio corazón, decidí preguntar entre mis hermanas en la fe y encontré que no soy la única, esta pregunta sobre lo que significa ser mujer, ha sido una constante lucha dentro de muchas de nosotras.

Curiosamente, el mes anterior había terminado un precioso estudio del libro “El Ministerio de Mujeres en la Iglesia Local” por Susan Hunt y Ligon Duncan. Antes de tocar el tema ministerial, los autores deciden traer fundamentos teológicos básicos en nuestra doctrina cristiana. De manera personal, había escuchado de libros como Rut, Ester o Proverbios para hablar de las mujeres en nuestro circulo cristiano; sin embargo, no había prestado mucha atención a las amorosas palabras que las cartas pastorales plasman en cuanto a la mujer. Susan y Ligon se basan en las cartas de Pablo (1 de Timoteo, 2 Timoteo y Tito), para enseñar por lo menos 5 principios fundamentales: El evangelio, La verdad, La sana Doctrina, El discipulado y El Pacto, en este articulo por cuestiones de espacio, solo tocaremos 2, que son útiles para iluminar este deseo de ser reivindicada. ¿Podemos como iglesia abrazar este ideal?

El evangelio:

Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna. Tito 3:4-7

El evangelio tiene inicio y fin en Dios mismo, por gracia el único Dios Todopoderoso, Santo, Misericordioso, Justo, Creador, y Señor sobre todo, se encarna y viviendo como 100 % hombre y 100 % Dios, vive en medio de su creación una vida en perfecta obediencia al Padre; sin pecado se hace pecado por nosotros y nos hace justicia en Él y se entrega como sacrificio para satisfacer su propia ira santa, vence la muerte y su resurrección proclama con poder el juicio sobre la muerte, el pecado y Satanás. Al volver al Padre, nos entrega su Espíritu Santo como un precioso anticipo de su propia gloria, que un día la compartirá con nosotros.

Ninguna mujer puede atribuirse a sí misma la salvación de sus pecados, ni la convicción de ser enemiga de Dios, es a Él a quien atacamos cuando levantamos el puño en ira y rebelión contra su diseño y función para nosotras. Es Él quien, a pesar de nuestra infidelidad, es Fidelidad, es su amor en Cristo, el verdadero amor que nos libera del deseo de vivir para nosotras, con ideales pasajeros, centrados en la belleza física, la independencia financiera, y la necesidad de usurpar la función de otro ser creado, Solo Cristo toma la iniciativa de acercarse a pecadoras inmundas, enemigas de Dios, mira directo a nuestro pecado, y se entrega como paga, liberándonos de la muerte, dándonos vida, resucitando a muertas vivientes para un propósito eterno, en Cristo mismo, nuestro Salvador infinito, glorioso, Rey que nos adopta en su familia, y nos quiere para ser unas con Él.

Verdad:

“la sociedad contemporánea está siendo sobrepasada y sumergida por el espíritu del postmodernismo…la sociedad apunta en contra la confianza desenfrenada en la razón, la ciencia y el progreso. La mente postmoderna rechaza con razón este optimismo ingenuo, pero después va más allá y afirma que la verdad objetiva o universal no existe, ya que es condicionada culturalmente de manera subjetiva, …por lo tanto, cada uno de nosotros tiene su propia verdad, que tiene derecho a ser respetada como la de cualquier persona.” Este argumento alimenta las mentes mas brillantes que defienden causas centradas en el hombre, y las mujeres no nos hemos quedado atrás.

Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina. Que los ancianos sean sobrios, serios, prudentes, sanos en la fe, en el amor, en la paciencia. Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada. Tito 2: 1-5

Cristo es la verdad, y Solo la verdad nos ha hecho libres, y para nosotras la instrucción es un modelo de aprendizaje de mujeres mayores sabias que derraman la sana doctrina recibida y puesta en práctica, sobre mujeres jóvenes que buscan a su vez lo mismo que sus hermanas, la gloria de Cristo mientras practican la piedad. No hay lugar para nuevas teorías, ni nuevas enseñanzas, ni nuevos descubrimientos o nuevas formas de ejercer nuestro deber para con Dios, no buscamos definir nuestra propia verdad, a expensas de pisotear a la única verdad Eterna. Con gozo abrazamos su palabra, morimos a nuestros deseos y vivimos para EL, porque ahora vivir es Cristo.

Estos son solo dos principios de 5 que los autores comparten, y los he mencionado esperando traer luz sobre la manera en que buscamos glorificar a Dios como mujeres en Cristo. Si aun consideras que tu vida es tuya, y que puedes alcanzar identidad, nombre y voz por medio de buscar redefinir lo que Dios nos ha dejado, es tiempo de escudriñar tu corazón a la luz de la palabra, con humildad y espíritu enseñable, en medio de un mundo que busca traer a la iglesia enseñanzas que van en contra del evangelio que te salvo.

Como te rogué que te quedases en Efeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina, ni presten atención a fábulas y genealogías interminables, que acarrean disputas más bien que edificación de Dios que es por fe, así te encargo ahora. 1Timoteo 1:3-4

Veo a muchas hermanas dispuestas a levantar su voz en contra de varones mal llamados pastores, que enseñan doctrinas no bíblicas, pero ¿que estamos haciendo nosotras para guardar esa sana doctrina? ¿Conoces tu identidad en Cristo? ¿Cómo se ve la feminidad bíblica? Si has nacido de nuevo, tu corazón desea glorificarle en todo momento, y he visto en mi propio corazón esta tendencia de adoptar ideas no bíblicas sobre quien soy en Cristo, y en especial en cuanto a ser mujer; te dejo las voces de hermanas en la fe:

“Mi mayor reto a sido aceptar mis limitaciones, ya sea en mi cuerpo físico o en mis relaciones; pues siempre fui una super woman, en Cristo he tenido que humillarme ante Él, y ver como ha ido moldeando mi ser acorde a Su Perfecto Plan, y en ese proceso he visto lo bello que es ser mujer para su Gloria”

“Antes buscaba el amor como una limosna en cualquier persona, cuando el Señor me salvó, entendí que soy amada por un Dios perfecto, fui creada para El, ahora me siento segura, se acabo mi búsqueda.”

“Pensaba que los hombres eran malos, y como Dios es hombre no me acercaba mucho, la biblia me parecía un libro machista, y solo actuaba a la defensiva. ”

Espero que el Señor nos conceda la humildad para observar en su espejo perfecto, su palabra, la biblia, para responder la pregunta que probablemente está en tu corazón…¿Qué significa ser mujer y estar en Cristo? ¿Somos una iglesia conformada por mujeres que aún viven su vida en constante lucha y con guantes de box en mano? ¿Llevas aun una pancarta en tu corazón que protesta ante tu Creador?

¿Qué derecho puede un muerto reclamar ante aquel que lo levantó a la vida? ¿Qué respuesta tiene un condenado a muerte, culpable, consiente de merecer la máxima pena por su rebelión, luego de que un inocente decide tomar su lugar? todo ha sido cubierto por un inocente, un Santo, Amoroso, perfecto Rey, que se despoja de si mismo para salvarme. El corazón redimido no busca reivindicación, renuncia a su lucha terrenal, y diligentemente derrama su vida para agradar a aquel que nos dio Vida. Ya sea como soltera o como casada. Tú ya no te perteneces. Todas tenemos un Esposo al cual nos esforzamos por amar y honrar. Tu vida como madre y esposa puede marcar la vida de la iglesia, en tu hogar puede estar el siguiente pastor, y desde ese pulpito, el Señor inicia el discipulado que El diseño para expandir su plan de redención en este mundo. Nosotras tenemos el privilegio de ser parte de este plan. Amemos al Señor y honremos su llamado con humildad y fervor, quiero terminar con la voz de un siervo, hermano en la fe:

 

“Sobre el rol de una mujer piadosa en el hogar: Una mujer cayó en tentación en el Edén (Génesis 3:6), pero una mujer también dio a luz al Redentor del mundo (Lucas 2:7). Desde principio a fin, la trascendencia de ustedes las mujeres en la Biblia es innegable. Sea Ruth o Débora en el Antiguo Testamento, Priscila o Loida en el Nuevo, la evidencia testamentaria de la intención de Dios en usarlas es clara y hermosa. La Biblia ampliamente describe los diferentes ministerios que se les ha sido asignados, pero hay uno, en mi opinión, con más relevancia. Y es que sin necesidad de un nombramiento, posición, o asignación ministerial, una mujer puede servir a Dios mientras ministra su hogar bíblicamente. He sido testigo de aquello, de una mujer sometida y amorosa, mi madre. Ella se propuso predicar el evangelio a sus hijos y esposo por medio de obra y palabra. Dios usó su vida para llevar a su hogar a los pies de Cristo con el ministerio de ser mamá y esposa. Terminó edificando su casa, como aquella mujer sabía de Proverbios 14:1a. Cuando el deseo de servir al Reino es honesto, una mujer dentro de su hogar puede ser ese instrumento de edificación y evangelización que el Señor use poderosamente”.

 

Escrito por: Daniela Erazo

21 01, 2021

LAMENTO BÍBLICO

2022-09-21T14:38:40-05:0021 enero, 21|

Hace no mucho, mi iglesia empezó la predicación expositiva de los Salmos. Cuando me preguntaron mi experiencia en meditar en esta porción de las escrituras, me di cuenta de que era uno de los libros que más evadía. Y de repente mi corazón fue expuesto, en los Salmos hay una sinceridad de sentimientos, un quebranto humano, un lamento tan real, que me causaba cierto malestar. Esto es algo que en la misericordia de Dios ha sido confrontado en mi vida, y me pregunto, ¿Cuántas personas conocen lo que es el lamento bíblico?

No soy teóloga, pero sí estoy muy familiarizada con esos días en donde el corazón simplemente se derrama en dolor extremo, esos días donde solo hay lágrimas, o lo único que podemos expresar es, ¿hasta cuándo Señor? …sostenme, Padre.

La pérdida de un ser amado, una pérdida financiera inesperada, la pérdida de la salud, la pérdida de una relación, o la constante lucha con tu pecado o el pecado de otro contra ti, incluso el peso de llevar las cargas en un ministerio pastoral o de consejería bíblica. Estas y muchas más, son situaciones comunes en las que el sufrimiento entra sin ser invitado, y aquí hay un primer cuestionamiento… ¿Es el sufrimiento algo común a todo ser humano? ¿Voy a tener una vida sin sufrimiento si soy cristiano? ¿De dónde viene la promesa de vivir libres del sufrimiento? Es impresionante el bombardeo cultural que nos ofrece comodidad y una vida sin sufrimiento, la mentira de alcanzar esa promesa “sin dolor” incluso está entrando a nuestros púlpitos. Parecería que el evangelio ahora debe ser transformado en una propaganda de «TU MEJOR VIDA AHORA», o » PROCLAMA SANIDAD EN EL NOMBRE DEL SEÑOR», CRÉELO y RECLÁMALO. Debido a nuestro corazón pecaminoso, un llamado a una vida bendecida, inmune al sufrimiento… sinónimo cristiano de “SIN DOLOR”, es una de las causas por las cuales miembros de nuestras iglesias experimentan crisis existenciales fuertes cuando el sufrimiento llega inesperadamente. Es común observar cristianos que escondemos nuestro dolor, apretamos los dientes y ocultamos nuestra debilidad. Pero luego de Genesis 3, nada es como debería ser, y en Romanos 8:22-23 nos recuerda que el gemir común, aun continua y continuara hasta la segunda venida de Cristo. Es por esto que estamos llamados a ser compasivos y llevar las cargas que nos son comunes, a dar lugar a un lamento, donde muchas veces lo mejor que podemos hacer es escuchar.

Nuestra tendencia es saltar a buscar pecados en mi hermano, y a ser el medico que le dé el diagnóstico y el versículo bíblico que de inmediato borre sus lágrimas. ¿Por qué nos cuesta tanto ver a otro en dolor? Porque probablemente adoramos un culto libre de sufrimiento y hemos olvidado las palabras de nuestro Salvador:

En este mundo, sufrirán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo. Juan 16:33

Debemos preguntarnos si nuestra competencia con el Señor por Su soberanía en la vida de mi hermano sufriente o de mi propia situación ¿No será un deseo de tomar el trono de la soberanía que solo le pertenece al Señor? Arrepintámonos, El Señor nos ha llamado a caminar como iglesia en completa dependencia de Él, Cristo suple para el que sufre, y para el que acompaña, no tengamos temor de llorar con los que lloran. Es así como somos conformados más a la imagen de Cristo, el sufrimiento también es decretado por Dios, el no es Dios solo de los momentos buenos, Él sigue siendo Dios en los momentos de dolor. Extendamos nuestro clamor a Él, con lamento piadoso. Lee el libro de Salmos enfoca tu estudio en aquellos de lamento (existen 53 salmos de lamento), conviértelos en tus oraciones personales, o en las oraciones por tus hermanos que están atravesando dolor, lleva sus cargas y glorifiquemos juntos de esta manera al Señor.

Solo para resaltar lo obvio, no somos inmunes al sufrimiento, y bíblicamente tenemos testimonios sobre como lamentar en Cristo, en una manera piadosa, esta instrucción también está en Su palabra. El sufrimiento probablemente ya ha llegado a tu vida y si no es así, prepárate, llegará, y como hijos de Dios tenemos que estar alertas sobre el sutil avance de nuestro corazón hacia una situación de queja pecaminosa. Durante el sufrimiento, la guerra espiritual no se detiene, muchas veces se intensifica, y debemos estar alertas. Para terminar, quiero topar algunos puntos sobre el lamento pecaminoso del corazón. Primero extendamos compasión, demos lugar a que la persona abra su corazón y oremos, tal vez en Su misericordia, podemos restaurar al hermano que ha caído en pecado debido al sufrimiento (o tú mismo has caído en este pecado).

¿Cómo se ve un corazón que se ha alejado del lamento bíblico?

1. Es demandante, y orgulloso, en sus reclamos de autocompasión.

El orgullo tiene dos caras, el que habla de sí mismo todo el tiempo con vanagloria, y el que habla de sí mismo todo el tiempo con autocompasión, con pena de su situación y reclamos contra Dios por no merecer lo que está pasando, “me merezco algo mejor”. O quizá no lo verbaliza, pero en su corazón, el orgullo es evidente, y en nuestro sufrimiento debemos guardar nuestro corazón del pecado del orgullo, porque Dios se opone a este corazón, pero extiende gracia al humilde, y requerimos toda la gracia posible, confesemos y arrepintámonos. Examina tu corazón del pecado de orgullo. 1 Pedro 5:5

2. Abraza la queja, la amargura, no es cuidadoso con sus palabras, no le importa verbalizar pecaminosamente sus sentimientos.

Mirad bien que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna raíz de amargura, brotando, cause dificultades y por ella muchos sean contaminados. Hebreos 12:15

Hay poco que decir, la biblia es clara, la amargura también bloquea la gracia, que el Espíritu Santo nos conceda convicción de pecado, confesar, arrepentirnos y vivir para Él. También, para no dañar a nuestros hermanos, al quejarnos y derramar amargura desde nuestro corazón.

3. Busca más al hombre como refugio, y no a su Dios.

¡Ay de los que descienden a Egipto por ayuda! En los caballos buscan apoyo, y confían en los carros porque son muchos, y en los jinetes porque son muy fuertes, pero no miran al Santo de Israel, ni buscan al Señor. Isaías 31:1

Dios es el ser correcto donde lamentamos piadosamente, es en Él donde no debemos pretender, es Él el único capaz de escudriñar nuestros corazones, satisfacer nuestro ser y sanar nuestra alma rota. Tus hermanos son parte de Su gracia, pero es tu Dios quien merece tu corazón y el único que tiene todo el poder para llevar nuestras cargas. Guárdate de la idolatría.

4. Es esclavo de sus emociones, deja de ser fiel debido a sus sentimientos, duda del amor de Dios.

Habacuc, Job, David, Jeremías, y el mismo Señor Jesucristo, expresaron emociones, sentimientos reales de quebrantamiento y profundo dolor. Nuestras emociones fueron creadas por Dios, mas no somos esclavos de ellas, somos esclavos de Cristo. No dejes de servir en tu sufrimiento, es cuando más debes hacerlo. Porque el corazón es engañoso. El amor de Dios no se sustenta en sentimientos, sino en la obra perfecta en Cristo, predícate día a día el evangelio, no importa lo que sientas, Su salvación es inamovible, porque depende 100% de la obra divina en el Cristo que murió en tu lugar, debido a tu pecado. Él nos salva, nos sustenta y nos preserva, no tiene nada que ver con lo que estas experimentando en tus emociones, Su verdad nunca cambia (1 Juan 3:16).

Un firme conocimiento bíblico de la soberanía de Dios es el ancla para enfrentar nuestro sufrimiento, recuerda, Él es Bueno, Santo, Sabio, y todos sus planes para nosotros son perfectos, Él siempre está conformándonos a la imagen de Cristo, a través de toda circunstancia, incluido el sufrimiento, puedo confiar que Él está a cargo, no me ha dejado, no me dejará y Él es mi descanso, porque no hay nadie como Él.

 

ESCRITO POR: Daniela Erazo

4 02, 2020

Límites saludables

2020-02-04T13:19:19-05:004 febrero, 20|

”Establecer  límites saludables con las personas que nos rodean es sinónimo de salud mental.“

Esta es la primera frase que salió en Google cuando realicé mi búsqueda. Aunque no tengo nada en contra de la psicología, tengo todo a favor de la Biblia y creo en la suficiencia de la palabra de Dios para salvar, enseñar, confrontar, animar, corregir, y santificar al pecador.  Aunque no existe ningún pasaje bíblico que sostenga está frase de “límites saludables” es una buena oportunidad para exponer varios puntos a la luz de lo que dice la palabra de Dios.

Establecer límites… ¿quién establece límites? Si lees Génesis 1 empieza con “En el principio creó Dios…” versículo 2: “Y la tierra estaba sin orden y vacía…” versículo 3: “Entonces dijo Dios: sea…” puedes leer el capítulo entero o mejor aún el libro entero de Génesis y ver la maravillosa exposición de sus atributos como el único Creador, el único que estableció los límites en el universo, el único soberano y eterno Señor sobre la creación. ¿Tenemos nosotros esos atributos? Sí pero no… jamás seremos iguales al Creador, jamás la creación será igual al Creador, aunque tengamos en nosotros el reflejo de su gloria. Por lo tanto, el creyente debe someterse a esos límites establecidos por aquel que es infinitamente santo, infinitamente bueno, infinitamente misericordioso, infinita mente justo.

¿Cuáles son los límites para toda relación? Dios – hombre; hombre – hombre, bueno… tendrás que leer tu Biblia. No para buscar una lista de instrucciones, sino para encontrar al verdadero salvador del mundo, Cristo Jesús, y para buscar complacerlo a Él porque es Rey y Señor en la vida del creyente. Obedecemos y somos potenciados por su gracia para buenas obras, para su gloria.

Con las personas que nos rodean…

“Por lo cual no tienes excusa oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas, pues al juzgar a otro, a ti mismo te condenas, porque tú que juzgas prácticas las mismas cosas” Romanos 2:1 (LBLA)

Auch! Pero el siguiente es aún ¡mejor!

“Y sabemos que el juicio de Dios justamente cae sobre los que practican tales cosas. ¿Y piensas esto, oh hombre, tú que condenas a los que practican tales cosas y haces lo mismo, que escaparás al juicio de Dios?“ Romanos 2:3-4 (LBLA)

Esto para mí destruye completamente la mentira errónea que el mundo nos predica, ningún hombre está libre de pecado, ningún hombre puede decir que sus relaciones tienen conflictos porque la otra persona es “tóxica” o “yo soy tóxico” o lo que tú desees poner en ese espacio. El problema del hombre es que está perdido sin Cristo, muerto en delitos y pecados, condenado sin Él y en camino a recibir toda la ira de Dios si no cree en Cristo. (Efesios 2:1; 2:4-5) y esto se ve reflejado en todas nuestras relaciones.

¡Oh la hermosura del evangelio! ¡La hermosura del corazón de Dios! Dios nuestro salvador y de Cristo Jesús nuestra esperanza… este fue el saludo de Pablo a Timoteo, recordándole desde el inicio de una carta de instrucción cómo debemos comportarnos en la casa de Dios, con palabras profundas. Tus relaciones y las mías, deben estar siempre bajo esta preciosa verdad. Él es nuestra esperanza, Él es nuestro Salvador.

Salud mental… sólo diré que nuestro problema está en el corazón, de ahí nacen los conflictos, somos adoradores de todo menos de Dios y en tus relaciones no hay excepción, al contrario es donde más se expone lo que verdaderamente atesora tu corazón. En lugar de intentar proteger con todas tus fuerzas tu altar de ídolos y tus deseos de usar a otros para tu propia gloria, vive una vida de arrepentimiento ante Dios y los hombres. Ama al Señor sobre todas las cosas, ama a ese hermano en Cristo que expone tu pecado, ama a ese no creyente por el cual Cristo dio su vida, ama la piedad y anhela con todo tu corazón hacer lo que le complace a Dios.

“Porque el ejercicio físico aprovecha poco, pero la piedad es provechosa para todo, pues tiene promesa para la vida presente y también para la futura.”

1 Timoteo 4:8 (LBLA)

Cristo nos ha dado vida y vida eterna y este no es nuestro hogar, nuestras relaciones son una oportunidad para buscar más de Él, y solo Él podrá conformarnos a la imagen de Cristo. Enfócate en el Señor, en el agua viva y en ese proceso todo será para gloria suya.

 Y a aquel que es poderoso para hacer todo mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que obra en nosotros, a Él sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos. Amén.

Efesios 3:20-21 (LBLA)

10 12, 2019

Amistades en Cristo

2019-12-10T14:50:20-05:0010 diciembre, 19|

Cuando pienso en la amistad puedo ver varios rostros en mi mente y revivir emociones. Amigo es un adjetivo muy conocido, denota cercanía, aprecio, he inevitablemente un intercambio de conocimiento mutuo de la identidad de cada persona; sus afectos, pasiones, temores, planes futuros o actuales.

Una amistad es un puente de comunicación de corazón a corazón…¡cuidado! no estoy usando al corazón como una frase romántica, de hecho la biblia nos advierte sobre la verdadera condición del corazón humano

“Más engañoso que todo es el corazón, y sin remedio; ¿quién lo comprenderá? Yo, el Señor, escudriño el corazón, pruebo los pensamientos…” JEREMÍAS 17:9-10

Nuestros corazones son engañosos, “y perverso” dice otra de las traducciones bíblicas, “la intención del corazón del hombre es mala desde su juventud” GÉNESIS 8:21. Está es la condición de todos los corazones humanos implicados en cualquier tipo de relación, y una amistad no es la excepción.

¿Cómo crees que dos corazones engañosos y perversos se van a relacionar? 
La visión del mundo sobre la amistad, plasmada en pantallas es ideal; serán mejores amigos por siempre y para siempre y los conflictos se resuelven en la complicidad y la solución está dentro de si mismos. La independencia y autosuficiencia del ser humano es la clave.

La Biblia por otro lado, de inicio a fin describe la realidad del ser humano, esa realidad donde tu corazón engañoso y perverso no puede ocultarse, donde los seres humanos tenemos corazones pecaminosos, (ROMANOS 1:21) nuestras pasiones y deseos buscan honrar todo menos al creador (ROMANOS 1:25) somos idólatras (EZEQUIEL 14:3), buscamos satisfacer los deseos de la carne (GALATAS 5:19-21) y necesitamos un rescate de nuestras almas, y un nuevo corazón, un nuevo nacimiento que nos vuelva a la condición de dependencia absoluta del único dueño y creador del universo, el único Dios y Señor (ROMANOS 3:22-24/ EZEQUIEL 36:25-28)

Para los cristianos, solo en Cristo hay esperanza, la fe en Él nos hace nacer de nuevo y sólo en ese intercambio divino donde El único Santo y bueno toma mi lugar y se hace pecado tomando toda la irá del Padre, venciendo a la muerte y dándome vida en su resurrección; sólo en el evangelio las relaciones tendrán un propósito distinto.

Todas nuestras relaciones son lo más parecido a un consultorio donde las profundidades del corazón serán expuestas, y sometidas a un doloroso proceso de santificación; solo basta una amistad intencional para que sin duda se exponga tu verdadera adoración, tu verdadero tesoro, tu altar de ídolos, las áreas que deben ser expuestas a la verdad de la palabra inspirada por Dios y la luz de Cristo, o incluso tu necesidad de salvación, esa salvación que trae verdadero gozo y paz.

Una amistad en Cristo es una gran bendición, es ahí donde a pesar de que nos herimos unos a otros por el pecado que aún lucha con el espíritu, su gracia es suficiente, y donde podemos ejercitar nuestra fe, primero en el tener la confianza de que ya no hay condenación para los que estamos en Cristo, donde podemos con gozo extender perdón y pedir perdón, donde ese amigo nos recuerda que estamos revestidos del único perfecto, Cristo, y que la fe en Él y su obra siempre tendrá frutos de justicia, verdad y salvación.

Quiero que recuerdes a ese amigo que cuando vio el peor de tus pecados, te amo y dio su vida por ti…

“Nadie tiene un amor mayor que este: que uno dé su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando” JUAN 15:13-14

Pensar que Cristo estaba declarando que a través de su obra, nos entrega una cercanía tan íntima con Él, El Padre y El Espíritu Santo… “ahora los llamo amigos” … es algo que me genera profundo asombro, perplejidad y reverencia, ya que sólo la gloria de un Dios justo, piadoso, amoroso, compasivo, proveedor, soberano y santo podría llevar a cabo tan profunda y milagrosa intimidad.

Esta es la única relación perfecta, El siempre estará, El siempre será fiel, El siempre nos llevará al Padre, El siempre salva, El siempre libera a los cautivos, El siempre nos guiará al arrepentimiento, su Espíritu en nosotros da testimonio de que somos uno con Él, nos sostiene a diario y nos moldeado más y más hacía la imagen del Santo de Israel, nuestro Señor y salvador. Todo porque El es el único perfecto.

¿Existe el amigo ideal entre los creyentes? 

  • Un amigo que te presenta a Cristo, un amigo que te anima a seguir a Cristo, que te recuerda que no debes huir de Él cuando tu pecado está delante de ti, sino que te arrojes en su obra completa… arrepiéntete y cree en el Hijo.
  • Un amigo que ora para que tu tesoro sea Cristo, un amigo que te confronta  y te restaura en un espíritu de mansedumbre para la gloria de Cristo, un amigo que en los momentos de dificultad te recuerda el consuelo y la esperanza en Cristo, un amigo que te perdona como nos perdonó Cristo, un amigo que se alegra cuando la verdad de su palabra revela todos los atributos de Dios y tu constante necesidad de Él.
  • Un amigo con el cual compartir en oración y convivencia mientras somos peregrinos en este mundo.
  • Un amigo que no te abandona cuando estás abatido por las pruebas.
  • Un amigo que no se ofende fácilmente, que extiende misericordia…Son varios los rostros que vienen a tu mente, y esa es la idea, el cuerpo de Cristo es un conjunto de creyentes que reflejan al único amigo perfecto, Cristo Jesús. Es un honor que su perfección se vea reflejada en nuestra imperfección como iglesia. Porque así le place a Él.